Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Murcia 559/2010 de 2 de noviembre


 RESUMEN:

Comunidad de Propietarios: Desestimación de la declaración de la nulidad de los acuerdos de una Comunidad de Propietarios adoptados en Junta Extraordinaria, al cumplirse los requisitos de la convocatoria. Propietario de un local comercial que está obligado a contribuir a los gastos de comunidad o derrama reclamados para la instalación de un ascensor.

MURCIA

SENTENCIA: 00559/2010

SENTENCIA

NÚM. 559/10

ILMOS. SRS.

D. ANDRES PACHECO GUEVARA GONZALEZ

PRESIDENTE

D. FERNANDO LOPEZ DEL AMO GONZALEZ

D.ª M.ª PILAR ALONSO SAURA

MAGISTRADOS

En la Ciudad de Murcia, a dos de noviembre de dos mil diez.

Habiendo visto en grado de apelación la Sección Primera de esta Ilustrísima Audiencia Provincial los autos de juicio ordinario que se ha seguido con el n.º 524/07 en el Juzgado de Primera Instancia n.º 2 de Molina de Segura, entre partes, como demandante y en esta alzada apelante D. Juan Ignacio, representado por el Procurador D. Angel Cantero Meseguer y dirigido por la Letrada Dña. Ascensión Lozano Martínez, y como demandada y en esta alzada apelada la Comunidad de propietarios del Edificio la DIRECCION000, representada por la Procuradora Dña. Antonia Moñino Moral y dirigida por la Letrada Dña. Ana Isabel Uceda Barderas, que se ha personado ante esta Audiencia Provincial representada por la Procuradora Dña. Soledad Cárceles Alemán. Es Ponente la Ilma. Sra. Dña. M.ª PILAR ALONSO SAURA, que expresa la convicción del Tribunal.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El Juzgado de Instancia citado con fecha 30 de octubre de 2008 dictó en los autos principales de los que dimana el presente rollo la Sentencia cuya parte dispositiva dice así "Que desestimando la demanda interpuesta por el Procurador Sr. Cantero en nombre y representación de D. Juan Ignacio, debo absolver y absuelvo a la Comunidad de Propietarios del Edificio " DIRECCION000 ", y todo ello con expresa condena en costas a la actora".

Segundo.-Contra la anterior sentencia y en tiempo y forma interpuso recurso de apelación la parte demandante, siendo remitidos los autos originales a esta Audiencia, en la que se formó el oportuno rollo por la Sección Primera con el n.º 765/09, compareciendo las partes en la cualidad antes expresada y señalándose deliberación y votación para el día 28 de los corrientes por providencia de 25 de actual.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La parte demandante mediante el recurso de apelación que ha interpuesto contra la sentencia dictada en primera instancia reitera las pretensiones que dedujo en su demanda consistentes, en que se declare la nulidad de los acuerdos de la Comunidad de propietarios demandada adoptados en Juntas Extraordinarias de 29 de marzo de 2007 y 11 de mayo de 2007 y de 15 de junio de 2007, al no cumplir los dos primeros los requisitos de la convocatoria por no ser citado el demandante, y que se declare que éste como propietario de un local comercial no está obligado a contribuir a los gastos de comunidad o derrama reclamados para la instalación del ascensor, invocando manifiesto error en la valoración de la prueba practicada y vulneración de los artículos 9 y 16 de la Ley de Propiedad Horizontal e incongruencia de la sentencia apelada por omisión de pronunciamiento, la vulneración por inaplicación del artículo 18 A) y C) de la Ley de Propiedad Horizontal así como de los Estatutos de la comunidad de propietarios, en cuanto a la unanimidad exigida para establecer las cuotas de participación, la incongruencia por omisión de pronunciamiento respecto a la vulneración del régimen de unanimidad para modificar el régimen de atribución de cuotas comunitarias o de atribución de gastos, y finalmente la vulneración del artículo 394.1 de la L.E.Civil en relación con las costas, por concurrir dudas de hecho y de derecho, argumentando sobre todo ello.

En relación con las referidas alegaciones, se ha de señalar inicialmente la inadmisibilidad de la que se refiere a la omisión de pronunciamiento sobre la vulneración del régimen de unanimidad para modificar el régimen de atribución de cuotas comunitarias o de atribución de gastos, ya que supone el planteamiento de una cuestión nueva en cuanto no fue suscitada en la fase expositiva del procedimiento en la primera instancia, por lo, por una parte, no existe incongruencia omisiva en la sentencia apelada en cuanto a la misma y, por otra, es inadmisible en la alzada dada su naturaleza revisora, ello sin perjuicio de las referencias que correspondan al analizar las restantes cuestiones suscitadas.

Segundo.-Establecido lo anterior, en primer lugar, en relación con las Juntas Extraordinarias de la comunidad demandada celebradas los días 29 de marzo de 2007 y 11 de mayo de 2007 (folios 64 y 59, respectivamente), atendiendo al resultado del interrogatorio del presidente de ésta y a la prueba testifical de los Sres. Moises y Teodulfo, ha de estimarse que efectivamente el demandante no fue citado conforme a los artículos 16 y 9 de la Ley de Propiedad Horizontal, pues aún cuando no sea precisa constancia fehaciente de la recepción de la correspondiente comunicación, en cuanto a la primera junta citada, celebrada con anterioridad al nombramiento del último como administrador - lo que tuvo lugar en el mes de mayo de 2005, según manifestó-, conforme resulta del citado interrogatorio y de las respuestas Don. Moises, no se mandó comunicación escrita al demandante, propietario de uno de los locales del edificio, que carece de acceso a éste y tiene entrada independiente, sin que haya quedado debidamente acreditado que tuviese acceso al tablón de anuncios, y siendo así que el mismo no residía en el edificio y tenía arrendado el local, como acredita la prueba testifical practicada del Sr. Moises y el interrogatorio citado. En cuanto a la Junta Extraordinaria de 11 de mayo de 2007, únicamente consta el hecho admitido de que recibió la comunicación con retraso.

En todo caso, en el supuesto analizado, la falta de citación no ha de conducir a la nulidad que se pretende de acuerdos adoptados en dichas Juntas, pues ha de tenerse en cuenta que en la primeramente citada se acepta la instalación de un ascensor y se acuerda su instalación, y en la segunda consta que "Se decide por unanimidad de los presente con derecho a voto hacer una nueva reunión en el plazo de un mes donde será obligatorio aprobar una derrama instalación del ascensor en cumplimiento del acuerdo de acta fecha 29 de marzo de 2007", y se propone la derrama, puesto que, en definitiva, el demandante no se opone a la instalación del ascensor, y en la segunda junta citada no se hace sino una proposición de derrama, que se define y aprueba en la Junta extraordinaria de 15 de junio de 2007, a la que fue debidamente convocado el actor, y asistió manifestando su desacuerdo, por lo que no procede la nulidad que interesa de los acuerdos de las Juntas de 29 de marzo y 11 de mayo de 2007, debiendo analizarse las alegaciones que se refieren a la Junta General Extraordinaria celebrada el día 15 de junio de 2007.

Tercero.-En la Junta Extraordinaria de 15 de julio de 2007 "Se aprueba por un 90,9% de los asistentes la derrama de 77.607,60 euros para instalación del ascensor, derrama que será abonada en la cuenta de la comunidad con fecha límite 31 de julio de 2007..." repartiendo la forma de pago, en concreto para el Local Uno del demandante con un coeficiente del 8,12% en 6.302,36 euros, encontrándose reunida ésta en segunda convocatoria, sin que el contenido del acta correspondiente quede desvirtuado en cuanto a asistentes y suma de coeficientes -que representaban del 76,95%-, y de los que aprobaron la derrama para el ascensor -el 90.9 %-, habiendo quedado probado que en el desenvolvimiento ordinario de la comunidad se admitía que los copropietarios fuesen representados por familiares, así resulta de la prueba testifical de la Sra. Marisa y Don. Teodulfo, y sin que para la validez del acuerdo fuese precisa la unanimidad dada la naturaleza de la obra, en tal sentido la sentencia apelada, señala que se alcanzó la mayoría cualificada del artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, siendo la instalación del ascensor un servicio o mejora exigible, requerido para la adecuada habitabilidad del inmueble (Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de noviembre de 2009).

Cuarto.-Ha de analizarse, en consecuencia, si mediante el citado acuerdo se han vulnerado el artículo 18 A y C de la Ley de Propiedad Horizontal, así como los Estatutos de la Comunidad demandada, y, al respecto es lo cierto que en el título constitutivo de la comunidad se establecen los elementos comunes entre ellos la entrada y escalera principal, y se dispone "a).- Son elementos comunes: el solar edificado y sin edificar, los cimientos, muros y paredes maestras, las fachadas, la cubierta, la entrada y escalera principal, y las canalizaciones y desagües generales.-

-- Los tres patios del inmueble -el interior-derecha y el interior-izquierda que arrancan a partir del nivel de suelos de la primera planta alta-, sin perjuicio de los servicios de luces y vistas que prestan a las viviendas y escalera que acceden a cada uno de ellos, corresponde por lo demás en utilización exclusiva:

-- El patio interior derecha, al piso número seis.

-- El patio interior izquierda, de por mitad a los pisos números cuatro y cinco.-

-- Y el patio interior-fondo, al piso número tres.-

-- La terraza superior, sin perjuicio de su función de cubierta, corresponde su utilización solo a las viviendas.-

b) Con relación al valor total del inmueble en que se integran, corresponden a los diferentes pisos las cuotas de partición que se expresan al final de su respectiva descripción; en tal proporción -aparte de la propiedad particular y exclusiva de cada piso- corresponderá a los titulares de estos, como anejo, inseparable, una cuota en la copropiedad de los elementos comunes del edificio, y en la misma proporción habrán de contribuir a los gastos originados por razón de la comunidad. No obstante los gastos causados por utilizaciones exclusivas serán de cuenta de los titulares beneficiados.

De los referidos términos del título constitutivo se desprende que la expresión de que los gastos ocasionados por utilizaciones exclusivas serán de cuenta de los titulares beneficiados, ha de enlazarse con las atribuciones de utilización exclusiva que se indican en el mismo, por lo que no pueden fundamentar la exoneración que pretende el demandante, de contribuir a la instalación del ascensor, que viene a integrarse en la escalera que constituye un elementos común conforme al referido título, sin que conste que de conformidad con esa o por acuerdo legalmente adoptado que lo modifique, se excluyan los locales de los gastos de la escalera, en cuyas circunstancias y teniendo en cuenta que la instalación supone una mejora que afecta al conjunto del edificio, que beneficia a todos los propietarios e incrementa el valor del inmueble, ha de confirmarse la sentencia apelada, debiendo significarse por último que en todo caso conforme a los artículos 5 y 9. 1 e) de la Ley de Propiedad Horizontal ha de estarse a la cuota de participación que corresponde al local del demandante que expresa el título constitutivo - 8,12%- según ha reconocido el mismo y resulta de la prueba documental, pues no ha quedado acreditado que se haya adoptado válidamente el correspondiente acuerdo (artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal), modificando el sistema de distribución de los gastos, por lo que ha de desestimarse el recurso de apelación interpuesto.

Quinto.-No ha lugar a verificar especial imposición de las costas de la primera instancia, al apreciarse la existencia de dudas de hecho y de derecho, atendiendo a la falta de citación del actor a las Juntas Extraordinarias de 29 de marzo y 11 de mayo de 2007, y dada la configuración del local del actor, sin acceso a las escaleras, y ante la distinta jurisprudencia existente referente a la exención de los gastos de los locales a que se refiere la sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza de 17 de junio de 2009, estimando parcialmente el recurso de apelación interpuesto, por lo que no ha lugar a verificar especial pronunciamiento en relación con las costas de la primera instancia ni en cuanto a las de esta alzada (artículos 394 y 398, respectivamente de la L.E.Civil).

VISTOS los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación, en nombre de SU MAJESTAD EL REY DON JUAN CARLOS PRIMERO DE ESPAÑA,


FALLAMOS


 
Que estimando parcialmente el recurso de apelación interpuesto por D. Juan Ignacio representado por el Procurador D. Ángel Cantero Meseguer contra la sentencia dictada el día treinta de octubre de 2008 por el Juzgado de Primera Instancia n.º 2 Molina de Segura, debemos revocar y revocamos la misma en su pronunciamiento sobre el pago de las costas, que se deja sin efecto, acordando en su lugar no verificar especial pronunciamiento en relación con las costas de la primera instancia, sin efectuarlo igualmente con respecto a las de esta alzada.

Notifíquese la presente resolución y llévese certificación de la misma al Rollo de esta Sala y a los autos del Juzgado, al que se devolverán para su ejecución y cumplimiento.

Así, por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación