Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 818/2010, de 4 de junio


 RESUMEN:

Personal laboral de la Administración del Estado: Reclamación de complementos salariales. Desestimación. Acuerdo de la comisión ejecutiva interministerial de retribuciones. Es insostenible pretender percibir los complentos conforme a dicho acuerdo, y también los que se percibían con anterioridad al mismo.

D. HUMBERTO GUADALUPE HERNÁNDEZ

D.ª MARÍA JESÚS GARCÍA HERNÁNDEZ

D. EDUARDO RAMOS REAL

----------------------------------------------------------------------------------

En Las Palmas de Gran Canaria, a 4 de junio de 2010.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, compuesta por los llmos. Sres. citados al margen.

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el rollo de suplicación interpuesto por D. Severino contra la sentencia de fecha 1 de junio de 2007, dictada por el JUZGADO de lo SOCIAL N.º 2 de los de Arrecife de Lanzarote en los autos del juicio 1.061/2006 sobre derechos- cantidad, ha actuado como Ponente el Ilmo. Sr. D. EDUARDO RAMOS REAL.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Según consta en autos se presentó demanda por D. Severino contra la Administración General del Estado (Ministerio de Medio Ambiente) y contra el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) y que en su día se celebró la vista, dictándose sentencia con fecha 1 de junio de 2007 por el JUZGADO de lo SOCIAL N.º 2 de los de Arrecife de Lanzarote.

Segundo.-En la sentencia de instancia y como hechos probados se declararon los siguientes:

Primero.-D. Severino, mayor de edad y con DNI núm. NUM000, presta sus servicios por cuenta y bajo la dependencia de la entidad demandada con antigüedad de 01.05.72, categoría profesional de técnico de actividades técnicas, de mantenimiento y oficios, y un salario de 65,44 €/día. Segundo.- Por sentencia de fecha 7.12.02, del Juzgado de lo Social núm. 1 de Las Palmas de GC, recaída en los autos núm. 130/01 se reconoció al trabajador el derecho a percibir el complemento singular de puesto por especial responsabilidad. Tercero.- El 11.11.03 se adoptó Resolución de la Dirección General de Trabajo, publicada en el BOE de 29.12.03, por la que se disponía el registro y publicación del Acuerdo sobre racionalización de los complementos de puesto de trabajo del Convenio Único para el Personal Laboral de la Administración General del Estado, acuerdo que regula los complementos de puesto de trabajo cuya asignación inicial se haría en las relaciones iniciales de puestos de trabajo, según lo establecido en dicho acuerdo, disponiéndose además la aplicación de los efectos económicos de los nuevos complementos, una vez aprobadas las relaciones iniciales de puesto de trabajo, desde el 01.01.03, derogándose por el punto 6.º del precitado acuerdo las regulaciones de los complementos salariales de los convenios de origen. Cuarto.- El 31.03.05 se dictó Acuerdo de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR) aprobando la relación de puestos de trabajo del personal laboral del Ministerio de Medio Ambiente, asignándose al actor el puesto de trabajo 78.141, al que se le asignaban un complemento de turnicidad B1, por importe de 1.956,72 € anuales, y un complemento transitorio CT1, por importe de 140,28 € anuales, que posteriormente según acuerdo de rectificación de errores dictado el 21.06.06 se incrementó a 864,60 € anuales. Dichos complementos venían a sustituir a los anteriormente vigentes, con efectos desde 01.01.03. Quinto.- Hasta la nómina de septiembre de 2005 (inclusive) el actor continuó percibiendo mensualmente las cantidades correspondientes a los complementos singulares anteriormente vigentes, de puesto de especial responsabilidad, por importe de 113,70 € mensuales, de turnicidad y jornadas especiales, de 56,26 € mensuales, y de nocturnidad, por importe de 61,95 €. Dichos complementos que habían desaparecido en el Acuerdo sobre racionalización de los complementos de puestos de trabajo se dejaron de abonar al

trabajador a partir de la nómina de octubre de 2005. Sexto.- En la nómina de julio de 2006 se procedió por parte de la administración a regularizar los atrasos y complementos correspondientes, abonando al actor los complementos B1 y CT1 correspondientes y no abonados desde enero de 2003, con las diferencias relativas al complemento CT1 de acuerdo con la rectificación de error dictada el 21.06.06, descontando al mismo tiempo los complementos singulares percibidos por el actor conforme a la regulación anterior, entre enero de 2003 y septiembre de 2005. Séptimo.- El demandante no consta que ostente la condición de representante legal ni sindical de los trabajadores ni lo haya hecho en el año anterior. Octavo.- En fecha 19.09.06 se efectuó por el trabajador la preceptiva reclamación previa en vía administrativa, desestimada por Resolución de la Subsecretaría competente de 26.02.07.

Tercero.-La sentencia de instancia contiene el siguiente fallo:

DESESTIMO la demanda interpuesta por D. Severino, frente al MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE, CENTRO METEREOLÓGICO TERRITORIAL DE CANARIAS ORIENTAL y el FOGASA, ABSOLVIENDO a las demandadas de las pretensiones formuladas de contrario.

Cuarto.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandante, siendo impugnado de contrario. Remitidos los autos a esta Sala se señaló fecha para la votación y fallo de la resolución, habiéndose cumplido con las formalidades legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia de instancia desestima la pretensión ejercitada por el actor, D. Severino, personal laboral que ha venido prestando servicios con la categoría profesional de Técnico de Actividades Técnicas de Mantenimiento y Oficios (TATMO) para el Ministerio de Medio Ambiente desde el día 1 de mayo de 1972, adscrito al Centro Meteorológico Territorial de Canaria Oriental, que interesaba que se declara su derecho a seguir percibiendo los conceptos retributivos denominados "de puesto de especial responsabilidad", "de turnicidad y jornadas especiales" y "de nocturnidad" a pesar de la entrada en vigor del Convenio Colectivo Único del Personal Laboral al Servicio de la Administración General del Estado y de los Acuerdos que lo desarrollan y a que se le abonara la cantidad total de 9.571,35 € devengada por tales conceptos a partir del mes de septiembre de 2005.

Frente a la misma se alza el demandante mediante el presente recurso de suplicación, articulado a través de un único motivo de censura jurídica, a fin de que, revocada la sentencia de instancia, sea estimada íntegramente la demanda origen del presente procedimiento.

Segundo.-Por el cauce del apartado c) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral denuncia la parte actora la infracción del artículo 26 párrafo 5.º del Estatuto de los Trabajadores y del artículo 1.195 y siguientes del Código Civil. Argumenta en su discurso impugnatorio, en esencia, que habiéndose descontado al actor diversos conceptos retributivos a partir del mes de septiembre de 2005, sin explicársele las circunstancias y razones de dicha medida, la misma ha de ser dejada sin efecto.

Antes de entrar en el fondo de la cuestión planteada hemos de puntualizar que el artículo 194 párrafo 2.º de la Ley de Procedimiento Laboral exige que el escrito de formalización del recurso de suplicación exprese las normas del ordenamiento jurídico o la jurisprudencia que se consideren infringidas, razonado la pertinencia y fundamentación de los motivos de manera que un escrito de interposición que deje de cumplir con estas mínimas exigencias incurre en vicio de forma. Por ello, la fundamentación del motivo no puede reducirse a un comentario desfavorable de la sentencia recurrida, porque por muy benévolo que quiera ser el criterio rector del Tribunal, no puede llegar al extremo de inquirir de oficio las omisiones o violaciones de la sentencia no denunciadas en el recurso; un mínimo de formalidades es exigible, porque lo contrario obligaría a la Sala a formalizar el recurso, actividad procesal que la ley asigna, naturalmente, a la parte, no debiendo el Tribunal componerlo y fabricarlo ex officio puesto que de otra forma se infringiría el principio de igualdad procesal de las partes al realizar la Sala lo que es exclusiva función de una de ellas con posible indefensión de la otra.

Dicho lo anterior, observamos que el motivo de censura jurídica que la parte recurrente dice articular no es en puridad tal pues, a pesar de alegar la infracción de preceptos sustantivos, concretamente el artículo 26 párrafo 5.º del Estatuto de los Trabajadores, regulador de las figuras de la compensación y absorción salarial, para nada razona en qué ha consistido dicha infracción normativa y en realidad lo que hace es criticar globalmente la valoración de la prueba realizada por la Magistrada de instancia mediante comentarios desfavorables de la misma, desconociendo con ello los más elementales fundamentos técnicos del recurso de suplicación.

No obstante, a pesar de que el recurso de suplicación ha sido incorrectamente formalizado, ello no ha de impedir a la Sala el estudio de la infracción de normas sustantivas irregularmente alegada, conforme a la doctrina del Tribunal Constitucional sobre los requisitos procesales y la prevalencia del principio "pro actione" (sentencias del referido Tribunal Constitucional 103/1986, de 16 de julio y 164/1986, de 17 de diciembre, entre otras), al desprenderse cuales son las intenciones procesales de la parte recurrente.

La controversia planteada estriba en determinar la razón por la cual al actor se le han dejado de abonar los conceptos retributivos denominados "de puesto de especial responsabilidad", "de turnicidad y jornadas especiales" y "de nocturnidad", que venía percibiendo hasta el mes de agosto de 2005.

Y ésta no es otra que la entrada en vigor (con efectos desde el día 1 de enero de 2003) del Acuerdo sobre racionalización de los complementos de puesto de trabajo del Convenio Colectivo Único para el Personal Laboral al Servicio de la Administración General del Estado, que regula dichos complementos sustituyendo los antiguos procedentes de los diversos convenios de origen por otros nuevos unificados.

Concretamente por Acuerdo de 31 de marzo de 2005, adoptado por la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR) se aprobaba la relación de puestos de trabajo (RPT) del personal laboral del Ministerio de Medio Ambiente, colocándose al actor en el puesto 78.141, al que se asignaba un complemento de turnicidad B1 de cuantía ascendente a 1.956,72 € anuales y un complemento transitorio CT1 por importe de 864,60 € anuales. Estos complementos de puesto de trabajo venían a sustituir con efectos retroactivos al día 1 de enero de 2003 a los de igual clase que anteriormente percibía el actor, concretamente el de puesto de especial responsabilidad (113,70 € mensuales), el de turnicidad y jornadas especiales (56,26 € mensuales) y nocturnidad (61,95 € mensuales).

La aplicación retroactiva que las partes negociadoras otorgaron a los efectos económicos del referido Acuerdo no plantea el más mínimo problema técnico, habida cuenta de los efectos más beneficiosos que supone para el actor, ya que los nuevos complementos asignados a su puesto de trabajo resultan más elevados que la suma de los que anteriormente venía percibiendo. La pretensión del Sr. Severino de percibir acumuladamente los antiguos complementos de puesto de trabajo procedentes de su convenio de origen y los nuevos unificados del Convenio Único bajo el pueril pretexto de que no se le han explicado las causas de tal sustitución (no hay peor entendedor que el que no quiere entender), a parte de ser abusiva, raya en la temeridad.

En consecuencia, se desestima el presente motivo de censura jurídica y, por su efecto, el recurso de suplicación interpuesto por la parte demandante contra la sentencia combatida, la cual se confirma en todos sus pronunciamientos.

Vistos los preceptos legales citados, sus concordantes y demás disposiciones de pertinente y general aplicación,


FALLO


 
Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por D. Severino contra la sentencia de fecha 1 de junio de 2007, dictada por el JUZGADO de lo SOCIAL N.º 2 de los de Arrecife de Lanzarote en los autos del juicio 1.061/2006, la cual confirmamos íntegramente.

Notifíquese esta sentencia a las partes en legal forma y al Ministerio Fiscal.

ADVERTENCIAS LEGALES.-

Contra esta sentencia cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, que necesariamente deberá prepararse por escrito firmado por Letrado dirigido a esta Sala de lo Social y presentado dentro de los 10 días hábiles siguientes al de su notificación.

Además, si el recurrente hubiere sido condenado en la sentencia, deberá acompañar, al preparar el recurso, el justificante de haber ingresado en la cuenta de Depósitos y Consignaciones abierta en el BANESTO cuenta número: 3537/0000660737/08 a nombre de esta Sala el importe de la condena, o bien aval bancario en el que expresamente se haga constar la responsabilidad solidaria del avalista. Si la condena consistiere en constituir el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social y una vez se determine por éstos su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.

El recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en la Secretaría de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo al tiempo de la personación, la consignación de un depósito de 300,51 € en la entidad de crédito de BANESTO cuenta corriente número 2410000066 0737/08, Sala de lo Social del Tribunal Supremo.

Están exceptuados de hacer todos estos ingresos las Entidades Públicas, quienes ya tengan expresamente reconocido el beneficio de justicia gratuita o litigasen en razón de su condición de trabajador o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social (o como sucesores suyos), aunque si la recurrente fuese una Entidad Gestora y hubiese sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, al anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación.

Una vez firme lo acordado, devuélvase las actuaciones al Juzgado de lo Social de origen para el oportuno cumplimiento.

Así, por esta nuestra Sentencia, definitivamente juzgado, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación