Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 4) de 2 de febrero de 2000


 RESUMEN:

Nulidad de actuaciones. Firmeza de la sentencia de instancia. Clasificación profesional. Las sentencias de instancia no son susceptibles de recurso, aun cuando se haya acumulado reclamación de diferencias salariales superiores o inferiores a 300.000 pesetas.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-El actor que venia prestando sus servicios al I.N.E.M., mediante diversos contratos temporales que le asignaban la categoría profesional de "Titulado de Grado Medio", presentó demanda solicitando que le fuera reconocida la categoría de Titulado de Grado Superior y le fueran abonadas las diferencias salariales entre la categoría reconocida y la solicitada. Dictada sentencia estimatoria de la demanda en la instancia, la misma no concedió recurso de suplicación en virtud del artículo 189.1 de la ley de Procedimiento Laboral y la doctrina de esta Sala que cita. Presentado recurso de queja este fue admitido y la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, conoció del recurso de suplicación formalizado por el Abogado del Estado dictando sentencia en 24 de febrero de 1999 que daba lugar al recurso y con revocación de la sentencia de instancia desestimó las pretensiones de la demanda. Contra esta sentencia se formaliza el presente recurso de casación para la unificación de doctrina que articula dos motivos, con respecto del primero, único que ha de ser examinado según se razonara, aporta como sentencia contradictoria la dictada por esta Sala en 31 de enero de 1994, que trata de un trabajador contratado por el I.N.E.M. en 1 de mayo de 1984 como Oficial de 1ª Administrativo, que presentó demanda solicitando le fuera reconocida la categoría de Técnico de grado medio o subsidiariamente la de Técnico Auxiliar Titulado,, así como diferencias salariales debidas a la diferencia de categoría. Dictada sentencia que estimó en parte la demanda, recurrió en suplicación el Sr. Abogado del Estado, dictándose sentencia que estimó en parte el recurso. La sentencia de esta Sala, estima el recurso de casación para la unificación de doctrina por cuanto la sentencia de instancia no era recurrible y en su consecuencia, anula todo lo actuado a partir de la notificación de la sentencia de instancia. Las sentencias comparadas son contradictorias en los términos del artículo 217. pues en ambas se reclama sobre clasificación profesional y petición de diferencias salariales debidas a dicha categoría que en ambas sentencias superan las 300.000 Ptas. y tienen fallos incompatibles pues la recurrida admite el recurso de suplicación entablado y la de referencia lo anula. En el escrito de impugnación se alude a diferencias entre ambas sentencias pero no se señalan y se viene a fundamentar la falta de contradicción en las razones que la Sala de Suplicación adujo en la resolución del recurso de queja y a las que se remite en el primer fundamento de la sentencia hoy impugnada. Y lo argumentado es que la petición de clasificación profesional que arranca del momento de concertarse el contrato de trabajo no es con propiedad un pleito de esta índole, que solo se da cuando el trabajador va pasando en el transcurso del tiempo de una categoría a otra. Esta diferenciación introducida por la Sala entre un proceso de clasificación profesional propio, que seria el previsto en el artículo 23 del Estatuto de los Trabajadores en su antigua redacción hoy nº 4 del artículo 39. y una clasificación impropia que seria el previsto en el artículo 16.4 del Estatuto de los Trabajadores en su primera redacción hoy nº 5 del artículo 22. es insostenible y contrario a doctrina de la Sala pues la propia sentencia traída como contraria afirma que el criterio de no ser recurribles las sentencias recaídas en procesos de clasificación profesional "es predicable tanto en el supuesto de que la pretensión deducida limitase su objeto al reconocimiento de la superior categoría cuyas funciones, según se alegase, fueran las realizadas -bien se invoque como fundamento el artículo 16.4 del Estatuto de los Trabajadores bien el artículo 23 del mismo cuerpo legal- como en aquellos otros en que se acumulase a dicha acción otra para reclamar las diferencias retributivas correspondientes."

Segundo.-Acreditada la contradicción entre sentencias, la denuncia legal del primer motivo del recurso que acusa infracción de los artículos 137.3 y 189.1 de la ley de Procedimiento Laboral, tiene necesariamente que prosperar ya que es criterio jurisprudencial consolidado desde las sentencias 9 de marzo, 15, 22 y 31 de julio de 1991, seguidas por otras del año 1993, 17 y 24 de marzo , la de 1994 traída como contraria y la mas reciente de 27 de febrero de 1999, que las sentencias de instancia recaídas en procesos de clasificación profesional con posterioridad a la entrada en vigor del Texto articulado de la ley de Procedimiento Laboral, no son susceptibles de recurso pues así lo establecen los artículos 137.3 y 189.1 de la ley preceptos que dan desarrollo a lo que en el mismo sentido dispone la base vigésimo cuarta de la ley de Bases 7/1989 de 12 de Abril. Y que esta irrecurribilidad de las sentencias recaídas en procesos de clasificación profesional alcanza también a aquellos litigios en los que la acción de clasificación se acumula otra para reclamar las diferencias retributivas correspondientes, con independencia de que la cantidad reclamada exceda o no de 300.000 ptas., pues esta segunda petición queda condicionada a la tramitación y decisión de la primera de l a que tiene carácter accesorio. Por ello resulta evidente que la Sala de Procedencia al conocer y dar respuesta en cuanto al fondo a un recurso que no autoriza la ley asumió indebidamente una competencia funcional de la que carecía, incurriendo por ello en las infracciones legales denunciadas, procediendo en su consecuencia la nulidad de las actuaciones y reponiendo las mismas al momento inmediatamente posterior a la notificación de la sentencia de instancia la que adquirió firmeza desde la fecha en que fue pronunciada.

Tercero.-Procediendo según lo razonado en el precedente fundamento, declarar la firmeza de la sentencia de instancia y la incompetencia funcional de la Sala que dictó la sentencia hoy recurrida para conocer del asunto es claro que el segundo motivo del recurso que se orienta a que al actor le sea reconocida la categoría de Titulado de Grado Superior, que le reconoce la sentencia de instancia carece de objeto y le esta vedado a esta Sala entrar a conocerlo una vez que procede declarar la firmeza de la sentencia dictada en la instancia.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación