Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Madrid 26/2010, de 15 de marzo


 RESUMEN:

La acusada reconoció ser portadpra en su organismo de cápsulas conteniendo la dorga, sustancia que fue objeto del correspondiente análisis por la Agencia Española del Medicamento, organismo que emitió informe según el cual se trata de 385,8 gramos de cocaína con una pureza del 66,4%. Por otra parte, concluye esta sentencia, que confirma la dictada en el juicio de faltas, que, en aplicación de la reiterada doctrina del Tribunal Constitucional al respecto, debe respetarse en este caso el proceso valorativo desarrollado en el Juzgado de instancia bajo los principios de inmediación, audiencia, publicidad y contradicción.

SENTENCIA

En MADRID, a quince de marzo de dos mil diez.

VISTA en juicio oral y público, ante la Sección 16 de esta Audiencia Provincial la causa instruida con el número 14/2010, procedente del Juzgado de Instrucción n.º 7 de los de Madrid y seguida por el trámite de PROCEDIMIENTO ABREVIADO 5518/09 por delito CONTRA LA SALUD PÚBLICA, contra Estibaliz, nacida el día 6 de diciembre de 1975, hija de José y de Odiete, con domicilio en Lisboa (República de Portugal), Calle de [...] frente, con pasaporte portugués n.º NUM002, sin antecedentes penales, privada de libertad por esta causa desde el día 27-11-2009.

Han sido partes, la referida acusada, representada por el Procurador Sr. Jerez Fernández, y defendido por el Letrado Sr. Zayas González, así como el Ministerio Fiscal como parte acusadora.

Ha sido ponente de la causa la Magistrado, Ilma. Sra. D.ª ROSA E. REBOLLO HIDALGO.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El Ministerio Fiscal en sus conclusiones definitivas calificó los hechos como constitutivos de un delito contra la salud pública respecto de sustancias que causan grave daño a la salud del artículo 368 del Código Penal, respondiendo de los hechos narrados la acusada en concepto de AUTORA, conforme al artículo 28 del Código Penal, no concurriendo circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, e interesando imponer al acusado la pena de SIETE AÑOS de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante la condena y mula de 30.000 euros. Comiso y destrucción de la sustancia intervenida. Costas.

Segundo.-La defensa de la acusada, en sus conclusiones definitivas calificó los hechos de conformidad con el Ministerio Fiscal, si bien solicitando la imposición de la pena mínima y, en cualquier caso, no superior a cuatro años.


HECHOS PROBADOS

Sobre las 12.30 horas del día 27 de noviembre de 2009, agentes del Cuerpo Nacional de Policía interceptaron a la acusada, Estibaliz, de nacionalidad portuguesa, mayor de edad y sin antecedentes penales, procedente de un vuelo de Sao Paulo y con destino a Lisboa, en la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas, portando en el interior de su cuerpo un total de 35 cápsulas de cocaína, que tenían un peso bruto de 385,8 gramos y un peso neto de cocaína pura de 258,24 gramos, sustancia que habría adquirido en el mercado un precio de 12.251,68 euros.

La acusada se encuentra privada de libertad por esta causa desde el día 27 de noviembre de 2009.


FUNDAMENTOS JURIDICOS


 
Primero.-Los hechos declarados probados son constitutivos de un delito contra la salud pública, previsto y penado en el art. 368 del Código Penal (sustancia que causa grave daño a la salud). Dicho delito exige para estimarlo cometido la concurrencia de los siguientes elementos:

La realización por parte del sujeto de una conducta o comportamiento prohibido (actos de producción, cultivo, fabricación o elaboración de drogas, estupefacientes o psicotrópicos, actos de tráfico previos como venta, permuta y tenencia y actos de fomento como formación, intermediación, funcionamiento y facilitación). El elemento objetivo del tipo viene constituido por un elenco de conductas que han sido fijadas por la jurisprudencia y entre las que se encuentra el transporte (sentencias del Tribunal Supremo de 30-9-1991, 3-12-2001 t 25.3.2002).

Que exista o se intervenga como objeto material del delito, drogas tóxicas y estupefacientes y psicotrópicos, distinguiendo la Ley y a efectos de penalidad entre aquellas sustancias que causan grave daño a la salud. Dado que nuestra legislación penal no recoge un concepto jurídico-penal de drogas, ha de acudirse a leyes extrapenales para llenar este concepto normativo y en concreto a los listados de los Convenios Internacionales, debiendo indicarse la Lista I del anexo del Convenio Único de 1961, ratificado por España y donde se contiene la "cocaína" como sustancia que causa grave daño a la salud.

El conocimiento por parte del sujeto de que la sustancia de delito es estupefaciente o psicotrópico de tráfico prohibido y no obstante lo cual resuelve o decide llevar a cabo actos de tráfico.

En la presente causa, tras la práctica que de la prueba ha tenido lugar en el acto de juicio oral, ha quedado acreditado con la suficiencia que una sentencia penal condenatoria exige, la concurrencia de dichos elementos configuradores de la infracción penal objeto de enjuiciamiento.

Así, señalar que la acusada ha reconocido ser portadora en su organismo de cápsulas conteniendo la droga, sustancia que fue objeto del correspondiente análisis por parte de la Agencia Española del Medicamento, organismo que emitió informe (folios 61 y 62), según el cual se trata de 385,8 gramos de cocaína con una pureza media del 66,4 %.

Segundo.-De dicho delito es responsable en concepto de autor por su participación directa, voluntaria y material en lo hechos el acusado conforme disponen los arts. 27 y 28 del Código Penal.

Tercero.-No concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

Cuarto.-Toda persona criminalmente responsable de delito o falta, lo es también civilmente y responde del pago de las costas causadas a tenor de lo regulado en los arts. 109 y siguientes del C.P., y 240 y siguientes de la L.E.Cr.

Quinto.-En cuanto a la individualización de la pena a imponer, en atención a la cantidad de cocaína pura objeto del transporte, que el medio empleado para ello fue la introducción de la misma en su organismo, la edad de la acusada y el reconocimiento de los hechos, este Tribunal considera ajustada a Derecho la de prisión de cuatro años, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por igual tiempo y multa de 62.243,81 euros.

Sexto.-Conforme dispone el art. 127 del C.P., los efectos y bienes que provengan de delito, así como las ganancias del mismo y los efectos con los que se haya preparado o ejercitado serán decomisados.

VISTOS los artículos mencionados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
CONDENAMOS a Estibaliz como responsable en concepto de autora de un delito CONTRA LA SALUD PÚBLICA, ya tipificado, a la pena de prisión de CUATRO AÑOS, MULTA de VEINTE MIL Euros con cinco días de responsabilidad personal subsidiaria caso de impago, y abono de las costas causadas.

Abónesele el tiempo que haya permanecido en prisión por esta causa.

Dése el destino legal a la sustancia y efectos intervenidos.

Notifíquese esta sentencia a las partes haciéndoles saber que contra la misma podrán interponer recurso de casación.

Así, por esta nuestra Sentencia, de la que se llevará certificación al Rollo de Sala y se anotará en los Registros correspondientes lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada fue la anterior Sentencia por la Magistrado, Ilma. Sra. Dña. ROSA E. REBOLLO HIDALGO, estando celebrando audiencia pública. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación