Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Aragón 737/2009, de 7 de octubre


 RESUMEN:

Extinción del contrato de trabajo por voluntad del trabajador basado en incumplimiento empresarial. El incumplimiento ha de ser grave. Carece de gravedad suficiente el retraso en tres meses en el pago de salarios.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-Según consta en autos, se presentó demanda por Dª. Berta y D. Alfonso, contra empresa JOALMI SC, (Socios: D. Rosendo, D. Virgilio y D. Luis Enrique ), sobre extinción voluntaria de contrato, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de lo Social nº 3 de Zaragoza, de fecha 16 de junio de 2009, siendo el fallo del tenor literal siguiente:

"Que estimando la demanda promovida por D. Alfonso y DÑA. Berta contra la empresa JOALMI, S. C. (Socios: D. Rosendo, D. Virgilio y D. Luis Enrique ), debo declarar y declaro RESUELTA la relación laboral que vinculaba a los demandantes con la empresa demandada, Joalmi, S. C., y debo condenar y condeno a la citada empresa, a estar y pasar por la anterior declaración, y a hacer pago a los actores y por el concepto de indemnización las siguientes cantidades:

1.-A D. Alfonso: 15.58540 EUROS.

2.-A DÑA. Berta: 18.33975 EUROS".

Segundo.-En la citada sentencia y como hechos probados se declararon los del tenor literal:

"Primero.-Los actores Don Alfonso y Doña Berta, casados entre sí, y cuyas demás circunstancias personales constan en autos, prestan servicios profesionales para la empresa demandada, Joalmi, S. C., dedicada a la actividad de hostelería, con las circunstancias laborales de antigüedad, categoría profesional y salario que se detallan en el hecho primero de la demanda.

Segundo.-Los demandantes dedujeron papeleta de conciliación en 2.03.2009 en pretensión de extinción voluntaria de su contrato de trabajo por impago y retraso en el abono de salarios. El acto tuvo lugar el día 10.03.2009 con el resultado de sin acuerdo, por lo que se dedujo demanda en 18.03.2009.

También dedujeron papeleta de conciliación en 3.03.2009 en reclamación de pago de salarios devengados y no satisfechos por la demandada, correspondientes a diciembre de 2008, enero de 2009 y febrero de 2009 más atrasos de convenio y actualización de IPC 2009 por respectivos importes de 3.85485 euros y 4.155 33 euros.

El acto de conciliación tuvo lugar el día 24.03.2009 con el resultado de intentado sin efecto. La demanda fue turnada al Juzgado de lo Social número 1 en 27.03.2009 .

Tercero.-La empresa demandada, tras las papeletas de conciliación, procedió a abonar las nóminas pendientes de diciembre y enero de 2009.

Cuarto.-Deducida demanda en reclamación de resolución de contrato en fecha 18.03.2009, la empresa demandada adeudaba la mensualidad de febrero de 2009 posteriormente abonada a finales del mes de marzo. La nómina de marzo de 2009 se abonó en abril, y en mayo los atrasos de convenio de 2008.

Quinto.-Actualmente no existen adeudos pendientes".

Tercero.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandada, siendo impugnado dicho escrito por la parte demandante.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Por el cauce procesal previsto en el apdo. b) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, T. R. de 7 de abril de 1995, pretende el recurso la revisión del Hecho Probado Cuarto, para hacer constar que el salario de marzo del 2009 se abonó el 31 de marzo, con apoyo probatorio en la documental que señala.

Se estima el Motivo pues constan a los fs. 72 y 92 de autos nóminas del mes de marzo con firma de Recibí de los trabajadores del día 31 del mismo mes, prueba no contradicha por la restante practicada, según el Acta y la grabación de la vista oral de instancia.

Segundo.-Al amparo del art. 191 c) de la Ley de Procedimiento Laboral, T. R. de 7 de abril de 1995, denuncia el recurso infracción de lo dispuesto en el art. 50 .1 b) del Estatuto de los Trabajadores, y de la jurisprudencia que señala, sosteniendo que los retrasos demostrados en el pago de salarios no tienen la gravedad suficiente para justificar la extinción de los contratos.

Los requisitos de esta causa extintiva del contrato, a instancias del trabajador, son recordados por la STS de 10-6-2009, r. 2461/2008: "la falta de pago del salario o los retrasos continuados en su abono autorizan la extinción causal del contrato ex art. 50.1.b) ET, aún sin mediar culpabilidad empresarial. ...este Tribunal entiende que el requisito de la gravedad del comportamiento es el que modela en cada caso la concurrencia del incumplimiento empresarial, y la culpabilidad no solamente no es requisito para generarlo, sino que incluso es indiferente que el impago o retraso continuado del salario venga determinado por la mala situación económica de la empresa.... En este línea se mantiene que para que prospere la causa resolutoria basada en «la falta de pago o retrasos continuados en el abono del salario pactado», es necesaria -exclusivamente- la concurrencia del requisito de «gravedad» en el incumplimiento empresarial, y a los efectos de determinar tal «gravedad» debe valorarse tan sólo si el retraso o impago es grave o trascendente en relación con la obligación de pago puntual del salario ex arts. 4.2 f) y 29.1 ET, partiendo de un criterio objetivo [independiente de la culpabilidad de la empresa], temporal [continuado y persistente en el tiempo] y cuantitativo [montante de lo adeudado], por lo que concurre tal gravedad cuando el impago de los salarios no es un mero retraso esporádico, sino un comportamiento persistente, de manera que la gravedad del incumplimiento se manifiesta mediante una conducta continuada del deber de abonar los salarios debidos (así, SSTS 25/1/99 -rcud 4275/97; y 26/6/08 -rcud 2196/07, en obiter dicta)". En esta Sentencia, el TS confirma la extinción contractual sobre la base fáctico de retrasos persistentes en el pago de salarios durante toda la relación laboral (más de diez años).

A su vez, la STS de 22-12-2008, r. 294/2008, considera causa de extinción los retrasos acreditados "continuados, persistentes en el tiempo y cuantitativamente importantes, desde el momento en que en 336 días alcanzaron un promedio de retraso de 11,20 días".

Anteriormente, la STS de 25-9-1995 (ROJ: STS 10652/1995 ) considera no suficientemente grave, para extinguir el contrato, el "impago de los salarios correspondientes a los meses de octubre, noviembre y diciembre y extraordinaria de Navidad del año 1993".

Las Sentencias de esta Sala de 3-4-2007, r. 246/07, y de 6-3-2008, r. 132-08, reiteran este criterio: "concurre tal gravedad cuando el impago de los salarios no sea un mero retraso esporádico, sino un comportamiento continuado y persistente, por lo que la gravedad del incumplimiento se manifiesta mediante una conducta continuada del deber de abonar los salarios debidos. También, por ello, cuando exista una situación de impago de salarios como comportamiento empresarial continuado y persistente concurre el requisito de la gravedad de la conducta empresarial que justifica la extinción contractual a instancia del trabajador ex art. 50.1.b) ET, con independencia a estos fines de que tal retraso no esporádico sea debido al arbitrio injustificado del empresario o derive de una imposibilidad total o parcial debida a circunstancias económicas imputables o no a aquél".

Y hemos dicho en la Sentencia de la Sala de 16-6-2008, r. 477/08: "La doctrina jurisprudencial (SsTS de 28.9.1998, 13.7.1998, 25.1.1999, etc.) en torno al alcance de la causa de resolución contractual del precepto antes nombrado entiende que es el requisito de la gravedad del comportamiento empresarial el que modela y perfila en cada caso la presencia de su incumplimiento, tratándose de un concepto indeterminado, necesitado por tanto de la debida ponderación de las circunstancias concurrentes y de determinación fundamentalmente casuística, de modo que sólo cuando aparezca acreditado un impago continuado y persistente, fruto de una voluntad empresarial deliberadamente rebelde al cumplimiento de sus obligaciones, ha de seguirse la resolución de la relación laboral, lo que no ocurre en simples demoras de tres meses o plazos similares (sentencias de 25-9-1995, 29-12-1994, 24-3-1992, 12-2-1990, etc.)".

Tercero.-El caso enjuiciado se sitúa, según la prueba practicada, en un punto límite o fronterizo respecto a la gravedad de los retrasos en el pago de los salarios de los demandantes, ya que las demoras se concretan en tres mensualidades (diciembre de 2008 y enero -abonados tras la papeleta de conciliación- y febrero de 2009 -abonado en la segunda mitad de marzo- más los atrasos de Convenio de la anualidad anterior -pagados el 31 de mayo -).

La Sala entiende que estas demoras, tres mensualidades más la de diferencias del año anterior según Convenio, abonadas luego en la forma que se ha relatado, no tienen gravedad suficiente para justificar la extinción contractual, considerando -en un intento unificador de criterios, siempre difícil en materia que está siempre sujeta al caso concreto- que, en general, se requiere un impago o demora respecto a cuatro mensualidades, para alcanzar la gravedad del incumplimiento empresarial que según la norma legal y la jurisprudencia citada, justifica la extinción del contrato a instancias del trabajador.

En consecuencia, procede la estimación del recurso y, con revocación de la sentencia dictada, declarar la desestimación de la demanda.

En atención a lo expuesto, dictamos el siguiente

F A L L O

Estimamos el recurso de suplicación nº 685 de 2009, ya identificado antes, y, en consecuencia, revocamos la sentencia recurrida y desestimamos la demanda. Devuélvase el depósito legal constituido para recurrir y las consignaciones efectuadas, a la firmeza de esta sentencia.

Así, por esta nuestra sentencia lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación