Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. La Rioja 375/2013 de 30 de diciembre


 RESUMEN:

Competencia desleal: No nulidad de marca de un hotel de la recurrente, al ser utilizada sin autorización de la marca registrada conflictiva. Riesgo de confusión: Inducción a confusión al consumidor medio. Inexistencia. Diferenciación suficiente en la fonética y la semántica de la marca en la ubicación geográfica en la que actúan.

LOGROÑO

SENTENCIA: 00375/2013

AUDIENCIA PROVINCIAL DE LA RIOJA

LOGROÑO

Domicilio: VICTOR PRADERA 2

Telf: 941296484/486/489

Fax: 941296488

Modelo: SEN00

N.I.G.: 26089 37 1 2009 0100590

ROLLO: RECURSO DE APELACION (LECN) N.º 174/2012

ILMOS/AS.SRES/AS.

MAGISTRADOS:

DON RICARDO MORENO GARCIA

DOÑA MARIA DEL PUY ARAMENDIA OJER

DON FERNANDO SOLSONA ABAD

SENTENCIA N.º 375 de 2013

En LOGROÑO, a treinta de diciembre de dos mil trece.

VISTOS en grado de apelación ante esta Audiencia Provincial de LA RIOJA, los Autos de JUICIO ORDINARIO n.º 68/2011, procedentes del JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Y DE LO MERCANTIL N.º 6 de LOGROÑO, a los que ha correspondido el Rollo n.º 174/2012, en los que aparece como parte apelante, DOÑA Carmela, representado por el Procurador de los Tribunales, DON JOSE TOLEDO SOBRON, y asistida por el Letrado DON IGNACIO LUBIZA PEREZ, y como parte apelada, "EIZASA HOTELES S.L.", representada por la Procuradora de los Tribunales, DOÑA BLANCA GOMEZ DEL RIO y asistida por el Letrado DON ANTONIO VARGAS VILARDOSA, siendo Magistrado Ponente DON RICARDO MORENO GARCIA.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Con fecha 15-12-2011 se dictó sentencia proel Juzgado de Primera Instancia n.º 6 de los de Logroño (f.- 418-) en cuyo fallo se recogía lo siguiente:

" Que debo desestimar a demanda interpuesta por Carmela frente a Eizasa Hoteles S.L, absolviendo a la misma de las pretensiones en su contra, y con imposición a la Sra. Carmela de las costas de dicha demanda.

Que debo estimar parcialmente al demanda reconvencional interpuesta por Eizasa Hoteles S.L frente a Carmela y en consecuencia se declara la nulidad de la marca n.º 2791394 "Ezcaray" ordenando su cancelación en el Registro de la OEPM, sin hacer imposición de las costas de la demanda reconvencional a ninguna de las partes ...".

Se respondía con tal fallo a demanda presentada por Carmela en la que interesaba:

" Se dicte sentencia por la que se declare que la demandada Eizasa Hoteles S.L,:

al usar la denominación Apartamentos Turísticos real Valle de Ezcaray está usando sin autorización la marca registrada por la demandante, lo que constituye infracción de los derechos de la actora sobre sus marcas Apartamentos Turísticos Ezcaray, Hotel Ezcaray y Ezcaray.

-ha incurrido en deslealtad y competencia desleal al utilizar en su actividad comercial o publicitaria el signo Apartamentos Ezcaray, Apartamentos Turísticos Ezcaray y Apartamentos Real Valle de Ezcaray.

Y en consecuencia, se le condene a estar y pasar por tales declaraciones condenándoles consecuentemente a:

1.- Cesar inmediatamente en cualquier uso de las marcas: Apartamentos Turísticos Ezcaray, Hotel Ezcaray, Ezcaray, en cualquiera de sus formas o manifestaciones de uso y utilización, incluidas las formas Apartamentos Turísticos Real Valle de Ezcaray, Real Valle de Ezcaray Apartamentos Turísticos y Apartamentos Ezcaray, debiendo retirara y destruir cualquier signo distintito, rótulo o manifestación en el que consten dichas denominaciones tanto en la fachada como en el resto de dependencias de su establecimiento, como en s bienes, como en cualquier documento relativo al tráfico mercantil o publicitario, como facturas, folletos, bolsas, etiquetas, papelería, material publicitario y en cualquier formato de Internet, como páginas webs, en el dominio www.realvalleezcaray.com metatags para buscadores, correos electrónicos, links de centrales de reservas, o listados de establecimientos turísticos, absteniéndose en el futuro de utilizar cualquier otra denominación que contenga esos vocablos y que no pueda distinguirse suficientemente de aquellas marcas.

2. A abonar a Carmela las siguientes cantidades como indemnización de los daños perjuicios producidos:

La cantidad de setenta y cinco mil noventa y uno (75.091.-) euros en concepto de daños y perjuicios, o subsidiariamente en el mínimo legal representado por el resultado de la aplicación del porcentaje del 1% a la cifra de volumen de negocio de la demandada en relación con el establecimiento Apartamentos Turísticos Real Valle de Ezcaray desde el año 2009 hasta la fecha de la sentencia.

La cantidad de diez mil (10.000.-) euros en concepto de daño moral o por desprestigio de la marca.

La demandada deberá abonarle a Carmela la cantidad de 1.000 euros por día de persistir en la violación, hasta el cese efectivo, debiendo concretarse en ejecución de sentencia, el día a partir del cual surgirá la obligación de indemnizar y el importe de dicha indemnización.

Todo ello con aplicación del interés legal.

3.- A publicar a su costa el fallo de la sentencia, en un solo día de libre elección de la parte actora, mediante la inserción de los correspondientes anuncios en un medio de comunicación de ámbito provincial de la provincia de La Rioja y en un medio de ámbito nacional.

4. La demandada deberá pagar también las costas de este procedimiento...".

Por Eizasa Hoteles S.L, se contestó a la demanda oponiéndose a las pretensiones de Carmela a la vez que formuló reconvención (f.-128-198) interesando la:

"... nulidad de la Marca número 2791394 "Ezcaray", se sirva en definitiva estimarla, declarando la nulidad de la citada Marca por incurrir en causa d enulidad establecida en le art. 5 de la Ley de Marcas , y por tanto, proceda de esta manera a ordenar su cancelación en el Registro de la Oficina Española de Patentes y Marcas y condena a la parte contraria al pago de la costas causadas. Asimismo y habiéndose solicitado también a través de la presente demanda reconvencional la caducidad de la Marca número 2637886 "Hotel Ezcaray" de conformidad con los artículos 39 y 55 de la Ley de Marcas , se sirva en definitiva proceder a declara la caducidad de la citda Marca por vulnerar la normativa expuesta en los artículos 39 y 55 de la Ley de Marcas , y por tanto proceda de esta manera a ordenar su cancelación en el Registro de la Oficina Española de Patentes y Marcas y condene a la parte contraria al pago de las costas causadas... ".

Por parte de Carmela se opuso a tal demanda reconvencional (f.-264-279) interesando su desestimación con imposición de las costas procesales.

Segundo.—Notificada la anterior sentencia las partes por la representación procesal de Carmela, se presentó escrito solicitando que se tuviese por preparado en tiempo y forma la apelación, que fue admitida, con traslado por 20 días a la parte recurrente para que interpusiese ante el Juzgado el recuso de apelación.

Interpuesto el recurso se dio traslado del mismo a la contraria para que en 10 días presentasen escrito de oposición al recurso o, en su caso, de impugnación de la resolución apelada, en lo que le resultase desfavorable, formulando a su vez oposición al recurso de apelación e impugnación de la sentencia.

En el escrito de interposición del recurso (f.-434-460) se hacía referencia, en esencia, por la parte recurrente, a tres aspectos en su impugnación que eran lo relativo a la desestimación de la demanda; la imposición de costas procesales de esa demanda y finalmente la estimación de la demanda reconvencional declarando la nulidad de la marca n.º 2791394, para concluir interesando que previos los trámites legales oportunos se dice sentencia revocando la de instancia y estimando íntegramente lo solicitado.

En la oposición al recurso interpuesto se opuso la representación procesal de de (f.-472-487), alegando las consideraciones que consideró oportunas, para concluir interesando que previos los trámites legales oportunos se dice sentencia confirmando al de instancia con imposición a la contraria de las costas procesales.

Tercero.—Seguido el recurso por todos sus trámites, fue designado Magistrado-Ponente D. RICARDO MORENO GARCIA, fijándose para deliberación, votación y fallo el día 24-10-2013.

Cuarto.—En al tramitación del presente rollo de apelación se han observado las prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—Respecto de las alegaciones contra la estimación de la demanda reconvencional declarando la nulidad de la marca n.º 2791394.

Tal como se desprende del procedimiento la demandada-reconvencional es titular de la marca n.º 2791394 "Ezcaray", clasificación de Niza 36, la cual fue solicitada el 10-9-2007 y concedido el registro el 25-4-2008 y tal como consta en la consulta aportada como documental (f.-34) en vigor y en cuanto a Productos y Servicios Protegidos se recoge " Alquiler de Inmuebles " es decir, únicamente se compone de la denominación de la localidad que pretende como marca propia.

Ya el apartado c) del artículo 11.1 de la Ley de Marcas de 10-11 - 1988 indicaba que no podían registrarse como marcas, además de los signos o medios que no puedan constituir marca conforme al artículo 1 de la referida ley, los siguientes: c) los que se compongan exclusivamente de signos o indicaciones que sirvan en el comercio para designar, entre otros, la procedencia geográfica de los productos o servicios.

Por su parte y como se ha señalado el artículo 51.1.a de la Ley de Marcas determina la nulidad del registro de una marca cuando, entre otros supuestos, contravenga lo dispuesto en su artículo 5, cuyo apartado 1.c) contempla la prohibición absoluta de registro de las marcas "que se compongan exclusivamente de signos o indicaciones que puedan servir en el comercio para designar. la procedencia geográfica. del producto o de la prestación del servicio.".

La prohibición absoluta de registro del artículo 5.1.c de la Ley de Marcas coincide con el artículo 3.1.c) de la Primera Directiva 89/104/CEE del Consejo, de 21 de diciembre de 1988, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas y el artículo 7.1.c) del Reglamento 40/94 del Consejo, de 20 de diciembre de 1993, sobre la Marca Comunitaria.

Y en la interpretación del indicado precepto de la Directiva 84/104/ CEE ya la Sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (Pleno) de 4 de mayo de 1999 (Windsurfing Chiemsee, C-108/97 y C-109/97) declaró (tal como recogía en el apartado 37) que:

" El artículo 3 apartado 1, letra c) de la Directiva 89/104/CEE del Consejo, de 21 de diciembre de 1988 , Primera Directiva relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas, debe interpretarse en el sentido de que:

-No se limita a prohibir el registro de nombre geográficos como marcas en aquellos casos en que designan lugares que presentan, actualmente, para los sectores interesados un vínculo con la categoría de productos considerada, sino que se aplica asimismo a los nombre geográficos que puedan ser utilizados en el futuro por las empresas interesadas como indicación de procedencia geográfica de dicha categoría de productos.

-En los casos en que el correspondiente nombre geográfico no presente actualmente, para los sectores interesados, un vínculo con la categoría de productos considerad, la autoridad competente debe apreciar si es razonable contar con que, para los sectores interesados, tal nombre pueda designar la procedencia geográfica de esta categoría de productos.

En esta apreciación, procede, en particular, tener en cuenta el mayor o menor conocimiento de tal nombre geográfico por parte de los sectores interesados, así como las características del lugar designado por el nombre y la categoría de productos considerada... ";.

Por otra parte la Sentencia del Tribunal de Primera Instancia (Sala Segunda ampliada) de 25-10-2005 (Peek Cloppenburg/OAMI, T-379/2003) en su apartado 38 y con referencia a la anterior sentencia citada indica:

" 38....está obligada a probar que el nombre geográfico es conocido por los sectores interesados como designación de un lugar. Además, es necesario que dicho nombre presente actualmente, para los sectores interesados, un vínculo con la categoría de productos o de servicios considerada, o que sea razonable contar con que, para dichos sectores, tal nombre pueda designar la procedencia geográfica de esta categoría de productos o de servicios. En el marco de ese examen, procede, en particular, tener en cuenta el mayor o menor conocimiento de tal nombre geográfico por parte de los sectores interesados, así como las características del lugar designado por el nombre y de la categoría de productos o de servicios considerada ";.

Siendo que es elemento de notorio conocimiento las actividades turísticas así como comerciales que se realizan en la localidad y entorno de Ezcaray, entre las cuales el alquiler y la disponibilidad de alojamientos turísticos es palmaria, por lo que no puede realizarse tal apropiación como marca propia, debiendo desestimarse el motivo de recurso.

Segundo.—Respecto de las alegaciones referidas a la desestimación de la demanda.

Concreta la recurrente los motivos de su recurso en un doble frente, atendiendo para ello a error en la valoración de la prueba así como en la interpretación de la normativa aplicable a la vez que indica la existencia en la misma de lo que en su opinión son contradicciones.

La actora comparece en el procedimiento como titular de tres marcas que serían (f.-27 y ss) Apartamentos Turísticos Ezcaray; Hotel Ezcaray y Ezcaray y entiende que existe conflicto con la apertura en el año 2009 del establecimiento denominado Apartamentos Turísticos Real Valle de Ezcaray en la localidad de Zorraquín y la publicidad que de este se realiza, y en razón de ello ejercita diversas acciones con base en la cesación de la utilización de signos idénticos o similares a la marca que tiene registrada en cuanto a la Ley 17/2001 de 7 de diciembre de Marcas y de declaración de conducta desleal y cesación de la misma en base a la Ley de Competencia Desleal de 3/1991 de 10 de enero.

Tiene declarado la jurisprudencia que es indiscutible que para determinar la identidad de una marca mixta, como ocurre para el juicio comparativo con otra marca en orden a apreciar la imitación o semejanza, se habrá de estar al conjunto de las distintas partes que componen la marca, es decir, se ha de atender a todos los elementos del conjunto, tanto a las figuras, dibujos, color, etc, como al denominativo, sin perjuicio de que, cuando se produce la coyuntura, deba ser preferentemente contemplado alguno o algunos de los elementos (gráfico, fonético o denominativo) si tienen especial eficacia individualizadota (STS 28-3-2005 y las que en ella se citan,) y su apreciación ha de basarse "... en la impresión de conjunto producida por éstas, teniendo en cuenta, en particular, sus elementos distintivos y dominantes...";, y en ese ejercicio será preciso atender a la percepción de un determinado patrón de consumidor (STJCE 22-6-1999, STS 9-12-2010) y esta Sala en Sentencia de 3-5-2012 (Rec.8/2011).

Respecto de la competencia desleal, la acción desleal está descrita en el art. 6 LCD como " todo comportamiento idóneo para crear confusión en el consumidor acerca de la actividad, las prestaciones o el establecimiento ajenos " y para que los actos sean desleales es requisito necesario que sean susceptibles de inducir a confusión al consumidor medio, señalándose que el riesgo de confusión debe determinarse a partir de las concretas circunstancias del caso y no es equivalente al que se produce entre las marcas.

De esta manera se indica que en el sistema de marcas, el riesgo de confusión tiene carácter normativo, esto es, que para determinar su existencia es preciso limitarse a la comparación entre signos, teniendo en cuenta su similitud gráfica, fonética y conceptual, así como los límites establecidos por la propia Ley de Marcas, mientras que en el ámbito de la competencia desleal, el riesgo de confusión tiene un carácter eminentemente práctico y el examen comparativo debe hacerse tomando en consideración todas las circunstancias concurrentes en la presentación de los productos que sean susceptibles de inducir a confusión al consumidor sobre el origen empresarial de los mismos.

En el presente supuesto existe identidad entre los servicios ofertados que son los apartamentos turísticos, y si bien la similitud en este aspecto, es un elemento necesario para apreciar el riesgo de confusión marcario no es en si mismo suficiente, ya que habrá que atender al grado de semejanza entre los signos, en ambos casos denominativos, para distinguir servicios de apartamentos, considerados en su conjunto, a los efectos de determinar si la semejanza tiene entidad suficiente para inducir a confusión al público de los consumidores, bien porque puedan confundir uno y otro establecimiento o bien porque puedan entender, en ambos casos en apreciación objetiva, que sus explotadores o titulares pertenecen a una misma organización empresarial o entre ellos existe un vínculo jurídico o económico que autoriza a la aproximación denominativa y la justifica.

Se realiza por la sentencia recurrida un análisis de los diversos elementos con la cual cabe coincidir puesto que los términos de la marca de la recurrente " Apartamentos Turísticos Ezcaray " son palabras genéricas, tienen escasa fuerza identificativa o diferenciadora, puesto que indican meramente servicio "apartamentos turísticos" actividad respecto de la cual la demandada cuenta con autorización administrativa con tal denominación (f.-212) al igual que la propia demandante por parte del Ayuntamiento de Ezcaray (f.-11) y del Gobierno de La Rioja (f.-45) y la ubicación del establecimiento en relación con una localidad y frente a ello la demandada utiliza una denominación diferente "Apartamentos Turísticos Real Valle de Ezcaray", en el que la palabra "Real" aparece de manera evidente resaltada por su tamaño siendo elemento característico en la denominación de los diversos establecimientos de hostelería de la demandada y la identificación se concreta con el entrono "Valle de Ezcaray", siendo por otra parte evidente la diferencia existente entre los gráficos de los distintivos de ambas partes.

Respecto de la circunstancia de que los apartamentos de la demandada no se encuentren en la localidad de Ezcaray sino en la vecina y próxima localidad de Zorraquín (se indicó que la urbanización perteneciendo al municipio de Zorraquín dista unos 900 metros tanto del centro de tal localidad como del centro de Ezcaray), no cabe entender que produzca confusión alguna desde el mismo momento en que la denominación de los apartamentos se refiere a "Real Valle de Ezcaray" y en la información aportada se observa que es clara la referencia a que se sitúan en la localidad de Zorraquín, en este punto merece consideración la propia documental aportada por la demandante -también la demandada ciertamente- y totalmente clarificadoras las preguntas que el Juez en el acto del juicio dirigió al perito de la demandante sobre esta cuestión sobre la base de la documentación mencionada (1.ª vg 1:23:18 y ss) y específicamente sobre la localización en Zorraquín (1.ª vg 1:27:50 y 1:28:37), cabe concluir por lo tanto que no existe duda o confusión alguna.

Respecto de la vulneración en la página web de la demandada cabe señalar que consta en el procedimiento la emisión de informe pericial realizado a instancia de Eizasa Hoteles S.L (f.-300-335) realizado por el Sr. Terreu en el que concluye que "... considero que en la realidad del tráfico económico no se usa la marca de la actora ni se produce confusión a los potenciales usuarios ya que la demandada tiene su propio nombre y página WEB, donde aparece con el nombre de Apartamentos Turísticos Real Valle de Ezcaray y dirección URL en internet "realvalleezcaray.com". Así mismo no se ha conseguido en ningún caso demostrar el perjuicio económico reclamado por la misma careciendo de justificación las bases de cálculo consideradas en el informe pericial ", quien también tuvo ocasión explicar el mismo reiterando también que las páginas era totalmente diferentes (2.ª vg 15:15)

Y también consta informe pericial informático a instancia de Eizasa Hoteles S.L realizado por el Sr. Basilio (f.-337 y ss) el cual indicaba que el conjunto de palabras " Apartamentos Turísticos Ezcaray ", cuya utilización en la página web se recrimina "... no aparece, ni ha aparecido nunca textualmente como palabra clave en la página principal de la web de la demandada, tan solo residualmente en la de actividades, tras su supresión, se comprueba su intranscendencia..." no obstante se han seguido manteniendo como palabras clave vocablos "apartamentos turísticos" y "Ezcaray"

Finalmente en sus conclusiones indica:

"- En las palabras clave de la demandada (no públicas) si se hace -como no puede ser de otra forma- referencia a su localización -Zorraquín- Ezcaray, y a su actividad y clasificación administrativa concedida por las autorizaciones turísticas de La Rioja - Apartamentos Turísticos.

Es habitual, siendo la base del comercio electrónico la descripción de la actividad concreta y de su localización.

El lugar en google, donde figuran los apartamentos de la demandante es Zorraquín, tanto en el plano google, como en su página web.

Objetivamente es perfectamente diferenciable ambas empresas, entendiendo no existe confusión entre ellas, por el nombre, por la categoría y por la ubicación.

Las dos páginas WEBs, son completamente diferentes.

El registro de la página web de la demandada, es Apartamentos Turísticos Real Valle de Ezcaray, el dominio en google es "realvalleezcaray.com siendo perfectamente diferenciables ".

Indicándose expresamente por el perito que ambas páginas no se parecen de ninguna manera, contando con diferentes colores, diferentes elementos (2:51), la estructura de las páginas es diferente (2.ª vg 3:31).

En el acto del juicio se explicó por parte de Eusebio quien configuró la página web de la demandada (1.ª vg 21:50) tras explicar que en el uso de "key words" la expresión "apartamentos turísticos en ezcaray" es igual que con los vocablos "apartamentos turísticos ezcaray" (1.ª vg 22:41) indicando que tras elaborar la página observaron que en una secundaria, que era la de actividades coincidía con "apartamentos turísticos ezcaray" y por ello se sustituyo utilizando ya la preposición "en" quedando como "apartamentos turísticos en ezcaray" (1.ª vg 23:51) si bien indicó igualmente que los efectos en las búsquedas era irrelevante (1.ª vg 27:33).

Por último es elemento igualmente a tener en consideración en cuanto que así fue admitido como hecho nuevo que por resolución de concesión de 23-4-2012 se concede la marca nacional " Real Valle Ezcaray Apartamentos Turísticos " clase 43, la cual " Se considera compatible con las opositoras M 2.518.089 Apartamentos Turísticos Ezcaray y M 2.637.886 Hotel Ezcaray, al diferir suficientemente den su conjunto grafico-denominativo " y ello en relación

En definitiva, "Apartamentos Turísticos Ezcaray" y " Apartamentos Turísticos Real Valle Ezcaray ", difieren lo suficiente para no crear confusión en un consumidor o usuario razonablemente informado, que en su percepción de conjunto apreciará la diversidad fonética y semántica necesaria para no confundir los establecimientos ni vincular ambos a un mismo o concertado origen empresarial, pudiendo asociarlos, a lo más, por razón de su ubicación geográfica en la zona de Ezcaray, en consideración abstracta, pero insuficiente para producir el riesgo de confusión marcario.

Tercero.—Respecto de las costas procesales de la demanda.

Sostiene la recurrente la existencia de suficientes dudas en primera instancia para la aplicación del art. 394.1 in fine para con ello no proceder a la imposición de las costas procesales ocasionadas con la demanda a la parte demandante.

Como señala, entre otras, la SAP Salamanca de 25-4-2013 (Secc. 1.ª, Rec. 663/12) "... por dudas de hecho, deben entenderse aquellas en las que los propios hechos objeto del litigio, a través, por ejemplo, de las pruebas que se hayan practicado, admiten diversidad de interpretaciones, siendo razonadas y lógicas las posturas sostenidas por las partes con relación a los mismos (así, entre otras, SAP Badajoz, sección 2.ª, de 2 noviembre 2004 ). Sin embargo, con buen criterio, señala la SAP Madrid, sección 10.ª, de 11 mayo 2006 , que la complejidad de un pleito no es por sí misma una circunstancia excepcional a los efectos de evitar la imposición de costas; ni tampoco las dificultades en la prueba, como motiva la SAP Murcia, sección cuarta, de 31 octubre 2006 ";

En el presente supuesto procede también desestimar el motivo de apelación que nos ocupa, ya que no han existido dudas siendo que la prueba no ofrecía dificultad alguna puesto que tal como en el propio recurso se recogía no se niegan los hechos ni derecho en le presente caso sino que lo que existe es una discrepancia en que las marcas de la demandante merezcan la protección que pretende, y las conclusiones que en la sentencia recurrida se van alcanzando por el Juez de instancia son concluyentes, tal y como se recoge en la propia redacción de la sentencia.

Cuarto.—Por lo referido a las costas procesales ocasionadas en esta instancia y de conformidad con lo establecido en el Art. 394 y 398 LEC, procede su imposición a la parte apelante.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Carmela, contra la sentencia de fecha 15-12-2011 dictada por el Juzgado de Primera Instancia n.º 6 de los de Logroño, en juicio ordinario en el mismo seguido bajo número 68/2011, del que dimana el presente Rollo de Apelación n.º 174/2011 debemos confirmarla y confirmamos.

Procede la imposición de las costas causadas en este recurso de apelación a la parte apelante.

Cúmplase al no tificar esta resolución lo dispuesto en el art. 248-4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Devuélvanse los autos al juzgado de procedencia, con testimonio de esta resolución, interesándose acuse de recibo.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación literal al Rollo de Apelación, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Tu formación puede salirte gratis
Dossier productos tóxicos
III Congreso Compliance
 
Foros de formación