Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 4) de 17 de diciembre de 1996


 RESUMEN:

Procedimiento laboral. Reclamación previa. Validez. Tanto ésta como la resolución desestimatoria de la misma se producen con anterioridad a la celebración del juicio.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.—El presente recurso está dirigido contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, de 5 de marzo de 1996, que desestimó el de suplicación interpuesto contra la sentencia del Juzgado de lo Social de Logroño, cuyo fallo fue absolutorio en la instancia, porque entendió que no se había formulado reclamación previa en materia de Seguridad Social, suficiente para cumplir el requisito preprocesal establecido en el artículo 71 de la Ley de Procedimiento Laboral. Esta Sala abrió en su día incidente de inadmisión del recurso porque el escrito de preparación del mismo, así como el de formalización, inducen a error al contener dichos escritos un error material, consistente en que señalan como fecha de presentación de la demanda el día 16 de mayo de 1995, con lo que no aparece cierta la aseveración de que tal acto de la parte tuvo lugar dentro de los treinta días contados a partir de la notificación de la resolución inicial de la entidad gestora. Después el buen sentido salva el error, y ya no cabe la confusión entre la sentencia recurrida y la de contradicción inicialmente invocada, que fue dictada por la misma Sala. Aunque el recurso designa como contradictorias dos sentencias (desconociendo lo decidido por esta Sala en Auto de 15 de marzo de 1995 y sentencia de 6 de febrero de 1996), no se ha ofrecido a la parte posibilidad de seleccionar, por lo que en este momento procedería dejar sin efecto el señalamiento para votación y fallo para conceder la opción. El defecto queda superado ahora, en aras de la economía procesal, habida cuenta, además, de que la primera sentencia invocada como de contradicción no es eficaz, porque decide sobre un supuesto contrario al enjuiciado, de tal modo que sólo "obiter dicta", se refiere al tema a decidir, mientras que sí es eficaz al efecto de establecer la necesaria contradicción, la también invocada sentencia de 18 de julio de 1994, dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, habida cuenta de que en ella se tiene por reclamación previa eficaz, la que responde a los siguientes datos cronológicos: La resolución de la entidad gestora se produjo el día 12 de noviembre de 1985, la demanda fue presentada el día 17 de diciembre del mismo año, y el escrito de reclamación previa se presentó el día 17 de septiembre de 1993, celebrándose el juicio el día 24 de noviembre del mismo año. Son datos accidentales, pero expresivos de la doctrina, el que hubiera también una sentencia anterior -anulada en suplicación- que declarara no agotada la reclamación previa. En el presente supuesto, los hechos consisten en que el día 13 de abril de 1994 es notificada a quien hoy recurre, la resolución del día 11 del mismo mes y año, mediante la cual el Instituto Nacional de la Seguridad Social le impone el recargo del 30 por ciento de las prestaciones por muerte y supervivencia, causadas por un trabajador de la empresa que recurre, muerto a consecuencia de accidente de trabajo, que la entidad gestora declara producido como consecuencia de omisión de medidas de seguridad. El día 16 de mayo del propio año, es presentada la demanda, cuyo trámite sufre diversas alternativas, de tal modo que el acto del juicio no se celebra sino el día 18 de mayo del siguiente año de 1995, y, el día 15 de febrero de 1995 la empresa había presentado escrito de reclamación previa ante la entidad gestora, expresamente desestimada por resolución de 9 de marzo siguiente, que la parte hizo llegar al procedimiento de instancia, el día 28 de marzo de 1995.

Segundo.—Existiendo la contradicción, debe entrarse a decidir sobre la infracción legal denunciada, que la parte refiere al artículo 71 de la Ley de Procedimiento Laboral, Texto de 27 de abril de 1990, vigente cuando se produjeron los hechos. Debe recordarse que el Tribunal Constitucional se ha referido a estos requisitos preprocesales, estableciendo su naturaleza jurídica y su finalidad, y señalando que no son valores autónomos que tengan sustantividad propia (sentencia de 23 de mayo de 1990), sino que únicamente sirven en la medida en que son instrumentos para conseguir una finalidad legítima. Tal finalidad es evitar el proceso, dando ocasión al ente gestor para acoger la pretensión que merezca serlo, al tiempo que eludir una reclamación que pueda sorprender al órgano público. De ahí que, cuando la reclamación previa se produce con el lapso preciso para que tales propósitos sean alcanzados, no puede negarse su eficacia preprocesal. En este supuesto sucede, además, que la resolución impugnada lo fue, mediante la presentación de la demanda, dentro del plazo de treinta de días (hábiles) establecido por el invocado artículo 71 de la Ley Procesal, lo que evidenciaba que el interesado no se aquietaba con la decisión de la entidad gestora, y manifestaba su disconformidad, dentro del plazo legal. Si a ello se une que los avatares procesales han dado lugar a que se produzca la reclamación previa y la resolución desestimatoria de la misma, ambos actos con anterioridad a la celebración del juicio, se concluye que la naturaleza del requisito ha sido respetada (por anterior al juicio), y su finalidad satisfecha (por posibilitar la estimación de la pretensión y, en su caso, eludir la fase de controversia procesal), por lo que el fallo que decide lo contrario, incurre en la infracción que el recurso denuncia, y que ha de ser estimado, siguiendo doctrina establecida por esta Sala en sentencia de 30 de mayo de 1991, entre otras.

Tercero.—En consecuencia, la sentencia recurrida ha de ser casada y, para resolver el debate planteado en suplicación, ha de estimarse el recurso de la empresa, declararse que la reclamación previa en materia de Seguridad Social había sido agotada, y declarar la nulidad de la sentencia que decidió lo contrario, reponiendo el procedimiento al momento de quedar el juicio concluso para sentencia, a fin de que el Juez de instancia dicte nueva sentencia teniendo por cumplido el requisito preprocesal y decidiendo las demás cuestiones litigiosas con plena libertad de criterio.

Cuarto.—La estimación del recurso conlleva la devolución de los depósitos efectuados para recurrir, o cancelación de los avales constituidos, según dispone el artículo 214 de la Ley de Procedimiento Laboral.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación