Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Castilla-La Mancha 1334/2013 de 11 de noviembre


 RESUMEN:

Despido disciplinario: Fraude, deslealtad y abuso de confianza en las gestiones encomendadas al empleado, así como el trato con los compañeros de trabajo, junto con simulación de enfermedad o accidente y realizando actividades que perjudican en la recuperación de IT, siendo un fraude y engaño tanto para la empresa, como para el sistema nacional de Seguridad Social.

ALBACETE

SENTENCIA: 01334/2013

T.S.J.CAST.LA MANCHA SALA SOCIALALBACETE

-

C/ SAN AGUSTIN N.º 1 (PALACIO DE JUSTICIA) - 02071 ALBACETE

Tfno: 967 596 714

Fax:967 596 569

NIG: 02003 34 4 2013 0102782

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0000893 /2013

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEMANDA 0000724 /2012 JDO. DE LO SOCIAL n.º 003 de ALBACETE

Recurrente/s: Jose Pablo

Abogado/a:

Procurador/a:

Graduado/a Social:

Recurrido/s: MERCADONA

Abogado/a:

Procurador/a:

Graduado/a Social:

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CASTILLA-LA MANCHA

SALA DE LO SOCIAL-SECCIÓN 002 (C/ SAN AGUSTIN N.º 1 (PALACIO DE JUSTICIA) - 02071 ALBACETE)

RECURSO SUPLICACION N.º 893/13

Magistrado/a Ponente: Ilma. Sra. D.ª PETRA GARCÍA MÁRQUEZ

ILMOS/AS. SRES/AS. MAGISTRADOS/AS

D. JOSÉ MONTIEL GONZÁLEZ

PRESIDENTE

D.ª PETRA GARCÍA MÁRQUEZ

D.ª LUISA MARÍA GÓMEZ GARRIDO

En Albacete, a once de noviembre de dos mil trece.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, compuesta por los Iltmos. Sres. Magistrados citados al margen, y

EN NO MBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA N.º 1334/13

En el Recurso de Suplicación número 893/13, interpuesto por D. Jose Pablo, contra la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 3 de Albacete, de fecha veinte de diciembre de dos mil doce, en los autos número 724/12, sobre Despido, siendo recurrido MERCADONA SA.

Es Ponente el Ilma. Sra. Magistrada D.ª PETRA GARCÍA MÁRQUEZ.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Que la Sentencia recurrida dice en su parte dispositiva: FALLO: Que DESESTIMANDO la Demanda rectora de las presentes actuaciones insta de por D. Jose Pablo contra MERCADONA, S.A. debo absolver y absuelvo a la Demandada de las pretensiones ejercitadas en su contra.

Segundo.—Que en dicha Sentencia se declaran probados los siguientes Hechos:

Primero.—El Actor D. Jose Pablo, con DNI n.º NUM000, ha venido prestando servicios por cuenta y orden de la mercantil Demandada en virtud de contrato de carácter indefinido a tiempo completo, antigüedad de 29/11/2004, categoría profesional de Gerente A, y salario conforme al Convenio Colectivo de MERCADONA, S.A. (BOE 10/03/2010), sin ostentar cargo alguno de representación de los trabajadores.

Segundo.—Con fecha 02/11/2011 el Actor inicia proceso de IT, solicitando con fecha 08/03/2012 ante el INSS la determinación de la contingencia de la IT. Con fecha 20/07/2012 el SESCAM emite Alta Médica del trabajador siendo presentada por Reclamación Previa, emitiéndose Informe del Inspector de Servicios Sanitarios Y Resolución del SESCAM estimando la Reclamación Previa con fecha 22/08/2012.

Tercero.—Con fecha 08/06/2012 la empresa procede al despido disciplinario del Actor conforme a lo establecido en los arts. 5.a), c), d) y e), 20.2, 58, 54.2.d) del ET, así como los arts. 34.c).1) y 34.c).8) del Convenio Colectivo de Empresa, alegando fraude, deslealtad y abuso de confianza en las gestiones encomendadas, así como el trato con los compañeros de trabajo o cualquiera otra persona al servicio de la empresa en relación de trabajo con ésta, simulación de enfermedad o accidente y realizar actividades que perjudiquen en la recuperación de IT, considerando las conductas del trabajador como falta muy grave. La carta de despido obra en actuaciones dándose íntegramente por reproducida, de la que cabe destacar:

"... Que el pasado 02/11/11 Vd. causó baja médica por Incapacidad Temporal por un dolor en la espalda tal y como manifestó a la empresa. En cada uno de los controles efectuados por el Servicio Médico de Empresa, manifestaba que su dolencia le impedía el desarrollo de sus funciones laborales ordinarias, así como el desarrollo de su actividad privada básica.

Que los Servicios Médicos de la Empresa le han ofrecido en varias ocasiones la adaptación del puesto de trabajo, tanto en tareas como en horario, a fin de que usted pudiese realizar una actividad laboral que no requiriese esfuerzo y que no afectase su estado de salud, siendo el último ofrecimiento del 18 mayo de los corrientes, siendo que usted, como en todas las ocasiones anteriores, rechazó la propuesta.

...La empresa tenido conocimiento de que Vd. ha desarrollado una serie de actividades, que denotan o bien que VD. puede desarrollar una vida absolutamente normal y por ende su actividad laboral, o bien, que realiza actividades contraindicadas del todo a la dolencia que Vd. parece lo que provoca una dilación voluntaria de su estado de salud. Así:

El día 15/02/12 a las 16:56 horas usted salió de su domicilio caminando sin que evidenciase ningún síntoma de dolor y acudió a la C/ García Más. Con posterioridad, a las 18:31 abandona su vivienda conduciendo su vehículo hasta el comercio Día sito en la C/ Paseo de la Cuba, regresando junto a una persona y una menor, al vehículo introduciendo en el mismo los artículos adquiridos y un carrito. Posteriormente se internan en el parking del supermercado La Despensa y a las 19:20 vuelve a su residencia particular. Todas estas actividades se desarrollan de forma normal y sin aparente dolor lumbar del impidiese la ejecución de tal actividad

Que el 20/02/12 a las 10:54 vuelve a conducir su turismo estacionan en la calle Zapateros. Realiza varias gestiones personales caminando, sin que evidencie ningún dolor, hasta que de nuevo vuelve a su domicilio a las 11:44. Insistimos todas estas actividades se desarrollan sin el más mínimo síntoma de capacitación por su parte.

Que el 21/02/12 abandona su domicilio al mando de su vehículo y se introduce en un desguace llamado Los Faisanes sito en la carretera Albacete-Requena. Posteriormente lava su vehículo manualmente en el establecimiento El Elefante del polígono industrial Campollano, reposta gasolina y se marcha a su domicilio. Tras estacionar el vehículo coge a una menor en brazos y se introducen su domicilio. Una vez más todas esas actividades se desarrollan sin más mínimo síntoma en capacitación por su parte.

... La empresa tiene conocimiento de que la primera quincena del mes de marzo de 2012 estuvo realizando obras de remodelación de su domicilio particular en las que Vd. participó de forma activa en las mismas.

... El 21/04/12, Vd. siendo sobre las 10:40 horas sale de su domicilio y va caminando a la calle Raimundo Lulio N.º 5, de forma que pocos minutos después, a las 10:55 sale de la misma a bordo de un Quad marca KYMCO modelo MXU, de alta cilindrada y matrícula U-....-MHL que, tras hacer una breve parada para repostar, conduce por la carretera CM-332 hasta la localidad de La Felipa, a unos 19 Kms. de Albacete, llegando a destino a las 11:20 horas.

En ese mismo día, casi sin descansar, pocos minutos después, a las 11:26 horas, Vd. retoma la conducción del Quad y accede por un camino rural a una zona de campo abrupta terminando una hora y media más tarde, a las 13:04 horas, en lugar del que salió en la ciudad de Albacete, es decir, en la C/Raimundo Lulio N.º 5.

... El día siguiente, 22/04/12, pocos minutos pasadas las 13:00 horas acude a la zona de merenderos llamada La Pulgosa ubicada en la Carretera de Las Peñas de Albacete y estuvo jugando con una niña que estaba prendiendo a andar, con postura encorvada, agachándose continuamente para hacerle de apoyo ante una eventual caída, teniéndola en brazos, caminando, todo ello hasta las 13:43 horas de aproximadamente, momento en que condujo de nuevo el vehículo hasta su domicilio..."

Cuarto.—Obran en actuaciones nóminas de trabajadores correspondientes a los meses de diciembre/2011, enero a junio/2012, dándose íntegramente por reproducidas.

Obra en actuaciones Informe Pericial realizado por el Doctor D. Moises y ratificado en el acto de la Vista, dándose íntegramente por reproducido.

Obra en actuaciones dándose íntegramente por producido contrato de compraventa de fecha 29/06/2012 del vehículo.

Quinto.—Obran en actuaciones dándose íntegramente por reproducidos, documentos consistentes en actas de amonestación de fecha 16/07/2011 por incumplimientos en el trabajo del Actor, así como documentación acreditativa de amonestación de fecha 26/09/2011, entrevista de valoración del año 2011 realizada por al Actor a los efectos de valorar el grado de cumplimiento de los objetivos.

Informes de WITERMAN Detectives Privados, acompañados de CDs, referentes a los hechos ocurridos los días 15,17, 20 y 21 febrero, 21 y 22 abril, visualizados y ratificados el acto de la Vista, dándose íntegramente por reproducido.

Informe Pericial Médico emitido por el Doctor D. Jose Manuel, ratificado en el acto de la Vista, dándose íntegramente por reproducido.

Informe de la Fisioterapeuta D.ª Sofía, así como Informe del Doctor D. Agustín, informe Neurofisiológico, dándose todos ellos íntegramente por reproducidos.

Informe de períodos de bajas y altas médicas del Actor en su vida laboral con la mercantil Demandada, dándose íntegramente por reproducido.

Método de adaptaciones de puesto del Departamento de Recursos Humanos de la empresa Demandada, Profesiogramas del puesto de trabajo en Cajas y de Reponededor realizados por el Servicio de Prevención de MERCADONA y Acta de adaptación del puesto y horario del Actor. Dándose todo ello íntegramente por reproducido.

Obra en actuaciones Convenio Colectivo de MERCADONA, S.A. (BOE 10/03/2010, dándose íntegramente por reproducido.

Sexto.—Con fecha 19/06/2012 el Actor presenta Papeleta de Conciliación, siendo celebrado ante la UMAC el acto de Conciliación con fecha 10/07/2012, el cual resultó sin avenencia.

Tercero.—Que, en tiempo y forma, por la parte demandante, se formuló Recurso de Suplicación contra la anterior Sentencia, en base a los motivos que en el mismo constan.

Dicho Recurso ha sido impugnado de contrario.

Elevadas las actuaciones a este Tribunal, se dispuso el pase al Ponente para su examen y resolución.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—Frente a la sentencia de instancia que desestima la demanda de despido planteada por el actor contra la empresa MERCADONA S.A., para la que venía prestando servicios desde el 29-11-2004, con la categoría profesional de Gerente A; muestra su disconformidad el accionante a través de dos motivos de recurso, sustentando el primero en el art. 193 b) de la LRJS, a fin de revisar el relato fáctico, y en el apartado c) del mismo precepto el segundo, encaminado al examen del derecho aplicado.

Segundo.—En el primero de dichos motivos se postula la adición de un nuevo hecho probado con el siguiente contenido:

"SEPTIMO.- Que el vehículo Quad, marca Kymco, modelo MXV300, con matrícula número U-....-MHL, acredita velocidad máxima de 45 km/hora y una potencia real de 14,20 kw."

A fin de resolver el motivo de recurso que nos ocupa, es preciso tener en cuenta que la posibilidad de revisar el relato fáctico se hace depender de que el error que se denuncia cometido por el Juez "a quo" quede fehacientemente acreditado en base a dos únicos medios probatorios, los documentos y las pericias, siempre y cuando a través de ellos se deduzca de forma inequívoca la evidencia del error cometido, sin necesidad de tener que recurrir a conjeturas, hipótesis o razonamientos interpretativos sobre el sentido que se pretenda extraer de aquellas pruebas, y en concreto, tanto la jurisprudencia como la doctrina, en orden a la interpretación de los arts. 193.b) y 196.2 y 3 de la LRJS vienen considerando como requisitos a tener en cuenta para la procedencia de la revisión fáctica:

1.- Imposibilidad de aducir cuestiones fácticas nuevas no discutidas en el procedimiento.

2.- Precisión y claridad en la concreción del hecho o hechos a revisar.

3.- Determinación explícita y concreta de las pruebas documentales o periciales que sirvan de sustento a su pretensión, no siendo viables las interpretaciones distintas de las mismas pruebas ya valoradas por el Juez "a quo".

4.- No pueden servir para la revisión la referencia genérica a las pruebas practicadas, ni la alegación de inexistencia de prueba de hechos declarados como acreditados, ni la mención de determinados medios probatorios desvirtuados o contradichos por otros también incorporados a las actuaciones.

5.- El error del Juzgador debe inferirse directamente de las específicas pruebas documentales o periciales aducidas, y no de hipótesis, conjeturas o razonamientos efectuados a partir de las mismas.

6.- Debe ofrecerse el correspondiente texto alternativo que se pretenda vaya a sustituir al llamado a ser suprimido.

7.- Por último, es necesario que la revisión propuesta, ya sea a través de la modificación, supresión o adición instada, resulte trascendente o relevante en orden al enjuiciamiento y resolución del tema litigioso objeto de debate.

Exigencias las indicadas que trasladadas al caso examinado deben conducir al rechazo de la alteración fáctica pretendida, en tanto que independientemente de la certeza de los datos cuya adición se postula, los mismos carecen de especial relevancia a los efectos de resolver el tema objeto de debate, en tanto que con ellos no se desvirtúa en absoluto los términos del debate, ni los hechos que explícitamente se declaran acreditados.

Tercero.—En el segundo motivo de recurso, destinado al examen del derecho aplicado, se denuncia la infracción de los arts. 54 y 55 del ET, y 34.C).1 y 8 del convenio Colectivo de la empresa MERCADONA, así como la doctrina y Jurisprudencia que los interpretan.

Según resulta acreditado, el actor, que viene prestando servicios para la entidad demandada desde el 29-11-2004, con la categoría profesional de Gerente A, inició proceso de IT el 2-11-2011, con el diagnóstico de lumbalgia, confirmándose posteriormente la existencia de hernia discal L5- S1, siendo emitida por el SESCAM alta médica en fecha 20-07-2012, lo que fue impugnado por el accionante, dictándose informe por el Inspector de Servicios Sanitarios, y posterior Resolución del SESCAM, de fecha 22-08-2012, estimando la misma, manteniendo al accionante en situación de IT.

A su vez, en fecha 8-06-2012, la empresa procede a despedir al actor, sustentándose para ello en los arts. 5.a),c), d) y e); 20.2; 58; y 54.2 d) del ET y 34.c) 1 y 8 del Convenio Colectivo de la empresa, imputándole la comisión de una conducta constitutiva de fraude, deslealtad, abuso de confianza en las gestiones encomendadas, simulación enfermedad o accidente y realizar actividades que perjudiquen en la recuperación de la IT. Hechos que se concretan en las siguientes actuaciones:

- El día 15-02-2012, sin mostrar síntoma doloroso alguno, condujo un vehículo a fin de llevar a cabo la compra familiar en un supermercado, procediendo posteriormente a cargar en dicho vehículo los artículos adquiridos, junto con un carrito.

- El día 20-02-2012, vuelve a conducir su vehículo, realizando diversas gestiones personales caminando, sin evidenciar sintomatología dolorosa de ningún tipo.

- El día 21-02-2012, conduciendo su vehículo, se introduce en un desguace. Tras ello procede a lavar dicho turismo manualmente, en otro establecimiento, reposta gasolina y se marcha a su domicilio, donde coge a un menor en brazos introduciéndose en la casa.

- En la primera quincena del mes de marzo de 2012, llevó a cabo obras de remodelación en su domicilio, participando de forma activa en las mismas.

- El 21-04-2012, sale andando de su domicilio y se dirige a otra dirección, saliendo a los pocos minutos conduciendo un Quad, y tras efectuar una breve parada para repostar, conduce por la carretera CM 332, hasta la localidad de la Felipa, a unos 19 km de Albacete y pocos minutos después retoma la conducción del Quad accediendo por un camino rural a una zona de campo abrupta cesando en su conducción hora y media después, al retornar al punto del que salió en Albacete.

- El día 22-04-2012, sobre las 13,00 horas, acude a una zona de merenderos, en la cual estuvo jugando con una niña que estaba aprendiendo a andar, adoptando posturas encorvadas, agachándose continuamente, y cogiéndola en brazos, situación en la que se mantuvo hasta las 13,43 h, cogiendo después su vehículo para retornar al domicilio.

Visto lo que antecede, y dado que el actor fue despedido, aduciéndose como causa determinante de dicha medida la trasgresión de la buena fe contractual y el abuso de confianza, motivada por el hecho de haber venido realizando actividades de carácter privado o personal, incompatibles con la situación de IT, en la que se encontraba, pudiendo implicar, bien la simulación del estado incapacitante, o bien la realización de una conducta que viniese a retrasar o dificultar la curación de las dolencias determinantes de su encuadramiento en tal situación, la cuestión a examinar se concreta en el análisis particularizado de la conducta desplegada por el demandante a fin de poder concluir si la misma es o no susceptible de poder ser sancionada con el despido.

A tales efectos, el art. 54.2.d) del ET contempla genéricamente como causa habilitadora del despido, la conducta grave y culpable del trabajador que suponga un quebranto de la buena fe contractual y un abuso de la confianza en el desempeño del trabajo; a su vez, la interpretación de dicho precepto circunscrita a la específica actuación consistente en desarrollar una actividad de carácter, bien sea privado y personal o bien laboral para un empleador distinto, durante la situación de IT, ha sido ampliamente desarrollada por la doctrina jurisprudencial, contenida en diversas Sentencias del TS, como las de 22 de Marzo de 1.983 (RJ 1983\1176); 3 de Octubre de 1.984 (RJ 1984\900); 29 de Enero de 1.987 (RJ 1987\177); 7 de Julio de 1.988 (RJ 1988\7095) y 14 de Mayo y 18 y 24 de Julio de 1.990 (RJ 1990\4318, 1990\6423 y 1990\6465), la cual se puede resumir en los siguientes puntos:

a) La buena fe se entenderá vulnerada cuando la realización de esas otras actividades sean contrarias a la recuperación de la salud, en tanto que de ello se derivaría tanto un fraude y engaño para la empresa, como para el sistema nacional de Seguridad Social.

b) No toda actividad realizada por el trabajador durante la situación de IT justificaría el despido, distinguiendo en tal sentido dos categorías distintas, por un lado aquellas que, por resultar incompatibles con el proceso patológico que justificó la baja médica, pongan de manifiesto la simulación de aquél y el propósito de fraude en la obtención del reconocimiento de la situación de baja, así como en su mantenimiento; y por otro aquellas actividades que resulten incompatibles con la eficacia de los tratamientos prescritos, viniendo a retrasar o a impedir el resultado predicable de los mismos y la recuperación del afectado.

c) Siempre y en todo caso, dada la abundante casuística que se puede presentar, se impone el análisis individualizado de cada caso concreto, a fin de poder determinar si los datos, tanto subjetivos, como objetivos, que concurren en él, permiten concluir apreciando la efectiva existencia de una trasgresión de la buena fe contractual justificativa de ser castigada con la sanción de máxima gravedad en el ámbito laboral, teniendo presente la necesaria proporcionalidad entre el hecho que motivaría el despido y el comportamiento del trabajador.

Visto lo que antecede, aunando la legislación y jurisprudencia indicada, con las circunstancias concretas y específicas que concurren en el caso analizado, se impone la ratificación de la resolución impugnada y la desestimación del motivo de recurso que se examina, en tanto que la conducta desplegada por el actor, al llevar a cabo las actividades que se han descrito durante los días especificados, coincidentes con su situación de baja por IT, se tradujo en una actuación que, independientemente de que no se pueda caracterizar como constitutiva de simulación de enfermedad, puesto que la realidad de la misma vendría avalada por los informes médicos obrantes en las actuaciones, extremo no desvirtuado de contrario; sin embargo sí que pone de manifiesto, de forma palpable, la perturbación de su normal curación, poniendo esta en peligro, y ello por cuanto que centrándose la patología determinante de la baja médica en lumbalgia y hernia discal, no cabe duda que la misma resultaba absolutamente incompatible con acciones como las de conducir y lavar manualmente el coche, así como jugar con una niña pequeña que aprende a caminar, o hacer la compra, cargando los productos, y por supuesto conducir un Quad, con independencia de su cilindrada, por carretera y por campo. Y ello en contra de lo que realmente venía obligado a hacer y que, sin duda, se traducía en evitar ese tipo de actuaciones incompatibles con su dolencia, máxime cuando no concurría necesidad vital u obligación alguna de carácter ineludible, que justificara su realización, la cual venía a perjudicar, no solo a su empleadora, sino también a la Entidad Gestora o Mutua que, en su caso cubriese la cobertura de los riesgos profesionales de la entidad empleadora, y a todos los contribuyentes que sostienen tales servicios sociales, evidenciando la concurrencia del quebranto de la buena fe contractual en el que se sustentaba la causa del despido, justificando su calificación como procedente por parte de la Juzgadora de instancia, pronunciamiento que, por lo tanto, debe ser ratificado, desestimando el recurso examinado.

VISTOS los indicados preceptos legales y los demás de general y pertinente aplicación


FALLAMOS


 
Que desestimando el Recurso de Suplicación interpuesto por la representación de D. Jose Pablo, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social n.º 3 de Albacete, de fecha 20 de diciembre de 2012, en Autos n.º 724/2012, sobre despido, siendo recurrida la empresa MERCADONA, S.A. debemos confirmar la indicada resolución.

Notifíquese la presente resolución a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en Albacete, haciéndoles saber que contra la misma únicamente cabe RECURSO DE CASACION PARA LA UNIFICACION DE DOCTRINA, que se preparará por escrito dirigido a esta Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha en Albacete, dentro de los DIEZ DIAS siguientes a su notificación, durante dicho plazo, las partes, el Ministerio Fiscal o el letrado designado a tal fin, tendrán a su disposición en la oficina judicial los autos para su examen, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 220 de la Ley reguladora de la jurisdicción social. La consignación del importe de la condena, cuando proceda, deberá acreditarse por la parte recurrente, que no goce del beneficio de justicia gratuita, ante esta Sala al tiempo de preparar el Recurso, presentando resguardo acreditativo de haberla efectuado en la Cuenta Corriente número 0044 0000 66 0893 13 que esta Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en Albacete tiene abierta en el BANCO ESPAÑOL DE CREDITO, Oficina número 3001, sita en Albacete, C/ Marqués de Molins n.º 13, pudiéndose sustituir dicha consignación en metálico por el aseguramiento mediante aval bancario en el que se hará constar la responsabilidad solidaria del avalista. Debiendo igualmente la parte recurrente, que no ostente la condición de trabajador, causahabiente suyo, o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social, o se trate del Ministerio Fiscal, el Estado, las Comunidades Autónomas, las Entidades Locales, los Organismos dependientes de todas ellas y quienes tuvieren reconocido el beneficio de justicia gratuita, consignar como depósito la cantidad de SEISCIENTOS EUROS (600,00 €), conforme al artículo 229 de citada Ley, que deberá ingresar en la Cuenta Corriente anteriormente indicada, debiendo hacer entrega del resguardo acreditativo de haberlo efectuado en la Secretaría de esta Sala al tiempo de preparar el Recurso.

Para la interposición del recurso de casación se deberá justificar que se ha efectuado el ingreso de la TASA a que hace referencia la ley 10/2012 de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia, acompañando el justificante del pago de la misma, debidamente validado. Con el apercibimiento de que de no acompañarse el mismo no se dará curso al escrito hasta que tal omisión se haya subsanado, así como que no se suspenderán los plazos procesales por este motivo.

Expídanse las Certificaciones oportunas para su unión a los autos y al rollo de su razón, incorporándose el original al correspondiente Libro de Sentencias.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior Sentencia, por el Iltmo. Sr. Magistrado-Ponente que la suscribe, en la Sala de Audiencias de este Tribunal, en fecha diecinueve de noviembre de dos mil trece. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Descubre ofertas diarias
IV Congreso Nacional de Derecho de Sociedades
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación