Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.N. 24/2009, de 13 de abril


 RESUMEN:

Conflicto colectivo. Estimación. Aplicación de tabla salarial diferente a los tripulantes de los nuevos buques de salvamento. Constituye una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. No es nula porque sigue los trámites del artículo 41 del ET, sí injustificada.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-Según consta en autos, el día 28 de enero de 2009 se presentó demanda por FEDERACIÓN ESTATAL DE TRANSPORTES, COMUNICACIONES Y MAR DE UGT;FEDERACIÓN DE COMUNICACIÓN Y TRANSPORTE DE CCOO Y CGT contra REMOLQUES MARÍTIMOS SA Y CTE DE EMPRESA DE REMOLQUES MARÍTIMOS sobre conflicto colectivo.

Segundo.-La Sala acordó el registro de la demanda y designó ponente, con cuyo resultado se señaló el día 1 de abril de 2009 para los actos de intento de conciliación y, en su caso, juicio, al tiempo que se accedía a lo solicitado en los otrosies de prueba

Tercero.-Llegado el día y la hora señalados tuvo lugar la celebración del acto del juicio, en el que el Comité de Empresa manifestó que se acogía a la posición de la parte actora, oponiéndose a la demanda y previo intento fallido de avenencia, se practicaron las pruebas con el resultado que aparece recogido en el acta levantada al efecto.

Resultando y así se declaran, los siguientes

HECHOS PROBADOS

1º.-REMOLQUES MARÍTIMOS, SA es una empresa naviera dedicada a la actividad de salvamento marítimo, remolque y lucha contra la contaminación del medio marino, su único accionista es, E.P.E. Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR), y desempeña su labor en exclusiva para ésta. Esta actividad se articula mediante acuerdos entre ambas empresas de encomienda de gestión de los servicios de tripulación y mantenimiento de buques de salvamento y unidades de intervención rápida. (H.1º- y 2º de la demanda)

2º.-Las relaciones laborales en la empresa Remolques Marítimos se regulan por el XIII Convenio Colectivo de Flota de la Empresa Remolques Marítimos, S A, firmado el 7 de marzo de 2008 con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2009. (BOE aportado por ambas partes).

3º.-Por Resolución de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima de 17 de enero de 2008 se publicó la Adenda al Acuerdo de encomienda de gestión de los servicios de tripulación y mantenimiento de su flota de buques de salvamento y lucha contra la contaminación marina, suscrito por REMASA y SASEMAR.

En esta segunda Adenda se acuerda por ambas empresas la incorporación a la encomienda de gestión de cuatro nuevos buques de salvamento, propiedad de SASEMAR, denominados durante la construcción C-461, C-462, C-463 y C-464, así como las características técnicas de los mismos y el precio por año y buque en concepto de tripulación, de 11 miembros en cada uno, y mantenimiento, que se cifra en 2.200.000 euros. (Doc 4 de UGT, 2 de CC OO, 3 de CGT y 14 de la demandada).

4º.-La empresa planteó, durante la negociación del convenio colectivo vigente, una tercera tabla salarial para la tripulación de los cuatros nuevos buques a incorporar a la encomienda de gestión, a los que denomina Remolcadores de Salvamento, sin que se lograse acuerdo sobre esta propuesta ni la empresa renunciase a su aplicación una vez firmado el convenio y esa fue la actitud de la empresa, aplicar la 3ª tabla salarial al no considerar incluidos en el ámbito del convenio a los trabajadores tripulantes de los cuatro nuevos buques. (Testifical a propuesta de las demandantes y doc .3 de CC OO y el correspondiente aportado por las demás partes intervinientes.)

5º.-El convenio colectivo en su art. 6, y en sucesivos relativos a condiciones de trabajo, distingue entre Buques de Salvamento (Remolcadores de Altura) y Lanchas de Intervención rápida (Lanchas de Salvamento/Salvamares). (BOE aportado por ambas partes).

6º-- El 24 de noviembre de 2008 se inició período de consultas entre los representantes de REMASA y el Comité de Empresa de Flota para la negociación de una tabla de salarios para los Remolcadores de Salvamento. Estas consultas son consecuencia de la comparecencia celebrada el 19 de diciembre de 2008 ante esta Sala de la Audiencia Nacional en la que se manifestó la necesidad de seguir el procedimiento previsto en el art. 41.4 de la LET . La empresa aportó la tabla que proponía y los motivos que justificaban la diferencia salarial para estos trabajadores en cuanto al importe del plus de actividad, el concepto de salario profesional es igual que el de los Buques de Salvamento. (Doc 3 de la demandante CC OO, Acta de la sesión, aportada también por el resto de las partes, que se da por reproducido).

7º.-El día 10 de diciembre de 2008 se levantó Acta de conclusión del período de consultas para la negociación de una tabla de salarios para los Remolcadores de Salvamento entre la representación de la empresa REMASA y el Comité de Empresa de Flota. En esta sesión se argumenta por cada una de las partes su postura sin que se logre acuerdo. (Doc 4 de CC OO, Acta de la sesión, aportada también por el resto de las partes, documento que se da por reproducido.)

8º.-El día 16 de diciembre de 2008, el Director de RR HH de REMASA dirigió una carta al Presidente del Comité de Empresa en la que comunicaba "su decisión de aplicar la tabla salarial que se adjunta, con fecha de efectos a los 30 días de la fecha de este escrito, una vez finalizado el período de consultas que se siguió entre el Comité de Empresa y la Compañía..." (Doc 5 de CC OO y 6 de la demandada).

9º.-1. Las condiciones de trabajo en los cuatro nuevos buques son iguales que en los antiguos de salvamento salvo en la retribución, tienen la misma jornada y el mismo sistema de descansos. 2. Las funciones que tienen encomendadas son las mismas, tanto salvamento como lucha contra la contaminación marina, si bien no han realizado actividad de lucha contra la contaminación marina por falta de oportunidad, pero han realizado ejercicios de esta actividad. 3. Alguno de los nuevos sustituye a uno de los antiguos que está en reparación, en concreto, el María Zambrano al Luz de Mar. 4. El tamaño es distinto. Los antiguos son más grandes, aunque no todos. Los nuevos no disponen de equipos de aspiración y almacenamiento, al igual que alguno de los antiguos, solo Punta Mayor tiene tanques permanentes, pero se les puede incorporar. 5. Los nuevos disponen de cámaras filmadoras de las que carecen los antiguos. 6. El presupuesto para tripulación y mantenimiento de los nuevos barcos es mayor que el de los antiguos. 7. En el casco de los buques nuevos pone BS (Buques de salvamento) 8. En situaciones meteorológicas adversas el esfuerzo requerido a la tripulación es igual en los barcos nuevos que en los viejos (Testificales de ambas partes)

10º.-En fecha 14 de enero de 2008 la empresa comunica a todos los tripulantes el inicio del proceso de selección para la tripulación de los cuatro nuevos Remolcadores, en ese momento todavía en construcción, con las características técnicas de los buques y la composición de la tripulación. Los puestos que no se cubran con los trabajadores de la empresa serán ocupados por personal contratado previa selección de candidatos externos. (Doc 7 de UGT)

11º.-En fecha 27 de enero de 2009 se celebró el preceptivo intento de conciliación que resultó sin avenencia.

Se han cumplido las previsiones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-El precedente relato de hechos probados se fundamenta en la totalidad de la documental aportada al acto del juicio por ambas partes y de la testifical practicada en el mismo por testigos propuestos por demandante y demandada, según el desglose que se especifica en cada hecho. Debemos hacer constar que el hecho probado noveno recoge lo manifestado por los testigos de ambas partes indistintamente, habida cuenta de que sus testimonios fueron complementarios y coincidentes. Todo lo anterior se refiere en cumplimiento de lo dispuesto en el art. 97 del TRLPL .

Segundo.-El suplico de la demanda rectora de las presentes actuaciones, conflicto colectivo por modificación sustancial de las condiciones de trabajo, solicita se declare nula o subsidiariamente injustificada la decisión empresarial consistente en aplicar a los tripulantes de los nuevos buques de salvamento una retribución inferior a la recogida para sus respectivas categorías profesionales en la tabla salarial del convenio colectivo de la empresa demandada con las consecuencias legales inherentes a tal declaración.

Los letrados de la demandante fundamentaron su pretensión en la carencia de soporte, de cualquier clase, a la distinta denominación que la demandada otorga a los nuevos buques a los que llama remolcadores de salvamento. En el convenio colectivo se distingue entre buques de salvamento y lanchas de salvamento -los primeros son remolcadores- y dispone condiciones de trabajo distintas para la tripulación de cada tipo en cuanto a jornada, categorías profesionales de la tripulación y remuneración. Las funciones de los nuevos buques son las mismas así como las condiciones de trabajo, en consecuencia la distinta escala salarial impuesta unilateralmente por la demandada supone una modificación sustancial de las condiciones de trabajo pactadas en el convenio colectivo y carente de justificación.

El Abogado del Estado alegó que la clasificación de los buques la establece la empresa en función de diferentes criterios, eslora, precio, funciones sin que la clasificación tenga efectos jurídicos o administrativos, en el Registro todos tienen las mismas funciones y son buques oficiales que por motivos fiscales están matriculados en las Islas Canarias. Al no haberse logrado acuerdo sobre la tabla salarial para los Remolcadores de Salvamento, que en opinión de la empresa constituye un grupo distinto, decidió aplicarles la tabla salarial ofertada durante la negociación y rechazadas por el Comité de Empresa. Esta tabla retribuye en cuantía inferior el plus de actividad y de disponibilidad, regulados en el art. 19 del Convenio Colectivo, en relación con lo que perciben por ese concepto la tripulación de los buques de salvamento. La diferencia oscila entre el 3% menos para los marineros y el 20% menos para el capitán, cantidad que la Abogado del Estado considera mínima y que justifica en la adecuación a los presupuestos de la encomienda y en la aceptación voluntaria de la retribución por los componentes de las nuevas tripulaciones.

Tercero.-El núcleo de la controversia presenta dos vertientes. En primer lugar procede examinar si los cuatro nuevos buques tienen o no características especificas que justifiquen su inclusión en un grupo distinto al que constituyen los buques de salvamento y, por ello, está fundamentada una escala salarial distinta. En segundo termino determinar si la decisión de la empresa de aplicar una tabla salarial diferente a la tripulación de los cuatro nuevos buques supone una modificación sustancial de las condiciones de trabajo o si por el contrario tiene derecho a hacerlo, y, si se concluye que existe modificación sustancial, si ésta ha seguido o no el procedimiento establecido en el art. 41 de la LET,

Respecto de la primera cuestión hemos de concluir, examinados la certificación emitida por el Jefe de Área del Registro Marítimo Central de Buques de la Dirección General de la Marina Mercante -en la que consta que todos los buques que aparecen en el listado incluidos los nuevos son tipo de Buque Especial, Subtipo Salvamento, Antipolución, Incendios-, el informe técnico aportado por la demandada y valorados los testimonios de los testigos de ambas partes, que no existen diferencias técnicas que avalen su inclusión en un apartado distinto, fundamentalmente, por las funciones que tienen encomendadas y que les hace ser intercambiables como de hecho sucede. Los nuevos barcos son más pequeños y carecen de aspiradores y de tanques de almacenamiento pero no todos los antiguos tienen el mismo tamaño ni están dotados de los citados medios. En el acto del juicio quedó probado que los nuevos incorporan adelantos técnicos de los que carecían los antiguos y que se les puede equipar, si surge la necesidad, de los aspiradores y de los tanques. En todo caso, su diversidad supone para la empresa un abanico de posibilidades para elegir en cada circunstancia el más adecuado a la función a cumplir, pero no justifica una distinta remuneración de los tripulantes que tienen las mismas funciones y las mismas condiciones de trabajo.

La diferencia retributiva se concreta en la inferior cuantía de lo complementos de actividad y de disponibilidad. Según el art. 19-b del Convenio: "Plus de actividad y disponibilidad es la retribución fija, establecida en la tabla de salarios del Convenio, que percibe cada tripulante en función de su categoría profesional y del tipo de embarcación en la que se encuentra enrolado, como contrapartida y compensación a la disponibilidad para la realización de servicios en el mar fuera de la jornada de trabajo y el esfuerzo especial que en ocasiones conlleva la realización de servicios de salvamento en desfavorables condiciones meteorológicas".

El plus de actividad remunera la disponibilidad y, por ello, es preciso acudir a la jornada, no fue objeto de controversia que ésta era la misma en los buques de salvamento, que está regulada en el art. 15 -a del convenio: Se entiende por tiempo de embarque las veinticuatro horas diarias de 6,08 períodos alternos, en el año, de 30 días naturales de duración cada uno..." Si ambas tripulaciones cumplen la misma jornada la disponibilidad para la realización de servicios en el mar fuera de la jornada de trabajo es, lógicamente, la misma. En cuanto al esfuerzo especial en supuestos de salvamento con condiciones desfavorables meteorológicas, el testigo de la demandada, autor del informe técnico, reconoció que era el mismo. En consecuencia no hay justificación para que la retribución sea distinta porque ambos son ajenos al tamaño, potencia o valor de la embarcación.

Cuarto.-Respecto a la existencia de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo la parte demandada mantuvo una postura en el acto del juicio poco acorde con su decisión de dejar sin efecto la aplicación de la tabla salarial distinta y empezar un período de consultas con los representantes de los trabajadores para adoptar la decisión a través del procedimiento establecido en el art. 41-4 del ET, adoptada en anterior comparecencia ante esta Sala de la Audiencia Nacional y que provocó la terminación del proceso iniciado por anteriores demandas sobre este tema. La Abogada del Estado alegó que no existía modificación sustancial de condiciones de trabajo porque la disminución del complemento del art. 19 se fundamenta en el diferente tipo de embarcación, argumento que hemos rebatido anteriormente. Tampoco es válido alegar la falta de modificación porque los trabajadores aceptaron voluntariamente la diferencia retributiva. La jurisprudencia del TS que cita en apoyo de este argumento no es válida puesto que se refiere a condiciones individuales pactadas en cada contrato, cuando aquí el plus está regulado en el convenio colectivo (STS de 6 mayo 1996 Recurso de Casación núm. 2682/1995: " Todo ello impide que se atribuya a la modificación de este concepto retributivo el carácter de colectiva, en términos del art. 41.2 del Estatuto de los Trabajadores, que lo hace cuando se trate de la modificación «de aquellas condiciones reconocidas a los trabajadores en virtud de acuerdo o pacto colectivo o disfrutadas por éstos en virtud de una decisión unilateral del empresario de efectos colectivos». No hay tal decisión, sino acuerdos contractuales individuales, ni hay una cláusula del Convenio Colectivo que regule esta condición o concepto remuneratorio." Por otra parte es indiferente que la plantilla de los nuevos buques proceda de contratación externa en sus dos terceras partes. Los nuevos trabajadores son igualmente de la empresa y están incluidos en el ámbito de aplicación del convenio colectivo. En el art. 6 de la norma pactada se afirma el principio de unidad de empresa y flota, pero aunque no lo dijera los nuevos trabajadores estarían incluidos en el ámbito de aplicación definido en el art. 1 del convenio de la empresa que regula "las condiciones sociolaborales entre la empresa Remolques Marítimos S A., y los tripulantes de su flota constituida ésta por unidades, propias o alquiladas, destinadas a la actividad de Salvamento Marítimo, Remolque y Lucha contra la Contaminación del Medio Marino". El art. 41 del ET dispone que sean modificaciones sustanciales las que afecten, entre otras, a sistemas de remuneración en su párrafo 1-b., se considera que sean colectivas "la modificación de aquellas condiciones reconocidas a los trabajadores en virtud de acuerdo o pacto colectivo...", párrafo 2-2º y en el párrafo 2-3º "La modificación de las condiciones establecidas en los convenios colectivos regulados en el Título III de la presente Ley solo podrá producirse por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores y respecto de las materias a las que se refieren los párrafos b), c), d) y e) del apartado anterior". Todos los requisitos exigidos por la ley están presentes en el supuesto de hecho objeto del presente litigio incluido su calificación de sustanciales puesto que una diferencia del 3,41% al 19,94% lo es objetivamente. En consecuencia, por los razonamientos expuestos debemos estimar la demanda y declarar que la actividad de la empresa constituye una modificación sustancial de las condiciones de trabajo decidida unilateralmente cuando es necesario el acuerdo con los representantes de los trabajadores. Queda por determinar si tal decisión es nula o solamente injustificada de acuerdo con su acomodación al procedimiento previsto en el art. 41-4 . Ha quedado acreditado en el acto del juicio que la empresa inició periodo de consultas y que aportó la documentación que creyó justificaba su decisión. Así mismo transcurrido el período exigido legalmente se concluyeron las consultas sin lograr acuerdo. Por ello debemos concluir que tal decisión es injustificada y no nula puesto que no hay indicios suficientes para excluir la buena fe de la empresa en la negociación exigida por la ley. En su virtud,

VISTOS los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLAMOS

En la demanda interpuesta por SECTOR DEL MAR DE LA FEDERACIÓN ESTATAL DE TRANSPORTES, COMUNICACIONES Y MAR DE LA UGT, SECTOR DE MAR DE LA FEDERACIÓN DE COMUNICACIÓN Y TRANSPORTE DE CCOO, CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO Y COMITÉ DE EMPRESA DE REMASA, frente a REMOLQUES MARÍTIMOS, SA., en proceso de conflicto colectivo, la Sala: 1.-Estima la demanda en su pretensión subsidiaria y declaramos injustificada la decisión empresarial consistente en aplicar a los tripulantes de los nuevos buques de salvamento una retribución inferior a la recogida para sus respectivas categorías profesionales en la tabla salarial del convenio colectivo de la empresa demandada, y condena a ésta a estar y pasas por dicha declaración con todas las consecuencias legales inherentes a tal declaración y a abonar a los tripulantes las retribuciones previstas en la tabla salarial del citado convenio, específicamente, el complemento de actividad y disponibilidad en la cuantía prevista en XIII Convenio Colectivo para los buques de salvamento.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación