Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. León 721/2013 de 12 de noviembre


 RESUMEN:

Atropello: Falta de imprudencia leve. Incapacidad permanente: Debe serle reconocida a la vista del informe de sanidad. Honorarios médicos: Procede su abono al haberse justificado su realidad y necesidad.

LEON

SENTENCIA: 00721/2013

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 3 de LEON

UNIDAD PROCESAL DE APOYO DIRECTO

Domicilio:

Telf:

Fax:

Modelo: N54550

N.I.G.: 24115 41 2 2011 0030663

ROLLO: APELACION JUICIO DE FALTAS 0000859 /2013

Juzgado procedencia: JDO.1A.INST.E INSTRUCCION N.5 de PONFERRADA

Procedimiento de origen: JUICIO DE FALTAS 0000076 /2011

RECURRENTE: Ángel

Procurador/a: MARIA ENCINA MARTINEZ RODRIGUEZ

Letrado/a: FELIX MATEOS GONZALEZ

RECURRIDO/A: LIBERTY SEGUROS COMPAÑIA DE SEGUROS Y REASEGUROS SA LIBERTY

Procurador/a: MARIA DEL PILAR FERNANDEZ BELLO

Letrado/a: JUAN JOSÉ FERNÁNDEZ RODILLA

El Ilmo. Sr. Magistrado D.º Teodoro González Sandoval como Tribunal unipersonal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de León, ha pronunciado la siguiente:

SENTENCIA N.º721/13

En la ciudad de León, a doce de noviembre de dos mil trece.

VISTO el Recurso de Apelación interpuesto contra la sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción n.º 5 de Ponferrada en Juicio de Faltas n.º 76/11 seguido por supuesta falta de imprudencia, figurando como apelante, Ángel, defendido por el Letrado D. Félix Mateos González; y como apelados, Gaspar, DISTRIBUCIONES PUBLICITARIAS DEL POZO SL; y LIBERTY SEGUROS, representado por la Procuradora D.ª M.ª Pilar Fernández Bello, defendida por el Letrado D. Juan José Fernández-Rodilla.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—En el Juicio de Faltas aludido se ha dictado sentencia, con fecha de, 26 de abril de 2013 cuya parte dispositiva dice así: "FALLO: Condeno a Gaspar, como autor penalmente responsable de una falta de imprudencia leve prevista y penada en el artículo 621.3 del Código Penal , a la pena de multa de 10 días, a razón de 6 euros el día de multa, y a que indemnice conjunta y solidariamente con la Compañía Liberty seguros, con la responsabilidad civil subsidiaria de Distribuciones publicitarias del pozo, s.l., a Ángel en la cantidad de 29.283,49 euros, según el siguiente desglose:

1. Por las lesiones sufridas las siguientes cantidades:

343 días no impeditivos: 19.413,80 €

2 días impeditivos: 139,22 €

Factor de corrección: 1.955,30 €

7 puntos por secuelas: 5.122,88 €

Factor de corrección: 512,29 €

3. Por sesiones de rehabilitación: 1.750 euros.

4. Por la ropa: 390 euros.

A efectos de ejecución, de estas cantidades habrán de deducirse las cantidades ya abonadas y/o consignadas. Asimismo, entréguese a la Mutua Asepeyo el importe de indemnización incluido en la consignación realizada el 18 de abril.

La entidad aseguradora abonará también al perjudicado, Ángel, el interés anual de la mencionada cantidad que prevé el art. 20 de la Ley de Contrato de Seguro , que se computará teniendo en cuenta las consignaciones efectuadas.

Impongode costas a la parte condenada."

Segundo.—Notificada dicha sentencia a las partes, se interpuso contra la misma recurso de apelación en la forma establecida en los arts.795 y 796 de la L.E.Crim., dándose traslado del escrito a las demás partes con el resultado que obra en Autos. Elevado el proceso a esta Audiencia, fue turnado y se señaló para examen y fallo.


HECHOS PROBADOSÚnico.-Se aceptan los Hechos Probados de la sentencia apelada, que es del tenor literal siguiente: " PRIMERO. Sobre las 13:20 horas del 18 de abril de 2011, Ángel cruzó la calle ancha de Ponferrada por el paso de peatones existente a la altura del número 34 de la misma, siendo atropellado por el vehículo matricula 3841-GBM propiedad de Distribuciones publicitarias del pozo, s.l. y conducido por Gaspar.

SEGUNDO.A consecuencia de dicho atropello, el denunciante Ángel sufrió lesiones que han sido valoradas en el informe forense, así como daños en su ropa."


FUNDAMENTOS JURÍDICOS


 
Se aceptan los Fundamentos Jurídicos de la sentencia recurrida, excepto el cuarto en la parte que resulte afectada por los siguientes y,

Primero.—El apelante, que interviene como perjudicado por haber sido victima del accidente de tráfico que motiva las presentes actuaciones, impugna la sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción con el objeto de que se acojan sus pretensiones, que la sentencia recurrida le deniega, sobre indemnización por incapacidad permanente y por gastos por honorarios médicos.

En cuanto a la primera de las cuestiones, el ahora apelante solicito en la instancia una indemnización de 24.000 euros por incapacidad permanente.

En el Informe de sanidad no se constata como secuela tal clase de circunstancia.

En cambio, en Resolución de la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de León se reconoce al apelante un grado de discapacidad física del 19%.

También, en el Dictamen que emitió el Equipo de Valoración y Orientación del Centro Base de León de la misma Gerencia se expresa que el ahora apelante presenta una limitación funcional de extremidades y columna vertebral de etiología traumática.

En el acto del juicio la Médico Forense manifestó que en el informe de sanidad no había contemplado como secuela la incapacidad del apelante por ser la discapacidad que tenia reconocida por la Gerencia inferior al 33%, aunque admitió que el conjunto de secuelas debía ocasionar al apelante alguna clase de limitación que, a titulo de ejemplo y sin perjuicio de advertir la dificultad para establecer su alcance, cifró en un 10 o 12%.

De otro lado conviene señalar que, como establecen las SSTS de 8/6/2011, 23 de noviembre de 2011 y la mas reciente de 21 de enero de 2013, que citan la STS del Pleno de la Sala de 25 de marzo de 2010, el factor de corrección por incapacidad permanente parcial total o absoluta tiene como objeto principal el reparar el daño moral ligado a los impedimentos de cualesquiera ocupaciones o actividades siempre que merezcan el calificativo de habituales conclusión que se alcanza valorando, entre otras razones, que en la enunciación del factor de corrección se utiliza el termino ocupación o actividad habitual y no se contiene referencia a la actividad laboral del afectado.

Pues bien, en el presente caso es cierto que tanto por parte de la Administración laboral como en el Informe de sanidad no se contempla para el apelante un grado de incapacidad con repercusión en el ámbito laboral.

Sin embargo, tal como se desprende del informe de sanidad al apelante le queda como secuela hombro doloroso debido, como aclaró la Medico Forense en el acto del juicio, a una tendinitis de origen traumático y secundario secundaria a tal clase de secuela una limitación en la movilidad de dicho hombro lo que significa que, con el carácter intermitente que sea, cada vez que el apelante acuse dolor vera aparecer esa limitación de una parte de su cuerpo, el hombro, que se utiliza en las mas diversas actividades del quehacer diario, cualquiera que sea la profesión del afectado, y que el apelante acusara cuando extienda el brazo, por ejemplo, para coger cosas, para levantar o bajar pesos, o al realizar cualquier actividad para la que deba poner el brazo detrás de la espalda, etc.

Por ese motivo debe serle reconocida una indemnización por incapacidad parcial permanente que: a) atendida la edad de 63 años del apelante y, por tanto, con un horizonte laboral de dos años; b) la incidencia no excesivamente acusada de la secuela ya que cursará con carácter intermitente, esto es, el apelante padecerá sus efectos funcionalmente limitantes, solamente, cuando experimente dolor en el hombro; c) el año al que ha de referirse la sanidad, 2012 y, d) la Resolución de 24 de enero de 2012 de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones que establece como módulo indemnizatorio para los casos de secuelas que limiten parcialmente la ocupación o actividad habitual el que va hasta 18.576,47 euros, establecemos, prudencialmente, en 2.500 euros.

De otro lado, siendo absolutamente razonable que cualquier persona se ocupe de su salud nada hay mas legitimo que, habiendo sido victima de un accidente en el que no le cupo ninguna clase de responsabilidad y sabiéndose lesionado, el apelante procurara el control de las lesiones que padeció y estuviera pendiente de su evolución contratando, con tal objeto, los servicios de un especialista de la rama a que corresponden las lesiones por el mismo padecidas, en este caso, un traumatólogo de modo que sus honorarios deben serle abonados, con mayor razón, cuando no se advierte abuso alguno, ni en la utilización de tales servicios, ni en el importe facturado de, tan solo, 350 euros, que aparecen justificados con las correspondientes facturas que conforman los documentos 12 a 16 aportados en el acto del juicio por el apelante y que obran a los folios 264 y siguientes de las actuaciones.

Segundo.—- Procede declarar de oficio las costas del recurso.

VISTOS los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLO


 
Que estimando en parte el recurso de apelación interpuesto por Ángel contra la sentencia de fecha 26 de abril de 2013, dictada por el Juzgado de Instrucción n.º 5 de Ponferrada en el Juicio de Faltas n.º 76/11, revoco parcialmente dicha resolución y, en su lugar, acuerdo condenar al conductor denunciado, Gaspar y a la aseguradora Liberty, a que indemnicen solidariamente al apelante en las siguientes cantidades: 2.500 euros por incapacidad parcial permanente y 350 euros por honorarios médicos, con declaración de la responsabilidad civil subsidiaria por dichas cantidades de Distribuciones publicitarias del Pozo SL, quedando subsistentes los demás pronunciamientos de la sentencia recurrida.

Se declaran de oficio las costas del recurso.

Dese cumplimiento, al notificar esta resolución, a lo dispuesto en el art. 248-4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, con certificación de lo resuelto, para su notificación y ejecución, de todo lo cual deberá acusar el oportuno recibo.

Lo acordó y firma el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente que la dictó.

PUBLICACION.- La anterior sentencia fue leída y publicada por el Iltmo. Sr. Magistrado Ponente que la autoriza con su firma, estando celebrando Audiencia Pública en el día de su fecha. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Descubre ofertas diarias
IV Congreso Nacional de Derecho de Sociedades
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación