Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Castilla y León 568/2009, de 17 de septiembre


 RESUMEN:

Extinción del contrato por voluntad del trabajador. Desestimación. Retraso en el pago del subsidio de incapacidad temporal y de la prestación complementaria. Desestimación. Causa no imputable a la empresa, sino al trabajador.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-En el Juzgado DE lo Social DE referencia, tuvo entrada demanda suscrita por la parte actora en la que solicita se dicte sentencia en los términos que figuran en el suplico DE la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el oportuno juicio oral, se dictó sentencia con fecha 15 DE Junio DE 2009 cuya parte dispositiva dice: FALLO.-Desestimo la demanda interpuesta por Dª Custodia contra la empresa ESTUDIO MEDINA ARQUITECTURA S.L. a quien absuelvo DE todos los pedimentos DE la demanda.

Segundo.-En dicha sentencia, y como hechos probados, se declaraban los siguientes: Primero.-Dª Custodia, D.N.I. NUM000, presta servicios para el demandado ESTUDIO MEDINA ARQUITECTURA S.L. desde el 27-2-01 con la categoría profesional de delineante. En la actualidad está a media jornada por cuidado de un niño menor. El salario a jornada ordinaria asciende a la suma de 1.377,49 euros mensuales con inclusión del prorrateo. Segundo.-El 21-7-08 inicia un periodo de baja médica por causa de enfermedad común. Continúa en dicha situación. Tercero.-Hasta el 31-10-08 se le pagaron con toda regularidad en régimen de pago delegado las prestaciones de I.T. Se le ingresaban en su cuenta de La Caixa. A partir de esta fecha debe ir a cobrar a la empresa y no va con lo que no percibe la prestación. Presenta demanda en reclamación de cantidad en fecha 11-3-09. en el acto de conciliación de 26-3-09 se le abonan todas las cantidades pendientes hasta febrero del 2009. Cuarto.-Con posterioridad y de forma regular se le han abonado las prestaciones correspondientes a marzo, abril y mayo del 2009, presentándose la actora a cobrar. Quinto.-Entiende la actora que el demandado está incumplimiento gravemente sus obligaciones derivadas del contrato de trabajo y pide la extinción indemnizada de su contrato de trabajo. Presenta papeleta de conciliación el 11-3-09. Se celebra acto de conciliación sin avenencia el 26-3-09. Interpone demanda para ante este Juzgado el 27-3-09 .

Tercero.-Contra dicha sentencia, interpuso recurso de Suplicación la parte demandante siendo impugnado por la contraria. Elevados los autos a este Tribunal y comunicada a las partes la designación del Ponente, le fueron, a éste, pasados los autos para su examen y resolución por la Sala.

Cuarto.-En la resolución del presente recurso se han observado, en sustancia, las prescripciones legales vigentes.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Por el Juzgado de lo Social nº 1 de Burgos se dictó sentencia con fecha 15 de junio de 2009, Autos 337/09, que desestimo la demanda formulada por Dª Custodia frente a la empresa Estudio Medina Arquitectura SL, sobre extinción de la relación laboral por incumplimiento de las obligaciones empresariales. Contra la citada sentencia se formula el presente recurso de Suplicación por la representación letrada de la trabajado solicitando tanto la revisión de hechos como de derecho aplicable.

Segundo.-Con amparo procesal en la letra b) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral se solicita por la parte recurrente la supresión del párrafo incluido en el ordinal tercero de los hechos probados" A partir de esta fecha debe de ir a cobrar y no va con lo que no percibe la prestación, proponiendo la siguiente redacción " TERCERO Hasta el 31-10-80 se le pagaron con toda regularidad en régimen de pago delegado las prestaciones de IT y el complemento de empresa. Se le ingresaban en la cuenta de la Caixa, y de forma injustificada la empresa dejó de abonar dichas prestaciones correspondientes a las mensualidades de noviembre, diciembre, y paga extraordinaria de 2008, enero y febrero de 2009. Presenta demanda en reclamación de cantidad en fecha 11 de marzo de 2009, en acto de conciliación de 26/3/09 se le abonan todas las cantidades pendientes por importe neto de 2.331,97 Euros hasta febrero de 2009"; fundamenta tal revisión en los doc 70-71 y 72.

Debe señalarse que la jurisprudencia viene exigiendo con reiteración, hasta el punto de constituir doctrina pacifica, que para estimar este motivo es necesario que concurran los siguientes requisitos:

1º.-Que se señale con precisión cuál es el hecho afirmado, negado u omitido, que el recurrente considera equivocado, contrario a lo acreditado o que consta con evidencia y no ha sido incorporado al relato fáctico.

2º.-Que se ofrezca un texto alternativo concreto para figurar en la narración fáctica calificada de errónea, bien sustituyendo a alguno de sus puntos, bien complementándolos.

3º.-Que se citen pormenorizadamente los documentos o pericias de los que se considera se desprende la equivocación del juzgador, sin que sea dable admitir su invocación genérica, ni plantearse la revisión de cuestiones fácticas no discutidas a lo largo del proceso; señalando la ley que el error debe ponerse de manifiesto precisamente merced a las pruebas documentales o periciales practicadas en la instancia.

4º.-Que esos documentos o pericias pongan de manifiesto, el error de manera clara, evidente, directa y patente; sin necesidad de acudir a conjeturas, suposiciones o argumentaciones más o menos lógicas, naturales y razonables, de modo que sólo son admisibles para poner de manifiesto el error de hecho, los documentos que ostenten un decisivo valor probatorio, tengan concluyente poder de convicción por su eficacia, suficiencia, fehaciencia o idoneidad.

5.º Que la revisión pretendida sea trascendente a la parte dispositiva de la sentencia, con efectos modificadores de ésta, pues el principio de economía procesal impide incorporar hechos cuya inclusión a nada práctico conduciría, si bien cabrá admitir la modificación fáctica cuando no siendo trascendente es esta instancia pudiera resultarlo en otras superiores.

Sentado lo anterior con carácter general y centrándonos en el supuesto en concreto enjuiciado debemos de precisar que ni la demanda de conciliación ni el Acta ante la UMAC, en cuanto que recoge manifestaciones de parte son documentos idóneos para fundamentar la revisión de hechos probados, así STS 28-11-1989, Sala de lo Social de Burgos 22-11-1999 . Pero es que además no basta alegar, que es lo que hace la parte recurrente, la ausencia de prueba: la denominada prueba negativa u obstrucción negativa. No es dable articular la revisión fáctica suplicacional al amparo del apartado b) del art. 191 de la LPL con base en la inexistencia de pruebas demostrativas del hecho declarado como probado porque el citado precepto en relación con el art. 194.3 de la LPL, exige, conforme a su tenor literal, que la parte recurrente invoque la o las concretas pruebas documentales o periciales que demuestren el error probatorio de instancia. Así la Sala de lo Social del TS en relación con el recurso de casación 1-12-1998, 24-10-2002, entre otras,como los TSJ respecto de la suplicación, Castilla y León (Valladolid) 26-2-2001, Galicia 10-5-2001, han sostenido que no cabe fundar la revisión fáctica en la denominada prueba negativa u obstructiva negativa, en la inexistencia de pruebas demostrativas del hecho declarado como probado, lo que supone rechazar de plano aquellas pretensiones de revisión fáctica casacional o suplicacional en los que la parte recurrente no indica los medios probatorios que evidencien un error sino que se limitan a alegar la inexistencia de medios probatorios en las actuaciones que han servido de sustento a la declaración probatoria de instancia . En el presente supuesto no existe prueba, documental idónea o pericial, únicas en las cueles se puede sustentar la revisión de hechos probados en el recurso de Suplicación art. 191 b) y 194.3 de la Ley de Procedimiento Laboral, que evidencien el error del Magistrado de Instancia .

Por lo que el motivo del recurso debe de ser desestimado resultando inmodificados los hechos declarados probados en la sentencia de instancia.

Tercero.-Con amparo procesal en la letra c) del art 191 de la Ley de Procedimiento Laboral se alega por la parte recurrente que la sentencia de instancia ha aplicado indebidamente los artículos 50. 1 c 2 del Estatuto de los Trabajadores en relación con lo dispuesto en los artículos 127 y 128 de la LGSS art 4 f y 24 también del ET y Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremos de 2 de noviembre de 1996 .

Se alega sustancialmente por la parte recurrente que concurre causa para extinguir la relación laboral por voluntad del trabajador por incumplimiento empresarial pues la empresa dejo de abonar, a la trabajadora demandante hoy recurrente, las prestaciones de Seguridad Social, así como los complementos de empresa previstos en el Convenio Colectivo durante los meses de noviembre, diciembre 2008, y enero y febrero de 2009 y la paga extraordinaria de navidad.

Por el Magistrado de instancia se argumenta en la sentencia que no existe causa para extinguir la relación laboral al no concurrir incumplimiento empresarial alguno puesto que la trabajadora dejo de ir a cobrar sus retribuciones a las oficinas de la empresa desde noviembre de 2008 y que la empresa nunca se ha negado a efectuar tal abono lo que ha hecho cuando se las ha reclamado.

Con carácter previo debemos de señalar que esta Sala no ignora la Jurisprudencia citada por la parte recurrente y también recogida en sentencia mas reciente de fecha 22 de Diciembre de 2008, Rec 294/2008, donde se recuerda la doctrina "objetiva" del incumplimiento empresarial, en el supuesto de extinción del contrato a instancia del trabajador por retraso continuado por impago de salarios según la cual no se exige que el incumplimiento empresarial sea culpable sino que la culpabilidad no es requisito para genéralo . Ni tampoco la reflejada en sentencia de fecha 10 de junio de 2009 Rec nº 2461/08, en la que se señala que la facultad extintiva prevista en el art. 50.1 b) no requiere de intentos previos del trabajador dirigidos a que el empresario cumpla con la obligación que impone el art. 4.2,f del ET .

Según la doctrina unificada invocada, contenida en las sentencias de 22 de mayo de 1995 (EDJ1995/2692) y 2 de noviembre de 1996 (EDJ1996/7714 ), el impago del subsidio de incapacidad temporal es también causa de extinción del contrato ex artículo 50.1 c ) del ET, al tratarse de una obligación legal de prestación impuesta al empresario en favor del trabajador, que constituye efecto reflejo del contrato de trabajo.

A fin de determinar el alcance del incumplimiento, debemos recordar la jurisprudencial existente respecto a la causa resolutoria contemplada en el apartado b) del mismo precepto, aplicable analógicamente a los incumplimientos relativos a la prestación de incapacidad temporal, y expresiva de que para que prospere la causa resolutoria basada en la falta de pago o retrasos continuados en el abono del salario pactado, se exige la concurrencia del requisito de gravedad en el incumplimiento empresarial, debiendo valorarse exclusivamente a tales efectos si el retraso o impago es o no grave o trascendente en relación con la obligación de pago puntual del salario, partiendo de un criterio objetivo, como antes ya se ha indicado, (independiente de la culpabilidad de la empresa), temporal (continuado y persistente en el tiempo) y cuantitativo (montante de lo adeudado), y teniendo en cuenta que la falta o retraso de pago de los salarios carece de relevancia resolutoria cuando la deuda es objeto de controversia, bien sea por su realidad, bien por su cuantía (STS 22-12-2008 ).

Afirmando el Tribunal Supremo que concurre tal gravedad cuando el impago de los salarios no sea un mero retraso esporádico, sino un comportamiento continuado y persistente, por lo que la gravedad del incumplimiento se manifiesta mediante una conducta continuada del deber de abonar los salarios debidos.

Pues bien señalado lo anterior y partiendo de los hechos declarados probados en la sentencia recurrida debemos de analizar si existe una conducta empresarial que implique un incumplimiento en los términos expuestos. Y así entendemos, al igual que lo hiciera el Magistrado de instancia, que o ha existido ningún incumplimiento por el empresario demandado puesto que nunca se ha negado a abonar a la trabajadora prestación de I.Temporal que debía abonar en concepto de pago delegado como tampoco las mejoras sino que tal y como se declara probado en el Hecho Probado Tercero la trabajadora que tenia que ir a cobrar a la empresa dejo de hacerlo a partir del 31 de octubre de 2008 y a partir de tal fecha la empresa dejo de abonársela hasta que esta las reclamo presentando la correspondiente demanda de conciliación acto en el cual la empresa le abono las cantidades que le adeudaba

Entendemos por lo tanto que el retraso en el abono de la prestación de I.Temporal y los complementos pactados en Convenio es debido no a un incumplimiento empresarial sino a un comportamiento solo imputable a la trabajadora dejo de acudir a las oficinas de la empresa, que están en la misma localidad donde vive la trabajadora ( Medina de Pomar - Burgos) que es donde debía de acudir para que se las abonasen Por todo lo cual entendemos que la sentencia de instancia no vulnera los preceptos denunciados como infringidos por la parte recurrente por lo que debe de ser conformada desestimado con ello el recurso.

Cuarto.-No procede la imposición de costas al gozar la parte recurrente del beneficio de justicia gratuita art. 233 de la Ley de Procedimiento Laboral .

En nombre del Rey y por la autoridad conferida pro el pueblo español

Por lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español,

F A L L A M O S

Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de Suplicación interpuesto por DOÑA Custodia, frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº 1 de Burgos en autos número 337/2009 seguidos a instancia de la recurrente, contra ESTUDIO MEDINA ARQUITECTURA S.L. y el FONDO DE GARANTIA SALARIAL, en reclamación sobre Despido y, en su consecuencia, debemos confirmar y confirmamos la Sentencia recurrida. Sin costas.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación