Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Barcelona 348/2010, de 18 de marzo


 RESUMEN:

La Magistrada, Jueza de lo Penal, a tenor de la actividad probatoria practicadsa, llegó a la convicción de que ambos acusados se enzarzaron en una discusión seguida de agresiones con golpes mutuos, a consecuencia de lo cual ambos sufrieron lesiones.

SENTENCIA

En la Ciudad de Barcelona, a dieciocho de marzo de dos mil diez

VISTO, en grado de apelación, ante la Sección Vigésima de esta Audiencia Provincial, el presente Rollo de Apelación n.º 401-09 CM, dimanante del Procedimiento Abreviado n.º 534-08 procedente del Juzgado de lo Penal 17 de Barcelona seguido por delito de lesiones en el ámbito familiar contra Candido Y María Antonieta; los cuales penden en virtud del recurso de apelación interpuesto por el Procurador de los Tribunales D.ª BERTA JORBA PAMIES en nombre y representación de D.ª. Candido y por el Procurador de los Tribunales, D JOSEP RAMÓN JANSA MORELL en nombre y representación de María Antonieta contra la Sentencia dictada en los mismos el día veintitrés de marzo de dos mil nueve por el Iltmo.Sr. Magistrado-Juez del expresado Juzgado.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La parte dispositiva de la Sentencia apelada es del tenor literal siguiente:" Que CONDENO al acusado Candido, como criminalmente responsable en concepto de autor de un delito de lesiones, sin la concurrencia de circunstancia alguna modificativa de la responsabilidad criminal y le impongo la pena de seis meses de prisión y la inhabilitación especial para ejercer el derecho al sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Que condeno a María Antonieta como autora de una falta de lesiones, sin concurrir circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal a la pena de treinta días multa con cuota diaria de cinco euros, y 15 días de responsabilidad personal subsidiaria caso de impago.

Acuerdo la pena de prohibición de aproximación del acusado a menos de 100o metros de la acusada, así como de su domicilio y lugar de trabajo y cualquier lugar donde se hallare, durante un tiempo superior en 6 meses a la pena de prisión. Y en los mismos términos acuerdo la prohibición de aproximación de la acusada respecto al acusado por el tiempo de 6 meses.

Condeno a ambos acusados al abono de costas por dos terceras partes al acusado y una tercera parte la acusada."

Segundo.-Notificada a las partes la anterior resolución, se interpuso contra la misma por la representación de Candido y María Antonieta recurso de apelación, y admitido el mismo en ambos efectos, se elevaron los autos originales a esta Audiencia Provincial, y tramitado el mismo conforme a Derecho, quedaron las actuaciones pendientes de dictar resolución.

VISTO, siendo Ponente la Iltma.Sra. D.ª M.ª ISABEL CAMARA MARTINEZ.


HECHOS PROBADOS

SE ACEPTAN el relato de hechos probados y los fundamentos de derecho de la sentencia apelada.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia recurrida condena a Candido como autor criminalmente responsable en concepto de autor de un delito de lesiones del Art 147 CP; y a María Antonieta como autora responsable de una falta del Art. 617 CP; frente a ella la representación procesal del Sr. Candido al que se adhiere la representación procesal de la Sra., María Antonieta fundamenta su recuso en error en la valoración de la prueba ante la inexistencia de suficiencia de prueba de cargo, al haberse acogido las partes implicadas a su derecho a no declarar.

El Juez a quo, tras la prueba practicada extrajo como conclusión que " Alrededor de las 7 horas del 02.09.08, el acusado Candido.. discutió con su novia María Antonieta, y con ánimo de menoscabar su integridad física le agarró por los pelos, le rompió el vestido, la golpeó en la cara y la sujetó fuerte por las manos, causándole fractura en la base de la falange distal del quinto dedo de la mano derecha, lo que requirió tratamiento médico consistente en inmovilización con férula y antiinflamatorios, tardando 15 días en curar, sin que se reclame cantidad alguna.

En el curso del mismo episodio la acusada María Antonieta... con el mismo propósito agredió al acusado golpeándole y mordiéndole causándole lesiones consistente en herida por mordedura en muslo derecho y mano izquierda y contusiones y erosiones en cara y cuero cabelludo, que requirieron una primera asistencia facultativa, tardando en curar 8 días por lo que no reclama.

Los hechos tuvieron lugar en la vía pública calle Independencia y Enamorados del barrio del Clot-Camp de l 'Arpa de Barcelona".

Tales hechos son calificados en la sentencia de instancia como constitutivos de un delito del Art 147.1 CP y una falta del Art 617 CP habiendo modificado el Ministerio Fiscal sus conclusiones definitivas en el plenario ya que en las provisionales el Ministerio Fiscal entendía que nos encontrábamos ante un delito delito del Art 148 CP y otro de lesiones del Art.153 CP. Como ya ha tenido oportunidad esta Sala de pronunciarse en otras ocasiones, lo que ha pretendido el legislador en la redacción actual del Art. 153 del C. es la erradicación de la violencia en el ámbito familiar, entendido como núcleo de convivencia, protegiendo el ámbito familiar de la dominación o subyugación de alguno de los sujetos que comprende. Así la Exposición de Motivos de la LO 1/ 2004 declara que la "violencia de género es una violencia que se dirige contra las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas por sus agresores carentes de los derechos mínimos de libertad respeto y capacidad de decisión... Además la define ampliamente como una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres. Exista ya incluso una definición técnica del síndrome de la mujer maltratada que consiste en las agresiones sufridas por la mujer como consecuencia de los condicionantes socioculturales que actúan sobre el género masculino y femenino, situándola en una posición de subordinación al hombre y manifestado en los tres ámbitos básicos de la relación de la persona: maltrato en el seno de las relaciones de pareja, agresión sexual en la vida social y acoso en el medio laboral".Las conductas que antes eran consideradas en el Código Penal como falta de lesiones cuando se cometen en el ámbito doméstico, pasan a considerarse delitos con lo cual se abre la posibilidad de imponer la pena de prisión. Se justifica por tanto la exasperación del castigo en atención al bien jurídico protegido que es la preservación del ámbito familiar, sancionándose como delito todos aquellos actos (que en términos generales culminarían la falta de lesiones) que exteriorizan una actitud tendente a convertir ese ámbito familiar en un entorno regido por la dominación del hombre sobre la mujer; que no supone,, calificar automática e inexorablemente todo lo que antes era falta como delito, dado que podrían darse situaciones (como la enjuiciada), como las de pelea en situación de igualdad con agresiones mutuas entre los miembros de la pareja, que nada tendrían que ver con actos realizados por el hombre en el marco de una situación de dominio, y que impedirían aplicar la pluspunición contenida en el Art. 153,1 del C.P. por resultar contraria a la voluntad del Legislador al no lesionar el complejo de intereses que dicho artículo trata de proteger.

Y esta doctrina es la que ha venido a aplicarse en el caso de autos, pues la Magistrada a tenor de la actividad probatoria practicada llegó a la convicción de que ambos acusados se enzarzaron en una discusión seguida de agresiones con golpes mutuos, a consecuencia de lo cual ambos sufrieron lesiones que en el caso de María Antonieta precisaron de tratamiento médico para su curación, siendo constitutivas de delito ex Art 147 CP, y en el caso de Candido únicamente una primera asistencia facultativa siendo constitutivas de falta del Art 617 CP como ya se adelantaba. Esta conclusión debe ser respetada, al no existir ningún hecho ni ningún dato que ponga de manifiesto la existencia de un error. En efecto, tal relato debe mantenerse porque se asienta en una razonable apreciación de los distintos testimonios recabados durante el juicio, pese que tanto el acusado como la acusada no quisieron dar una versión de lo realmente sucedido al haberse acogido a su derecho a no declarar.

En efecto, la Magistrada de lo Penal entiende que tales hechos han resultado acreditados con soporte en las declaraciones del Mossos d'Esquadra que ha comparecido que en el plenario, y que en coherencia con el atestado que encabeza las actuaciones declaró que vieron a la acusada que requería ayuda, y estaba desnuda de cintura hacía abajo, y que tanto el acusado como ella presentaban lesiones. Se ha de significar que como ocurre en el caso de la declaración de la víctima o de los testigos, para una correcta ponderación de su persuasividad, importa mucho conocer la íntegra literalidad de lo manifestado y además, percibir directamente el modo en que se expresa, puesto que el denominado lenguaje no verbal forma parte muy importante del mensaje comunicativo y es un factor especialmente relevante a tener en cuenta al formular el juicio de fiabilidad. Lo que finalmente se pone en relación con las documentales médicas acreditativas de las lesiones producidas inmediatamente después de producirse los hechos enjuiciados obrantes a los folios 12, 45, 47, 59 y 76, de los que cabe inferir la por más que no se tenga constancia de toda la dinámica de la agresión, y haya resultado acreditado que las lesiones de la acusada que requirieron tratamiento médico- consistentes en fractura en la base de la falange distal del quinto dedo de la mano derecha que requirió inmovillización con férula - hubiesen sido de mayor entidad y consideración que las de Candido, que únicamente requirieron un primera asistencia sanitaria, pues en todo caso María Antonieta responde a los actos de violencia siempre con posterioridad y ánimo claramente vindicativo, según resultado de la realidad de las lesiones objetivadas en el caso de Candido - consistentes en heridas por mordeduras en muslo derecho y mano izquierda y contusiones y erosiones en cara y cuero cabelludo, - indicativas de que no se trata de una lesión de defensa sino que ambos acometieron activamente, enzarzándose en una pelea mutua.

Recordamos aquí que es el órgano judicial, y no la parte, a quien corresponde valorar el conjunto de la prueba practicada (Art. 741 LECrim), y que esta valoración, motivada de acuerdo con las reglas de la sana lógica, se encuentra razonable en la alzada y no queda sino que respetarla, debiendo sucumbir el recurso interpuesto

Segundo.-A tenor de lo establecido en los artículos 239 y 240 de la LECRIM., y al no estimarse mala fe o temeridad en el recurrente, procede declarar de oficio las costas devengadas en alzada.

VISTOS los preceptos legales citados así como los demás de pertinente y general aplicación


FALLAMOS


 
DESESTIMAR EL RECURSO DE APELACIÓN interpuesto por la representación de D. Candido al que se adhirió la representación de D.ª María Antonieta, contra la sentencia dictada el 23.03.09 por el Ilmo. Sr. Magistrado - Juez del Juzgado de lo Penal n.º 17 de Barcelona en el procedimiento n.º 534/08 de dicho Juzgado, y, en consecuencia, CONFIRMAMOS la sentencia impugnada, y declaramos de oficio las costas del recurso.

Notifíquese a las partes haciéndoles saber que contra esta Sentencia no cabe interponer recurso ordinario alguno. Devuélvanse los autos originales al Juzgado de lo Penal de procedencia.

Así, por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada ha sido la anterior sentencia en el mismo día de su fecha, por el Ilmo./a. Sr./a. Magistrado/a Ponente, celebrando audiencia pública. DOY FE.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación