Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Cuenca 192/2010 de 2 de noviembre


 RESUMEN:

Obligaciones: Cumplimiento. Reclamación de cantidad: Pago por parte de un Ayuntamiento de la cantidad debida a una agrupación de banda de música por la actuación de la misma. Prueba: Valoración.

CUENCA

SENTENCIA: 00192/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL

CUENCA

Apelación Civil Rollo n.º 140/2010

Juicio Verbal n.º 433/2009

Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de San Clemente

SENTENCIA NUM. 192/2010

En la ciudad de Cuenca, a dos de noviembre de dos mil diez.

Vistos por el Magistrado de esta Audiencia Provincial Ilmo. Sr. D. Ernesto Casado Delgado, los autos de Juicio Verbal n.º 433/2009 procedentes del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción n.º 1 de los de San Clemente y su Partido, promovidos a instancia de D. ANDRES ALARCON MARTINEZ, en nombre y representación de la AGRUPACION DE MUSICA DE QUINTANAR DEL REY, contra el AYUNTAMIENTO DE LAS PEDROÑERAS, representado por la Procuradora de los Tribunales Sra. Poves Gallardo y asistida por el Letrado D. José Manuel Ruiz Muñoz; en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal del Ayuntamiento de las Pedroñeras contra la sentencia dictada en primera instancia de fecha veinte de diciembre de dos mil nueve.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-En los autos indicados al margen se dictó sentencia de fecha a veinte de diciembre de dos mil nueve, cuyo Fallo es del siguiente tenor: "Estimo íntegramente la demanda ejercitada por D. Andrés Alarcón Martínez, en nombre y representación de la AGRUPACION DE L BANDA DE MUSICA DE QUINTANAR DEL REY contra el AYUNTAMIENTO DE LAS PEDROÑERAS y, en consecuencia, condeno al AYUNTAMIENTO DE LAS PEDROÑERAS al pago de la cantidad de 849 euros y al pago del interés legal del dinero que esta cantidad haya devengado, incrementados en dos puntos desde la fecha de la sentencia, para el caso de mora procesal, y al pago de las costas causadas".

Segundo.-Contra la anterior sentencia se preparó y después interpuso por Doña María Angeles Poves Gallardo, Procuradora de los Tribunales y del Ayuntamiento de Las Pedroñeras, en tiempo y forma, recurso de apelación por medio de escrito en el que, tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminó suplicando de la Sala se dicte sentencia poro la que se revoque la de instancia y declare la inexistencia de deuda algún del Ayuntamiento de Las Pedroñeras respecto a la Agrupación de Música de Quintanar del Rey.

Tercero.-Admitido a trámite el recurso de apelación y conferido traslado a la contraparte, por D. Andrés Alarcón Martínez, en nombre y representación de la AGRUPACION DE L BANDA DE MUSICA DE QUINTANAR DEL REY se presentó escrito oponiéndose al recurso interpuesto.

Cuarto.-Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial,, se procedió a formar el correspondiente rollo, asignándosele el número del margen, se turnó Ponencia al Magistrado Ilmo. Sr. D. Ernesto Casado Delgado y se señaló para la resolución del recurso el día dos de noviembre del año en curso.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Se aceptan los que se contienen en la resolución recurrida.

Primero.-Se alza la parte recurrente Ayuntamiento de Las Pedroñeras contra la sentencia dictada en la instancia alegándose, un supuesto error en la valoración de la prueba padecido por la Juzgadora "a quo" dado que, conforme se relata en el escrito rector, no se ha acreditado en el seno del procedimiento que por parte del Ayuntamiento demandado, ahora recurrente, se hubiere convenido con la parte actora el pago de la cantidad reclamada por la actuación musical celebrada el día 25 de agosto de 2007, siendo que la misma quedó saldada con el abono de la factura por importe de 500,25 euros que se corresponde con el 25 % del cache y los gastos de desplazamiento.

Segundo.-Debe ponerse de manifiesto, que según reiterado criterio jurisprudencial, la valoración probatoria es facultad de los Tribunales sustraída a los litigantes, que sí pueden aportar las pruebas que la normativa legal autoriza, pero en forma alguna tratar de imponerla a los juzgadores, pues no puede sustituirse la valoración que el juzgador de instancia hizo de toda la prueba practicada por la valoración que realiza la parte recurrente, función que corresponde única y exclusivamente al Juzgador "a quo" y no a las partes, habiendo entendido igualmente la jurisprudencia, que el Juzgador que recibe la prueba puede valorarla de forma libre, aunque nunca de manera arbitraria, transfiriendo la apelación al Tribunal de segunda instancia el conocimiento pleno de la cuestión, pero quedando reducida la alzada a verificar si en la valoración conjunta del material probatorio se ha comportado el Juez "a quo" de forma ilógica, arbitraria, contraria a las máximas de experiencia o a las normas de la sana crítica, o si, por el contrario, la apreciación conjunta de la prueba es la procedente por su adecuación a los resultados obtenidos en el proceso. En definitiva la segunda instancia ha de limitarse, cuando de valoraciones probatorias se trata, a revisar la actividad del juzgador a quo, en el sentido de comprobar que esta aparezca suficientemente expresada en la resolución recurrida y no resulte arbitraria, injustificada o injustificable.

Del mismo modo es preciso recordar que, conforme a la distribución de la carga de la prueba cuyas reglas se contienen en el artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, incumbe a la parte actora acreditar los hechos constitutivos de su pretensión (apartado 2.º), mientras que a la parte demandada le incumbe, por el contrario, los hechos que impidan, extingan o enerven la ineficacia jurídica de los hechos alegados por el actor (apartado 3.º).

Tercero.-En el supuesto sometido a revisión en la presente alzada, no se atisba error alguno en las conclusiones, razonadas y razonables, obtenidas por la Juzgadora de Instancia, tras efectuar el pertinente juicio de revisión de la actividad probatoria desplegada en el seno del procedimiento. En efecto, siendo cierto que el Ayuntamiento recurrente intentó acogerse al programa de subvenciones " Tal como somos" y que dicha subvención fue denegada por la Diputación Provincial de Cuenca en la que se cifraba el caché de la actuación de la actora en 1.800 euros y que, por tal motivo se solicitó la subvención en base al programa " Talía 2007", no lo es menos que la Juzgadora de Instancia, valorando el conjunto de la prueba, documental y testifical depuesta por Teodosio, a la sazón Presidente de la Banda de las Pedroñeras, consideró acreditado la existencia de un acuerdo verbal entre el Ayuntamiento demandado y la Banda de música de Quintanar del Rey en base al cual se llevaría a cabo un intercambio entre las bandas de música de ambos municipios en base al programa "tal como somos" y para el supuesto de que no se percibiera la misma subvención, como finalmente aconteció, el Ayuntamiento demandado abonaría la diferencia a la banda de Quintanar del Rey con la finalidad de que ambas bandas de música cobrasen lo mismo, prueba que ha sido razonada y razonablemente ponderada pro la Juzgadora de Instancia y que no ha sido debidamente rebatida en el cuerpo del recurso, razones por las que procede la íntegra confirmación de la resolución recurrida.

Cuarto.-Las costas de esta apelación se imponen al recurrente. (Articulo 398.1.º de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

En atención a lo expuesto y vistos los preceptos legales de pertinente aplicación


FALLO


 
Que desestimando como desestimo el recurso de apelación interpuesto por María Angeles Poves Gallardo, Procuradora de los Tribunales y del AYUNTAMIENTO DE LAS PEDROÑERAS, contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción n.º 1 de San Clemente en el Juico Verbal n.º 433/2009, del que dimana el presente Rollo de Apelación Civil n.º 140/2010, declaro que DEBO CONFIRMAR COMO CONFIRMO INTEGRAMENTE LA RESOLUCION RECURRIDA; todo ello, con imposición de las costas procesales de esta alzada al recurrente y con la pérdida del depósito constituido para recurrir la sentencia dictada en la instancia.

Contra la presente sentencia no cabe recurso alguno.

Así por esta mi sentencia, definitivamente juzgando, lo pronuncio, mando y firmo.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación