Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Madrid 767/2013 de 30 de julio


 RESUMEN:

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas: Determinación de la base imponible. Estimación objetiva por índices o módulos: Exclusión procedente por excederse el límite del presupuesto. Procedimiento de inspección: Validez.

Sala de lo Contencioso-Administrativo

Sección Quinta

C/ General Castaños, 1 - 28004

33009710

NIG: 28.079.33.3-2011/0175378

Procedimiento Ordinario 420/2011

Demandante: D./Dña. Fructuoso

PROCURADOR D./Dña. ROBERTO DE HOYOS MENCIA

Demandado: Tribunal Económico-Administrativo Regional de Madrid. Ministerio de Economía y Hacienda

Sr. ABOGADO DEL ESTADO

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA

DE

MADRID

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

SENTENCIA 767

RECURSO NÚM.: 420-2011

PROCURADOR D./DÑA.: ROBERTO DE HOYOS MENCIA

Ilmos. Sres.:

Presidente

D. José Alberto Gallego Laguna

Magistrados

D. José Ignacio Zarzalejos Burguillo

Dña. María Rosario Ornosa Fernández

Dña. María Antonia de la Peña Elías

D. Álvaro Domínguez Calvo

-----------------------------------------------

En la Villa de Madrid a 30 de Julio de 2013

Visto por la Sala del margen el recurso núm. 420-2011 interpuesto por D. Fructuoso representado por el procurador D. ROBERTO DE HOYOS MENCIA contra fallo del Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid de fecha 22.2.2011 reclamación n.º NUM000, NUM001 de IVA, NUM002, NUM003 de IRPF habiendo sido parte demandada la Administración General del Estado, representada y defendida por su Abogacía.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Por la representación procesal del recurrente, se interpuso el presente recurso, y después de cumplidos los trámites preceptivos, formalizó la demanda que basaba sustancialmente en los hechos del expediente administrativo, citó los fundamentos de derecho que estimó aplicables al caso, y concluyó con la suplica de que en su día y, previos los trámites legales se dicte sentencia de conformidad con lo expuesto en el suplico de la demanda.

Segundo.—Se dio traslado al Abogado del Estado, para contestación de la demanda y alegó a su derecho lo que consideró oportuno, y solicitó la confirmación en todos sus extremos del acuerdo recurrido.

Tercero.—Estimándose necesario el recibimiento a prueba y una vez practicadas las mismas se señaló para la votación y fallo, la audiencia del día 30- 7-2013 en que tuvo lugar, quedando el recurso concluso para Sentencia.

Siendo Ponente la Ilma. Sra. Magistrada DÑA. María Antonia de la Peña Elías.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—Don Fructuoso, parte recurrente, impugna de manera acumulada la resolución de 22 de febrero de 2011, dictada por el Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid que desestimó las reclamaciones económico administrativas números NUM000 y NUM001, que respectivamente interpuso contra la liquidación derivada del acta de disconformidad A02 número NUM004, en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido del ejercicio 2006, por importe de 31.698,33 euros y contra el acuerdo sancionador derivado de las mismas actuaciones en cuantía de 31.698,33 euros y la resolución del mismo tribunal de 24 de febrero de 2011 que desestimó las reclamaciones económico administrativas números NUM002 y NUM003, que respectivamente interpuso contra la liquidación derivada del acta de disconformidad A02 número NUM005, en concepto de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio 2006, por importe de 75.177,17 euros y contra el acuerdo sancionador derivado de las mismas actuaciones en cuantía de 34.765 euros.

En estas resoluciones se confirman los actos de liquidación y de sanción impugnados, ya que el error en la numeración de las diligencias no causa indefensión ni afecta al contenido de la regularización en cuanto a las incorrecciones atribuidas a las diligencias que tienen los efectos que le atribuyen los artículos 107 de la LGT y 46.1 del RGIT se firmaron sin ningún reparo por el interesado que pudo expresar su disconformidad dada su trascendencia, se atribuyen también errores a las actas en cuanto a las dilaciones imputadas ya que no debe serlo el periodo del 28 de marzo al 11 de julio de 2008 al no solicitarse información adicional pero la realidad es que la visita para el 24 de marzo fue aplazada a su petición concertándose otra cita para el 4 de abril también aplazada indicándose por fin que se reanudarían cuando se indicase por el obligado tributario y se pide que se retire la expresión de supuestos contratos pero sucede que se trata de contratos privados con los efectos del artículo 1227 del Código Civil, la comprobación por la Unidad de Módulos fue limitada y no se dicto resolución ni hubo caducidad del expediente y correctamente se inicio el procedimiento inspector y en cuanto al fondo, el interesado ha excedido del límite del epígrafe 501.3 al tener facturas del mismo día, del mismo cliente y de la misma obra por trabajos de albañilería por lo que su actividad queda encuadrada en el epígrafe 501.1 de construcción completa reparación y conservación de edificaciones que obliga a tributar en el régimen general en el IVA y en el régimen de estimación directa en el IRPF; tampoco hay error en el cálculo de las cuotas del régimen simplificado y general porque el módulo personal no asalariado correspondiente al empresario se computa al razón de 1800 horas año salvo que se acredite dedicación inferior y no se ha probado conforme al artículo 105 de la LGT; los perjuicios que se alegan no pueden ser apreciados puesto que la Inspección se atuvo a la legislación vigente aplicable y la sanción es correcta porque el contribuyente tributo por el régimen simplificado en el IVA y por el régimen de estimación objetiva en el IRPF sin reunir los requisitos necesarios para ello dejando de ingresar parte de las respectivas cuotas sin causa de exclusión de la responsabilidad.

Segundo.—La parte recurrente solicita de la Sala que se anulen los acuerdos recurridos y las liquidaciones y sanciones de los que proceden y alega, en síntesis que hay errores en el procedimiento inspector al numerarse las diligencias de manera incorrecta o no numerarse o numerarse con el mismo número dos distintas, en la diligencia de 2/10/2007 se dice que el compareciente manifiesta que no existe ningún tipo de documentación adicional y lo que se pretendía decir es que no se aportaba en ese acto, dado que después se aporta multitud de información adicional según reflejan las diligencias posteriores, en la diligencia número 4 de 26/10/2007 se acompaña su escrito haciendo constar las obras en las que trabajó en 2006 y no solo los relativos a la empresa Colaser Madrid SL; diligencia número 5 de 23 de noviembre de 2007 en la que se aporta toda la documentación requerida en la comunicación de inicio y no se solicita nueva documentación; la comunicación de ampliación al IVA a los periodos de 2006 notificada el 17/12/2007 se pide detalle de las obras para Sergema Obras SL pero toda la documentación se había aportado antes, diligencia de 6/2/2008 figura con el número 4 que también lo tiene la de 26/10/07 y se aporta detalle de las obras de cada factura; diligencia de 15/2/08 se solicita aclaración de si se trata de una obra o de obras distintas, diligencia de 29 de febrero de 2008 sin numerar y se requiere detalle de obras que ya se había aportado antes; diligencia de 14/3/2008 documentación ya aportada, diligencia de 28/03/2008 no se pide documentación adicional; por lo que se refiere a las actas, no le es imputable la dilación entre el 28 de marzo y el 11 de julio 2008 porque no solicitó aplazamiento ni existe comparecencia de 24 de marzo de 2008, hasta la ampliación se requiere documentación ajena a las actuaciones y no se pueden computar como dilaciones por la no presentación de documentación ajena a la comprobación y se emplea la expresión supuestos contratos que debe suprimirse si no se actúa en consecuencia; la propia Administración se contradice porque se realizó por la Unidad de Módulos comprobación limitada sin regularizar el ejercicio 2006 y su criterio es el correcto; se parecían errores en los cálculos de las cuotas ya que el modulo de personal no asalariado se computa en su totalidad asignándole jornada completa cuando es empleado de Glass Watch SL y tiene una jornada de 36 horas semanales los días de lunes a sábado y desde el 24/7/al 31/7/2006 trabajo para Sergema Obras SL y así consta en su declaración del IRPF y certificado de rendimientos del trabajo y sin haber recabado el dato esencial sobre las horas empleadas por el titular y su personal asalariado se fija el rendimiento neto en relación a las facturas NUM006 y NUM007 de 2006, el concepto de obra es fijado de modo subjetivo por el actuario; de producen perjuicios irreparables por vulnerar el principio de capacidad económica; los regímenes general y de estimación directa son aplicables a partir del ejercicio posterior al de la exclusión y de las facturas y de los contratos presupuestos se deducen las obras ejecutadas con cabida por su naturaleza e importe en el epígrafe 501.3 no en el 501.1.

Tercero.—El Abogado del Estado se opone al recurso y alega que la demanda es reproducción de las alegaciones ante el TEAR sin crítica alguna, lo que es incompatible con la naturaleza revisora de esta jurisdicción por lo que el recurso debe caducar o en otro caso desestimarse con remisión al acuerdo impugnado.

Cuarto.—Don Fructuoso, parte recurrente, discute la legalidad de la resolución de 22 de febrero de 2011, dictada por el Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid que desestimó las reclamaciones económico administrativas números NUM000 y NUM001, que respectivamente interpuso contra la liquidación derivada del acta de disconformidad A02 número NUM004, en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido del ejercicio 2006, por importe de 31.698,33 euros y contra el acuerdo sancionador derivado de las mismas actuaciones en cuantía de 31.698,33 euros y de la resolución del mismo Tribunal de 24 de febrero de 2011 que desestimó las reclamaciones económico administrativas números NUM002 y NUM003, que respectivamente interpuso contra la liquidación derivada del acta de disconformidad A02 número NUM005, en concepto de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio 2006, por importe de 75.177,17 euros y contra el acuerdo sancionador derivado de las mismas actuaciones en cuantía de 34.765 euros. Según esta parte, el procedimiento inspector contiene graves errores ya que hay diligencias distintas con el mismo número y algunas están sin numerar, ya en diligencia de 23 de noviembre de 2007 se aporta toda la documentación requerida y aportada por lo que las diligencias posteriores son meramente reiterativas y desde esa fecha las dilaciones no le son imputables y tampoco lo es la dilación de 28 de marzo al 11 de julio de 2008 y hasta la ampliación de 17 de diciembre de 2007 se requiere una documentación ajena a la comprobación pues la comprobación se limitaba al ejercicio 2006 en relación a las facturas emitidas a una concreta entidad y en cuanto al fondo debe suprimirse la expresión "supuestos contratos" que emplea la Inspección sino actúa en consecuencia; la Administración tributaria se contradice porque la Unidad de Módulos acepto su situación tributaria correspondiente a 2006; el módulo de personal no asalariado se fija por jornada completa sin tener en cuenta que era empleado por cuenta ajena de la entidad Glass Watch, S.L. y desde 24 de julio a 31 de julio de 2006 prestó servicios para Sergema Obras, S.L. como consta en su declaración y certificado de retribuciones y retenciones, se fija los rendimientos desconociendo las horas de trabajo del personal que los prestó en las facturas NUM006 y NUM007 de 2006 el concepto de obra se fija de modo subjetivo por el actuario; se le causan perjuicios irreparables y se atenta contra el principio de capacidad económica; los regímenes general en el IVA y de estimación directa en el IRPF solo resultan aplicables a partir del ejercicio siguiente al de la exclusión y de las facturas y documentación, contratos y presupuestos, se deduce sin duda posible que se trata de obras del epígrafe 501.3 y 501.1 del IAE por razón de la naturaleza de las obras y del importe de sus presupuestos y facturación.

Quinto.—Por lo que se refiere a los errores y vicios de procedimiento que se aducen, la repetición o la falta de numeración de alguna de las diligencias no es causa de nulidad dado que la totalidad de las diligencias figuran en el expediente administrativo con sus fechas y no se causa indefensión alguna y en cuanto a las dilaciones y aplazamientos aunque la actora no atribuye consecuencia alguna limitándose a invocar la Ley 1/1998, debe estarse a lo que dispone el artículo 150.1 y 2 de la LGT que establece: " 1. Las actuaciones del procedimiento de inspección deberán concluir en el plazo de 12 meses contado desde la fecha de notificación al obligado tributario del inicio del mismo. Se entenderá que las actuaciones finalizan en la fecha en que se notifique o se entienda notificado el acto administrativo resultante de las mismas. A efectos de entender cumplida la obligación de notificar y de computar el plazo de resolución serán aplicables las reglas contenidas en el apartado 2 del artículo 104 de esta ley .

No obstante, podrá ampliarse dicho plazo, con el alcance y requisitos que reglamentariamente se determinen, por otro período que no podrá exceder de 12 meses, cuando en las actuaciones concurra alguna de las siguientes circunstancias:

a)Cuando revistan especial complejidad. Se entenderá que concurre esta circunstancia atendiendo al volumen de operaciones de la persona o entidad, la dispersión geográfica de sus actividades, su tributación en régimen de consolidación fiscal o en régimen de transparencia fiscal internacional y en aquellos otros supuestos establecidos reglamentariamente.

b)Cuando en el transcurso de las mismas se descubra que el obligado tributario ha ocultado a la Administración tributaria alguna de las actividades empresariales o profesionales que realice.

Los acuerdos de ampliación del plazo legalmente previsto serán, en todo caso, motivados, con referencia a los hechos y fundamentos de derecho.

2.La interrupción injustificada del procedimiento inspector por no realizar actuación alguna durante más de seis meses por causas no imputables al obligado tributario o el incumplimiento del plazo de duración del procedimiento al que se refiere el apartado 1 de este artículo no determinará la caducidad del procedimiento, que continuará hasta su terminación, pero producirá los siguientes efectos respecto a las obligaciones tributarias pendientes de liquidar:

a)No se considerará interrumpida la prescripción como consecuencia de las actuaciones inspectoras desarrolladas hasta la interrupción injustificada o durante el plazo señalado en el apartado 1 de este artículo.

En estos supuestos, se entenderá interrumpida la prescripción por la reanudación de actuaciones con conocimiento formal del interesado tras la interrupción injustificada o la realización de actuaciones con posterioridad a la finalización del plazo al que se refiere el apartado 1 de este artículo. En ambos supuestos, el obligado tributario tendrá derecho a ser informado sobre los conceptos y períodos a que alcanzan las actuaciones que vayan a realizarse.

b) Los ingresos realizados desde el inicio del procedimiento hasta la reanudación de las actuaciones que hayan sido imputados por el obligado tributario al tributo y período objeto de las actuaciones inspectoras tendrán el carácter de espontáneos a los efectos del artículo 27 de esta ley.

Tendrán, asimismo, el carácter de espontáneos los ingresos realizados desde el inicio del procedimiento hasta la primera actuación practicada con posterioridad al incumplimiento del plazo de duración del procedimiento previsto en el apartado 1 de este artículo y que hayan sido imputados por el obligado tributario al tributo y período objeto de las actuaciones inspectoras."

En el caso de autos, las actuaciones se iniciaron mediante la notificación de la comunicación de inicio de 27 de agosto de 2007 y culminaron mediante la notificación de la liquidación resultante de 6 de noviembre de 2008 y aun en el supuesto de que se hubieran prolongado más de 12 meses, el único efecto que le atribuye la LGT es de no interrumpir la prescripción y hasta la notificación de la liquidación que tuvo lugar el 6 de noviembre de 2008, que si sirve para interrumpirla, pues se trata de acto de reanudación con conocimiento formal del contribuyente, no había prescrito la acción para liquidar por el transcurso de cuatro años desde el 20 de abril de 2006, correspondiente al vencimiento del periodo impositivo trimestral más antiguo del ejercicio 2006 a los efectos del IVA y desde el 30 de junio de 2007, de vencimiento del periodo voluntario de declaración del IRPF del mismo ejercicio. De manera que las alegaciones de la parte actora en cuanto a vicios de procedimiento en este caso carecen de relevancia jurídica y lo mismo sucede respecto del acta.

Sexto.—En cuanto al fondo, dice la recurrente que la Unidad de Módulos acepto su situación tributaria y por tanto la regularización practicada es contradictoria, pero aun siendo cierto que la Unidad de Módulos inicio un procedimiento de gestión de comprobación limitada por los trimestres de 2006 sin practicar liquidación extendiendo una diligencia de 29 de marzo de 2007, antes de que transcurriera el plazo de 6 meses a los efectos del artículo 104 de la LGT la Inspección inicio sus actuaciones como podía hacerlo en virtud de lo dispuesto en el artículo 139.1.c) de la misma Ley, a cuyo tenor " 1. El procedimiento de comprobación limitada terminará de alguna de las siguientes formas: a) Por resolución expresa de la Administración tributaria, con el contenido al que se refiere el apartado siguiente. b) Por caducidad, una vez transcurrido el plazo regulado en el artículo 104 de esta ley sin que se haya notificado resolución expresa, sin que ello impida que la Administración tributaria pueda iniciar de nuevo este procedimiento dentro del plazo de prescripción y c) Por el inicio de un procedimiento inspector que incluya el objeto de la comprobación limitada" y no se aprecia contradicción alguna.

En cuanto a la alegación sobre la reducción del modulo de personal no asalariado fijado por la Instrucción en 1800 horas/año, no puede tener acogida porque las pruebas a que se refiere el recurrente no justifican esa reducción: el contrato de trabajo es de duración determinada, data de 1 de marzo de 1997 se celebra para inicio de actividad siendo esta el 1 de marzo de 1997 finalizando el 29 de febrero de 2000 y se extiende desde el 1 de marzo al 30 de septiembre de 1997, en la declaración del IRPF del ejercicio 2006 que se aporta constan rendimientos de trabajo por importe de 18.704,05 euros, pero no se justifica cuales fueron las horas trabajadas y del certificado de retribuciones y retenciones aportado consta que el recurrente percibió los rendimientos de trabajo declarados y figura como pagador la entidad Glass Whatch SL, pero no pueden vincularse al referido contrato de trabajo y por lo que se refiere a la entidad Sergema Obras SL no hay constancia del percibo de rendimientos de trabajo dependiente y sí prestó otros servicios distintos no se justifica las horas empleadas en ellos.

A continuación alega la recurrente que los rendimientos derivados de las facturas números NUM006 y NUM007 de 2006 de 7 de junio de 2006 se han fijado con desconocimiento de las horas de trabajo de personal asalariado, a este respecto hay que señalar que la Inspección constato que el recurrente tuvo solo un trabajador contratado en 2006 por el periodo comprendido entre 13 de noviembre hasta el final de año y además aquella consideró que no era aplicable el método de estimación objetiva mediante signos, índices o módulos, porque en realidad se trataba de una misma obra.

Sostiene también el recurrente que la Inspección fija un concepto de obra subjetivo que no responde a la realidad, pero la Inspección lo que estima es que las facturas responden a una misma obra fraccionada artificialmente para eludir el límite de presupuesto de los 36.060,39 euros y lo infiere de que el propio recurrente en diligencia de 15 de febrero de 2008 manifestó en relación al escrito de aclaración presentado que cada de las obras que constan en la columna obras se refiere a una única obra, lo que sucede en las facturas referidas a la obra Villaverde números NUM006 y NUM007 cuya suma de bases imponibles asciende a 59.151, 39 euros, de la contradicción en que incurre el contribuyente que dice que carece de otra documentación aparte de las facturas emitidas y después en diligencia de 14 de marzo de 2008 aporta contratos de ejecución de unidades de obra seis meses después de que le fueran solicitados y de los mismos contratos ambos de la misma fecha de 7 de junio de 2006 y que se refieren a la contratación en el mismo día de dos obras de albañilería en el mismo bloque y lo mismo sucede con la factura número 108 cuyo contrato se refiere a la misma obra Villaverde con lo cual además de dar respuesta a esta alegación se rechaza también la última de las alegaciones relativa a la naturaleza de las obras que la que la Inspección no hace cuestión.

En cuanto a los perjuicios irreparables y la vulneración del principio de capacidad económica que se aducen, la Inspección se limita a aplicar la normativa vigente y no admitir la tributación realizada por el contribuyente por la misma razón sin que puedan apreciarse tales perjuicios.

Y por último sostiene la parte actora que los regímenes, general en el IVA y de estimación directa en el IRPF no eran aplicables sino a partir del ejercicio siguiente en que se produjo la exclusión según los artículos 32 y 34 de los RRDD 1775/04 y 439/07, por los que se aprobaron los Reglamentos del IRPF.

El artículo 32 del Real Decreto 1775/2004, de 30 de julio, aplicable en el ejercicio comprobado de 2006 sobre exclusión del método de estimación objetiva, establece: " 1. Será causa determinante de la exclusión del método de estimación objetiva la concurrencia de cualquiera de las circunstancias establecidas en el artículo 30.2 de este Reglamento o el haber superado los límites que se establezcan en la Orden ministerial que desarrolle el mismo. La exclusión producirá efectos el año inmediato posterior a aquel en que se produzca dicha circunstancia. 2. También se considerarán causas de exclusión de este método la incompatibilidad prevista en el artículo 33 y las reguladas en los apartados 2 y 4 del artículo 34 de este Reglamento. 3. La exclusión del método de estimación objetiva supondrá la inclusión en el ámbito de aplicación de la modalidad simplificada del método de estimación directa, en los términos previstos en el apartado 1 del artículo 26 de este Reglamento" y la Inspección ha estimado y la Sala lo comparte que en relación a determinadas facturas a partir de julio 2006, que corresponden a una misma obra, la recurrente ha superado el límite de presupuesto de 36.060,39 euros, lo que determina la exclusión del método de estimación objetiva y que esta exclusión surta efectos el año inmediato posterior a aquel en que se produzca la circunstancia que en este caso tuvo lugar en 2006, pero se trata del mismo ejercicio al que corresponde el alta en la actividad del epígrafe 501.3 y al inicio de su ejercicio por lo que el recurso no puede tener acogida.

Séptimo.—No se hace expresa imposición de costas al no concurrir los motivos que establece el artículo 139.1 de la ley reguladora de la jurisdicción Contencioso Administrativa.


FALLAMOS


 
Que, debemos desestimar y desestimamos el recurso interpuesto por el procurador Don Roberto de Hoyos Mencía, en representación de Don Fructuoso, contra la resolución de 22 de febrero de 2011, dictada por el Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid que desestimó las reclamaciones económico administrativas números NUM000 y NUM001, que respectivamente interpuso contra la liquidación derivada del acta de disconformidad A02 número NUM004, en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido del ejercicio 2006, por importe de 31.698,33 euros y contra el acuerdo sancionador derivado de las mismas actuaciones en cuantía de 31.698,33 euros y la resolución del mismo tribunal de 24 de febrero de 2011 que desestimó las reclamaciones económico administrativas números NUM002 y NUM003, que respectivamente interpuso contra la liquidación derivada del acta de disconformidad A02 número NUM005, en concepto de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio 2006, por importe de 75.177,17 euros y contra el acuerdo sancionador derivado de las mismas actuaciones en cuantía de 34.765 euros, por ser ajustada a Derecho la resolución recurrida, que se anula, así como los actos de liquidación y sanción de los que procede. No se hace expresa condena en costas. Notifíquese esta sentencia a las partes en legal forma, haciendo indicación que no cabe recurso a los efectos del artículo 248.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN: Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente de la misma, hallándose celebrando audiencia pública el día en la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, lo que certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación