Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 4) de 16 de febrero de 1998


 RESUMEN:

Recurso de suplicación. Improcedencia. La sentencia de instancia, dictada en proceso de clasificación profesional, no es susceptible de suplicación incluso cuando a la demanda se acumule la pretensión de diferencias retributivas superiores a 300.000 pesetas.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-1.  Recurre en casación para la unificación de doctrina doña Elena M.P., contra la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de 4 de abril de 1997, que estimó de oficio la incompetencia de jurisdicción del orden social, sin entrar a conocer de la demanda formulada por dicha señora M.P. contra el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

La demanda referida invoca que desde que ingresó al servicio del Ministerio de Trabajo en la Consejería Laboral y de Asuntos Sociales de la Embajada de España en Buenos Aires (Argentina) viene realizando funciones de superior categoría profesional a la que ostenta, telefonista, propias de la categoría profesional de oficial de primera administrativo. Por ello reclama en su demanda, que formula por clasificación profesional y reclamación de cantidad, que se condene a la Administración del Estado -Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales- a reconocerle la categoría profesional de oficial de primera administrativo (nivel 4), con eficacia desde la fecha de la reclamación previa, y también al abono de la cantidad de 647.878 pesetas por diferencias entre la categoría que ostenta y la que solicita, por el período de 1 de mayo de 1995 a 30 de abril de 1996.

2.  La sentencia de suplicación fue dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid el 4 de abril de 1997, al recurrir en suplicación el Abogado del Estado contra la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 15 de Madrid de 9 de diciembre de 1996, que estimó la demanda de la actora y le reconoció su categoría de oficial de primera administrativo y el abono por diferencias salariales durante el período referido de la cantidad reclamada.

Segundo.-En el recurso de casación para la unificación de doctrina que interpuso la nombrada actora contra la sentencia de la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, se invoca como contraria la sentencia de esta Sala cuarta de 15 de julio de 1992 y la de la de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 24 de enero de 1996; la primera que versa sobre la reclamación de clasificación profesional y, acumulada a ella, la reclamación de diferencias retributivas que son consecuencia de dicha clasificación; y la segunda referente a la competencia de los juzgados españoles del orden social, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 25.1 y concordantes de la Ley Orgánica del Poder Judicial y 10.6 y 12.6 del Código Civil.

Tercero.-Frente a lo que disponen los artículos 137.3 y 189.1 de la Ley Procesal Laboral, la parte dispositiva de la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 15 de Madrid, que advirtió a las partes que contra ella cabía formular recurso de suplicación, como la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que tramitó el recurso y dictó la sentencia que estimó ajustada, no dieron cumplimiento a lo dispuesto en dichas normas procesales, que escapan del poder dispositivo de las partes. Por ello esta Sala cuarta del Tribunal Supremo, ante la posibilidad de que se hubieran producido actuaciones nulas, acordó, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 240.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, oír a las partes sobre dichos extremos, con el fin de poder declarar la nulidad de lo actuado. El recurrente y el Abogado del Estado evacuaron la audiencia en el sentido de estimar que contra la sentencia del Juzgado no era posible interponer recurso de suplicación. Y el Ministerio Fiscal informa asimismo que son nulas todas las actuaciones posteriores a la sentencia de instancia.

Cuarto.-1.  Basta decir, para reiterar la procedencia del acuerdo de la Sala que abrió el trámite que ordena el artículo 240.2 de la Ley de Procedimiento Laboral, que una doctrina consolidada de la Sala, según muestran sus sentencias de 9 de marzo de 1992, dictada por todos los componentes de la Sala, 15, 22 y 31 de julio de 1992, 30 de octubre y 21 de diciembre de 1992, 17 de marzo y 24 de septiembre de 1993, entre otras, declara que la sentencia de instancia dictada en un proceso de clasificación profesional, a la que frecuentemente se acumula la pretensión de abono de diferencias retributivas, no es susceptible de recurso de suplicación, incluso cuando esa reclamación de cantidad exceda de 300.000 pesetas, porque esta segunda petición está condicionada por la tramitación y por la decisión que recaiga en la primera, respecto de la que tiene carácter subordinado.

2.  La Sala de suplicación que dictó la sentencia aquí recurrida, al conocer y dar respuesta a un recurso que la ley no permitía, asumió competencia funcional de la que carecía, por lo que procede (sentencias de la Sala de 9 de marzo de 1992 y 7 de marzo de 1993, entre otras), sin examinar el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto, la anulación de las actuaciones, reponiéndolas al momento inmediatamente posterior al en que fue dictada la sentencia de instancia, la cual alcanzó firmeza desde la fecha en que se dictó.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación