Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Avila 201/2013 de 25 de octubre


 RESUMEN:

Accidente de circulación: Falta de lesiones. Nulidad del juicio: La denunciada fue debidamente citada por lo que no se aprecia indefensión. Valoración de la prueba: La ausencia de actividad probatoria siquiera indiciaria debe conducir a mantener la absolución.

AVILA

SENTENCIA: 00201/2013

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1 de AVILA

-

Domicilio: PL/ DE LA SANTA NÚM 2

Telf: 920-21.11.23

Fax: 920-25.19.57

Modelo: N54550

N.I.G.: 05019 37 2 2013 0101907

ROLLO: APELACION JUICIO DE FALTAS 0000094 /2013

Juzgado procedencia: JDO.1A.INST.E INSTRUCCION N.1 de AREVALO

Procedimiento de origen: JUICIO DE FALTAS 0000401 /2012

RECURRENTE: Matilde, Tomasa

Procurador/a:,

Letrado/a: FRANCISCO JOSE MUÑOZ GARCIA.,

RECURRIDO/A: HELVETIA COMPAÑIA SUIZA S.A. SEGUROS Y REASEGUROS

Procurador/a: JESUS JAVIER GARCIA CRUCES

Letrado/a: PABLO CASILLAS GONZALEZ

ROLLO N.º 94/2013

JUICIO FALTAS N.º 401/2012

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N.º 1 DE ARÉVALO

---------------------------------------------------------------------------------------

Este Tribunal unipersonal compuesto por la Magistrada de esta Audiencia, Iltma. Sra. D.ª María José Rodríguez Duplá, ha pronunciado en

NO MBRE DEL REY

la siguiente:

SENTENCIA NÚMERO 201/2013

En la ciudad de Ávila, a veinticinco de octubre de dos mil trece.

Vistos en grado de apelación los autos de Juicio de Faltas n.º 401/2012 procedentes del Juzgado de Instrucción de Arévalo, siendo parte apelante Matilde, defendida por el Letrado D. Francisco José Muñoz García, se adhiere al recurso Tomasa y es parte apelada Helvetia Compañía Suiza S.A. Seguros y Reaseguros, defendida por el Letrado D. Pablo Casillas González y representada por el Procurador D. Jesús Javier García Cruces.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Con fecha 3 de julio de 2.013, el Juzgado de Instrucción N.º 1 de Arévalo, dictó sentencia declarando probados los siguientes hechos:" PRIMERO.- Doña Matilde presentó denuncia contra doña Tomasa alegando que a las 11:00 horas del día 31 de Agosto de 2012 conducía -estando legalmente habilitada para ello mediante permiso de conducir vigente- el vehículo de su propiedad de la marca CITRÓEN modelo SAXO matrícula IN-....-G, debidamente asegurado con la compañía HELVETIA mediante póliza vigente, en el que viajaba como ocupante la denunciante en el asiento delantero derecho por la carretera AV-P-132 cuando al llegar al punto Kilométrico 2,1 de la citada vía y por circunstancias que se desconocen, se salió por el maren izquierdo de la misma.

Segundo.—Doña Matilde acudió al Hospital de Nuestra Señora de Sonsoles el día 31 de Agosto de 2012 y de conformidad con el informe del médico forense sufrió fractura de húmero en el 1/3 superior, fractura de meseta tibial, fractura de arcos costales y manubrio external TCE con erosión frontal y herida en labio inferior, requirió objetivamente para su sanidad analgésicos, antiinflamatorios, rodillera articulada en rodilla izquierda, tratamiento rehabilitador, intervención quirúrgica: húmero derecho (enclavado endomedular (Sureshot de Smith&Nephew), encerotado distal: tibia izquierda: dos tornillos Asniss 6,5 mm; tardando en sanar ciento noventa y nueve días, de los cuales once fueron de hospitalización y estuvo imposibilitado para el desempeño de sus ocupaciones habituales; hombro: limitación de la abducción: mueve más de 45.º y menos de 90.º, limitación de la flexión anterior: mueve más de 45.º y menos de 90.º, limitación de la rotación externa, material de osteosíntesis en pierna, gonalgia postraumática, material de osteosíntesis en pierna, cicatriz lineal en brazo derecho de unos 6,5 cm por 0,4 cm, dos cicatrices en el 1/3 inferior derecho de unos 2cm y 0,5cm, dos cicatrices en rodilla izquierda de 2cm y 2cm."

Y cuyo fallo dice lo siguiente: "DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO a doña Tomasa y a la compañía aseguradora " HELVETIA COMPAÑÍA SUIZA S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS " respecto de los hechos que se le imputaban y en relación a los pedimentos de condena efectuados con fundamento en los hechos que dieron lugar a la formación de la presente causa, sin hacer especial pronunciamiento en cuanto a costas."

Segundo.—Contra la expresada sentencia interpuso recurso de apelación Matilde, al que se adhirió Tomasa, siendo parte apelada Helvetia Compañía Suiza S.A. Seguros y Reaseguros.

Tercero.—En la tramitación del presente recurso se ha observado las prescripciones legales.


HECHOS PROBADOSÚnico.-Se acepta los de la resolución impugnada.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—Se acepta los de la resolución impugnada.

Segundo.—Dictada sentencia que absolvió a Tomasa y a la aseguradora Helvetia Compañía Suiza S.A. de Seguros y Reaseguros de las responsabilidades debatidas, consecuencia del accidente de tráfico sucedido el día 31 de agosto de 2012 en el kilómetro 2.1 de la Carretera AV-P-132, frente a dicha resolución se alzó Matilde, lesionada en tal siniestro, por los motivos que luego se dirá, y conferido traslado del recurso a la denunciada manifestó adherirse, oponiéndose en cambio la susodicha compañía aseguradora.

Tercero.—La recurrente Sra. Matilde opone diversos motivos, que respectivamente titulados "Nulidad del juicio por infracción de normas o garantias procesales", "Error en la valoración de la prueba", "Infracción de la Ley. Inaplicación por SS.ª del artículo 621.3 y 4 del Código Penal " e "Inaplicación de la prueba indiciaria", desembocan en un último alegato, relativo a la responsabilidad civil, que tiene por designio postular una indemnización de 57.559,63 euros frente a la aseguradora. Es por ello que suplica la disconforme en primer término se declare la nulidad del procedimiento retrotrayendo las actuaciones a la citación de Tomasa, emplazándose a la misma para la vista oral, y subsidiariamente, previa práctica de diligencias de prueba, se revoque la sentencia dictando otra por la que se condene a la denunciada como autora de una falta de lesiones ex artículo 621.3 y 4 del Código Penal, a la pena de 10 días de multa a razón de una cuota diaria de 2 euros, y en concepto de responsabilidad civil a Helvetia Seguros para que indemnice a la apelante en 57.559,63 euros e intereses previstos en el artículo 20 del la Ley de Contrato de Seguro.

Cuarto.—El primer motivo predica la nulidad del juicio por infracción de normas o garantías procesales, pues se dice que la denunciada Tomasa no fue citada personalmente para el juicio, por lo que desconocía su celebración, sin que pudiera dar su versión de los hechos ni hacer uso de la facultad prevista en el artículo 970 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que generaría quebranto de su derecho a la tutela judicial efectiva.

Sin embargo el examen de los autos revela que, convocada la celebración del juicio por providencia de fecha 16 de mayo de 2013, en que se dispuso la citación, entre otros, de la denunciada Tomasa, ésta fue citada por correo certificado con acuse de recibo, acto de comunicación de cuyo contenido no se suscita duda razonable alguna por cuanto en el reverso del justificante de entrega figura la siguiente identificación: "JF 401/12 cit. 19-06-13" y el envío se hizo a CALLE000 N.º NUM000 de Cisla, que es el domicilio en que siempre se ha localizado a la denunciante y la denunciada, que son madre e hija, y cuyo contacto familiar es patente y se manifiesta p.e. en el hecho de que la Sra. Matilde aportó el carnet de conducir de su hija cuando se requirió, siendo firmado aquel acuse de recibo por " Baronesa ", por lo que, en definitiva, se practicó la citación conforme autorizan los artículos 966, 166, 175 y concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, aunque la denunciante optara por no comparecer ni dirigir alegaciones ex artículo 970 dicha ley.

Por tanto no se produjo indefensión a la denunciada que justifique la pretendida nulidad de actuaciones y retroacción del procedimiento, solución que en ningún momento impetró aquella, conocedora de la sentencia, que le fue notificada a través del Juzgado de Paz de Cisla y localizándola, nuevamente, en la misma dirección - CALLE000 NUM000 -, en tanto la sentencia fue absolutoria. Por último, obsérvese que en el escrito de "adhesión" expresa la misma que no asistió al juicio por causas ajenas a su voluntad, sin aducir que no tuviese conocimiento de la convocatoria, y centra su alegato en la autoinculpación por el siniestro.

En suma, este primer motivo ha de decaer.

Quinto.—Su rechazo nos sitúa ante una sentencia absolutoria pronunciada en primera instancia y recurrida por la parte denunciante con pretensión de obtener la condena, y dándose la circunstancia de que en el juicio se practicó pruebas de naturaleza personal (además de la declaración de la Sra. Matilde, el testimonio del Instructor del informe estadístico ARENA miembro de la Benemérita, y aclaraciones al dictamen pericial de la Sra. médico forense).

La postura de la denunciada, antes pasiva pues no acudió al Juicio y después se aquietó, como cabía esperar, ante una sentencia que le era plenamente favorable, en la actualidad ha cambiado, pues por sorpresa dice adherirse al recurso y en tres líneas reconoce su culpa respecto al siniestro vial.

Sin embargo esa modificación de estrategia procesal, cuyo designio de obtener una indemnización para su madre es claro, no cambia el estado de cosas, ni colma la necesidad de prueba inculpatoria, premisa de cualquier condena penal, y este es el momento de recordar el vacío probatorio de cargo producido en el juicio, al extremo de que la propia recurrente en su breve deposición hizo manifestaciones exculpatorias que apuntaban al estado y características de la carretera como origen del accidente, y negó que su hija incurriera en exceso de velocidad, esto tras afirmar que nada recordaba sobre el siniestro, y por otro lado el testimonio del Agente de la Autoridad se ciñó a la ratificación del informe estadístico ARENA, versando la pericial médica en exclusiva sobre las consecuencias que para la salud de la recurrente tuvo el golpe.

En definitiva, tal y como razona la Juzgadora de instancia no existió prueba demostrativa de una conducta imprudente más allá de las previsiones del artículo 1902 del Código Civil, y la mera circunstancia de que en el informe estadístico ARENA figure en hipótesis que intervino como factor concurrente la distracción, actitud infractora atribuida a la conductora, no basta para asentar una condena en sede penal, ni cabe una construcción indiciaria como la pretendida por la recurrente, cuando faltan hechos base múltiples y concomitantes -indicios- a los que enlazar conforme a las reglas de la lógica y la experiencia una consecuencia unívoca, base del reproche penal.

De ahí que tampoco se infringiera, por inaplicación, el artículo 621.3 y 4 del Código Penal, error iuris imputado a la sentencia.

Sexto.—Procede desestimar el recurso y confirmar la resolución impugnada declarando de oficio las costas de esta alzada ex artículos 239 y 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación,


FALLO:


 
que desestimando el recurso de apelación interpuesto por Matilde contra la sentencia de fecha 3 de julio de 2013, dictada por la Titular del Juzgado de Instrucción de Arévalo en el Juicio de Faltas N.º 401/2012, de que este rollo dimana, debo confirmar y confirmo dicha resolución, y declaro de oficio las costas de esta alzada.

Así por esta mi Sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación