Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 1574/2007, de 31 de octubre


 RESUMEN:

Infracciones y sanciones. Disminución voluntaria y continuada del rendimiento. No es voluntaria. Dolencias lumbares que le impiden el desempeño de las tareas de jardinero. Los hechos no son constitutivos de falta. Se deja sin efecto la sanción.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y terminó por sentencia, cuya relación de hechos probados es la siguiente:

Primero. El actor ha prestado sus servicios en la entidad demandada desde el 8-12-1997 con la categoría de jardinero y salario de 34,06 euros/día.

Segundo. En fecha 25-1-2005 la demandada entregó a la actora carta, que se da por reproducida al constar en autos como documento núm. 1 de la prueba de la demandada de amonestación por escrito por la comisión en una supuesta FALTA MUY GRAVE prevista en el artículo 40 punto 7, del vigente Acuerdo Laboral de Ámbito Estatal para el Sector de Hostelería, disminución voluntaria y continuada en el rendimiento de trabajo normal o pactado

Tercero. El día 12 de enero de 2005, sobre las 9.00/10.00 horas, se le encomendó al actor el trabajo de plantar 25 palmeras (de 70 centímetros de altura aproximadamente y 15 a 20 kilos de peso), teniendo antes que trasladarlas unos 150 metros, desde donde estaban Recepción del Hotel Maspalomas, hasta la entrada de la rampa de servicio. Al finalizar su jornada laboral, sobre las 15.00 horas, había plantado de 10 a 12 unidades. Al día siguiente, 13 de enero, continuó con la misma labor a partir de las 9.00 horas y sobre las 11.00 horas había plantado 8 palmeras más, y el Responsable de Jardines, Sr. Ricardo, le ayudó a plantar las restantes, trabajo que tardaron en realizar menos de 30 minutos.

Habiendo sido dado de baja el 17 de enero de 2005 por cervicalgia en estudio, el 16 de enero de 2005 el actor presentaba discopatía degenerativa L4-L5 y L5-S1, espondilolistesis en L5 sobre S1 y espina bífida, cuadro clínico crónico y estabilizado pendiente de intervención quirúrgica, teniendo limitaciones para las actividades de moderado y ligero esfuerzo que requieran el concurso de la columna dorso lumbar, especialmente en tareas repetitivas y continuadas tales como agacharse, mantenerse en cuclillas, levantar pesos del suelo, etc.

Cuarto. El actor no es ni ha sido representante legal o sindical de los trabajadores.

Quinto. Se celebró conciliación el 15 de diciembre de 2004 sin efecto.

Segundo.-La parte dispositiva de la Sentencia de instancia dice: Que desestimando la demanda origen de las presentes actuaciones, promovida por Don Ricardo contra Cansur S.A. y el FOGASA debo confirmar la sanción impuesta por falta muy grave.

Tercero.-Frente a dicha resolución se interpuso el recurso de Suplicación, que fue impugnado de contrario.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La sentencia de instancia desestima la demanda interpuesta por el actor, Don Ricardo, y confirma la sanción de amonestación por escrito impuesta al mismo por la empresa demandada, CANSUR, S.A., por la comisión de una falta muy grave.

Y frente a la misma se alza la parte actora mediante la interposición del presente recurso de suplicación articulado en base a dos tipos de motivos: en primer término, al amparo de la letra b) del art. 191 TRLPL, se pretende la revisión de los hechos declarados probados; y a continuación, al amparo de la letra c) del art. 191 TRLPL, se denuncia la infracción del art. 40.7 del II Acuerdo Laboral de Ámbito Estatal para el Sector de Hostelería. El recurso ha sido impugnado por la representación y dirección legal de la empresa demandada, CANSUR, S.A.

Segundo.-Por el cauce procesal de la letra b) del art. 191 TRLPL la recurrente pretende la supresión del Ordinal Segundo y a tal efecto razona que al demandante se le sanciona con una amonestación por escrito y que, según el II Acuerdo Laboral de Ámbito Estatal para el Sector de Hostelería, la misma se deriva de la comisión de una falta leve y no de una falta muy grave, tal y como se recoge en el citado Ordinal Segundo y, además, ello supone una incongruencia entre la sanción impuesta y la falta cometida; y a añadiéndose que la disminución continuada en el rendimiento de trabajo no ha sido voluntaria por estar afecto, según informe médico de 17-1-2005, de las patologías que se describen en el párrafo segundo del Ordinal Tercero.

El motivo se desestima por cuanto, por una parte, no se señala documento o documentos que obren en autos que demuestren la equivocación del Juzgador. Pero es que, además, la supresión pretendida por el recurrente no tiene cabida en el cauce procesal de la letra b) del art. 191 TRLPL pues, efectivamente, se confunden los términos propios de la revisión de hechos probados con la denuncia de infracciones de normas jurídicas que resulta de aplicación. Y a tal efecto se hace necesario traer a colación de manera sucinta lo que la jurisprudencia viene sosteniendo en esta materia.

Y así, "por lo que se refiere al motivo alegado al amparo de la letra b) del art. 191 TRLPL se ha de precisar que el Tribunal Supremo -Sala de lo Social- ha venido estableciendo una consolidada jurisprudencia atinente a los requisitos y condiciones que deben estar presentes a fin de que prospere la revisión fáctica y que son:

1) Que se citen documentos concretos de los que obren en autos que demuestren de manera directa y evidente la equivocación del Juzgador, cuando tales pruebas no resulten contradichas por otros elementos probatorios unidos al proceso.

2) que se señale por parte del recurrente el punto específico del contenido de cada documento que ponga de relieve el error denunciado.

3) Que la modificación propuesta incida en la solución del litigio, esto es, que sea capaz de alterar el sentido del fallo de la resolución recurrida.

4) Que se identifiquen de manera concreta los hechos probados cuya revisión se pretende, para modificarlos, suprimirlos o adicionarlos con extremos nuevos y, al mismo tiempo, ha de proponerse la relación definitiva de los hechos modificados.

Igualmente, el Tribunal Supremo -Sala de lo Social- viene estableciendo unas "reglas básicas" con la finalidad de evitar que la discrecionalidad se extralimite hasta el punto de transformar el recurso excepcional de suplicación en una segunda instancia. Y estas reglas podemos compendiarla en las siguientes:

1) La revisión de hechos no faculta al Tribunal efectuar una nueva valoración global y conjunta de la prueba practicada, sino que la misma debe operar sobre la prueba documental alegada que demuestre patentemente el error de hecho.

2) No es posible admitir la revisión fáctica de la sentencia impugnada con base en las mismas pruebas que le sirvieron de fundamento, en cuanto no es aceptable sustituir la percepción que de ellas hizo el Juzgador, por un juicio valorativo personal y subjetivo de la parte interesada.

3) En el supuesto de documento o documentos contradictorios y en la medida que de ellos puedan extraerse conclusiones contrarias e incompatibles, debe prevalecer la solución fáctica realizada por el Juez o Tribunal de instancia, órgano Judicial soberano para la apreciación de la prueba, con la salvedad de que su libre apreciación sea razonable.

4) La revisión fáctica no puede sustentarse en medios de prueba que no sea la prueba documental pública o privada en sentido ya expuesto y la pericial".

Por todo lo cual el motivo se desestima.

Tercero.-Por el cauce procesal de la letra c) del art. 191 TRLPL la recurrente alega la infracción, por aplicación indebida, del art. 40.7 del II Acuerdo Laboral de Ámbito Estatal para el Sector de Hostelería (BOE núm. 156, de 1-7-2002).

Sentado lo que antecede y a los efectos de resolver la cuestión sometida a esta Sala se hace necesario traer a colación el tenor literal de la carta de fecha 25-1-2005, en la cual se detallan los hechos imputados al demandante la sanción impuesta por la demandada, así como lo señalado en el párrafo segundo del Ordinal Tercero de la sentencia de instancia.

Así pues, la citada carta de 25-1-2005 carta de 25-1-2005 señala:

"Habiendo cometido Ud. falta muy Grave en el art. 40 punto 7, del vigente Acuerdo Laboral de Ámbito Estatal para el Sector de Hostelería que dice textualmente lo siguiente:

"La disminución voluntaria y continuada en el rendimiento de trabajo normal o pactado".

HECHOS: El día 12 de enero del corriente, sobre las 9.00 horas, se le encomendó a Usted el trabajo de plantar 25 palmeras (de 70 centímetros de altura aproximadamente), teniendo antes que trasladarlas unos 150 metros, desde donde estaban Recepción del Hotel Maspalomas, hasta la entrada de la rampa de servicio. Al finalizar su jornada laboral, sobre las 15.00 horas, solo había plantado Usted sobre 10 unidades. Al día siguiente, 13 de enero, continuó Usted con la misma labor a partir de las 9.00 horas y a las 11.30 horas había plantado 7 palmera más, fue entonces cuando el Responsable de Jardines, Sr. Ricardo, se decidió a ayudarle a plantar las 8 palmeras restantes, trabajo que tardaron en realizar menos de 30 minutos acabando el mismo sobre las 12.00 horas. En los trabajos encomendados habitualmente, tales como cortar el césped, cortar setos, barrer y recoger las papeleras... se observa, como en su caso anteriormente citado, una disminución voluntaria en su rendimiento.

Por todo ello y de acuerdo con lo establecido en el artículo 41, del citado Acuerdo Laboral, con esta misma fecha, se le sanciona a Ud, con una amonestación por escrito haciendo las correspondientes anotaciones en su expediente personal.

Es de gran interés para la Dirección de esta Empresa, que dicha sanción sea suficiente para que reconsidere su actuación. Al margen de cualquier procedimiento sancionador, queremos llamar su atención al respecto, con el convencimiento de que sabrá Vd. corregir su actuación. En caso contrario, nos veremos en la necesidad de adoptar otra línea de actuación y tomar las medidas necesarias con el máximo rigor disciplinario".

Igualmente, en el párrafo segundo del Ordinal Tercero de la sentencia de instancia se expresa:

"Habiendo sido dado de baja el 17 de enero de 2005 por cervicalgia en estudio, el 16 de enero de 2005 el actor presentaba discopatía degenerativa L4-L5 y L5-S1, espondilolistesis de L5 sobre S1 y espina bífida, cuadro clínico crónico y estabilizado pendiente de intervención quirúrgica, teniendo limitaciones para las actividades de moderado y ligero esfuerzo que requieran el concurso de la columna dorso lumbar, especialmente en tareas repetitivas y continuadas tales como agacharse, mantenerse en cuclillas, levantar pesos del suelo, etc.".

Por lo tanto y habiéndose imputado por la empresa demandada, CANSUR, S.A., al actor la comisión de una falta muy grave consistente en la disminución voluntaria y continuada, y ello conforme al art. 40.7 del II Acuerdo Laboral de ámbito estatal para el Sector de Hostelería (BOE núm. 156, de 1-7-2002) es por lo que se ha de determinar si la conducta del demandante, descrita y probada en la carta de sanción, ha de calificarse como disminución voluntaria y continuada en el rendimiento normal y de trabajo. Y al respecto se ha de precisar, por una parte, que la demandada no acredita la concurrencia de dichos elementos pues, efectivamente, por una parte no se había fijado tiempo para su realización de la actividad encomendada ni se le había llamado la atención por presunta lentitud, ni hay bases objetivas que puedan servir de comparación con la actividad del trabajador.

Y por otra parte, la Sala considera como causa suficiente para considerar la no concurrencia de la voluntad intencionada o dolo del demandante en la no realización de los cometidos asignados por la demandada en los términos descritos en la carta de sanción, las dolencias y limitaciones que se describenen el párrafo segundo del Ordinal Tercero de la sentencia de instancia y de las cuales se evidencia las dificultades, cuando no la imposibilidad de ejecutar el actor las tareas inherentes a su categoría profesional de Jardinero y especialmente las asignadas en los días 12 y 13 de enero de 2005. Pero es que además, y a los solos efectos de ilustración de la presente resolución la Sala quiere llamar la atención en relación a todos los hechos anteriores y posteriores a dichas fechas del 12 y 13 de enero de 2005 y de los que se deduce, igualmente, que el mismo, en modo alguno, tenía voluntad de incumplir con las órdenes dadas por la empresa demandada.

Así pues, y siendo así que los hechos imputados por la demandada al actor no son constitutivos de falta, es por lo que ha de revocarse totalmente la sanción impuesta al mismo por la demandada y ello de conformidad con lo preceptuado en los arts. 115.b) del TRLPL y 36 del II Acuerdo de ámbito estatal para el Sector de Hostelería (BOE núm. 156 de 1-7-2002).

Y, en concordancia con todo lo que queda expuesto y razonado, la Sala estima el motivo, y por su efecto el presente recurso de suplicación y, revocando la sentencia de instancia, estimamos la demanda interpuesta por el actor y revocamos totalmente y dejamos sin efecto la sanción impuesta al mismo por la demandada en su carta de fecha 25-1-2005.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

FALLAMOS

Estimamos el recurso de suplicación interpuesto por D. Ricardo, contra la sentencia de fecha 16 de junio de 2005, dictada por el JDO. DE LO SOCIAL N.º 7 de LAS PALMAS DE GRAN CANARIA en los autos núm. 188/2005 y revocando la misma, estimamos la demanda interpuesta por el actor y, en consecuencia, revocamos totalmente y dejamos sin efecto la sanción impuesta por la empresa, CANSUR, S.A., al demandante mediante la carta de fecha 25-1-2005. Y condenamos a la demandada a estar y pasar por estas declaraciones.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación