Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Tarragona 328/2013 de 8 de octubre


 RESUMEN:

Compraventa mercantil: Diferencias con la compraventa civil. La sociedad demandada no adquirió material de oficina cuyo importe se le reclama para revenderlo sino para utilizarlo e integrarlo en la explotación de su negocio consistente en la llevanza de contabilidad. Reiterada jurisprudencia al respecto.

TARRAGONA

SECCION TERCERA

ROLLO DE APELACIÓN N.º 729/2012

PROCEDENCIA: JUICIO VERBAL 731/2010 JUZGADO PRIMERA INSTANCIA 2 EL VENDRELL

APELANTE: SISTEMAS DE OFICINA DEL PENEDES SA

PROCURADOR: ANGEL R. FABREGAT ORNAQUE

LETRADO: FRANCISCO SÁNCHEZ SÁNCHEZ

APELADO: Dulce Y GESTIONS ROURE RAMIS SL (Rebelde)

PROCURADOR EN LA INSTANCIA: MANUEL DIONISIO BORRELL

LETRADO: FRANCISCO SOSA GALLEGO

SENTENCIA

MAGISTRADO ILMO. SR.

MANUEL GALAN SANCHEZ

En Tarragona, a 8 de octubre de 2.013.

Vistos por la Sección Tercera de esta Audiencia Provincial el recurso de apelación interpuesto por SISTEMAS DE OFICINA DEL PENEDES, S.A. representada por el Procurador de los Tribunales Sr. Fabregat Ornaque y defendida por el Letrado Sr. Sánchez Sánchez, contra la sentencia de 22 de noviembre de 2.010 dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de El Vendrell, juicio verbal núm. 731/2010, siendo parte demandante la sociedad ahora apelante, y partes demandadas DÑA. Dulce y GESTIONS ROURE RAMIS, S.L..


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—La sentencia recurrida contiene el siguiente Fallo:

"SE DESESTIMA ÍNTEGRAMENTE LA PRETENSIÓN de SISTEMAS DE OFICINA DEL PENEDÉS, S.A. y SE ABSUELVE a GESTIONS ROURE RAMIS S.L. y a Dña. Dulce de las pretensiones deducidas contra ellas en el presente procedimiento, haciendo expresa condena en costas a la parte actora."

Segundo.—Contra la mencionada sentencia se interpuso recurso de apelación por la representación procesal de SISTEMAS DE OFICINA DEL PENEDES, S.A. en base a las alegaciones contenidas en su escrito.

Tercero.—Dado traslado a la adversa, por su representación procesal se presentó escrito de oposición.

Cuarto.—En la tramitación de la presente instancia del procedimiento se han observado las normas legales.


FUNDAMENTOS JURIDICOS


 
Primero.—Interpone la representación procesal de SISTEMAS DE OFICINA DEL PENEDES, S.A. el presente recurso de apelación impugnando los pronunciamientos de la sentencia de instancia que declaran, en primer lugar, el carácter civil de la compraventa celebrada entre las partes, y en segundo lugar, la apreciación de prescripción de la acción (v. escrito de preparación del presente recurso, folios 93 y 94 de las actuaciones)..

Segundo.—Por lo que se refiere al primer motivo, entiende la parte recurrente que nos encontramos ante una compraventa de naturaleza mercantil.

Según reiterada jurisprudencia, " Entiende la doctrina científica más autorizada que la nota que caracteriza la compraventa mercantil frente a la civil es el elemento intencional, que se desdobla en un doble propósito por parte del comprador, el de revender los géneros comprados, bien sea en la misma forma que los compró o adecuadamente transformados, y el ánimo de lucro, consistente en obtener un beneficio en la reventa, de modo que la compraventa mercantil se hace no para que el comprador satisfaga sus propias necesidades sino para lucrarse con tal actividad, constituyéndose el comprador en una especie de mediador entre el productor de los bienes comprados y el consumidor de los mismos, una vez transformados o manipulados" (STS de 25 de junio 1999).

Aplicando dicha doctrina al presente supuesto, este Tribunal coincide plenamente con la Juzgadora de instancia en el sentido de que nos encontramos ante una compraventa civil, con independencia de cual sea el objeto social de la empresa vendedora (argumento expuesto por la apelante en su escrito de preparación, folio 93), ya que resulta acreditado por la documental acompañada que la sociedad demandada no adquirió el material de oficina cuyo importe se le reclama para revenderlo sino para utilizarlo e integrarlo en la explotación de su negocio consistente en la llevanza de contabilidad, asesoría fiscal y gestión inmobiliaria (v. folio 17).

Tercero.—Consecuencia de lo anterior, debe rechazarse el segundo motivo de impugnación ya que por aplicación del artículo 121.21 CCC, la acción está prescrita al haber transcurrido más de tres años: la deuda es de enero de 2.004 y la demanda de juicio monitorio se interpone en diciembre de 2.009.

La alegación de que la prescripción había sido interrumpida debe decaer ad limine toda vez que se trata de una alegación nueva introducida en este momento procesal, olvidando la parte recurrente que según reiterada jurisprudencia (SSTS de 28-11-83, 2-12- 83, 6-3-84, 20-5-86, 7-7-86, 19-7-89, 22-2-91, 21-4-92 y 11-4-94, entre otras muchas), si bien el recurso de apelación en nuestro ordenamiento jurídico permite al Tribunal de segundo grado examinar en su integridad el proceso, no llega a constituir un nuevo juicio, ni autoriza a resolver cuestiones o problemas distintos de los planteados en primera instancia, ya que ello iría en contra del principio general de derecho "pendente apellatione, nihil innovetur", que impide que la Sala pueda tomar en cuenta, a fin de decidir sobre ellas, las pretensiones formuladas en el recurso que constituyan problemas o cuestiones distintos de los planteados en la primera instancia. Si se escucha el DVD de la vista, se aprecia cómo la parte actora, al contestar a la alegación de prescripción, se limitó a señalar que no era aplicable el Código civil catalán por tratarse de una relación de naturaleza mercantil y ser el plazo de prescripción de 15 años, pero nada dijo acerca de una supuesta interrupción de la prescripción como ahora sostiene.

Cuarto.—Finalmente, a efectos meramente expositivos, debe hacerse una referencia a la alegación introducida también ex novo en trámite de recurso consistente en que la Sra. Dulce ha sido codemandada como coobligada al pago de la deuda reclamada, citando como fundamento legal, expresamente, el artículo 105 LSRL (v. folio 118).

A dicha alegación se le debe dar la misma respuesta dada en el Fundamento precedente, pero es que, además, debe significarse de que en el hipotético supuesto de que la acción se hubiera dirigido contra la misma como legal representante de la sociedad y haber incumplido su obligación legal de promover la disolución de la misma, este Tribunal hubiera debido declarar su falta de competencia objetiva; en este sentido, dijimos en nuestro reciente Auto de 17-09-2013, rollo 625/2012: "UNICO. Con independencia de cuales eran los criterios discrepantes seguidos por las distintas Audiencias Provinciales (el de este Tribunal puede examinarse, por ejemplo, en nuestra sentencia de 18-12-2012), el Pleno del Tribunal Supremo, Sentencia de 10 de septiembre de 2.012, ROJ: STS 7528/2012 (reiterada por la posterior de STS del 23 de Mayo del 2013 (ROJ: STS 2742/2013 ), con la finalidad de unificar la interpretación de la ley, se pronuncia sobre la cuestión relativa, en primer lugar, a la procedencia o no de acumular las acciones de reclamación de deudas contra una sociedad y de responsabilidad contra sus administradores por su impago; y, en segundo lugar, en el caso de que la acumulación se considere procedente, a la determinación de si la competencia para conocer de las acciones acumuladas corresponde a los juzgados de primera instancia o de los juzgados de lo mercantil, llegando a las conclusiones siguientes:

* la acción de reclamación de cantidad frente a una entidad mercantil y la acción de responsabilidad de los administradores por las deudas de la entidad mercantil pueden ser acumuladas para su tramitación y decisión en un mismo proceso ante los juzgados de lo mercantil;

* el órgano competente para la decisión cuando tal acumulación se produzca son los Juzgados de lo Mercantil".

En base a todo lo expuesto, procede desestimar íntegramente el presente recurso de apelación.

Quinto.—desestimación del recurso de apelación origina la imposición de las costas de esta alzada (ex. artículo 398 de la L.E.C.).

Vistos los preceptos legales de pertinente aplicación,


FALLO


 
Que DESESESTIMANDO INTEGRAMENTE el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de SISTEMAS DE OFICINA DEL PENEDES, S.A. contra la sentencia de 22 de noviembre de 2.010 dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de El Vendrell, juicio verbal núm. 731/2010:

1.º) Se confirma la citada resolución.

2.º) Se imponen a la parte apelante las costas de esta alzada.

Se acuerda dar al depósito constituido el destino legalmente previsto.

Devuélvanse los autos a dicho Juzgado, con certificación de la presente, a los oportunos efectos, interesándole acuse de recibo.

Así lo acuerdo, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior resolución por quien la dictó estando celebrando Audiencia Pública en el día ocho de octubre de dos mil trece. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Descubre ofertas diarias
IV Congreso Nacional de Derecho de Sociedades
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación