Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Tarragona 158/2010, de 30 de marzo


 RESUMEN:

El acusado, en unión de otros no identificados, sujetaron a la víctima, le quitaron el bolso y realizaron sobre ella tocamientos libidinosos. La sentencia -que se dicta de conformidad- aprecia la circunstancia de agravación de abuso de superioridad.

SENTENCIA

En Tarragona, a treinta de marzo de dos mil diez

Se ha sustanciado ante esta Audiencia el Juicio Oral dimanante del Rollo número 28/2009 procedente del Juzgado de Instrucción número 1 de Reus, seguido por un delito de robo con intimidación y un delito de agresión sexual, contra Humberto, con DNI NUM000, nacido el 17 de junio de 1989 en Barcelona, hijo de Gines y Josefa, asistido por la Letrada Sra. Roser Bargallo Llop y representado por el Procurador Sr. Escoda Pastor y siendo parte el Ministerio Fiscal.

Ha sido Ponente el Magistrado D. José Manuel Sánchez Siscart


ANTECEDENTES PROCESALES


 
Único.-Al inicio del acto del juicio oral y al amparo de lo dispuesto en el artículo 787 de la LECRm, las partes presentaron, de consenso, escrito de conformidad en el que solicitaban la condena del acusado Sr. Humberto como autor de un delito de robo con intimidación en grado de tentativa, previsto y penado en el artículo 237, 242.1, 16 y 62 del CP concurriendo la circunstancia agravante de abuso de autoridad del artículo 22.2 del mismo texto legal, a la pena de 1 año de prisión e inhabilitación especial del derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena; y como autor de un delito de agresión sexual concurriendo la circunstancia de actuación conjunta de dos o más personas previsto y penado en el artículo 178 y 180.2 del CP, a la pena de cuatro años de prisión, la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio y costas procesales.

Así como la indemnización a Candelaria en la cantidad de 240 euros más los intereses legales.

Recabado por el Tribunal, previa información de las consecuencias de la conformidad, el consentimiento del inculpado, éste manifestó estar de acuerdo con los términos de la conformidad interesada, la defensa no estimó necesaria la celebración del juicio, pronunciándose a continuación el fallo in voce al cual se aquietaron todas las partes, declarándose firme el mismo.


HECHOS PROBADOS

Único.-El día 21 de junio de 2009, sobre las 0 horas, el acusado, mayor de edad y con antecedentes penales no computables en la presente causa a efectos de reincidencia, junto con otras personas que no han podido ser identificadas, se acercaron a Candelaria, que se encontraba esperando el autobús en la estación de Reus, y con ánimo de lucro ilícito, le sujetaron los brazos, e intimidándole con frases como: "Si no nos das el bolso, sabrás lo que es bueno", le arrancaron el bolso, del cual sustrajeron el monedero que llevaba. Acto seguido, y guiados el acusado y sus acompañantes por un ánimo libinidoso, sujetaron a la víctima por los brazos y cintura, de forma que dejaron a ésta indefensa y a merced de que el acusado pudiera irla tocando los pechos por debajo de la camiseta y el sujetador y en zonas próximas a sus partes íntimas. Fue en ese momento, cuando la presencia cercana de un coche policial provocó que el acusado y las demás personas procedieran a su huída.

La cartera sustraída pudo ser recuperada, puesto que fue encontrada por un desconocido en la calle, tirada en el suelo, y devuelta a la perjudicada al día siguiente.

Lo sucedido provocó a la víctima, de 17 años de edad una reacción psicógena con ansiedad, que requirió primera asistencia facultativa y 4 días de curación, siendo dos de ellos impeditivos.

El acusado, lleva en prisión desde el 23 de junio de 2009, acordada así por el Juzgado de Instrucción 2 de Reus y ratificada por auto dictado por el Juzgado de Instrucción 1 de la misma localidad, el 1 de julio de los presentes

La cartera fue abandonada por el acusado al emprender la huída.


FUNDAMENTOS JURIDICOS


 
Único.-El artículo 787.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal dispone que, antes de iniciarse la práctica de la prueba, la defensa, con la conformidad del acusado presente, podrá pedir al Juez o Tribunal que proceda a dictar sentencia de conformidad con el escrito de acusación que contenga pena de mayor gravedad, o con el que se presentara en ese acto, que no podrá referirse a hecho distinto, ni contener calificación más grave que la del escrito de acusación anterior; y que si la pena no excediere de seis años de prisión, como en el presente caso acontece, el Juez o Tribunal dictará sentencia de conformidad con la manifestada por la defensa, si concurren los requisitos establecidos en los apartados siguientes.

No concurriendo ninguno de los supuestos excepcionales indicados en dichos apartados y habiendo solicitado las partes, con el consentimiento del acusado, que se dicte sentencia de conformidad con la acusación presentada al inicio del acto de juicio, no estimando necesaria la celebración del juicio, procede dictar sentencia en los términos acordados.

Vistos los artículos citados y los demás de general y pertinente aplicación.


FALLO


 
LA SALA ACUERDA:

1.- Condenamos al acusado D. Humberto como autor de un delito de robo con intimidación en grado de tentativa, previsto y penado en el artículo 237, 242.1, 16 y 62 del CP concurriendo la circunstancia agravante de abuso de autoridad del artículo 22.2 del mismo texto legal, a la pena de 1 año de prisión e inhabilitación especial del derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena; y como autor de un delito de agresión sexual concurriendo la circunstancia de actuación conjunta de dos o más personas previsto y penado en el artículo 178 y 180.2 del CP, a la pena de cuatro años de prisión, la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio durante el tiempo de la condena.

2.- Se impone al condenado la prohibición de aproximarse a la D.ª Candelaria durante 6 años a menos 300 metros de distancia de cualquier lugar donde pudiera encontrarse.

3.- El condenado indemnizará a D.ª Candelaria en la cantidad de 240 euros con el interés legal del artículo 576 de la LEC.

4.- Se impone al condenado el pago de las costas procesales causadas en esta instancia.

Notifíquese la presente resolución a las partes, haciéndose constar que la misma es firme habiéndose dictado "in voce".

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación