Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Barcelona 570/2013 de 20 de diciembre


 RESUMEN:

Accidente de tráfico: Reclamación de indemnización por lesiones. Acción de repetición por alcoholemia: Examen de la legislación y doctrina aplicables referidas al seguro obligatorio y voluntario, no habiendo aportado, en este caso, la aseguradora copia de la póliza contratada desconociéndose su contenido.

SECCIÓN PRIMERA

ROLLO N.º 368/12

Procedente del procedimiento ordinario n.º 771/08

Juzgado de Primera Instancia n.º 2 de Vic.

SENTENCIA N.º 570

Barcelona, a veinte de diciembre de dos mil trece.

La Sección Primera de la Audiencia provincial de Barcelona, formada por los Magistrados Doña M.ª Dolors PORTELLA LLUCH, Don Antonio RECIO CÓRDOVA y Don Ramón VIDAL CAROU, actuando la primera de ellos como Presidente del Tribunal, ha visto el recurso de apelación n.º 368/12, interpuesto contra la sentencia dictada el día 12 de diciembre de 2011 en el procedimiento n.º 771/08, tramitado por el Juzgado de Primera Instancia n.º 2 de Vic en el que es recurrente Don Plácido y apelada incomparecida ZURICH ESPAÑA, COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A. y previa deliberación pronuncia en nombre de S.M. el Rey de España la siguiente resolución.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—La sentencia antes señalada, tras los correspondientes Fundamentos de Derecho, establece en su fallo lo siguiente: "Estimo parcialmente la demanda interpuesta por la procuradora María Teresa Bofias Alberch en nombre de Zurich España, compañía de seguros y reaseguros, SA, que se dirigió contra Plácido, y condeno a este último a pagar a la primera la cantidad de 12.584,12 euros (5.994,79 euros de Celia más 6.589,33 euros de Laura) más el interés legal incrementado en dos puntos y aplicable desde la fecha de esta sentencia. Acuerdo no hacer imposición de las costas a ninguna de las partes."

Segundo.—Las partes antes identificadas han expresado en sus respectivos escritos de apelación y, en su caso, de contestación, las peticiones a las que se concreta su impugnación y los argumentos en los que las fundamentan, que se encuentran unidos a los autos.

Fundamenta la decisión del Tribunal el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente Don Ramón VIDAL CAROU.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—Antecedentes y Objeto del Recurso.

Por ZURICH ESPAÑA, Cía de SEGUROS REASEGUROS SA se ejercita la acción de repetición frente a su asegurado Plácido en reclamación de la suma de 21.468,03 euros que tuvo que satisfacer a los cuatro ocupantes del turismo Citroën....-FVM por las lesiones causadas en el accidente de tráfico en que se vio implicado cuando conducía el Nissan Primera F-.... bajo la influencia de bebidas alcohólicas, siendo de señalar que el demandado no contestó la demanda presentada al dejar precluir el plazo al efecto concedido.

La sentencia de primera instancia estimó parcialmente la demanda presentada por cuanto de la 'sentencia de conformidad' dictada en la causa penal seguida a raíz de dicho accidente (Procedimiento Abreviado núm. 86/10) tan solo podía concluirse con seguridad que dos de los cuatro ocupantes del Citroën habían sufrido lesiones, de ahí que tan solo condenara al demandado al pago de 12.584,12 euros.

La anterior sentencia es recurrida en apelación por el demandado condenado por contravenir el art. 222.4 LECi que sanciona los efectos positivos de la cosa juzgada pues habiéndose declarado expresamente probado en la sentencia dictada en la referida causa penal que habían resultado 'ilesos la conductora y ocupantes del otro vehículo implicado', dicho hecho resultaba vinculante e interpretar lo contrario vulneraba ' el principi de seguretat jurídica i el dret a la tutela judicial efectiva '. En segundo lugar, alegaba un error en la valoración de la prueba pues correspondía a la actora acreditar las lesiones sufridas por los ocupantes del Citroën y no había acompañado ni un solo documento o informe médico acreditativo de las mismas y además la sentencia penal antes señalada dice que no las sufrieron. Además, los documentos acompañados por la aseguradora demandante son meras fotocopias y no hay ni un original ni una copia testimoniada, y como no han sido adverados ni reconocidos por sus autores no pueden tener ninguna fuerza probatoria.

Segundo.—La acción de repetición por alcoholemia.

La sentencia de 16 de febrero de 2011 se hacía eco de la doctrina del Tribunal Supremo en esta materia y como la misma, partiendo del sometimiento del seguro voluntario de responsabilidad civil a la autonomía de la voluntad de los contratantes, se muestra partidaria del aseguramiento del riesgo de producción de daños en caso de conducción en estado de embriaguez de tal manera que su exclusión, aunque posible igualmente en el ámbito de lo libremente pactado, solo puede tener el efecto pretendido de liberar al asegurador y, en su caso, de posibilitar que pueda repetir lo pagado, si la cláusula limitativa de los derechos del asegurado se incorpora a la póliza con los requisitos aludidos en el artículo 3 LCS pues cuando se contrata un seguro voluntario de responsabilidad civil, al regirse las relaciones asegurador-asegurado por la autonomía de la voluntad, es preciso analizar si el riesgo está o no cubierto por dicho seguro, sin que sea dable considerar que la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas no puede ser objeto de aseguramiento (SSTS de 7 de julio de 2006 y 13 de noviembre de 2008) ni correcto circunscribir el conflicto al ámbito del seguro obligatorio, ni mucho menos imputar a éste las cantidades pagadas por la aseguradora, ya que no cabe desconocer la existencia de un acuerdo entre las partes que cubriría el evento acaecido, mientras no conste su expresa exclusión. Esta doctrina resalta que el seguro voluntario se configura como un complemento para todo aquello que el obligatorio no cubra, de conformidad con el artículo 2.3 LRCSCVM, debiéndose entender esta ampliación de cobertura no solo desde el punto de vista cuantitativo, sino también desde el punto de vista cualitativo, tal y como expresa más claramente el actual artículo 2.5 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 octubre 2004 que aprueba el texto refundido de la LRCSCVM, que deroga el anterior al establecer que "además de la cobertura indicada en el apartado 1, la póliza en que se formalice el contrato de seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria podrá incluir, con carácter potestativo, las coberturas que libremente se pacten entre el tomador y la entidad aseguradora con arreglo a la legislación vigente". La solución, por tanto, no está en el seguro obligatorio, en donde la aseguradora tendría facultad de repetición en los supuestos de daños ocasionados por embriaguez o influencia de drogas, sino en el análisis del seguro voluntario concertado que complementa el anterior, de tal forma que, si las partes no pactaron su exclusión, la aseguradora no tendrá facultad de repetición contra el asegurado, pues no habría pago indebido de la primera y, por tanto, enriquecimiento injusto del asegurado, sino pago justificado en virtud del principio de autonomía de la voluntad que rige el seguro voluntario. Entender otra cosa haría de la misma condición al asegurado que se limita a contratar el seguro obligatorio y al asegurado que de forma previsora y pagando por ello su correspondiente prima, contrata por encima del seguro obligatorio uno voluntario, confiando en la creencia de haber contratado todo tipo de riesgos salvo los expresamente excluidos.

Pues bien, en el caso de autos tenemos que la aseguradora, a pesar de ser conocedora de esta doctrina, no ha acompañado con su demanda la póliza contratada por el demandada y, por consiguiente, no es posible discernir si el seguro contratado por el demandado era el obligatorio o uno voluntario y, en este último caso, conocer lo que las partes al respecto habían convenido y, en su caso, se habían observado las exigencias del art. 3 LCS para que dicha cláusula limitativa fuera oponible a su asegurado, razón por la cual y, sin necesidad de entrar en los motivos de impugnación alegada (infracción del artículo 222.4 LECi y error en la valoración de la prueba) el recurso debe ser estimado, si bien por motivación diferente, y absolver al demandado recurrente de las pretensiones deducidas en su contra.

Solo señalar por último, que el único vestigio de la póliza contratada por el demandado recurrente es el justificante bancario de tener domiciliado el recibo del seguro que este último aportó ante el Juzgado de Instrucción (fol. 50) pero al margen del número de póliza (NUM000) y la denominación comercial del producto (Zurich Auto), el mismo no permite conocer siquiera la modalidad de responsabilidad civil contratada.

Tercero.—Costas y depósito para recurrir.

En cuanto a las costas de la primera instancia, la estimación del recurso comporta la desestimación de la demanda presentada y, con arreglo al artículo 394.1 LECi, que sea la parte demandante condenada a su pago. Y en cuanto a las de esta alzada, su no imposición a ninguno de los litigantes (art. 398.1 LECi), con devolución a la parte recurrente del depósito constituido para recurrir de acuerdo con el apartado octavo de la Disposición Adicional Decimoquinta de la LOPJ tras su reforma por la Ley Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre.


FALLO


 
Que, con estimación del recurso de apelación presentado por Plácido, esta Sala acuerda:

1.º) Revocar la sentencia de 12 de diciembre de 2011 dictada por el Juzgado de Primera instancia Número DOS de Vic.

2.º) No imponer las costas de esta alzada a ninguno de los litigantes, con perdida del depósito constituido para recurrir.

La presente resolución es susceptible de recurso de casación de concurrir los requisitos legales que lo condicionan (art. 469 a 477 y Disposición Final 16.ª de la LEC), el cual deberá presentarse ante este mismo Tribunal en un plazo de veinte días a contar desde su notificación.

Firme esta resolución, devuélvanse los autos al Juzgado de su procedencia, con certificación de la misma.

Pronuncian y firman esta sentencia los Magistrados integrantes de este Tribunal arriba indicados.

PUBLICACIÓN.- En Barcelona, a...................., en este día, y una vez firmado por todos los Magistrados que lo han dictado, se da a la anterior Sentencia la publicidad ordenada por la Constitución y las leyes. Doy fé.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación