Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Cantabria 645/2013 de 18 de septiembre


 RESUMEN:

Sucesión empresarial: Contratas. Obligación de subrogación de la trabajadora. Jurisprudencia. Despido improcedente.

En Santander, a 18 de septiembre de 2013.

PRESIDENTE

Ilmo. Sr. D. Rubén López Iglesias Tamés

MAGISTRADAS

Ilma. Sra. D.ª MERCEDES SANCHA SAIZ (PONENTE)

Ilma. Sra. D.ª M.ª Jesús Fernández García

EN NOMBRE DE SU MAJESTAD EL REY, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen, ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de suplicación interpuesto por SAMSIC IBERIA, S.L.U., contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Núm. Seis de Santander, ha sido Ponente la Ilma. Sra. D.ª MERCEDES SANCHA SAIZ, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Según consta en autos se presentó demanda por D.ª Penélope, siendo demandados SAMSIC IBERIA, S.L.U., y otro, sobre despido, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de referencia en fecha 7 de junio de 2013, en los términos que se recogen en su parte dispositiva.

Segundo.—Como hechos probados se declararon los siguientes:

1.º- La actora, Dña. Penélope, ha venido prestando sus servicios profesionales para la empresa MASTERCLIN, S.A., desde el 2 de febrero de 2010 hasta el 28 de febrero de 2013, con la categoría profesional de Limpiadora, con una jornada de 12 horas semanales, y percibiendo un salario diario, con prorrata de pagas extraordinarias, de 11,39 €.

La actora prestaba sus servicios profesionales en el Servicio de Atención de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento de Camargo.

2.º- A las relaciones laborales de las empresas demandadas les resulta de aplicación el Convenio Colectivo de Limpieza de edificios y locales y Limpieza industrial de Cantabria (BOC 27 de octubre de 2011).

3.º- La empresa demandada MASTERCLIN, S.A., y la actora suscribieron los siguientes contratos:

- Contrato de interinidad, a tiempo parcial, para la limpieza de las Dependencias de Protección Civil del Excmo. Ayuntamiento de Camargo, con duración desde el 2 de febrero de 2010 hasta el 10 de abril de 2010.

- Contrato de interinidad, a tiempo parcial, para la limpieza de las mismas dependencias, con duración desde el 19 de abril de 2010 hasta el 31 de agosto de 2010, que fue transformado en indefinido. Mediante carta de fecha 23 de febrero de 2012, la Comunidad de Propietarios DIRECCION000 n.º NUM000 comunicó a LIMPIEZAS ALONSO lo siguiente: "A través de la presente, le comunicamos que en la última Junta de Propietarios celebrada se acordó prescindir de los servicios que presta a la Comunidad de Propietarios arriba indicada, a partir del próximo 15 de marzo de 2012".

4.º- La empresa demandada MASTERCLIN, S.A., dio de baja a la actora en la Seguridad Social con fecha de 28 de febrero de 2013.

5.º- La empresa MASTERCLIN, S.A., resultó adjudicataria del contrato administrativo de servicios de Limpieza de Centros Públicos, Dependencias Municipales, Instalaciones Deportivas y otras atenciones del Ayuntamiento de Camargo (expediente n.º NUM001), comenzando a prestar servicios el 1 de septiembre de 2008.

6.º- Desde el 1 de marzo de 2013, la empresa SAMSIC IBERIA, S.L., tiene adjudicado el servicio de limpieza del Ayuntamiento de Camargo.

Consta en las actuaciones y se da por reproducido el expediente n.º NUM002, relativo al Pliego de cláusulas administrativas particulares para la adjudicación del contrato administrativo de "servicios de de Limpieza de Centros Públicos, Dependencias Municipales, Instalaciones Deportivas y otras atenciones del Ayuntamiento de Camargo".

7.º- En el Anexo IV del Pliego de cláusulas administrativas referido, relativo a Personal a subrogar, la actora aparece en el puesto n.º NUM003, identificada por sus circunstancias laborales (12 horas semanales/Lunes-Sábado/19-04-2010/Fijo).

8.º- El servicio de limpieza de las dependencias de Protección Civil no se encuentra incluido en la adjudicación realizada a la empresa SAMSIC IBERICA.

9.º- Con fecha de 1 de marzo de 2013, la empresa demandada SAMSIC IBERIA S.L se subrogó en las relaciones laborales de Dña. Francisca, respecto de la anterior empresa, LACERA SERVICIOS MANTENIMIENTO S.A, que tenía adjudicada la limpieza del Juzgado de Paz de Camargo.

10.º- La actora no ostenta cargo de representación sindical.

11.º- Con fecha de 20 de marzo de 2013 se celebró acto de conciliación ante el ORECLA, que concluyó Sin Avenencia.

Tercero.—Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandada, siendo impugnado por la parte contraria, pasándose los autos al Ponente para su examen y resolución por la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—La empresa recurrente, SAMSIC IBERIA, S.L.U., resultó adjudicataria de la contrata de limpieza del Ayuntamiento de Camargo, con efectos al 1 de marzo de 2013, y rechazó subrogarse en el contrato de trabajo que la trabajadora, D.ª Penélope, tenía con la anterior adjudicataria MASTERCLIN, S.A., siquiera fuera a tiempo parcial.

La sentencia del Juzgado de lo Social número Seis de Santander, de 7 de junio de 2013, califica esa actitud de rechazo a la subrogación de la actora de despido improcedente y condena, exclusivamente, a la nueva empresa adjudicataria a las consecuencias que en el fallo se especifican, absolviendo a la anterior adjudicataria. Disconforme con dicha resolución judicial, recurre en suplicación la empresa condenada a través de dos motivos, con fundamento en los apartados b) y c) del art. 193 de la Ley reguladora de la Jurisdicción Social, instando la revisión del relato fáctico y el análisis de las normas que se dicen infringidas; habiendo sido objeto de impugnación por la trabajadora y por la codemandada.

Segundo.—En el primer motivo del recurso de suplicación formulado por la empresa, se interesa la revisión del octavo hecho probado, en los siguientes términos:

"La actora venía prestando sus servicios en las dependencias de Protección Civil del Excmo. Ayuntamiento de Camargo. Dichas dependencias municipales no se encontraban dentro del objeto del contrato administrativo de "Servicios de Limpieza de Centros Públicos, Dependencias Municipales, Instalaciones Deportivas y otras atenciones del Ayuntamiento de Camargo" (expediente n.º NUM002)".

La prestación de servicios por parte de la actora en las dependencias de Protección Civil de Camargo, se da por acreditada en el primer hecho probado, y el segundo párrafo se deduce del mismo ordinal octavo y del pliego de cláusulas administrativas (expediente n.º NUM002), que se da por reproducido en el sexto hecho probado. En definitiva, constan probados en la instancia los datos que se quiere adicionar.

Tercero.—1.- En el terreno del debate jurídico denuncia la entidad recurrente la infracción de normas sustantivas o de jurisprudencia, sin cita de precepto legal alguno, si bien se alude al art. 44 del Estatuto de los Trabajadores, al Convenio Colectivo sectorial, a la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Comunidades Europeas que interpreta la Directiva 77/187CEE, de 14 de febrero de 1977, sin especificar cual, y a una sentencia del TSJ de Cataluña, que no constituye jurisprudencia y no puede sustentar la suplicación.

La cuestión litigiosa se centra en determinar si el fenómeno sucesorio entre las empresas MASTERCLIN, S.A., y SAMSIC IBERIA, S.L.U., relativo a la contrata del servicio de limpieza de Centros Públicos, Dependencias Municipales, Instalaciones Deportivas y otras atenciones del Ayuntamiento de Camargo, reviste las características de una sucesión de empresas, de forma que corresponda a SAMSIC IBERIA la integración de la actora en su plantilla.

Considera la recurrente que, dado que el Ayuntamiento de Camargo ha excluido el puesto de trabajo de la actora del ámbito de la contrata y, por tanto, no lo incluye en el pliego de condiciones de la nueva adjudicación, no cabe la subrogación, al ser la contrata de servicios más restrictiva (con un objeto más limitado) que la anterior, al limitar las dependencias donde se prestan servicios y las frecuencias de la limpieza.

2.- La contrata no es más que una fórmula de descentralización productiva y como señala la sentencia del Tribunal Supremo de 27 de octubre de 2004 (rec. 899/02): El ordenamiento jurídico no contiene ninguna prohibición general que impida al empresario recurrir a la contratación externa para integrar su actividad productiva y así lo reconoce el artículo 42.1 del ET cuando se refiere a la contratación o subcontratación para «la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de la empresa».

Los distintos supuestos de subrogación empresarial se pueden reconducir en la actualidad, como sintetiza la sentencia del TSJ de Madrid de 13 de noviembre de 2009 (rec. 4324/09), a los siguientes:

A) El art. 44 del ET, reformado al compás de las Directivas comunitarias e interpretación de la jurisprudencia del TJCE, condicionado al requisito subjetivo de cambio de titularidad de la empresa, centro de trabajo o unidad productiva autónoma, y al objetivo de la entrega o aporte de los elementos patrimoniales necesarios, activos materiales o inmateriales o infraestructuras básicas para la continuidad de la actividad productiva.

B) Sucesión empresarial por disponerlos los pliegos de concesiones administrativas, cumpliéndose todos y cada uno de sus requisitos previstos en los mismos.

C) Subrogación empresarial convencional por así disponerlo los Convenios Colectivos, aunque no exista transmisión de elementos patrimoniales, contrayéndose a los casos expresadamente pactados y en tanto se hayan cumplido todos y cada uno de los requisitos en la norma estipulada para que surta efecto, no dándose si se incumpliera alguno de ellos (SSTS 10-12-97, 9-2 y 31-3-1998, 30-9-99 y 29-1-2002).

D) Sucesión contractual mediante acuerdo entre la empresa cedente y cesionaria, aun no concurriendo los requisitos del art. 44 del ET, supuesto a que hace méritos una copiosa jurisprudencia del TS referida a las empresas de handling, (por todas STS 29- 2-2000, que constituye una novación por cambio del empleador que exige el consentimiento de los trabajadores afectados en aplicación del art. 1.205 del Código Civil).

E) Sucesión de plantillas, aun no dándose tampoco los presupuestos del art. 44 del ET ni prever la subrogación el Convenio Colectivo o el pliego de condiciones, figura esta nacida de la jurisprudencia del TJCE, por continuar la empresa entrante en la actividad, asumiendo o incorporando a su plantilla a un número significativo de trabajadores de la empresa cesante, tanto a nivel cuantitativo (asumir por ejemplo la empresa entrante dos trabajadores sobre un total de seis, STS de 25-1-2006), como cualitativo (STSJ de Castilla-León de 31-10-2007). Aquí, la organización productiva, es la plantilla de trabajadores, entendida como un conjunto de elementos personales organizados, y constitutiva de una entidad económica que mantiene su identidad".

Este supuesto ha sido aceptado por la Sala Cuarta del TS en su reciente sentencia de 10 de junio de 2013 (rec. 2208/12), en la que se afirma: "Como hemos indicado en numerosas ocasiones precedentes, el mecanismo sucesorio operante entre las empresas de limpieza, de seguridad o de gestión de diversos servicios públicos, no es el previsto en el artículo. 44 del Estatuto de los Trabajadores, pues «ni la contrata ni la concesión administrativa, son unidades productivas autónomas a los efectos del artículo 44 ET, salvo entrega al concesionario o al contratista de la infraestructura u organización empresarial básica para la explotación»...Esta doctrina es coincidente con la del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en interpretación de la Directiva 77/187/CEE de 14 de febrero de 1977. Así en la sentencia del Pleno de 11 de marzo de 1997 (asunto Süzen), referida a empresas de limpieza, el Tribunal declaró que los mandatos de la Directiva no son aplicables en sucesión de contratas "si la operación no va acompañada de una cesión entre ambos empresarios, de elementos significativos del activo material o inmaterial, ni el nuevo empresario se hace cargo de una parte esencial, en términos de número y competencias, de los trabajadores que su antecesor destinaba al cumplimiento de su contrata". Tesis que se ha incorporado a la nueva Directiva sobre la materia 98/50 de 29 de junio de 1998". Por tanto, la única vía por la que hubiera podido operar una subrogación obligatoria, será la establecida en la norma sectorial contenida en el correspondiente convenio colectivo y en los términos y con los límites que en ella se establezcan, y la empresa saliente cumpla además con las obligaciones impuestas en el mismo relativas a facilitar a la entrante toda la documentación de los trabajadores afectados, de tal manera que la subrogación no opera en caso de incumplirse tales obligaciones, (sentencias del Tribunal Supremo de 10 de diciembre de 1997, 9 de febrero de 1998 y 30 de septiembre de 1999)". Y tras recordar que la doctrina establecida por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, al resolver cuestiones prejudiciales, es vinculante para dicha Sala (conforme al artículo 234 del Tratado de la Comunidad Europea) y citando diversas sentencias de dicho Tribunal, sostiene: "Como ya señalaba la última sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea de 11 de marzo de 1997: "En determinados sectores en los que la actividad descansa fundamentalmente en la mano de obra, un conjunto de trabajadores que ejerce de forma duradera una actividad común puede constituir una entidad económica, ha de admitirse que dicha entidad puede mantener su identidad aun después de su transmisión cuando el nuevo empresario no se limita a continuar con la actividad de que se trata, sino que además se hace cargo de una parte esencial, en términos de número y de competencias, del personal que su antecesor destinaba especialmente a dicha tarea". La noción de traspaso, la transferencia de la mera actividad cuando la misma va acompañada de la asunción de las relaciones laborales con un núcleo, considerable de la plantilla anterior, de tal forma que la sentencia del asunto Süzen vino a dar a ese conjunto el carácter de entidad económica".

3.- Al objeto de aplicar dicha doctrina jurisprudencial debemos estar a los hechos más relevantes del caso, que pueden sintetizarse como sigue: a) la trabajadora demandante fue contratada como limpiadora, con contrato a tiempo parcial (12 horas semanales) por MASTERCLIN, el 2 de febrero de 2010; b) el Ayuntamiento de Camargo, mediante expediente NUM001, adjudicó a MASTERCLIN el servicios de Limpieza de Centros Públicos, Dependencias Municipales, Instalaciones Deportivas y otras atenciones del Ayuntamiento de Camargo, con efectos a septiembre de 2008; c) la actora prestaba servicios, con contrato indefinido, en el "Servicio de Atención de Emergencias y Protección Civil del aludido Ayuntamiento"; d) por acuerdo del propio Ayuntamiento se adjudicó la concesión del servicio de limpieza del Ayuntamiento, con efectos al 1 de marzo de 2013, a la empresa SAMSIC IBERIA, no incluyendo la limpieza de las dependencias de Protección Civil; e) en el pliego de cláusulas administrativas particulares (expediente NUM002), se afirma que el objeto del contrato es el "servicios de Limpieza de centros públicos, dependencias municipales, e instalaciones deportivas y otras atenciones del Ayuntamiento de Camargo", y en su anexo IV se efectúa una relación de personal vinculado a la prestación del servicio, estando incluida la actora en el puesto n.º NUM003; y f) SAMSIC IBERIA se ha subrogado en la relación laboral de otra trabajadora que prestaba servicios en el Juzgado de Paz de Camargo, centro que antes no estaba incluido en el contrato entre MASTERCLIN y el Ayuntamiento de Camargo.

4.- Procede analizar, a continuación, si conforme a dichos presupuestos fácticos, se ha producido la subrogación:

a) Es claro que no existe obligación de subrogarse conforme al art. 44 del ET, precepto sobre permanencia de la relación contractual de trabajo en los supuestos de «sucesión de empresa» y que no comprende, en principio, de acuerdo con reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo (entre otras muchas, STS/IV de 29 de enero de 2002), que atiende a la establecida en la materia por el Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea los casos de finalización de una contrata de servicios de limpieza con encargo de los mismos servicios a una empresa contratista distinta, salvo que la sucesión en la actividad de estas contratas vaya acompañada de la cesión entre ambos empresarios contratistas «de elementos significativos del activo material o inmaterial, o que el nuevo empresario se haga cargo de una parte esencial, en términos de número y competencia de los trabajadores que su antecesor destinaba al cumplimiento de su contrata» (Sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea de fecha 14 de febrero de 1997).

b) El artículo 14 del Convenio Colectivo de Limpieza de Edificios y Locales y de Limpieza Industrial para la Comunidad Autónoma de Cantabria 2010-2013 (BOC 27-10-2011), establece en su párrafo primero: "Con el fin de conservar los puestos de trabajo y ver así reducidos al máximo los expedientes de regulación de empleo, cuando una empresa afectada por este convenio se haga cargo de una contrata en cualquier forma y teniendo en cuenta que las especiales características y circunstancias de la actividad de limpieza determinan que la subrogación del personal sea un modo atípico de la adscripción de éste a las empresas, al término de la adjudicación de una contrata o subcontrata de limpieza, los trabajadores de la empresa contratista o subcontratista saliente pasarán a estar adscritos a la nueva titular de la contrata, quién se subrogará en todos los derechos y obligaciones cualquiera que sea la forma jurídica que adopte el empleador, incluida la de sociedad irregular, cooperativa con o sin ánimo de lucro, centros especiales de empleo, etc. (...) La subrogación en los contratos de trabajo de los trabajadores de la empresa cesante operará siempre que estos lleven prestando servicios tres meses en los centros de trabajo o unidad productiva objeto de la subrogación" Y, a continuación, tras establecer una serie de reglas y requisitos de la subrogación, enumerar la documentación que la empresa saliente debe entregar a la entrante y recoger la obligación de esta de poner en conocimiento de los trabajadores afectados, el hecho de la subrogación, finaliza diciendo en su dos últimos párrafos: "En caso de incumplimiento por la empresa entrante y saliente, de las obligaciones de comunicación señaladas en este artículo, se producirá la subrogación automática en todo el personal que preste servicios en el centro de trabajo o unidad productiva. La nueva empresa concesionaria incorporará a su plantilla al personal afectado por el cambio de titularidad, con los mismos derechos y obligaciones que tuviese en la empresa cesante. De ninguna forma se producirá la adscripción del personal en el caso de un contratista que realice la primera limpieza y no haya suscrito Contrato de Mantenimiento. Lo anteriormente expuesto, en este articulo, lo será sin perjuicio de las responsabilidades económicas de la empresa causante o cesante, conforme a lo previsto en la vigente legislación respecto de los supuestos de cambio de titularidad de la empresa".

En el caso enjuiciado, el artículo 14 del Convenio sectorial aplicable no contiene ninguna previsión específica para el supuesto de que se produjera -como aquí sucede- un cambio de adjudicataria con reducción del servicio.

Ahora bien, dado que la actora llevaba prestando servicios más de tres meses en la unidad productiva, entendemos que se cumplen los requisitos convencionales para la subrogación.

c) Por otro lado existen otros datos relevantes a valorar, primero que el pliego de condiciones tras imponer a la empresa adjudicataria la obligación de subrogación "en los contratos del personal de las empresas que actualmente prestan el servicio", adjunta un Anexo IV en el que se incluye la relación del personal vinculado a la prestación del servicio, personal entre el que se incluye nominalmente a la actora, y termina diciendo "El adjudicatario estará obligado a subrogar todo el personal previsto en el Anexo IV del Pliego de Cláusulas Administrativas, que definirá la oferta". Por tanto y como consecuencia de dicho pliego de condiciones también existía obligación de subrogar a la actora, con independencia de que las concretas dependencias en las que prestaba servicios en el momento de cambio de contrata (Protección Civil) no fuesen objeto de esta.

Por todo ello, entendiendo ajustada a derecho la resolución recurrida, debemos desestimar el recurso formulado.

Cuarto.—En materia de costas, no gozando la empresa recurrente del beneficio de justicia gratuita, procede condenarle a las causadas en esta fase del proceso, con inclusión de los honorarios de los Letrados de las partes impugnantes del recurso (art. 235.1 de la LRJS).

Igualmente, procede el mantenimiento de los aseguramientos prestados y la pérdida del depósito constituido para recurrir, a los que se dará el destino legal (art. 203 del mismo texto procesal).

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación,


FALLO


 
Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por la empresa SAMSIC IBERIA, S.L.U, contra la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número Seis de los de Santander, de fecha 7 de junio de 2013 (Proceso de despido 240/2013), en virtud de demanda formulada por Dña. Penélope, contra la recurrente y MASTERCLIN, S.A., en reclamación por despido y, en consecuencia, confirmamos íntegramente la sentencia recurrida.

Dese a los depósitos constituidos el destino legal correspondiente.

Condenamos a la empresa recurrente a abonar a cada uno de los Letrados de las impugnantes honorarios por importe de 650 euros.

Notifíquese esta sentencia a las partes y a la Fiscalía de la Comunidad Autónoma, previniéndoles de su derecho a interponer contra la misma, recurso de casación para la unificación de doctrina, regulado en los artículos 218 y siguientes de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la Jurisdicción Social, que podrá prepararse ante esta Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, dentro de los diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación. La recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en la secretaría de la Sala de este Tribunal Superior al tiempo de la preparación del recurso, la consignación de un depósito de 600 euros en la cuenta n.º 3874/0000/66/0563/13, abierta en la entidad de crédito BANESTO, Código identidad 0030, Código oficina 7001.

Devuélvanse, una vez firme la sentencia, el proceso al Juzgado de procedencia, con certificación de esta resolución, déjese otra certificación en el rollo a archivar en este Tribunal.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia en día de su fecha, por el Ilmo/a. Sr/a. Magistrado Ponente que la suscribe, en la Sala de Audiencia de este Tribunal. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Tu formación puede salirte gratis
Dossier productos tóxicos
III Congreso Compliance
 
Foros de formación