Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Oviedo 177/2013 de 18 de diciembre


 RESUMEN:

Falta de lesiones: Imprudencia leve. Aumento de la indemnización por parte de la aseguradora, responsable civil directa. Valoración de los días de hospitalización, los días de baja impeditivos, las secuelas y los gastos de fisioterapia.

GIJON

SENTENCIA: 00177/2013

Plaza Decano Eduardo Ibaseta n.º 1, 2.º planta - C.P. 33271

Tel.: 985197268 - Fax: 985197269 - audiencia.s8.gijon@justicia.es

Rollo n.º 170/13

Órgano de procedencia:.................... Juzgado de Instrucción n.º 4 de Gijón

Procedimiento de origen:.................. Juicio de Faltas n.º 542/11

Apelante:............ Silvio

Procurador:............. Pedro-Pablo Otero Fanego

Letrado:.................. Manuel Machargo Fernández

Apelados:............ Seguros Lagun-Aro S.A., Luis Antonio y Laura

Procuradora:........... María-Paz-Manuela Alonso Hevia

Letrado:.................. Fabián Rodríguez Méndez

SENTENCIA

En Gijón, a dieciocho de diciembre del año dos mil trece.

VISTOS por mí, BERNARDO DONAPETRY CAMACHO, Magistrado de la Sección 8.ª de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón, actuando como órgano unipersonal y en grado de apelación, los autos de Juicio de Faltas n.º 542/11, procedentes del Juzgado de Instrucción n.º 4 de Gijón y que dieron lugar al Rollo de Apelación n.º 170 de 2013, entre partes, como apelante Silvio, y como apelados SEGUROS LAGUN ARO S.A., Luis Antonio y Laura, y de acuerdo con los siguientes:


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Por el Juzgado de Instrucción n.º 4 de Gijón se dictó sentencia en los referidos autos, con fecha 15 de junio de 2013, cuya parte dispositiva literalmente dice:

" Fallo: Que debo condenar y condeno a Luis Antonio como autor de una falta de lesiones por imprudencia leve ya descrita a la pena de 15 días de multa con una cuota diaria de 4 euros y con un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas y con imposición de las costas debiendo, con responsabilidad civil directa de la entidad Seguros Lagun Aro, indemnizar a Silvio en 10.809,17 euros y con imposición de intereses a la entidad Lagun Ago conforme al art. 20.4 de la Ley de Contrato de Seguro desde la fecha del siniestro. Se imponen las costas al condenado.

Segundo.—Contra dicha resolución se interpuso recurso de apelación por el expresado recurrente con base en los motivos que se expresan en el escrito de impugnación presentado, y elevadas las actuaciones a esta Sala de Justicia, después de cumplidos los preceptivos trámites, se pasan al Magistrado designado para resolver.

Tercero.—Se aceptan los antecedentes de hecho de la sentencia apelada, y entre ellos, la declaración de hechos probados, que se da aquí por reproducida, pero añadiendo 1/ que de los 165 días de curación 12 fueron de estancia hospitalaria, y 2/ que para su curación precisó, además de tratamiento médico-quirúrgico, tratamiento rehabilitador, que le supuso unos gastos de 648 euros.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—Se aceptan los de la sentencia apelada pero el tercero sólo en lo que no se oponga al siguiente.

Segundo.—Recurre el lesionado cuestionando sólo las indemnizaciones establecidas y pidiendo a) por 12 días de hospitalización 815,76 euros, b) por 285 días de baja impeditivos 15.751,95 euros, más un 10 por 100 como factor de corrección sobre los dos anteriores conceptos 1.656,77 euros, c) por secuelas, en las que incluye condropatía rotuliana 4 puntos del baremo, material de osteosíntesis 3 puntos, perjuicio estético 6 puntos (en total por secuelas: 10.916,46 euros), más un 10 por 100 de lo anterior por secuelas como factor de corrección 1.091,64 euros, y d) por gastos de fisioterapia 648 euros. Procede estimar el pedimento a), pues, aunque no lo recoja el informe médico-forense del folio 26, éste, como todos los informes periciales y pese a su innegable autoridad, no es dogma de fe y puede ser contradicho por otras pruebas, como sucede en este caso con los otros informes médicos o/y sanitarios obrantes en autos, que son pruebas periciales documentadas, expedidas además por quienes contaron con la ventaja de ser los que trataron de sus lesiones al aquí apelante, y de los informes obrantes a los folios 3, 10 y 11 se desprende que el lesionado estuvo ingresado en el Hospital de Cabueñes entre los días 6 y 17, ambos inclusive, de febrero de 2011, lo que parece lógico e inevitable dada la lesión que sufrió -fractura de rótula izquierda- y la intervención quirúrgica a que fue sometido por ello el 11/2/2011, doce días de hospitalización que según el "baremo del automóvil" vigente a la fecha del atropello suponen 815,76 euros, según las cuantías vigentes del "baremo" para el año 2011, fecha del siniestro. Procede desestimar el pedimento b), porque los días de "incapacidad temporal" a que se refiere el "baremo del automóvil" (criterio legal que es de aplicación obligatorio en casos como el presente) no tienen que coincidir con los de "baja laboral", primero porque se aplican también a personas que no tienen trabajo, y segundo porque, según definición auténtica del propio "baremo", son "los días que tarda en sanar la lesión", bien porque se consigue la "sanidad" o recuperación total de la lesión, sin ulteriores consecuencias, en cuyo caso se habla de "curación" en sentido propio, bien porque se alcanza la "estabilidad lesional", sin que sea posible en principio " (salvo curaciones posteriores extraordinarias, que no se contemplan) una mejora ulterior y quedando consecuencias lesionales, que se denominan "lesiones permanentes" o "secuelas", siendo posible y no infrecuente que esas "secuelas" puedan provocar una incapacidad temporal adicional, la cual queda cubierta por la indemnización por secuelas (que cubre también los gastos médico-farmacéuticos o de fisioterapia que el perjudicado quiere realizar para atenuar o paliar las molestias que le supongan esas secuelas), e incluso una "incapacidad permanente" para la ocupación o actividad habitual de la víctima parcial, total, absoluta o gran invalidez, en cuyo caso se le dará una indemnización adicional conforme a la tabla IV del "baremo", y en el presente caso el informe médico-forense es prueba de que el aquí apelante consiguió la sanidad por "estabilidad lesional" en 165 días en los que estuvo incapacitado para sus ocupaciones habituales -sin perjuicio de que su "baja laboral" se prolongase más tiempo-, por los que, descontados los 12 días de estancia hospitalaria, debe percibir 8.456,31 euros, sin que haya lugar al aumento de un 10 por 100 por este concepto como se pide pues tal factor de corrección no se aplica a toda víctima en edad laboral (como sí hace la tabla IV del "baremo" para las indemnizaciones por lesiones permanentes) sino a los que tengan trabajo personal según sus ingresos netos, los cuales en este caso no se han acreditado como tampoco que sufriera un especial perjuicio económico como consecuencia de los hechos enjuiciados durante los días de incapacidad temporal o curación. Procede estimar pero sólo en parte el pedimento c), no en cuanto a la supuesta secuela de "condropatía rotuliana", porque no aparece en ningún informe (sí una "amiotrofia de cuádriceps izquierdo" -folio 25- pero que nadie, tampoco el recurrente, menciona), y los dolores o molestias a nivel rotuliano de que hablan los informes de los folios 25, 104 y 105 parecen relacionarlos con el material de osteosíntesis que ya se indemniza aparte, y tampoco en cuanto a aumentar la valoración del perjuicio estético a 6 puntos, porque podo puede ser el perjuicio estético de una cicatriz de 10 cm en la cara interior de rodilla izquierda en un varón, de 27 años y que trabaja de teleoperador, pero sí en cuanto al aumento a 3 puntos de la secuela de material de osteosíntesis, porque ya queda dicho que ese material es el que provoca los dolores residuales en la rodilla y porque como consta en el informe del folio 104 no se trata de una sola aguja o un solo tornillo sino de múltiples, de "profusión (de) agujas Kissner", por todo lo cual la indemnización total por secuelas, incluido un incremento del 10 por 100 como factor de corrección, se establece en 3.537,20 euros. Procede por último estimar el pedimento d), pues que el lesionado para su curación precisó, además de tratamiento médico-quirúrgico, de "tratamiento rehabilitador" lo dice el informe médico-forense del folio 26 y lo confirma el informe del Hospital de Cabueñes del folio 25, explicando el informe del Fisioterapeuta Sr. Eutimio del folio 106 que el tratamiento de fisioterapia con dicho fisioterapeuta lo recibió "desde el 18 de abril de 2011 hasta el día 16 de junio de 2011" (o sea durante los días de baja o curación de la Médico Forense), "suspendiendo el tratamiento cuando comenzó la rehabilitación en la seguridad social", lo que viene a coincidir con el informe del folio 25 y a demostrar que al lesionado sí se le prescribió "tratamiento médico rehabilitador" ("Paciente derivado por traumatología") pero como la Seguridad Social tardase en darle esta prestación, y no estando obligado a esperar "sine die", "Realiza fisioterapia de manera particular" -que es la que le origina gastos por 648 euros- hasta que la Seguridad Social "Inicia tratamiento médico rehabilitador con cinesiterapia y electroterapia" (significativamente el informe del folio 25 no dice en qué fecha) con el resultado a fecha 29/11/2011 de "Buena evolución... se consigue movilidad completa y un control adecuado del dolor", "marcha estable sin claudicación. Molestias ocasionales de predominio mecánico. No derrame articular ni otras complicaciones asociadas. Rodilla izquierda funcional con capacidad de marcha independiente" (folio 25), lo que demuestra no sólo la necesidad sino también la eficacia del tratamiento rehabilitador a que se sometió el lesionado, incluida la fisioterapia a que acudió por su cuenta hasta que la Seguridad Social asumió ese tratamiento.

VISTOS los artículos 976 y concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal,


FALLO:


 
Que, estimando en parte el recurso de apelación interpuesto por Silvio contra la sentencia del Juzgado de Instrucción n.º 4 de Gijón dictada en su Juicio de Faltas n.º 542/2011, debo revocar y revoco dicha sentencia en el único sentido de fijar en 13.457,27 euros -y no en 10.809,17 euros como dice la apelada- el importe total de la indemnización a favor de Silvio, confirmándola en todo lo demás, y declaro de oficio las costas de esta alzada.

Devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia con testimonio de la presente que se notificará con instrucción de lo dispuesto en el art. 248.4 de la L.O.P.J.

Así por esta mi sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo, definitivamente juzgando, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- La anterior sentencia fue leída y publicada en audiencia pública por el Ilmo. Sr. Magistrado Encargado, de lo que doy fe. Gijón, a dieciocho de diciembre de dos mil trece.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Ebooks desde 3
Publicaciones Compliance Norma UNE
Aranzadi Fusion empresa
Foros Concursal 2017
 
Foros de formación