Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 38/2006, de 18 de enero


 RESUMEN:

Rescisión contractual indemnizada. Desestimación. Acoso sexual. Inexistencia.

ANTECEDENTES DE HECHOS

Primero.-Que según consta en Autos, se presentó demanda por Marí José, en reclamación de extinción de contrato siendo demandado "Jovibejor Canarias, S.L." y celebrado juicio y dictada Sentencia, el día 10-1-2005, por el Juzgado de referencia, con carácter estimatorio.

Segundo.-Que en la citada Sentencia y como hechos probados, se declaran los siguientes:

"Primero. La actora, doña Marí José, ha venido prestando servicios por cuenta y orden de la empresa demandada 'Jovibejor Canarias, S.L.', con antigüedad de 9 de diciembre de 1999, categoría profesional de dependienta y percibiendo un salario mensual prorrateado de 742,67 euros.

Segundo. La empresa demandada fue constituida por escritura pública de fecha 28 de diciembre de 1998, siendo administradores mancomunados D. Pedro Jesús. Dicha compañía cuenta en la actualidad con dos centros de trabajo, uno de ellos sito en la c/ ... de Santa Cruz de Tenerife, dedicado a la venta de artículos de perfumería, bajo el nombre comercial de 'Amady'. Dicho local es un establecimiento abierto al público, con depósito y oficina en la parte baja.

Tercero. En el citado comercio presta servicio la actora, además de doña Dolores, doña Soledad, doña Emilia, doña María Antonieta, don Luis Miguel y doña Laura, hermana de la actora que fue despedida el 21 de enero de 2004 mediante carta en la que se reconoció la improcedencia del despido optando la empresa por la indemnización.

Cuarto. En el otro centro de trabajo, también en la c/ ..., prestan servicio doña Ariadna y doña Rebeca, que fue despedida posteriormente.

Quinto. Doña Elsa y don Pedro Jesús controlan y dirigen ambos centros de trabajo.

Sexto. Don José, jubilado desde 1993 y administrador mancomunado de la mercantil 'Jovibejor Canarias, S.L.', frecuenta diariamente, por la mañana y por la tarde el centro de trabajo sito en la c/ ...

Séptimo. A partir del mes de agosto de 2004, don José comenzó a aprovechar cualquier circunstancia que propiciara el poder aproximarse a doña Marí José para cogerla del brazo mientras le decía al oído que la quería, que estaba muy guapa, repitiendo tal conducta en reiteradas ocasiones hasta tal punto que en una ocasión delante de su esposa doña Elsa la obligó a salir de la tienda llevándola a un bar próximo llamado 'La Platea'. Que el 16 de diciembre de 2004, con ocasión de ocurrir los mismos hechos, la actora abandonó el centro de trabajo, llorando, causando baja el 17 de diciembre de 2004 y otra el 7 de enero de 2004, con causa en un cuadro depresivo ansioso, valorado por psiquiatra y con tratamiento médico, causado por circunstancias laborales adversas desde hacía unos meses, presentando ansiedad importante que llega a desencadenar en alguna crisis de pánico relacionado con el trabajo, sometida a tratamiento con antidepresivos y benzodiacepinas, así como tratamiento psicoterapéutico y entrenamiento en técnicas de relajación.

Octavo. Con motivo de la situación de baja de la actora, don José solicitaba con reiteración a doña Laura, hermana de la trabajadora, el teléfono de aquélla, y por serle negado reiteradamente, el día 13 de enero de 2004, en el centro de trabajo de la c/ ..., al que había accedido Janeth y al serle negado nuevamente el teléfono de la actora aquél le manifestó gritando y de forma airada que 'tu hermana es una puta que se baja las bragas delante de él y le hacía dibujos de sus genitales'.

Noveno. Con fecha 16 de julio de 2004, se celebró en el SEMAC, el preceptivo acto de conciliación que terminó sin efecto."

Tercero.-Que por el Jdo. de lo Social n.º 2 de Santa Cruz de Tenerife, se dictó Sentencia, cuyo Fallo literal dice: "Que estimando la demanda formulada por doña Marí José, contra la empresa 'Jovibejor Canarias, S.L.', debo declarar y declaro extinguido el contrato de trabajo que une a la actora con la parte demandada. Condenando a la parte demandada a estar y pasar por esta declaración, y a que abone a la actora la cantidad de 4.465 euros (4,04 ? 45 ? 24,56), en concepto de indemnización".

Cuarto.-Que contra dicha Sentencia, se interpuso Recurso de Suplicación por la parte Marí José y "Jovibejor Canarias, S.L.", siendo impugnado de contrario. Recibidos los Autos por esta Sala, se formó el oportuno rollo y pase al Ponente. Señalándose para votación y fallo el día 07 de noviembre de 2005.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Frente a la Sentencia de instancia, que estimó la pretensión deducida en la demanda, declarando extinguido el contrato de trabajo que une a la actora con la empresa demandada, condenando a ésta a que abone a la trabajadora la cantidad de 4.465 euros en concepto de indemnización, recurren ambas partes litigantes, a través de su respectiva representación Letrada. La empresa demandada "Jovibejor Canarias, S.L." solicita, en el primer motivo del recurso, formulado al amparo de la letra b) del art. 191 de la LPL que los ordinales, tercero, cuarto, quinto, sexto, séptimo y octavo de los hechos declarados probados en la Sentencia de instancia sean sustituidos por los siguientes textos alternativos:

"Tercero. En el citado comercio presta servicios la actora, además de doña Dolores, doña Soledad, doña Emilia, doña María Antonieta, don Luis Miguel (en el almacén) Rosa y doña Laura, hermana de la actora, a quien el mismo día 14-01-2004 (en que Marí José formula su denuncia ante el Instituto Canario de la Mujer y la Inspección de Trabajo) la empresa le dos cartas, comunicándole, el disfrute de sus vacaciones desde el 14-01-2004 al 21-01-2004, así como la finalización de su relación laboral el 21-01-2004, mediante acuerdo indemnizatorio reconociendo la improcedencia del cese.

Cuarto. En el otro centro de trabajo, también en la c/ ... prestan servicio doña Ariadna y doña Rebeca (hermana de Mariano, esposo de la actora, y a su vez esposa de don Jesús Carlos que también prestaron servios para la demanda), que fue despedida posteriormente.

Quinto. Doña Elsa, don José y don Pedro Jesús son los Administradores de la Sociedad 'Jovibejor, S.L.' aunque dirigen la Empresa sólo los dos primeros.

Sexto. Don José, jubilado desde 1993 y administrador mancomunado de la mercantil 'Joviberjor Canarias, S.L.' frecuenta diariamente, por la mañana y por la tarde, con ocasión de los cierres del establecimiento, el centro de trabajo sito en la c/ ...

Séptimo. Según manifiesta, exclusivamente la demandante Marí José a partir del mes de agosto de 2004, don José, comienzo a aprovechar cualquier circunstancias que propiciarán el poder aproximarse a ella para cogerla del brazo mientas le decía al oído que la quería, que estaba muy guapa, repitiendo tal conducta en reiteradas ocasiones, hasta tal punto que en una ocasión delante de su esposa doña Elsa, la obligo a salir de la tienda llevándola a un bar próximo llamado 'La Platea'. Que el día 16-12-2003 Marí José, abandono al centro de trabajo causando baja con fecha 17-12-2003, sin que conste acreditada la causa de la misma. Con posterioridad el 14 de enero de 2004, Marí José ha acudido a consulta médica, solicitando se le expidan hasta cuatro informes médicos, en los cuales se describe un cuadro depresivo ansioso, valorado por psiquiatra y con tratamiento médico, causado según refiere doña Marí José a los Facultativos, por circunstancias laborales adversas desde hacia unos meses, presentado, según manifiesta doña Marí José a los Facultativos, ansiedad importe que llega a desencadenar en algunas crisis de pánico relacionado según ella manifiesta con la reincorporación al trabajo, sometida a tratamiento con antidepresivos y benzodiacepinas, así como tratamientos psicoterapéutico y entrenamiento en técnicas de relajación.

Octavo. El día 14 de enero de 2004, mientras le era entregada la carta de vacaciones y la carta de despido, Laura mantuvo una conversación airada en la zona de atención al público de la tienda, sin que conste acreditado que don José, le manifestara a la susodicha que 'su hermana es una puta, que se bajaba las bragas delante de él y le hacía dibujos de sus genitales'."

En cuanto a las pretendidas modificaciones fácticas debe tener éxito la distinguida con el ordinal tercero porque de las pruebas en que se apoya obrantes en autos a los folios 253 a 255 y consistentes en la carta de despido de fecha 21 de enero de 2004 y en la carta comunicándole la concesión del período de vacaciones, se evidencia su contenido. Es más, este mismo hecho se recoge como probado en la Sentencia de esta Sala de 12-1-2006, dictada en el procese sobre sanción por derechos fundamentales, seguido entre los ahora litigantes, lo que determina a mayor abundamiento que el texto propuesta deba figurar en le relato de hechos de la Sentencia recurrida.

Igualmente debe pasar a formar parte del relato fáctico de la Sentencia de instancia el texto propuesta como hecho cuarto, por evidenciarse su contenido de los documentos obrantes a los folios 240 y 241, consistentes en la denuncia de la actora ante el ICM. En cuanto al resto de las pretendías revisiones fácticas se desestima no solo por apoyarse en pruebas inhábiles a efectos revisorios sino por su intrascendentes a los efectos del fallo.

Segundo.-En el correlativo motivo del recurso y por el cauce de la letra c) del art. 191 de la LPL se acusa a la Sentencia recurrida de infracción del art. 24.2 de la Constitución Española y del art. 50 del E.T., porque a su criterio, el que Don José de 76 años dijese a doña Marí José que estaba guapa y la invitase a tomar café no son hechos que constituyan acoso sexual en el trabajo ni causa suficiente para resolver la relación laboral a instancia de la actora. Es doctrina del Tribunal Constitucional recogida en la Sentencia de 13-12-1999, que los elementos que integran el acoso sexual laboral son: 1) Conducta de tendencia libidinosa que se manifiesta a través de actos, gestos y palabras como pueden ser tocamientos ocasionales o comentario verbales de tal naturaleza 2) Que la referida conducta no sea deseada por la destinataria. Y 3) Que tal conducta libidinosa sea lo suficientemente grave por su intensidad, reiteración y efectos sobre la salud mental de quien la padece generado así un entorno laboral hostil, incómodo ofensivo y humillante para el trabajador, que debe ser ponderada objetivamente no dependiendo tanto solo de la sensibilidad de la víctima sino además de las circunstancias concurrentes en cada caso como la intensidad de la conducta, su reiteración, si se han producido contactos corporales humillantes o solo licencias o excesos verbales.

Según cuenta el relato histórico de la Sentencia de instancia la actora doña Marí José ha venido prestado servios por cuenta y orden de la empresa demandada "Jovibejor Canarias, S.L."desde el 9-12-1999 con la categoría de dependienta. En el citado comercio presta servicios la actora, además de doña Dolores, doña Soledad, doña Emilia, doña María Antonieta, don Luis Miguel (en el almacén) Rosa y doña Laura, hermana de la actora, a quien el mismo día 14-01-2004 (en que Marí José formula su denuncia ante el Instituto Canario de la Mujer y la Inspección de Trabajo) la empresa le dos cartas comunicándole, el disfrute de sus vacaciones desde el 14-01-2004 al 21-01-2004, así como la finalización de su relación laboral el 21-01-2004, mediante acuerdo indemnizatorio reconociendo la improcedencia del cese. En el otro centro de trabajo, también en la c/ ... prestan servicios doña Ariadna y doña Rebeca (hermana de Mariano, esposo de la actora, y a su vez esposa de don Jesús Carlos que también prestaron servicios para la demandada), que fue despedida posteriormente. Don José, jubilado desde 1993 y administrador mancomunado de la mercantil "Jovibejor Canarias, S.L.", frecuenta diariamente, por la mañana y por la tarde el centro de trabajo sito en la c/ ... A partir del mes de agosto de 2004, don José comenzó a aprovechar cualquier circunstancia que propiciara el poder aproximarse a doña Marí José para cogerla del brazo mientras le decía al oído que la quería, que estaba muy guapa, repitiendo tal conducta en reiteradas ocasiones hasta tal punto que en una ocasión delante de su esposa doña Elsa la obligó a salir de la tienda llevándola a un bar próximo llamado 'La Platea'. Que el 16 de diciembre de 2004, con ocasión de ocurrir los mismos hechos, la actora abandonó el centro de trabajo, llorando, causando baja el 17 de diciembre de 2004 y otra el 7 de enero de 2004, con causa en un cuadro depresivo ansioso, valorado por psiquiatra y con tratamiento médico, causado por circunstancias laborales adversas desde hacía unos meses, presentando ansiedad importante que llega a desencadenar en alguna crisis de pánico relacionado con el trabajo, sometida a tratamiento con antidepresivos y benzodiacepinas, así como tratamiento psicoterapéutico y entrenamiento en técnicas de relajación. Con motivo de la situación de baja de la actora, don José solicitaba con reiteración a doña Laura, hermana de la trabajadora, el teléfono de aquélla, y por serle negado reiteradamente, el día 13 de enero de 2004, en el centro de trabajo de la c/ ..., al que había accedido Janeth y al serle negado nuevamente el teléfono de la actora aquél le manifestó gritando y de forma airada que "tu hermana es una puta que se baja las bragas delante de él y le hacía dibujos de sus genitales". Aplicando la anterior doctrina al caso de autos la Sala considera que no ha quedado acreditada una conducta libididosa de claro contenido sexual ofensivo o intimidatorio a lo más, muestras de cariño y deseos de estar con la actora por parte de Don Pedro Jesús que se manifiestan "al cogerla del brazo y decirle que la quería y que estaba muy guapa" en varias ocasiones, pues tales manifestaciones de cariño, vistas desde un ángulo objetivo, es evidente que no constituyen una conducta lo suficientemente grave que deba ser calificada de acoso laboral a tenor de la doctrina del Tribunal Constitucional antes reseñada por lo que el motivo deber ser estimada.

Tercero.-Por la actora se destina al primer motivo de recurso, formulando al amparo de la letra b) del art. 191 de la LPL a revisar el relato fáctico de la Sentencia recurrida a fin de que se adicione al ordinal séptimo de los hechos declarados probados, que "esta incapacidad temporal derivado de estos graves padecimientos psíquicos perduran en la actualidad, existiendo una flagrante vulneración, tal y como se indica en la demanda, del derecho fundamental a la integridad moral". Motivo que no ha de alcanzar éxito porque de los documentos a que se apoya aportado vía art. 231 de la LPL no se evidencia el contenido del texto propuesta toda vez, que la situación de I.T. en que la actora se encuentra en la actualidad, es en base a un diagnostico distinto del que trajo causa su proceso de I.T. iniciado en diciembre de 2003.

Cuarto.-El segundo motivo del recurso formulando pro el cauce de la letra c) del art. 191 de la LPL se acusa a la Sentencia de infracción de la doctrina jurisprudencial -Sentencia del T.S. de 23-3-2000- relativa a que en supuestos como el enjuiciado del acoso sexual, el hecho de que no se alegan en la demanda las bases de la cuantificación de la indemnización no supone la desestimación de la indemnización reclamada. Motivo destinado al fracaso como consecuencia de la argumentación contenida en el segundo fundamento de derecho de esta resolución. En base a lo razonado procede, previa desestimación del recurso de la parte actora y estimación del recurso de la demandada la revocación de la Sentencia de instancia absolviendo a la demandada de las pretensiones en su contra formuladas en la demanda.

FALLO

Que debemos des estimar y desestimamos el recurso de suplicación, interpuesto por Marí José y debemos estimar y estimamos "Jovibejor Canarias, S.L." contra la sentencia del Juzgado de lo Social de referencia de fecha 10-1-2005, en virtud de demanda interpuesta por Marí José contra "Jovibejor Canarias, S.L." en reclamación de Extincion de contrato y en consecuencia debemos revocar y revocamos la Sentencia de instancia absolviendo a la demandada de las pretensiones en su contra formuladas en la demanda.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación