Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 4) de 26 de abril de 1991


 RESUMEN:

Recurso de casación Infracción ley. Despido inexistente. Contrato de trabajo. Extinción. Voluntad de trabajador. Carta de dimisión.

EXTRACTO:

... sin que se haya acreditado ninguna coacción o amenaza por parte de la empresa que haya viciado su consentimiento, como también entendió el Magistrado "a quo".

La decisión extintiva por parte del trabajador determina la producción de un acto vinculante e irrevocable, del que no cabe retractarse con posterioridad sin consentimiento de la empresa.

La circunstancia de que el actor no pueda percibir legalmente el subsidio de desempleo por la voluntariedad de su decisión extintiva no desvirtúa la eficacia de aquel acto.

El hecho de que en la dimisión del trabajador no se respetase por éste el plazo de preaviso al que se refiere el art. 49.4 del Estatuto de los Trabajadores no anula su efecto extintivo.

Contenido:

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Unico.-Frente a la sentencia de instancia que desestimó la demanda deducida por el actor por entender que no ha existido el despido invocado, sino extinción del contrato de trabajo por dimisión del trabajador, formula éste recurso de casación por infracción de Ley que desarrolla en un único motivo al amparo del art. 167.1 de la Ley de Procedimiento Laboral de 1980, en cuyo apartado A) denuncia la vulneración del art. 49.4 del Estatuto de los Trabajadores en relación con los artículos 1281.2 y 1282 del Código Civil; y en el apartado B) la violación del art. 55.4 del Estatuto de los Trabajadores.

Censura jurídica que no puede acogerse porque se ha aquietado al relato fáctico de la sentencia impugnada en el que se recoge la petición escrita de baja voluntaria cursada por él a la empresa y la aceptación de ésta; lo que revela la existencia de una voluntad manifiesta e inequívoca del trabajador de extingir el contrato por su propia voluntad, perfectamente encuadrable en el invocado art. 49.4 del Estatuto de los Trabajadores, sin que se haya acreditado ninguna coacción o amenaza por parte de la empresa que haya viciado su consentimiento, como también entendió el Magistrado "a quo".

Sobre determinadas alegaciones efectuadas por el recurrente deben efectuarse las siguientes precisiones:

a) La decisión extintiva por parte del trabajador determina la producción de un acto vinculante e irrevocable, del que no cabe retractarse con posterioridad sin consentimiento de la empresa.

b) Carece de consistencia jurídica la invocación de los artículos 1281 y 1282 del Código Civil porque, aun dejando al margen que no se está en presencia de un contrato que necesite ser interpretado, sino de un acto unilateral de una de las partes al que la Ley atribuye determinados efectos, la realidad es que la declaración de voluntad del trabajador plasmada en el documento antes aludido es suficientemente clara y expresiva de su intención.

c) La circunstancia de que el actor no pueda percibir legalmente el subsidio de desempleo por la voluntariedad de su decisión extintiva -cuyo deseo manifestó en el documento citado- no desvirtúa la eficacia de aquel acto.

d) El hecho de que en la dimisión del trabajador no se respetase por éste el plazo de preaviso al que se refiere el art. 49.4 del Estatuto de los Trabajadores no anula su efecto extintivo, ya que, dado el carácter personalísimo de la prestación laboral, no se puede imponer en ningún caso la subsistencia del contrato de trabajo contra la voluntad del trabajador, sin perjuicio de que en caso de inexistencia del referido plazo -que da lugar a la figura del abandono- la decisión de aquél pueda producir, además, su obligación de reparar los posibles daños causados al empresario.

e) Carecen de toda relevancia determinadas alusiones del recurrente a las pruebas de confesión judicial y testifical en apoyo de su tesis de que no existió una real voluntariedad en la suscripción del aquél documento, pues han sido valoradas por el juzgador en conjunción con las demás pruebas practicadas conforme le autoriza el art. 89.2 de la Ley de Procedimiento Laboral; debiendo recordarse que en todo caso las aludidas pruebas carecen de eficacia revisoria para acreditar el error de hecho conforme al art. 167.5 de la Ley de Procedimiento Laboral, lo que -por otra parte- tampoco pide expresamente.

f) En concecuencia no ha podido violarse el art. 55.4 del Estatuto de los Trabajadores, referente a los efectos del despido nulo.

Por todo lo cual, de acuerdo con el informe del Ministerio Fiscal, se debe desestimar el recurso.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación