Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Alicante 275/2010, de 29 de marzo


 RESUMEN:

La Audiencia tiene en cuenta que los hechos fueron denunciados en septiembre de 2004, que el juicio oral se celebró en febrero de 2009 y que no concurre ninguna circunstancia relevante que justifique el retraso, la sentencia de apelación atenúa la pena impuesta.

SENTENCIA

En Alicante a veintinueve de marzo de dos mil diez.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Alicante, integrada por los Iltmos. Sres. del margen, ha visto el presente recurso de apelación en ambos efectos, interpuesto contra la sentencia número 31/09, de fecha 3-02-09, dictada por el Juzgado de lo Penal núm. 4 Alicante, en su Juicio Oral núm. 55/07 correspondiente a procedimiento abreviado núm. 33/05 del Juzgado de Instrucción n.º 3 novelda, por delito de AGRESIÓN SEXUAL; Habiendo actuado como parte apelante Justo, representado por la Procuradora D.ª Cristina Quintar Migot y asistido del letrado D. Antonio Machado Bravo y, como partes apeladas Carolina y MINISTERIO FISCAL.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Son HECHOS PROBADOS de la Sentencia apelada, los del tenor literal siguiente: "El acusado, Justo, mayor de edad, sin antecedentes penales, es dueño de un locutorio en la localidad de Novelda (Alicante) donde trabajaba por las mañanas, Carolina, de nacionalidad ecuatoriana, nacida el 3 de agosto de 1982, la cual, por las mañanas, limpiaba en el domicilio del acusado sito en la calle Manuel Alberola, de la misma localidad.

Sobre las 11 horas del día 24 de septiembre de 2004, cuando Carolina se encontraba realizando labores de limpieza en el domicilio del acusado, éste se abalanzó sobre ella arrojándola sobre la cama del dormitorio, efectuándole tocamientos en el pecho y vagina, al tiempo que le decía si le gustaba y que todas las ecuatorianas eran unas putas.

Carolina sufrió lesiones consistentes en contusiones con erosiones en hombro derecho y mama izquierda, y dolencias psíquicas que precisaron tratamiento psicológico y medicación, tardando en curar 90 días con 30 de incapacidad para sus ocupaciones habituales, quedándole como secuela estrés postraumático valorada en 8 puntos"; HECHOS PROBADOS QUE SE ACEPTAN.

Segundo.-El FALLO de dicha Sentencia literalmente dice: "Condeno al acusado Justo como autor penalmente responsable de un delito de agresión sexual y de una falta de lesiones, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a las siguientes penas: por el delito 1 año y 6 meses de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y por la falta, multa de 35 días con cuota diaria de 6 euros, con la advertencia de que de no ser satisfecha, quedará sujeto a una responsabilidad personal subsidiaria de privación de un día de libertad por cada dos cuotas impagadas.

Condeno al acusado al pago de las costas del juicio incluidas las relativas a la Acusación Particular y a que indemnice a Carolina en 2.854 euros por las lesiones, en 5.722,50 euros por las secuelas en 857,70 euros, correspondientes al factor de corrección sobre los días de incapacidad. La suma total indemnizatoria deberá ser incrementada por el interés legal".

Tercero.-Contra dicha Sentencia, en tiempo y forma y por Justo se interpuso el presente recurso alegando error en la apreciación de la prueba.

Cuarto.-Admitido el recurso, cumplido el trámite de alegaciones con la parte apelada y habiendo sido elevadas las actuaciones a esta Sección se procedió a deliberación y votación de la presente sentencia.

Quinto.-En la sustanciación de las dos instancias seguidas se han observado las prescripciones legales.

VISTO, siendo Ponente el Iltmo. Sr. D. FCO JAVIER GUIRAU ZAPATA, Magistrado de esta Sección Segunda, que expresa el parecer de la Sala.


FUNDAMENTOS JURÍDICOS


 
Primero.-La sentencia del Juzgado de lo Penal condena a Justo como autor de un delito de agresión sexual del artículo 148 CP y de una falta de lesiones del artículo 617 CP.

Justo interpone recurso de apelación contra la sentencia de instancia alegando error en la apreciación de la prueba, entendiendo que no concurre prueba que permita enervar el derecho a la presunción de inocencia que le asiste.

Cuando se invoca tal derecho constitucional, el examen de la resolución impugnada debe ceñirse: a) a la supervisión de que ha existido prueba de cargo; b) la comprobación de que la actividad probatoria se ha practicado con todas las garantías; y c) que la sentencia impugnada ha exteriorizado las razones que le han conducido a constatar el relato de hechos probados a partir de la actividad probatoria practicada.

La prueba de cargo por la que la Juzgadora de instancia adquiere la convicción necesaria para poder confeccionar el relato de hechos probados de su sentencia la constituye el testimonio de la perjudicada y los partes médicos obrantes en la causa que acreditan la realidad de las lesiones sufridas, sin que concurra dato alguno que permita sospechar de la existencia de animadversión alguna entre la denunciante y el acusado que pudiera explicar una falsa incriminación, careciendo de sentido la explicación ofrecida por el recurrente para justificar las lesiones sufridas por Carolina ("Que la empujó porque ella le decía que por la tarde le iba a hacer un regalo de cumpleaños especial").

La Magistrada de instancia, después de presenciar la prueba personal practicada en virtud de los principios de inmediación y oralidad, llega a la convicción de que los hechos acaecieron del modo y manera que expone en el relato de hechos probados de la sentencia, valoración que debe respetarse por no existir razón alguna que permita al Tribunal cuestionar el grado de credibilidad ofrecido por unos y otros en la vista oral. Como expresa la STS de 8 de febrero de 1999 "la credibilidad del testigo, está sujeta a la percepción directa del Tribunal que la recibe, es decir, a la inmediación, de forma y manera que sólo el tribunal que directamente ha percibido la prueba puede valorarla por ser el destinatario de la actividad probatoria", recordándose que es doctrina consolidada de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que la declaración de la víctima es, por sí sola, capaz de provocar el decaimiento de la presunción de inocencia siempre que en dicha declaración no aparezcan sospechas de parcialidad o intereses ajenos a la mera expresión de la verdad de lo ocurrido.

La Sala no aprecia que la valoración de la prueba efectuada por la Magistrada de instancia sea errónea, debiendo prevalecer su objetiva e imparcial valoración sobre la parcial e interesada del recurrente.

Segundo.-Entiende el recurrente que la pena impuesta es desproporcionada, máxime cuando puede concurrir la atenuante analógica de dilaciones indebidas.

Teniendo en cuenta que los hechos fueron denunciados en septiembre del 2.004, que el juicio oral se celebró en febrero del 2.009, y que no concurre ninguna circunstancia ni complejidad relevante, atendida la naturaleza de los hechos y el trámite procesal a seguir, que justifique el transcurso de tan prolongando periodo de tiempo, ha de concluirse que se han producido unas dilaciones que no son achacables al acusado, que justifican la apreciación de la atenuante analógica de dilaciones indebidas.

Por ello, apreciando la atenuante analógica de dilaciones indebidas, entiende la Sala adecuado modificar la pena impuesta en la instancia en el sentido de condenar a Justo, como autor de un delito de agresión sexual del artículo 178 CP, a la pena de un año de prisión, dejando subsistentes los restantes pronunciamientos de la sentencia de instancia, entre otros la pena impuesta por la falta de lesiones.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación al presente supuesto.


PARTE DISPOSITIVA


 
FALLO: Que ESTIMANDO PARCIALMENTE el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia n.º 31/09 de fecha 3 de febrero del 2.009, dictada por el Juzgado de lo Penal n.º 4 de Alicante, en el juicio oral 055/07 dimanante del Procedimiento Abreviado n.º 033/05 tramitadas por el Juzgado de Instrucción n.º 3 de Novelda, debemos revocar y REVOCAMOS PARCIALMENTE la expresada resolución en el sentido de que procede condenar a Justo, como autor de un DELITO DE AGRESIÓN SEXUAL DEL ARTÍCULO 178 CP a la pena de UN AÑO DE PRISIÓN, dejando subsistentes los restantes pronunciamientos de la sentencia de instancia, declarando de oficio las costas de esta alzada.

Notifíquese esta sentencia conforme a lo establecido en el art. 248.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, haciendo constar que contra la misma no cabe recurso alguno. Y devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, interesándose acuse de recibo, acompañados de Certificación literal de la presente resolución a los oportunos efectos de efectividad de lo acordado, uniéndose otra al Rollo de Apelación.

Así, por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, la pronunciamos, mandamos y firmamos.-D. FAUSTINO DE URQUIA Y GOMEZ.-D. JULIO UBEDA DE LOS COBOS y D. FCO JAVIER GUIRAU ZAPATA.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación