Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Orense 117/2010, de 15 de marzo


 RESUMEN:

En el supuesto sometido a apelación dice la sentencia la manifestación de la denunciante carece de corroboración periférica alguna, que es uno de los criterios que la jurisprudencia invita a ponderar para poder utilizar dicha testifical como prueba única intimidatoria.

SENTENCIA

En OURENSE a quince de Marzo de dos mil diez

La sección 002 de la Audiencia Provincial de OURENSE, ha visto en grado de apelación, sin celebración de vista pública, el presente procedimiento penal del Juicio de Faltas n.º 505/2009 del Juzgado de Instrucción n.º 2 de Ourense, siendo partes en esta instancia, como apelante, Virginia, y como apelado, Plácido.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El Ilmo. Sr. Magistrado- Juez del JDO. INSTRUCCION n.º 002 de OURENSE, con fecha 29/12/2009, dictó sentencia en el Juicio de Faltas n.º 505/2009 del que dimana este recurso, en la que se declararon como hechos probados los siguientes: "UNICO.- Relato fáctico declarado probado. Queda probado y así se declara que el día 8 de mayo del 2009 cuando D.ª Virginia viajaba en el autobús urbano realizando el trayecto Orense-Melias, el denunciado D. Plácido, quien viajaba como ocupante, manifestó a otro ocupante que Fermín había dicho que le había partido la cara a la denunciante."

Segundo.-La expresada sentencia en su Fallo dice así: "Que debo absolver y absuelvo de toda responsabilidad penal por los hechos enjuiciados a D. Plácido, declarando las costas de oficio."

Tercero.-Notificada la mencionada sentencia, contra la misma se formalizó recurso de apelación por Virginia, que fue admitido en ambos efectos, y practicadas las diligencias oportunas, fueron elevadas las actuaciones a este Tribunal, donde se registraron, se formó el rollo de Sala y se turnaron de ponencia.


HECHOS PROBADOS

Se aceptan los hechos declarados probados en la sentencia recurrida.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Frente a la sentencia dictada por el Ilmo. Magistrado del Juzgado de Instrucción n.º 2 de Orense, por la que se absuelve al denunciado, Plácido, como autor responsable de una falta de amenazas del art. 620.2 del Código Penal, se formula recurso de apelación por la denunciante, Virginia, interesando la revocación de la misma.

Invoca el recurrente como motivo de apelación el error en la valoración de la prueba.

Segundo.-Del examen de las actuaciones y prueba practicada en el acto de juicio, valorada por el juzgador desde los principios de oralidad, contradicción e inmediación, no cabe sino compartir íntegramente los argumentos que llevan al mismo a dictar pronunciamiento absolutorio a favor del denunciado, y ello habida cuenta que no existe suficiente prueba de cargo que permita desvirtuar el principio de presunción de inocencia.

Consta en autos, en efecto, como único medio probatorio la declaración de la perjudicada, debiendo recordarse que es doctrina reiterada la que tiene declarada la aptitud de la misma para provocar el decaimiento de la presunción de inocencia, siempre que concurran los requisitos traducidos en: ausencia de incredibilidad subjetiva, lo que excluye todo móvil de resentimiento, enfrentamiento o venganza; verosimilitud, que se da cuando las corroboraciones periféricas abonan por la realidad del hecho; y persistencia y firmeza del testimonio.

En el supuesto sometido a apelación, carece la manifestación de la denunciante de corroboración periférica alguna, resultando significativo que el conductor del autobús donde supuestamente se sucedieron los hechos enjuiciados, que declaró como testigo, no pueda dar razón de los mismos. Nos encontramos, pues, ante las contradictorias versiones de denunciante y denunciado, careciendo, como acertadamente se señala en sentencia, de elementos de juicio capaces de fundamentar un pronunciamiento condenatorio, razón por la que procede, con rechazo del recurso, la confirmación íntegra de la resolución impugnada.

Tercero.-No se hace especial pronunciamiento de las costas causadas, de conformidad con lo dispuesto en el art. 240 Lecr.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación


FALLO


 
Se desestima el recurso de apelación interpuesto por la denunciante, Virginia, contra la sentencia dictada con fecha 29 de diciembre de 2009 por el Juzgado de Instrucción n.º 2 de Orense, en los autos de juicio de faltas n.º 505/09, que se confirma íntegramente, sin hacer especial pronunciamiento de las costas causadas en la alzada.

Esta resolución es firme y contra la misma no cabe recurso ordinario alguno.

Notifíquese esta resolución al Ministerio Fiscal y demás partes.

Remítase testimonio de la presente al Juzgado de procedencia, junto con los autos, para su cumplimiento, y una vez se reciba su acuse archívese el presente, previa nota en los libros.

Así por esta sentencia, lo acuerdo, mando y firmo.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación