Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Orense 128/2010, de 25 de marzo


 RESUMEN:

Necesariamente han de ser valorados en estos casos las circunstancias sociopolíticass en que las expresiones osn proferidas para realizar la ponderación constitucional entre derecho al honor y libertad de expresión.

SENTENCIA: 00128/2010

En OURENSE a VEINTICINCO de MARZO de DOS MIL DIEZ.

Vistos, por esta Sección Segunda de la Audiencia Provincial de OURENSE el Rollo de apelación número 19/2010, relativo a los recursos de apelación interpuestos por EL MINISTERIO FISCAL y por la Procuradora DÑA. MARTA ORTIZ FUENTES, en nombre y representación de Ceferino, asistido por la Letrada DOÑA BEATRIZ LÓPEZ VARELA, contra la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número UNO de Ourense, en el PROCEDIMIENTO ABREVIADO núm. 166/09; habiendo sido parte en él los mencionados recurrentes y como parte recurrida Faustino, representado por la Procuradora DÑA. SONIA OGANDO VÁZQUEZ y asistido por la Letrada DÑA. ESPERANZA FERNÁNDEZ IGLESIAS, actuando como Ponente la Magistrada Ilma. Sra. Dña. ANA MARÍA DEL CARMEN BLANCO ARCE.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-En el acto del juicio oral de referencia se dictó Sentencia con fecha 13 de noviembre de 2009, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que debo absolver y absuelvo a Faustino del delito de abandono de familia por impago de pensiones que se le imputaba".

Auto aclaratorio de la sentencia de fecha 20 de noviembre de dos mil nueve.

PARTE DISPOSITIVA del siguiente tenor literal: DISPONGO aclarar la Sentencia dictada con fecha 13 de noviembre de 2009 debiendo entenderse que se absuelve al acusado Faustino de los delitos que se le imputaban, siendo los siguientes: un delito de calumnias con publicidad, alternativamente delito de injurias graves y con publicidad y una falta de injurias.

Se mantienen íntegramente el resto de los pronunciamientos legales".

Y los siguientes HECHOS PROBADOS:

"ÚNICO.- Se declaran probados los siguientes hechos:

Se declara probado que el acusado Faustino, con DNI NUM000, nacido el 21 de febrero de 1957, con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia, el día 3 de abril de 2008 sobre las 23,20 horas, interviene en el programa televisivo "Punto Crítico" que se estaba emitiendo en directo en la cadena local Telemiño y cuyo tema de debate era "La política del personal del Ayuntamiento de Ourense".Dicha intervención consistió en hacer la siguientes pregunta, refiriéndose al concejal del Ayuntamiento Ceferino, que no se encontraba presente en el programa, ¿Cuánto cobra el señor Ceferino por cada empleo que mete a trabajar?. Ante esa pregunta el moderador del programa interrumpe al acusado y él vuelve a decir "le digo al señor Ceferino que cuanto tiene que aportar cada empleado para entrar ahí, si es con carnet de ellos o con dinero, la palabra es clave... ".

Segundo.-Contra dicha Sentencia, por la representación procesal de Ceferino y el MINISTERIO PÚBLICO se interpusieron recursos de apelación, que formalizaron exponiendo las alegaciones que constan en sus escritos, los cuales se halla unidos a las actuaciones.

Tercero.-Dado traslado de los escritos de formalización de los recursos a las DEMÁS PARTES, la representación procesal del acusado, lo impugna e interesa la confirmación de la sentencia recurrida.

Cuarto.-Por el Juzgado de lo Penal más arriba referido se remitieron a este Tribunal los autos originales con todos los escritos presentados y, recibidos que fueron, se formó el Rollo de apelación de su clase n.º19/2010 para resolución del recurso interpuesto.


HECHOS PROBADOS

Se aceptan y dan por reproducidos los hechos probados de la sentencia apelada.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Frente a la sentencia absolutoria dictada en relación a delito de calumnias, injurias y falta de igual especie, se alzan en apelación tanto el Ministerio Fiscal como la representación de la acusación particular, pretendiendo el primero en base a un error valorativo un pronunciamiento condenatorio con fundamento en el a artículo 620 del Código Penal, y la segunda con apoyo en error iuris, asumiendo la corrección del relato fáctico, la incardinación de los hechos enjuiciados bien en un delito de calumnias bien en un delito de injurias.

Segundo.-Se adelanta ya que la cuestión a ventilar en los presentes recursos no es una cuestión de hecho, siendo correcta la valoración realizada con acierto por la Juzgadora, lo que motivó la denegación de la vista solicitada, sino que por el contrario, la cuestión radica en determinar si hubo una incorrecta aplicación del derecho a los hechos que en esta instancia no cabe modificar y de los que hay que partir.

Y así se pretende por la acusación particular, la consideración de las expresiones vertidas por el acusado en la intervención tenida en el programa "Punto Crítico", como constitutivas bien de un delito de injurias bien de un delito de calumnias.

Al respecto señalar que la Juzgadora cita con gran corrección la Jurisprudencia establecida en esta materia, la cual se da aquí por reproducida, y además de ello la interpreta muy correctamente al negar relevancia penal a las preguntas formuladas y que como se expone encierran ya en si misma un implícita contestación.

Pues bien, baste aquí señalar para dar justa satisfacción a los recurrentes que elemento común a ambos tipos, de carácter subjetivo o finalista es el propósito de atentar al honor y a la fama del ofendido. Ello quiere decir que la imputación ha de ser falsa, subjetivamente inveraz, bien porque se haya llevado a cabo a sabiendas de su inexactitud, bien porque se haya procedido con desprecio absoluto hacia la verdad. De ahí que si no hay una voluntad auténtica de ofender en su honor al calumniado o injuriado no existe el delito, siendo fundamental para inferir la concurrencia del mismo en cada supuesto concreto atender a las circunstancias concurrentes sin que sea dable una valoración de las expresiones vertidas fuera del específico contexto en el que se producen, y en función de ellas es posible que el referido ánimo finalista "animus difamandi" resulte desplazado por otros que pueden presidir el ejercicio de la libertad de expresión, ánimo de crítica, de información, de confrontación política etc..., esto es, como decía la sentencia del TS de 17 de Noviembre de 1995 han de valorarse las circunstancias coexistentes a fin de determinar si el ejercicio legítimo de un derecho fundamental ha podido actuar como causa excluyente del dolo criminal y, en consecuencia, de la antijuridicidad, por consecuencia del reconocimiento de la libertad de expresión en función de valor supremo a la hora de analizar las conductas penales.

Tercero.-Haciendo aplicación de la expuesta Doctrina al supuesto de autos, necesariamente han de ser valoradas las referidas circunstancias socio-políticas en que las expresiones son proferidas por el acusado, a fin de determinar si lo buscado y querido por el acusado era un ataque frontal al prestigio y honor del querellante o por el contrario la finalidad perseguida,en el legítimo ejercicio de la libertad de expresión, era una abierta crítica a la política de personal del Ayuntamiento orensano y en concreto al máximo responsable de la misma, lo que excluiría el aspecto subjetivo de los tipos enjuiciados generando la antijuricidad de la conducta imputada al acusado y el amparo de su conducta en el legítimo ejercicio del derecho de la libertad de expresión.

Al respecto el TC ha venido manteniendo en torno a los perfiles de ejercicio del mismo que: "Cuando se ejercita la libertad de expresión, los límites permisibles de la crítica son más amplios si ésta se refiere a personas que, por dedicarse a actividades públicas, están expuestas a un más riguroso control de sus actividades y manifestaciones que si se trata de simples particulares sin proyección pública alguna......que la crítica legítima ampara incluso aquellas que puedan molestar, inquietar, disgustar o desabrir el ánimo de la persona a la que se dirigen.....pero no al empleo de expresiones que resulten lesivas para el honor de la persona objeto de critica,...expresiones o calificativos, que apreciados en su significado usual y en su contexto, no guarden relación con la formación de una opinión pública libre y solo constituyen por tanto la mera exteriorización de sentimientos personales de menosprecio o animosidad...".

Pues bien atendidas las circunstancias en que las expresiones se producen, y dentro de los amplios límites que la Doctrina del TC, sitúa la crítica como manifestación de la libertad de expresión, se ha de concluir en la inexistencia de los tipos objeto de acusación, ya que las preguntas se producen en el marco de un debate político, televisado, donde el tema a tratar es precisamente la política de personal del Ayuntamiento de Ourense, y especialmente dirigidas no a un particular sino a un servidor público, que precisamente es el principal responsable de tal área, y que por ello está obligado por razón de su cargo, y en el desarrollo de una actividad con eminente proyección y trascendencia, y en tanto a tal condición dirigida la censura, a soportar, sin que ello suponga un ataque a su honor, dado que las preguntas formuladas y la propia contestación implícita, no suponen un exceso no fácilmente justificable, ni en si mismas encierran un valor tan netamente ofensivo que no dejen lugar a duda sobre el ánimo que perseguían.

Cuarto.-Se deduce ya de lo expuesto el rechazo de los presentes recursos, ya que a la calificación patrocinada por el Ministerio Fiscal le es aplicable la misma argumentación ya que no se trata en el presente caso de un tema de especial entidad o gravedad, sino de antijuricidad de la acción imputada.

Quinto.-Pese al rechazo no se hace especial pronunciamiento de las costas de la alzada, de conformidad a lo establecido en el artículo 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

VISTOS los artículos citados y demás de pertinente aplicación y en atención a lo expuesto:


FALLO


 
Se desestiman los recursos de apelación interpuestos por EL MINISTERIO FISCAL y la representación procesal de Ceferino, frente a la sentencia de fecha 13 de noviembre de 2009 dictada por el Juzgado de lo Penal n.º Uno de Orense, en los autos de Procedimiento Abreviado n.º 166/09, que se confirma íntegramente, sin hacer especial pronunciamiento de las costas de la alzada.

Esta resolución es firme y contra la misma no cabe recurso ordinario alguno.

Notifíquese esta resolución al Ministerio Fiscal y demás partes personadas.

Devuélvanse los autos al Juzgado de procedencia con testimonio de esta resolución, para su conocimiento y cumplimiento. Seguidamente y previas las anotaciones oportunas, procédase al archivo del rollo.

Al notificar esta sentencia, dése cumplimiento a lo prevenido en el artículo 248-4.º de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Así, por esta nuestra Sentencia, de la que se llevará certificación al Rollo de Sala y se anotará en los Registros correspondientes, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada fue la anterior Sentencia por el Magistrado-Ponente, estando celebrando audiencia pública en el día de su fecha. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación