Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Valencia 998/2013 de 2 de julio


 RESUMEN:

IRPF. Rentas derivadas de la enajenación de participaciones sociales: Imputación temporal. Incongruencia y desviación procesal: Incurre la demanda en ello al modificar el objeto y la pretensión del recurso contencioso-administrativo. Escisión y canje de participaciones causante del incremento patrimonial: Se produjo mediante escritura en 2011, y procederá tributar en ese ejercicio, siendo irrelevante que la eficacia de la escisión se produjera en 2012 como consecuencia de la inscripción en el Registro Mercantil.

N.I.G.: 46250-33-3-2010-0005277

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA

COMUNIDAD VALENCIANA

SALA DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO

SECCIÓN 3

SENTENCIA N.º 998/13

En la ciudad de Valencia, a 2 de julio de 2013.

Visto por la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, compuesta por los Ilmos. Sres. don Rafael Pérez Nieto, Presidente, don Gonzalo Barra Plá y doña María Belén Castelló Checa, Magistrados, el recurso contencioso-administrativo con el número 1209/10, en el que han sido partes, como recurrente, doña Adolfina, representada por la Procuradora Sra. Sin Sánchez y defendida por el Letrado Sr. Nadal García, y como parte demandada el Tribunal Económico Administrativo Regional, representado y defendido por el Sr. Abogado del Estado. La cuantía es de 9341,27 euros. Ha sido ponente el Magistrado don Rafael Pérez Nieto


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Interpuesto el recurso y seguidos los trámites establecidos por la ley, se emplazó a la parte recurrente para que formalizara demanda, lo que verificó en escrito mediante el que queda ejercitada su pretensiones de que se anule la resolución impugnada del TEAR y la liquidación tributaria.

Segundo.—La representación procesal del TEAR dedujo escrito de contestación en el que solicita que se declare la conformidad a Derecho de la resolución impugnada.

Tercero.—El proceso no se recibió a prueba. Evacuados los escritos de conclusiones, los autos quedaron pendientes de votación y fallo.

Cuarto.—Se señaló para votación y fallo el día 2 de julio de 2013.

Quinto.—En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—El objeto de la impugnación del presente recurso contencioso-administrativo es la resolución del TEAR (Tribunal Económico Administrativo Regional de la Comunidad Valenciana), fechada a 30-3-2010, que resolvió la reclamación número NUM000 (y acumulada NUM001). Dicha reclamación fue planteada por doña Adolfina contra la liquidación del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), ejercicio 2002 y por importe de 9341,27 euros, así como contra el acuerdo sancionador conectado a la deuda tributaria que le impuso una multa de 4042,19 euros. Ambos actos impugnados se hubieron dictado por la Inspección Tributaria y el TEAR confirmó la liquidación impugnada si bien anuló el acuerdo sancionador.

El litigio ha girado sobre el tratamiento fiscal, a los efectos del Impuesto sobre Sociedades (IS) y de manera refleja en el IRPF, de una operación societaria, la escisión en "Sifre Monfort" SL. La Inspección Tributaria rechazó que dicha operación se pudiera beneficiar del régimen especial del Capítulo VIII del Título VIII de la Ley 43/1995 de 27 de diciembre. Dispuso la Inspección Tributaria que las rentas derivadas de la enajenación de las participaciones de "Sifre Monfort" SL tributaran en el IRPF, para sus socios, con arreglo al régimen general de las ganancias patrimoniales previsto en el art. 35.1 e) de la Ley 40/1998. Para el cálculo de la ganancia patrimonial, la Inspección tomo como valor de enajenación el valor de mercado de la sociedad escindida.

Doña Adolfina, parte recurrente del proceso, ha planteado diversos motivos de impugnación.

Segundo.—Después de examinar el primero de dichos motivos, conviene recordar lo que dijimos en nuestra STSJCV de 5-6-2013 (rec.1212/2010): "...el objeto de este litigio viene dado por la impugnación actora de la resolución del TEARCV de 30-3-2010 y de la liquidación del IRPF del ejercicio 2002, quedando fuera del proceso todo lo relativo a la sociedad escindida y la propia operación de escisión, así como el régimen tributario aplicable a la misma. Tampoco se revisa el Impuesto sobre Sociedades de dicha mercantil, que tiene una indudable relación con este recurso pero que, de ninguna manera, pueden ser objeto de revisión o pronunciamiento por este Tribunal.

No resulta ociosa la anterior advertencia a la vista de la demanda, que parece ignorar que en este recurso cuestionó una resolución determinada del TEARCV y una liquidación del IRPF, para impugnar: a) Improcedente imputación temporal de las ganancias patrimoniales, pues debe imputarse al ejercicio 2001 las ganancias generadas por una escisión acordada en 2001. b) Falta de motivación del valor de mercado de los inmuebles incluidos en la escisión, pues dicha valoración se dice que se realizó por un informe técnico, que no consta en el expediente, faltando un elemento tributario esencial. c) Falta realizar una nueva valoración mediante tasación pericial contradictoria, tal como le reconoció el Tribunal Económico Administrativo Regional a Sifre Monfort S.L. en su resolución de 26-2-2010. d) La escisión tuvo unos motivos económicos válidos, como fue reestructurar el grupo de actividades y sociedades a efectos de ordenar el desarrollo futuro de os distintos sectores en los que se invertía, preparando la entrada de nuevas generaciones de ambas familias en las actividades sociales, existiendo proporcionalidad en la escisión total de Sifre Monfort SL.

[...] Con carácter previo, y al hilo de anteriores razonamientos, convendrá sentar que en este proceso la parte actora no ha respetado el objeto del recurso y ha centrado gran parte de sus argumentos y pretensiones en otras cuestiones ajenas al presente litigio

.

En efecto, resulta patente que el recurso contencioso-administrativo se interpuso contra la resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de la Comunidad Valenciana de fecha 30-3-2010, que tan sólo se pronunció sobre la liquidación del IRPF de 2002, que son los actos que se recurren, pero en absoluto constituyen objeto del proceso la escisión de Sifre Monfort S.L., que es una actuación diferente y tiene un específico régimen de recursos, ni cuestiones relativas al Impuesto sobre Sociedades ni a personas jurídicas, cuya impugnación es ajena a este recurso. Además, existe otro obstáculo añadido: cabría preguntarse si el recurrente tiene legitimación para impugnar actuaciones que conciernen a terceros, a unas personas jurídicas ajenas, por unos tributos que no le conciernen, siendo negativa la respuesta.

En consecuencia, incurre la demanda parcialmente en incongruencia y desviación procesal cuando modifica el objeto y la pretensión del recurso contencioso-administrativo, lo que viene a suponer la vulneración de los arts. 33.1, 45 y 56 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. Concretamente, constituyen desviación procesal los motivos impugnatorios d) y e) de la demanda, que deben ser desestimados sin entrar a examinarlos".

Tercero.—Igualmente, como en aquella STSJCV de 5-6-2013, hay que decir: "Así pues, solo pueden revisarse en este recurso los dos primeros motivos impugnatorios de la demanda, comenzando por analizar el primero, el referente a la improcedente temporal de la ganancia patrimonial generada por la escisión total de Sifre Monfort SL, que debe ser estimado, debiendo aceptar la pretensión actora de que la ganancia patrimonial obtenida por la escisión se impute al ejercicio 2001, toda vez que toda la argumentación del TEARCV sobre la imputación en el siguiente ejercicio por ser el de la inscripción en el Registro Mercantil, no tienen en cuenta el tipo de contribuyente y tributo del que hablamos y el ámbito fiscal de que se trata.

Así, el art. 14.1 c) de la Ley 40/1998, de 9 de diciembre, del IRPF regula la regla general de la imputación temporal de la obtención de rentas, disponiendo:

'1. Regla general.

Los ingresos y gastos que determinan la renta a incluir en la base del impuesto se imputarán al período impositivo que corresponda, de acuerdo con los siguientes criterios:

...

c) Las ganancias y pérdidas patrimoniales se imputarán al período impositivo en que tenga lugar la alteración patrimonial'.

.

Por ello, teniendo en cuenta que la escisión y el canje de participaciones causante del incremento patrimonial se acordó por la mercantil Sifre Monfort SL en la escritura pública de 27-12-2001, así como que estamos ante un impuesto como el IRPF, que afecta a personas físicas y no a sociedades mercantiles, a la vista de que la alteración patrimonial sujeta a dicho tributo se produjo en 2001, procederá tributar en ese ejercicio, siendo irrelevante que la eficacia de la escisión se produjera en 2002 como consecuencia de la inscripción en el Registro Mercantil (arts. 245.1 y 254 del TRLSA), pues tal efecto no altera la validez de la operación de canje de participaciones.

En tal sentido se pronuncian las SSTS de 14-7-2011 (rec. cas. 3662/2008), las de 8-9-2011 (rec. cas. 2419/2008 y 3797/2009) y la de 26-4-2012 (rec. cas. 644/2010), exponiendo esta última que:

'En efecto, según el régimen de las sociedades anónimas, al que se remite el de las sociedades de responsabilidad limitada (art. 94 de la Ley 2/1995, de 23 de marzo), se entiende por escisión (total) 'la extinción de una sociedad' con división de todo su patrimonio en dos o más partes, cada una de las cuales se traspasa en bloque a una sociedad de nueva creación o es absorbida por una sociedad existente' (art. 252.1.a) del Texto Refundido, aprobado por Real Decreto Legislativo 1564/1989, de 22 de diciembre. [...]. No se nos oculta la problemática que plantea la existencia de un espacio temporal, que puede ser largo, desde el acuerdo de 'extinción' hasta la inscripción en el Registro Mercantil (art. 245 del TRLSA), refiriéndose a ella la resolución del TEAC impugnada en la instancia, y que ha quedado transcrita en los antecedentes. Ahora bien, lo cierto es que, como reconoce la resolución del TEAC, el art. 245 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas señala que 'la eficacia de la fusión quedará supeditada a la inscripción de la nueva sociedad o, en su caso, a la inscripción de la absorción', lo que supone reconocer la validez del acuerdo social de escisión, cuestión ésta a la que se refirió la sentencia de esta Sala y Sección de 14-1-1994 (recurso de casación 2138/1992), que en relación al caso de escisión de entidades de seguros, señaló '...aun cuando la extinción de la sociedad absorbida no tenga lugar, erga omnes, hasta un momento posterior (el de la inscripción de la escritura en el Registro y el de su posterior publicación), la fusión stricto sensu se efectúa el acordarse por las respectivas juntas. Es, en esa fecha, cuando se aprueban los 'balances de fusión' en los que se fundamenta la relación de canje, la ampliación, en su caso, del capital, las posibles plus valías o revalorizaciones, etc....'. (FD Tercero).

Así pues, siendo improcedente la imputación temporal de la ganancia patrimonial al ejercicio 2002 del IRPF, en lugar de hacerlo al ejercicio correcto (2001), sin necesidad de realizar otras consideraciones, procederá estimar el recurso contencioso-administrativo".

En términos análogos, y respecto a otro socio de "Sifre Monfort", se pronunció la sentencia de esta Sala y Sección número 614/2013, de 22-5-2013 (rec. 1211/2010).

Por todo lo expuesto, procede en definitiva la estimación parcial del presente recurso contencioso-administrativo.

Cuarto.—No se aprecian motivos de temeridad o mala fe que justifiquen la imposición de costas, conforme al art. 139 de la Ley 29/1998 Reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa.

Vistos los preceptos legales citados y demás normas de general aplicación


FALLAMOS


 
1.º- Estimamos en parte el recurso contencioso-administrativo interpuesto por doña Adolfina contra la resolución impugnada del TEAR, y anulamos dicha resolución por ser contraria a Derecho.

2.º- Anulamos asimismo la liquidación tributaria de la que trae causa la antedicha resolución.

3.º- Sin costas.

Esta sentencia es firme y no cabe contra ella recurso ordinario alguno.

A su tiempo, y con certificación literal de la presente, devuélvase el expediente el expediente administrativo al centro de su procedencia.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente designado para la resolución del presente recurso, estando celebrando audiencia pública esta Sala, de lo que certifico como Secretaria de la misma. Valencia, a dos de julio de dos mil trece.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación