Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Cantabria 726/2013 de 17 de octubre


 RESUMEN:

Prestaciones y pensiones: Desempleo. Derecho a la reposición. Suspensión de contrato por expediente de regulación de empleo y posterior despido por causas objetivas.

En Santander, a 17 de octubre de 2013.

PRESIDENTE

Ilmo. Sr. D. Rubén López Tamés Iglesias

MAGISTRADAS

Ilma. Sra. D.ª MERCEDES SANCHA SAIZ (PONENTE)

Ilma. Sra. D.ª Elena Pérez Pérez

EN NOMBRE DE SU MAJESTAD EL REY, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen, ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de suplicación interpuesto por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Núm. Seis de Santander, ha sido Ponente la Ilma. Sra. D.ª MERCEDES SANCHA SAIZ, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Según consta en autos se presentó demanda por D. Gervasio siendo demandado el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), sobre desempleo, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de referencia en fecha 21 de mayo de 2013, en los términos que se recogen en su parte dispositiva.

Segundo.—Como hechos probados se declararon los siguientes:

1.º- El actor, D. Gervasio, prestó sus servicios en la empresa RICELEC, con antigüedad desde el 11 de enero de 1999, ostentado la categoría profesional de Oficial 2.ª, y percibiendo un salario diario, con prorrata de pagas extraordinarias, de 48,53 €.

2.º- La empresa RICELEC, S.A., fue declarada en concurso ordinario de acreedores, en el procedimiento n.º 109/2012.

3.º- El actor estuvo sometido al ERE n.º NUM000, acordándose la suspensión de su relación laboral en el periodo comprendido entre el 1 de mayo de 2011 al 18 de junio de 2012, por lo que consumió 140 días de prestación de desempleo.

Con fecha de 18 de junio de 2012 se extinguió la relación laboral que vinculaba al actor con la empresa RICELEC, S.L., mediante despido por causas objetivas.

4.º- El actor prestó sus servicios profesionales en la empresa GESTION DE PROYECTOS Y VIGILANCIA, S.A., en el periodo comprendido entre el 4 de junio al 12 de julio de 2012. El motivo de la extinción del contrato, fue "Fin de contrato temporal".

5.º- Con fecha de 30 de julio de 2012, el SPEE reconoció al actor la prestación por desempleo, nivel contributivo, con una duración de 720 días, con fecha de efectos 13 de julio de 2012 y 140 días consumidos

6.º- La base reguladora diaria de la prestación por desempleo es de 46,15 €.

7.º- Se ha agotado la vía administrativa previa.

Tercero.—Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandada, siendo impugnado por la parte contraria, pasándose los autos al Ponente para su examen y resolución por la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—La Sentencia del Juzgado de lo Social número Seis de Santander, de 21 de mayo de 2013, ha estimado la pretensión del trabajador demandante, D. Gervasio, en materia de prestación de desempleo, en relación a su duración, reconociendo el derecho íntegro a los 720 días de la prestación inicial, sin descontar los 140 días que el Servicio Público de Empleo (SEPE) había considerado consumidos en aplicación estricta del art. 3 de la Ley 3/2012, de 5 de julio. Estamos ante un supuesto de un trabajador que prestando servicios para la empresa RICELEC, S.L., vio suspendido su contrato de trabajo por un expediente de regulación de empleo y el mismo día de finalizar la suspensión vio extinguido su contrato de trabajo en virtud de un despido por causas objetivas (el 18-06-2012), y al estar prestando servicios para otra empresa con un contrato temporal, con duración del 4-06-2012 al 12-07-2012, solicitó el día 13-07-2012, la correspondiente prestación de desempleo, que se le reconoce por el SEPE pero entendiendo que existen 140 días consumidos.

Disconforme con dicha resolución judicial el Servicio Público de Empleo Estatal presenta recurso de suplicación articulando un inicial motivo al amparo del párrafo c) del art. 193 de la Ley reguladora de la Jurisdicción Social; habiendo sido objeto de impugnación por parte del actor.

Segundo.—Denuncia el Letrado del SEPE en su recurso la infracción, por interpretación errónea, de lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley 3/2012, de 6 de julio.

Señala el organismo recurrente que el beneficio de la reposición -de los días de desempleo disfrutados previamente y hasta un máximo de 180- solo debe hacerse efectiva cuando la extinción del contrato de trabajo es, exclusivamente, por una de las tres modalidades que permite la Ley, y en el tiempo acotado por la norma, siempre que se acceda al desempleo desde la empresa en la que se tuvo suspendida o reducida la jornada laboral, con el argumento de que es la empresa y no los trabajadores, la protagonista de la reforma legal.

Conviene comenzar recordando que el art. 16 de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para el mantenimiento y el fomento del empleo y la protección de las personas desempleadas establece, al igual que hacía con anterioridad el art. 3 de la Ley 27/2009, la reposición de la prestación por desempleo consumida en situaciones de suspensión y reducción de jornada por causas empresariales previas a extinciones de contratos de trabajo. Ello supone la obtención de nuevo de la prestación por desempleo de nivel contributivo ya consumida durante un período previo de suspensión temporal o de reducción de jornada, por la misma cuantía percibida en aquel período y la misma base de cotización correspondiente a dicho período, por una duración máxima limitada, siempre que se reúnan los requisitos exigidos para ello según los distintos supuestos, siendo de aplicación a las suspensiones o reducciones de jornada que se produzcan entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2013 (art. 3 RDL 1/2013, de 25 de enero).

La norma cuya infracción se denuncia, el art. 16 de esta Ley 3/2012, disponía en su redacción original:

"1. Cuando una empresa, en virtud del art. 47 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores o de un procedimiento concursal, haya suspendido contratos de trabajo, de forma continuada o no, o haya reducido el número de días u horas de trabajo, y posteriormente se extingan contratos al amparo de los arts. 51 o 52.c) del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, o del art. 64 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, los trabajadores afectados tendrán derecho a la reposición de la duración de la prestación por desempleo de nivel contributivo por el mismo número de días que hubieran percibido el desempleo total o parcial en virtud de aquellas suspensiones o reducciones con un límite máximo de 180 días, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

a) Que las suspensiones o reducciones de jornada se hayan producido entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2012, ambos inclusive.

b) Que el despido se produzca entre el 12 de febrero de 2012 y el 31 de diciembre de 2013.

2. La reposición prevista en el apartado 1 de este artículo será de aplicación cuando en el momento de la extinción de la relación laboral:

a) Se reanude el derecho a la prestación por desempleo.

b) Se opte por la reapertura del derecho a la prestación por desempleo inicial, en ejercicio del derecho de opción previsto en el art. 210.3 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio.

c) Se haya agotado la prestación por desempleo durante la suspensión o la reducción de jornada y no se haya generado un nuevo derecho a prestación por desempleo contributiva".

La cuestión litigiosa se centra, por tanto, en determinar si es posible obtener el derecho a la reposición, en un supuesto como el actual, en el que se cumplen las condiciones para obtener tal derecho, al existir una suspensión de un contrato en virtud de un ERE en el año 2012 y el inmediato despido por causas objetivas el18-06-2012 (art. 16.1 Ley 3/2012), si bien el reconocimiento de la prestación por desempleo se produjo con efectos al 13-07-2012, por haber prestado servicios para otra empresa con un contrato temporal que se vio extinguido el 12-07-2012.

Comparte esta Sala el criterio manifestado por el TSJ del País Vasco en sus sentencias de 22 de marzo de 2011 (rec. 595/2011) -reproducida en la instancia - y 10 de julio de 2012 (rec. 1697/2012), en las que se analizan supuestos idénticos al de ahora y se reconoce el derecho a la reposición, con fundamento en el art. 3 de la Ley 27/2009, aún cuando el proceso de regulación temporal y la extinción final se producen en empresas diferentes. En ellas se deslinda con nitidez las condiciones para tener derecho a la reposición de la prestación por desempleo consumida (fijadas actualmente en el apartado 1.º del art. 16 de la Ley 3/2012) y el momento de dar efectividad a tal derecho (apartado 2.º del referido art. 16), que en supuesto actual es la reanudación del derecho a la prestación (letra a). Y se afirma en la última de las citadas resoluciones judiciales: "Por lo tanto, dicha norma en cuestión no exige en la literalidad o interpretación gramatical que la reanudación o reapertura de opción de la prestación de desempleo se haga precisamente a consecuencia de la última extinción del contrato de trabajo que en su caso sería temporal, ni específicamente que lo sea también en la empresa en la que se tuvo el expediente de regulación de empleo de suspensión o de reducción. Por ello no podemos hacer una interpretación restrictiva o limitadora que no se ajuste a la finalidad de la norma, que busca la recuperación de la prestación consumida con la condición de una posterior extinción contractual que de derecho a las prestaciones de desempleo. Por lo que resultaría contradictorio que reuniéndose las circunstancias, requisitos y derechos, que cumplen la condición, se negase la aplicación por cuanto la diligencia en la búsqueda de un nuevo empleo provoque una liquidación contraria a su consumo, haciendo de peor derecho aquel que se preocupa por realizar una prestación laboral que al que se mantiene sin solución de continuidad en la situación de desempleo".

En definitiva, entendiendo que la norma -en su literalidad- no exige que la extinción tenga lugar en la misma empresa que la regulación temporal y atendiendo a la finalidad de aquella que no es otra que mejorar la protección social por desempleo de aquellos trabajadores que se han visto afectados de forma sucesiva, primero por la suspensión temporal de su contrato por causas económicas, técnicas, organizativas y/o productivas, y luego por la extinción fundamentada en las mismas causas (puesta de manifiesto por la Sala IV del Tribunal Supremo, entre otras, en sentencia de 5 de julio de 2011, rec. 3136/2010), consideramos que la resolución de instancia no ha infringido el art. 16 de la Ley 3/2012; lo que nos lleva a su confirmación y consiguiente desestimación del recurso formulado.

Vistos los preceptos legales citados y demás de pertinente aplicación.


FALLO


 
Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número Seis de Santander (Proc. 877/2012), de fecha 21 de mayo de 2013, en el presente proceso seguido por D. Gervasio contra el organismo recurrente, sobre desempleo, la cual confirmamos en su integridad.

Notifíquese ésta sentencia a las partes y a la Fiscalía de la Comunidad Autónoma, previniéndoles de su derecho a interponer contra la misma, recurso de casación para la unificación de doctrina, que podrá prepararse ante esta Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, dentro de los diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación.

Devuélvanse, una vez firme la sentencia, los autos al Juzgado de procedencia con certificación de esta resolución y déjese otra certificación en el Rollo de archivar en este Tribunal.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia en día de su fecha, por el Ilmo/a. Sr/a. Magistrado Ponente que la suscribe, en la Sala de Audiencia de este Tribunal. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Tu formación puede salirte gratis
Dossier productos tóxicos
III Congreso Compliance
 
Foros de formación