Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Murcia 588/2013 de 16 de diciembre


 RESUMEN:

Consorcio de Compensación de Seguros: Aseguradora que acredita que aseguraba un vehículo accidentado y que se había transmitido, con ánimo de cambiar el objeto del seguro. El contrato se novó por acuerdo de las partes antes de la transmisión del objeto.

MURCIA

SENTENCIA: 00588/2013

SENTENCIA N.º 588/13

ILMOS SRES

D. Fernando López del Amo González

Presidente

D.ª M.ª Pilar Alonso Saura

D. Cayetano Blasco Ramón

Magistrados

En la Ciudad de Murcia a dieciséis de diciembre de dos mil trece.

Habiendo visto en grado de apelación la Sección Primera de esta Ilustrísima Audiencia Provincial los autos de juicio Ordinario núm. 154/2011, que en primera instancia se han seguido en el Juzgado de Primera Instancia núm. siete de Murcia, entre las partes, como actora, y en esta alzada apelada e impugnante, consorcio de Compensación de Seguros, asistido por el Letrado del Estado, y como demandada, y en esta alzada apelante e impugnado, Sixto, representado por el Procurador Sr. Jiménez-Cervantes y Hernández-Gil, y defendido por el Letrado Sr. López Ponce, siendo también codemandada Mapfre Familiar S.A., apelada e impugnada en esta alzada, representada por la Procuradora Sra. Sevilla Flores, y defendida por la Letrada Sra. Botella Sánchez, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. Cayetano Blasco Ramón, que expresa la convicción del Tribunal.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—El Juzgado de instancia citado, con fecha 4 de enero de 2013, dictó en los autos principales de los que dimana el presente rollo la sentencia cuya parte dispositiva dice así: "FALLO: "Estimando la demanda formulada por el CONSORCIO DE COMPENSACION DE SEGUROS, representado por el Sr. Abogado del Estado, contra D. Sixto y esposa, esta a los solos efectos del artículo 144 del Reglamento Hipotecario y 541 de la ley de Enjuiciamiento Civil, representado por el procurador D. Juan Jiménez Cervantes Hernández debo condenar y condeno al demandado a que abone a la actora la suma de UINCE MIL DOSCIENTOS NOVENTA Y SIETE euros con SESENTA Y CUATRO céntimos (15.297,64€) de principal más el interés legal de la citada cantidad desde el 19 de enero de 2011 y al pago de las costas procesales.

Que desestimando la demanda formulada por el CONSORCIO DE COMPENSACIÓN DE SEGUROS, representado por el Sr. Abogado del Estado, contra la compañía de seguros "MAPFRE FAMILIAR SA.", representada por la procuradora Doña Hortensia Sevilla Flores, debo de absolver y absuelvo a la demandada de las pretensiones formuladas en su contra con expresa condena al pago de las costas procesales a la parte actora".

Segundo.—Que contra la anterior sentencia y en tiempo y forma se interpuso recurso de apelación por la parte codemandada Sr. Sixto, e impugnación por el Consorcio de Compensación de Seguros, siéndoles admitidos, y tras los trámites previsto en la L.E. Civil, se remitieron los autos a esta Audiencia, formándose el presente Rollo por la Sección Primera con el núm. 488/2013, designándose Magistrado Ponente por turno y señalándose deliberación y votación para el día dieciséis de diciembre de 2013.

Tercero.—En la tramitación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—El Sr. Sixto, a través de su representación procesal, interpone recurso de apelación contra la sentencia dictada en la instancia, alegando, en síntesis, la existencia de cosa juzgada, infracción de normas o garantías procesales, con invocación del art. 459 de la L.e.c., y error en el derecho aplicable y valoración de la prueba, precisando que se ha aplicado indebidamente el art. 5 y 21 de la L.C.S., en consonancia con el art. 217 de la L.e.c.

Segundo.—Por su parte el Consorcio de Compensación de Seguros impugna la sentencia de instancia en el extremo de la absolución de la Aseguradora Mapfre al entender que ha quedado acreditado que en la fecha del accidente la misma aseguraba el vehículo conducido por el Sr. Sixto, Renault matrícula VO-....-VS, propiedad de su padre, y se entregó a Gas Móvil Hyundai como parte del precio que su hijo debía pagar por el vehículo que iba a retirar de allí, sabiéndolo Mapfre antes de ocurrir el accidente porque ella misma lo indica en la documentación aportada en fase de prueba y en la contestación, y por tanto debe cumplir con las obligaciones del art. 34 de la L.C.S. Se discrepa de la interpretación que hace la sentencia de instancia sobre los datos del FIVA.

Subsidiariamente impugna la sentencia en cuanto al pronunciamiento sobre costas al considerar que no se debe verificar expresa imposición de las mismas por concurrir dudas de hecho.

Tercero.—El recurso de apelación interpuesto por el Sr. Sixto ha de ser desestimado en base a los acertados razonamientos contenidos en la sentencia dictada en la instancia, debiendo razonar, no obstante, que la excepción de cosa juzgada se plantea extemporáneamente, pues nada se dijo sobre ello en la instancia y, por consiguiente, nada se resolvió en la misma, constituyendo una cuestión nueva cuyo conocimiento se encuentra vedado en la alzada, debiendo decir, en cualquier caso, que no existe cosa juzgada por cuanto la acción de responsabilidad civil extracontractual no fue juzgada en sede penal, habiéndose dictado en la misma sentencia absolutoria por falta de acusación, y así se desprende del acta de juicio aportado como documento n.º 21, junto con el escrito de demanda, donde el Consorcio llega a un acuerdo indemnizatorio con los perjudicados al existir controversia sobre si estaba vigente el seguro con Mapfre, y consecuente con ello se absuelve al demandado, dictándose la sentencia "in voce", pero ello no afecta a la acción del Consorcio contra el Sr. Sixto sobre los pagamentos efectuados por la misma para cubrir su responsabilidad, y esta acción ha quedado imprejuzgada.

En cuanto a que nada se dice en la sentencia de instancia sobre la alegación relativa a la aplicabilidad del art. 15.2 de la L.C.S., ello no es motivo de nulidad, ni de efectiva indefensión, pues su planteamiento en la alzada permite suplir la misma, aparte de que pudo plantear recurso de aclaración para que se le diera respuesta sobre dicho extremo. En cualquier caso, dicha alegación ha de ser desestimada, pues el art. 15.2 de la L.C.S. en ningún caso se está refiriendo al supuesto que nos ocupa, donde se insta la cancelación de la póliza antes de concluir el tiempo pactado de duración, y con ánimo de cambiar el objeto del seguro, esto es, asegurando con dicha póliza otro vehículo y por acuerdo de asegurado y aseguradora, mientras que el precepto antes citado se refiere a la falta de pago de la una de las primas siguientes.

El siguiente punto del recurso viene a incidir sobre la vigencia de la póliza suscrita con Mapfre y su responsabilidad, coincidiendo este punto con el motivo de impugnación de la sentencia de instancia por parte del Consorcio de Compensación de Seguros, debiendo ser desestimado, pues los propios documentos n.º 14 y 17, aportados junto con el escrito de demanda, acreditan que el seguro existente con Mapfre sobre el vehículo Renault- VO-....-VS, se dio de baja el 13-9-2007 y se comunicó al FIVA el 17-9-2007, y el accidente tuvo lugar el 17-9-2007, compadeciéndose ello con el hecho de que se comprara otro vehículo y el anterior se diera como parte del precio del mismo, aun cuando se fuera a poner a nombre del hijo, hoy apelante, con lo cual existió un acuerdo de voluntades para efectuar el cambio del objeto asegurado, circulando por ello sin seguro el vehículo Renault a la fecha del accidente, y si bien la apelante Sr. Sixto cuestiona la existencia de consentimiento expreso para efectuarse dicho cambio, estimamos que ello se acredita con el propio desarrollo o sucesión de los hechos, pues no es razonable considerar que Mapfre gestione la baja de un seguro cuyo periodo de duración se encuentra vigente si no es porque así se lo solicita su asegurado, de hecho el nuevo recibo se expide con vigencia del 14-9-2007 al 17-2-2009 (documento n.º 17 de la demanda), siendo de presumir que existió no sólo un consentimiento expreso, sino que ello se llevó a cabo a solicitud del propio asegurado, con lo cual no se vulneró lo dispuesto en el art. 21 de la L.C.S., habiéndose producido el cambio del objeto antes de que tuviera lugar el siniestro, siendo obvio que no se solicitó la contratación de una nueva póliza en cuanto que el recibo expedido se refiere al tiempo restante de la existente, no siendo razonable considerar la contratación de una nueva póliza cuando se iba a entregar el vehículo Renault VO-....-VS como pago de parte del precio del adquirido, aparte de que así viene a exponerlo la póliza aportada en fase de prueba y la llamada telefónica de fecha 14-9-2007, constituyendo una prueba sumamente esclarecedora el testimonio del delegado de Mapfre Sr. Narciso y que dice tener una amistad de cuarenta años con el Sr. Sixto, y no obstante ello viene a ratificar lo expuesto.

El artículo 34 de la L.C.S. no es aplicable al supuesto enjuiciado por cuanto el seguro existente se novó por obra de la voluntad de las partes y no siguió al objeto asegurado cuando se transmitió, al igual que tampoco es aplicable el art. 35 de la L.C.S. por cuanto, repetimos, el contrato se novó por acuerdo de las partes antes de la transmisión del objeto que aseguraba y, por supuesto, antes del siniestro.

En cuanto a las costas, debe mantenerse el pronunciamiento de instancia, pues no apreciamos dudas de hecho en el supuesto enjuiciado, y de hecho el Consorcio asumió la responsabilidad inicialmente frente a los terceros perjudicados, conociendo los datos del FIVA que exponían unas fechas de baja con total claridad.

Cuarto.—Se imponen a la apelante las costas de esta alzada generadas por su apelación, y a la impugnante las causadas por su impugnación (art. 398 L.e.c.).

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por Sixto, y la impugnación planteada por Consorcio de Compensación de Seguros, a través de su representación procesal el primero, y del Abogado del Estado el segundo, contra la sentencia dictada en fecha cuatro de enero de 2013, por el Juzgado de Primera Instancia n.º 7 de Murcia en el juicio ordinario núm. 154/2011, debemos CONFIRMAR la misma, imponiendo a la parte apelante las costas procesales de esta alzada generadas por su recurso, y a la impugnante las generadas por su impugnación.

Así por ésta nuestra sentencia, de la que se extenderán los oportu no s testimonios lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación