Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Madrid 12/2006, de 10 de enero


 RESUMEN:

Despido. Prescripción de la falta. Alegación por la demandada de que las faltas han sido cometidas fraudulentamente. Desestimación. El trabajador es gravado en sus conversaciones telefónicas para imputar correctamente los errores.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-Según consta en los autos, se presentó demanda por la citada parte actora contra la mencionada parte demandada, siendo turnada para su conocimiento y enjuiciamiento al señalado Juzgado de lo Social, el cual, tras los pertinentes actos procesales de tramitación y previa celebración de los oportunos actos de juicio oral, en el que quedaron definitivamente configuradas las respectivas posiciones de las partes, dictó la sentencia referenciada anteriormente.

Segundo.-En dicha sentencia recurrida en suplicación se consignaron los siguientes hechos en calidad de expresamente declarados probados:

"Primero. Don José Ángel ha prestado servicios para la empresa 'Beta Capital Sociedad de Valores, SA', con antigüedad 1 de enero de 1969, categoría Dependiente de Primera en puesto de Operador de mercado continuo.

Segundo. El salario mensual con prorrata es de 6.431,789 euros, percibiendo además, por conceptos extrasalariales, 243,29 euros.

Tercero. Al actor se le ofreció, en enero del año 2005, un cambio de puesto de trabajo como Jefe de Servicios Generales (Compras a la compañía).

No aceptó el cambio y así se lo comunicó, el 11 de enero, a su superior.

Cuarto. El actor fue subrogado por 'Beta Bolsa AVB, SA' en julio de 1989.

El actor, en unión de otros empleados, demanda a 'Beta Bolsa, SA' y 'Beta Capital Sociedad de Valores y Bolsa, SA' y, por sentencia de 24 de mayo de 1993, se declara que 'Beta Capital Sociedad de Valores y Bolsa, SA' debe respetar las condiciones laborales que tenían antes de 1 de julio de 1992. La sentencia es firme.

El actor, en unión de otros empleados, presenta demanda y se llega a conciliación ante el Juzgado de lo Social núm. 25, el 11 de octubre de 1994 (folio 104).

Quinto. El 7 de marzo de 2005, se comunica al actor que:

"Queda eximido, desde este momento, de comparecer a su puesto de trabajo, mientras se completa la investigación iniciada por esta empresa, para conocer, a ciencia cierta, las presuntas irregularidades cometidas por Ud. en el desarrollo de sus funciones.

Durante este período seguirá percibiendo normalmente su salario, permaneciendo igualmente en situación de alta en Seguridad Social.

Una vez finalizada la investigación se le comunicará, oportunamente, la decisión adoptada por esta empresa".

(Folio 105).

Sexto. El 16 de marzo de 2005, se le notifica por escrito el despido invocando los siguientes hechos:

"En fecha 22 de noviembre de 2004 el Departamento de Control Interno de la Compañía, en una actuación rutinaria, realizó el control del proceso de asignación de operaciones (revisiones ejecución-asignación), correspondiente al día 17 de noviembre de 2004. Se comprobó que unas operaciones efectuadas por 'Guipuzcoano SGIIC, SA', cliente institucional, para un cliente particular D11267, no cumplen con los procesos establecidos por la Compañía. Por esta razón y en el cumplimiento de sus funciones, el Departamento de Control Interno procedió a revisar el extracto de cuenta del cliente D...7, el resto de las operaciones que había realizado el 'Guipuzcoano SGIIC, SA' en ese día, y además llevó a cabo escuchas de las conversaciones relativas a esas operaciones.

En fechas posteriores hace un seguimiento de las operaciones realizadas por el cliente 'Guipuzcoano SGIIC, SA' en relación con el cliente particular D11267 y dado que entre el cliente D...7 y 'Beta Capital SV, SA' no hay ningún contrato firmado, ni ningún mandato de gestión de D...7 a favor de 'Guipuzcoano SGIIC, SA', el Departamento de Control Interno presentó el asunto al correspondiente Comité Local de riesgos en la reunión celebrada el pasado 14 de enero de 2005, el cual ordenó abrir una investigación.

Dicha investigación ha culminado con el informe final elaborado por el Departamento de Control Interno de la Compañía, de fecha martes 8 de marzo de 2005.

El informe de la misma ha ofrecido los siguientes resultados:

En numerosas ocasiones se ha comprobado la existencia de órdenes dadas por don Luis Enrique, Gestor de IIC'S de 'Guipuzcoano SGIIC, SA' que fueron ejecutadas por Ud. como operador de la mesa de contratación de 'Beta Capital, SV'.

El Sr. Luis Enrique ha venido dando órdenes de compraventa a la mesa de ejecución sin indicar para qué cliente son. Ud., según la normativa interna, introdujo las órdenes en 'Liqwin' identificándolas como broker/cliente 'Guipuz'('Guipuzcoano SGIIC, SA'). Al tratarse de un cliente institucional, estas órdenes no pasan el 'Control de saldos' establecido.

Tan pronto como el Sr. Luis Enrique comunicaba el desglose final de las operaciones ejecutadas por cuenta de las IIC'S por él gestionadas, Ud. procedía a grabar estas asignaciones en el sistema ('Liqwin').

No obstante, se ha comprobado que en ocasiones, el Sr. Luis Enrique una vez que se ha negociado algunas de las compras asignadas al 'Guipuzcoano SGIIC, SA', le ordenaba a Ud. cambiar de inmediato esta asignación a favor de la clave D11267, cuenta perteneciente a doña Camila, indicándole que el desglose era 'para Camila'. En ese mismo momento, le ordenaba también vender estas posiciones por cuenta de este cliente, ya que se trataba siempre de un resultado conocido y positivo, es decir, con beneficios.

En otras ocasiones, órdenes procedentes del Sr. Luis Enrique y ejecutadas por Ud., siguiendo el mismo procedimiento antes expresado, acabaron en otras cuentas tras indicarle el Sr. Luis Enrique que el desglose (siempre con beneficio) era para Ud. ('para ti').

En concreto, Ud. decidió asignar los beneficios en las siguientes cuentas:

-En las Cuentas de Errores (...) o (...) de 'Beta Capital, SV', en fechas 12 de diciembre de 2003, 19 de septiembre de 2003 y 3 de julio de 2003 respectivamente y por un beneficio bruto de 500 euros, de 390 euros y de 450 euros.

-En la Cuenta de 'Beta Acciones Fim', a través del gestor correspondiente, en fecha 5 de noviembre de 2003 y por un beneficio de 1.250 euros.

-En la Cuenta núm. ... perteneciente a don Juan Manuel (21 de noviembre de 2001) por un beneficio bruto de 468,52 euros.

-En la Cuenta núm ... que pertenece a doña Amelia (4 de marzo de 2003).

En la del 21 de noviembre de 2001 cuando se había ejecutado la venta de 689 'Acciona' a 41,85 euros procedentes de una orden dada por el Sr. Luis Enrique (esta operación difiere del resto en cuanto primero se ejecuta la venta y luego la compra), éste le dice que las recompra y 'se quede ahí con ellas'. Ud. compró 689 'Acciona' a 41,17 euros e imputó esa compra y venta a la cuenta ..., cuyo titular es don Juan Manuel, obteniendo un beneficio bruto a su favor de 468,52 euros.

En la del 4 de marzo de 2003, cuando ya se habían ejecutado todas las operaciones de compra y venta, el Sr. Luis Enrique le ofrece a Ud. de nuevo quedarse con una parte del beneficio. En concreto, la compra de 5.000 acciones de 'Metrovacesa' a 22,50 euros y venta de 5.000 'Metrovacesa' a 23,25 euros. Esta operación que obtiene un beneficio bruto a su favor de 3.750 euros, la asignó Ud. a doña Amelia, y, en la reunión mantenida con Ud. el día 25 de febrero de OS reconoció que era una amiga o conocida suya.

En otra ocasión, 11 de septiembre de 2002, Ud. le pidió al gestor correspondiente de 'Gesbeta SGIIC, SA' quien le había ordenado ejecutar unas compras de 'Indra' a 6,34 euros y unas ventas de 'Indra' a 6,55 euros para un cliente, cuando Ud. ya conocía el beneficio cierto realizado de 468,52 euros brutos. Ese cliente es don Claudio, clave ..., quien Ud. también reconoció en la reunión mantenida con Ud. el día 25 de febrero de 2005 que era amigo suyo.

Esta empresa ha tenido conocimiento cabal de los hechos relatados a raíz del Departamento de Control Interno cuyo informe final se ha realizado en fecha 8 de marzo de 2005".

(Folios 7 a 9).

Séptimo. En la empresa existen clientes que deben pasar control de saldos y otros clientes que no.

Las grandes instituciones, normalmente, no pasan control de saldos y existen aproximadamente 7 personas que no son grandes instituciones que no tienen que pasar control de saldos.

Octavo. El 29 de septiembre de 2004, se remite mensaje de don Miguel Ángel a don Luis María:

"Me ha comentado Manolo que 'Lagun-Aro' también debería estar en la lista de clientes que no necesitan pa-sar por Control de Saldos, por lo que debería ser añadido a la lista. Además creo que hay otro cliente, Rubén (núm. ...) que también debería estar en la lista, parece ser que Luis Enrique está estudiando el tema".

Y el 3 de marzo de 2005, nuevo mensaje:

"Hola Luis María, he estado hablando con el equipo de operadores acerca de los clientes que deben pasar el Control de Saldos antes de poder realizar una operación en el mercado y parece ser que aún no se tiene una idea clara de cuales son esos clientes.

Recibí una lista tuya hace 6 meses y después de hablar con alguno de los operadores pienso que, quizá, deberían añadirse algunos clientes más, pero no he recibido respuesta sobre este asunto. Además, nadie le ha entregado esta lista al equipo de operadores de nacional.

Ahora que soy yo el responsable, me gustaría que se le enviara esta lista a mi equipo. Por favor comprueba que esta es la lista correcta antes de que se la envíe a mi equipo. (Archivo adjunto)

Por otro lado, me gustaría reseñar que a veces este Control de Saldos no funciona adecuadamente por razones técnicas. Lo que hacemos cuando esto sucede es ir a la Intranet y buscar el cliente para ver si tiene las acciones o el dinero. Esto nos lleva, en el mejor de los casos, unos 40 segundos, tiempo que no parece ser mucho, pero que se convierte en una eternidad cuando tienes a un cliente al teléfono y mientras el mercado está cruzando operaciones a cada segundo. Por causa de este suceso algunos de los miembros de mi equipo han sido llamados incompetentes.

Además, en las operaciones internacionales que realizamos, este Control de Saldos falla con mayor frecuencia, creo que se debe a que las operaciones internacionales no se procesan al menos hasta el medio día del día siguiente... Creo que se deberían dar algunas opiniones para mejorar este proceso.

Finalmente me gustaría pasarte la siguiente situación: Nos ha llegado una llamado del Departamento de Dirección de Claudio Coello con una orden de un cliente 'administrado' que no tiene dinero. Ellos nos aseguran que el cliente ha transferido el dinero. ¿Cómo deberíamos enfrentarnos a esta situación?" (Folio 226).

Noveno. 'Banco Guipuzcoano' es cliente de la demandada y podían llamar varios gestores para realizar las operaciones.

Estas operaciones se adjudicaban, en año 2000, a doña Francisca como vendedora y al actor como operador, pero las operaciones podían hacerse por cualquiera de los empleados de la mesa de contratación, cuando aquéllos estaban ocupados o no estaban.

Décimo. Las llamadas que se reciben son grabadas.

Estas grabaciones permiten detectar, si hay reclamaciones, a quién se le puede imputar el error. La operación de comprobación es rápida y sencilla, basta coger las cintas y oír la conversación.

Undécimo. La mecánica de actuación es la siguiente: los operadores de la empresa reciben las órdenes de los clientes.

En el caso de 'Banco Guipuzcoano', se reciben por teléfono, y pueden realizar la orden varios gestores, normalmente el que suele llamar se llama Ángel.

El operador introduce la orden en el ordenador; estas operaciones se realizan en segundos.

Se quiere que el tiempo sea mínimo para evitar las posibles oscilaciones del precio.

Duodécimo. De todas las operaciones, 'Beta' obtiene varias comisiones.

Decimotercero. Si un cliente da orden de compra de un número de acciones y no se podía cumplir el encargo en su totalidad, bien porque no se consigue la totalidad o porque el precio es distinto, el cliente puede decir que no le interesa la compra parcial conseguida y podía decir a 'Beta' que se quedara con ellas 'para ti'.

Si la orden no se ejecuta en línea con la petición del cliente, puede considerarse como un error y se contabiliza como tal en la cuenta de la empresa de Pérdidas y Ganancias.

Si las operaciones que se contabilizan como error superan los 5.000 euros o la oscilación es mayor al 5 por 100, se necesita autorización del Director.

Si el error es de escasa cuantía, se justifica y lo firma el operador e incluye un breve comentario, que debe ser más extenso cuando el error sea de cuantía más elevada.

Una vez firmado, se entrega copia en Departamento de Control Interno y este Departamento revisará que no existen operaciones en esta cuenta.

Cuando llama el gestor de inversiones de un cliente como el 'Banco Guipuzcoano', no se pone el nombre del cliente inicialmente porque todo se hace en segundos, se deja en blanco como operación pendiente de asignar y a lo largo de la mañana se asigna al cliente.

Decimocuarto. En el Departamento de Control Interno, doña Virginia realiza, el 22 de noviembre de 2004, una revisión sobre asignaciones del 17 de noviembre de 2004, y comprueba que la operación de compra de 2.500 'Sogecable' para 'Banco Guipuzcoano' tarda 272 minutos desde que se negocia hasta que se asigna, y que se asigna a un cliente particular (cliente D...7 Camila).

Esta operación se asigna a ese cliente por orden del 'Banco Guipuzcoano'.

El Comité Local acordó abrir una investigación el 14 de enero de 2005 y se terminó el 8 de marzo de 2005.

Decimoquinto. La conversación grabada el 21 de noviembre de 2001, entre el empleado del 'Banco Guipuzcoano' ' Luis Enrique' y el actor, entre las 13.04,40 h. y 13.05 y entre 17.24,04 h. y 17.24,23 h., es la que consta reflejada en folio 1746.

El 21 de noviembre de 2001, se da orden de venta de 7.400 acciones a 41,85 euros y a las 17.24 h. se contesta que sólo ha conseguido 689, y el empleado del 'Banco Guipuzcoano' dice al actor 'pues las vendes y te quedas ahí con ellas'.

Esos valores 689, al precio de 41,85 euros, van al cliente don Juan Manuel, y éste consigue beneficio bruto de 468,52 euros.

Decimosexto. El 11 de septiembre de 2002, tuvo lugar la conversación entre el actor y un empleado de 'Banco Guipuzcoano' que responde a la inicial 'Nafria', en los términos que constan en folios 1730 y 1731.

El actor le pide a esta persona que la parte de compra y venta de unas acciones, se la permita adjudicar a un cliente para recuperar una pérdida que éste había tenido. Se la adjudica a don Claudio que obtiene beneficio bruto.

Decimoséptimo. El 4 de marzo de 2003, tuvo lugar la conversación entre el actor y Luis Enrique del 'Banco Guipuzcoano' con el contenido que se refleja en folios 1743 y 1744 y se dan por reproducidos.

Don Luis Enrique ordena comprar 10 'MCV' a 22 y medio a las 11.27 h.

Luego da orden de venta a las 14.33 h., y a las 15.16 h. dice que toda la venta se ponga para doña Camila. Al final se adjudica a doña Amelia, cliente de la empresa, unas acciones obteniendo ésta como beneficio 3.750 euros.

Estas operaciones se realizan el mismo día, tanto la compra como la venta.

Decimoctavo. El 5 de noviembre de 2003, tuvo lugar la conversación entre don Luis Enrique del 'Banco Guipuzcoano' y el actor; se ordena comprar y luego entre 'Nafria' y el actor con el resultado que consta en folios 1534-1734.

El cliente final es 'Beta Acciones FIM' que obtiene 1.250 euros de beneficio y de doña Camila por designación de don Luis Enrique.

Decimonoveno. La conversación entre don Luis Enrique de 'Banco Guipuzcoano' y el actor, y entre aquél y Claudio constan en folios 1736-1737.

Se ordena por 'Banco Guipuzcoano' poner unas a doña Camila y las que no quiere el 'Banco' van a 'Beta Capital' con beneficio, al igual que el 19 de septiembre de 2003 (folios 1739 a 1741) y 12 de diciembre de 2003 (folios 1748-1749).

Vigésimo. Las conversaciones entre don Ángel de 'Banco Guipuzcoano' y el actor, el 17 de noviembre de 2004, y entre aquél y otro empleado don Jesús Carlos, se reflejan en folios 1750 a 1753, don Luis Enrique ordena poner a doña Camila 2.500 acciones de 'Sogecable'.

Vigesimoprimero. Don Juan Manuel tiene cuenta con el núm. ..., con anterioridad a 30 de junio de 1992, tenía un saldo de 17.535 pesetas el 16 de octubre de 2001.

Compró acciones a 41,17 el 21 de noviembre de 2001 (28.445,47 pesetas) y las vendió a 41,85 (28.340,08 pesetas) el mismo día.

Vigesimosegundo. El 17 de noviembre de 2004, se asignó inicialmente 2.500 acciones 'Sogecable' a 'Banco Guipuzcoano' y el interlocutor de éste ordenó al actor asignar al final al cliente doña Camila.

Vigéeimotercero. Doña Camila es una cliente de la empresa demandada, con cuenta ... realiza operaciones al menos desde el año 1998. Los movimientos de sus operaciones son los que se reflejan en folios 215 a 222 y 356-366.

Vigesimocuarto. El 12 de diciembre de 2003, 19 de septiembre de 2003 y 3 de julio de 2003, se asignó a la cuenta de Pérdidas y Ganancias de la demandada un beneficio bruto de 500, 390 y 450 euros respectivamente; en la cuenta de 'Beta Acciones FIM', el 5 de noviembre de 2003, un beneficio de 1.250 euros.

Vigesimoquinto. Se asignó, en 1a cuenta ... de don Juan Manuel, el 21 de noviembre de 2001, un beneficio bruto de 468,52 euros; en la cuenta ... de doña Amelia el 4 de marzo de 2003.

Vigesimosexto. 'Beta Capital' informa, en marzo de 2005, a 'Banco Guipuzcoano' que ha detectado operaciones irregulares y que, por ello, adeuda a esta entidad 1.340 euros, que posteriormente desglosa en operación de 12 de diciembre, 19 de septiembre y 3 de julio de 2003 (folios 316 a 321).

Vigesimoséptimo. Doña Amelia es cliente de 'Beta Capital' desde el año 1996.

En fecha anterior a 4 de marzo de 2003, tenía saldo de 478.949 pesetas.

El 4 de marzo de 2003, se realiza compra y venta, con el resultado que consta en folio 333, y sigue realizando operaciones en los años 2004 y 2005.

El 22 de septiembre de 2004, ordena transferir 6.000 euros a la cuenta de 'BSCH' (folio 354), el 19 de enero de 2004, 12.020 euros, y el 17 de marzo de 2005 el saldo que mantiene (folios 355 y 356).

Vigesimoctavo. Don Claudio es cliente de 'Beta' al menos desde enero de 1998 con las operaciones que se reflejan en los folios 335 y ss.

El 8 de septiembre de 2002, tenía un saldo de 279.487 pesetas; el 1 de septiembre compra 'Indra' a 6,34 (20.332,62 pesetas y la vende a 22.012,37 pesetas) (fo-lio 339).

Vigesimonoveno. Se presenta papeleta de conciliación ante el SMAC el 30 de marzo de 2005, se celebra sin efecto el 13 de abril de 2005 y se presenta demanda el 18 de abril de 2005".

Tercero.-En dicha sentencia recurrida en suplicación se emitió el siguiente fallo o parte dispositiva:

"Estimando en parte la demanda, declaro improcedente el despido de don José Ángel y condeno a la empresa 'Beta Capital Sociedad de Valores, SA' a que opte, en el plazo de cinco días, por escrito ante este Juzgado entre la readmisión de don José Ángel o el abono como indemnización de 270.135,18 euros y, en todo caso, los salarios de tramitación dejados de percibir desde la fecha de Despido a la notificación de la sentencia."

Se entiende que procede la readmisión si no realiza en el plazo la opción.

Cuarto.-Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por la parte demandada tal recurso fue objeto de impugnación por la contraparte.

Quinto.-Elevados por el Juzgado de lo Social de referencia los autos principales, en unión de la pieza separada de recurso de suplicación, a esta Sala de lo Social, tuvieron los mismos entrada en esta Sección en fecha 25 de octubre de 2005, dictándose las correspondientes y subsiguientes decisiones para su tramitación en forma.

Sexto.-Nombrado Magistrado-Ponente, se dispuso el pase de los autos al mismo para su conocimiento y estudio, señalándose el día 27 de diciembre de 2005 para los actos de votación y fallo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Único.-Frente a la sentencia de instancia en la que se estima la pretensión actora articulada en la demanda rectora de las presentes actuaciones por despido nulo o subsidiariamente improcedente, se formaliza Recurso de Suplicación, por la representación procesal de la mercantil "Beta Capital Sociedad de Valores y Bolsa, SA", en el que se articula un único motivo de recurso al amparo de lo dispuesto en el artículo 191, apartado c) del RDL 2/1995, de 7 de abril, por infracción de los artículos 5.a), 54.2.d), 55.4 y 60.2 del Estatuto de los Trabajadores, y de la doctrina de los Tribunales Superiores de Justicia que expresamente se cita en apoyo de su pretensión, por entender en síntesis la recurrente, según el tenor literal que a continuación se trascribe, que "el sistema y la operativa que ha seguido el demandante ha evitado su fiscalización por 'Beta Capital', y solo un hecho causal y no directamente relacionado con esta operativa, ha permitido a la Compañía hacer una investigación exhaustiva y prolongada, que ha esclarecido la actividad defraudatoria del demandante", y añade "la juzgadora ha inaplicado correctamente el artículo 60.2 del ET, y que las faltas de carácter muy grave imputadas al Sr. Pérez Navarro no están prescritas, y que son de entidad suficiente para proceder a su despido procedente, de conformidad con lo regulado en el artícu-lo 54, apartado 2.d) del ET."

Debe la Sala comenzar por el análisis de la prescripción, y a estos efectos, nuestro Tribunal Supremo en sentencias de 28 de septiembre de 1982, 15 de noviembre de 1983, 22 y 25 de septiembre de 1984, 27 de enero y 20 de octubre de 1990, 4 de febrero de 1991 y 29 de septiembre de 1995 ha señalado que en las faltas cometidas fraudulentamente con ocultación y eludiendo los posibles controles del empresario, el "dies a quo" no se computa hasta que la empresa no tiene adecuado conocimiento de su comisión, pues aún cuando no se trate de una infracción continuada, ni permanente, concurre un elemento de ocultación que, en cuanto obstativo al normal ejercicio de las facultades disciplinarias, ha de ser valorado para sostener la persistencia en el tiempo de la falta cometida, no siendo necesario que tal ocultación requiera ineludiblemente actos positivos del trabajador, bastando para que no empiece a computarse la prescripción, que el cargo que desempeña el infractor obligue a la vigilancia y denuncia de la falta cometida, pues en este supuesto, al estar de modo continuo gozando de una confianza especial de la empresa, que sirve para la ocultación de la propia falta, es una falta continua de lealtad que impide, mientras persiste, que se inicie el cómputo de la prescripción. Este criterio ha de ser aplicado con mayor razón en los supuestos de empresas de gran envergadura organizativa o de compleja gestión, en las que el descubrimiento e investigación de las irregularidades resulta en extremo difícil y exige un riguroso y arduo proceso de información y en las que, por ello, es más fácil la ocultación del hecho.

Pero, en el supuesto que se somete a la consideración de la Sala, no nos encontramos ante una serie de faltas cometidas fraudulentamente con ocultación y eludiendo los posibles controles del empresario, ya que el trabajador recurrente, con antigüedad de 1 de enero de 1969, con categoría de dependiente de primera y desempeñando el puesto de Operador de Mercado Continuo, en la mercantil "Beta Capital Sociedad de Valores y Bolsa, SA" (Hecho Probado Primero), esta sometido a un procedimiento de actuación en la tramitación de las ordenes de compra, siendo grabadas todas las conversaciones telefónicas, con la finalidad de imputar correctamente los errores que se cometan (Hecho Probado Décimo), y si bien es cierto que hay clientes, como el "Guipuzcoano SGIIC, SA", que no están sometidos al denominado "control de saldos" (Hecho Probado Séptimo), también lo es, que la dinámica de gestión ordinaria, descrita en el ordinal Décimo Tercero, esta sometida al posterior control del denominado "Departamento de Control Interno", teniendo pues la patronal, a su disposición, los medios materiales y documentales necesarios para controlar cualquier posible conducta fraudulenta u operativa irregular que pudiera ser cometida por el trabajador.

A mayor abundamiento, en la notificación extintiva de fecha 16 de marzo de 2005, se le imputa al trabajador, no cumplir con los procesos de la Compañía el día 17 de noviembre de 2004, y la asignación de beneficios a las cuentas que al efecto se significan, realizadas los días 12 de diciembre de 2003, 19 de septiembre de 2003, 3 de julio de 2003, 5 de noviembre de 2003, 21 de noviembre de 2001, 4 de marzo de 2003 y 11 de septiembre de 2002, esto es, de unos hechos acaecidos años atrás, y sobre los que la mercantil "Beta Capital Sociedad de Valores y Bolsa, SA", manifiesta desconocer su existencia hasta la realización del Informe de fecha 8 de marzo de 2005, y ello, a pesar de los controles rutinarios, según se consigna en la propia notificación extintiva, del "Departamento de Control Interno", y de haber aportado ante el Juzgado, las grabaciones telefónicas de las operaciones realizadas los citados días (Hechos Probados Decimoquinto y Vigésimo), así como el correspondiente soporte documental de la citada operativa, material del que no se infiere, a criterio de la Sala, la existencia de operaciones irregulares de asignación de beneficios por parte del trabajador, puesto que estas asignaciones de beneficios obedecen a la materialización de las instrucciones recibidas del gestor del "Banco Guipuzcoano" (Hechos Probados Decimoquinto y Vigésimo), por lo que se ha de concluir por la Sala, la inexistencia de los incumplimientos imputados por la mercantil "Beta Capital Sociedad de Valores y Bolsa, SA", en su escrito de comunicación, incumplimientos, que, en su caso y a mayor abundamiento, estarían prescritos, al haberse realizado en los años 2001, 2002 y 2003, y no evidenciarse la existencia de ocultación, ni manipulación por parte del trabajador de los registros sonoros, informáticos, documentales de las gestiones de las operaciones bursátiles realizadas.

En atención a lo expuesto, se ha de concluir por la Sala, la improcedencia del despido de fecha 16 de marzo de 2005, al no haberse acreditado, conforme a lo dispuesto en el artículo 108 del RDL 2/1995, de 7 de abril, por la empleadora, la mercantil "Beta Capital Sociedad de Valores y Bolsa, SA", los incumplimientos alegados en su escrito de comunicación.

FALLO

Que, en virtud de cuanto antecede, procede la desestimación del recurso interpuesto por la representación procesal de la parte demandada y confirmar la sentencia de instancia en todos sus términos, condenando a la mercantil "Beta Capital Sociedad de Valores y Bolsa, SA", al abono de los honorarios devengados por el Letrado de la parte contraria que ha actuado en el recurso, conforme a lo dispuesto en el artículo 233.1 del RDL 2/1995, de 7 de abril, cuantificándose estos en 300 euros. Dénsele a los depósitos y consignaciones el destino prevenido en la Ley.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación