Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 4) de 19 de junio de 2001


 RESUMEN:

Recurso de suplicación. La falta de consignación del importe de la condena es insubsanable.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-1.  El primer motivo de impugnación versa sobre los efectos que produce la falta total del requisito de consignación del importe dinerario fijado en la sentencia condenatoria de cantidad sobre el recurso de suplicación interpuesto. En el supuesto litigioso, el empleador fue condenado por la sentencia de instancia, a pagar al trabajador la cantidad resultante de la diferencia entre la indemnización pactada en el expediente de regulación de empleo y la satisfecha por la sociedad empleadora. Impugnada esta resolución por el empleador, la sentencia, dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 1 de febrero de 2000, declaró la nulidad de actuaciones de aquella resolución. Frente a la sentencia de la Sala, ha recurrido en casación para unificación de doctrina el trabajador invocando, en síntesis, dos motivos: 1. Inadmisibilidad del recurso de suplicación, debido a no haber consignado, los demandados, en el trámite de anuncio del recurso de suplicación, la suma principal a cuyo pago fue condenado y alegando al respecto violación de los artículos 228, 193.2 y 197 de la ley de procedimiento laboral (L.P.L.) 2. Falta de motivación concreta del fallo que declara la nulidad de actuaciones, aduciendo, en cuanto, violación de los artículos 24.1 y 102.3 de la Constitución Española; 248 de la ley orgánica del Poder Judicial; 97.2 de la ley de procedimiento laboral (L.P.L.) y 359 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (L.E.C.)

2.  Es claro que debe examinarse, primero, si se ha producido la falta completa de consignación de la cantidad de importe de la condena en la fase procesal de preparación del recurso, dado que de ser así, y de estimarse que concurre el presupuesto de contradicción con la sentencia aportada al efecto, dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura de 15 de junio de 1997, la consecuencia sería la inadmisibilidad del recurso de casación para unificación de doctrina, que, en esta fase procesal, constituiría motivo de desestimación.

Un juicio comparativo entre la sentencia impugnada y la contraria permite concluir, que, ambas, resuelven con diferentes pronunciamientos una cuestión sustancialmente igual, cual exige, para la existencia del presupuesto de contradicción, los artículos 217 y 221 L.P.L. En efecto, -y siendo indiferente la causa y origen de las sentencias condenatorias al pago de cantidad- la situación contemplada, en una y otra sentencia, se refiere a un recurso de suplicación interpuesto frente a resoluciones firmes que condenan al pago de una suma de dinero. En ambos casos, los recurrentes no han consignado el importe de la condena para recurrir en el plazo legal, subsanando la falta de este requisito, intempestivamente, con posterioridad. Ello no obstante, los pronunciamientos han sido diferentes, pues en tanto la sentencia recurrida da validez y eficacia al acto de consignación ejercitado fuera del plazo legal, la resolución de contraste tras afirmar que la falta de consignación es insubsanable, declara firme la sentencia de instancia.

Segundo.-La cuestión ha sido, ya, unificada por esta Sala en sentencia de 14 de junio de 2000, en el sentido de la sentencia "contraria". Tesis que, igualmente, ha sido mantenida reiteradamente y con anterioridad, por autos dictados en el trámite de inadmisión del recurso (entre otros, ATS de 3 de marzo de 1997 y 11 de enero de 1999). A tenor de esta doctrina, pues, ha de afirmarse que la solución correcta es la mantenida en la sentencia de contraste. El artículo 193.2 de la L.P.L. establece que si el recurrente infringiera el deber de consignar o de asegurar la cantidad objeto de condena, el órgano judicial declarará tener por no anunciado el recurso. Esto es lo acaecido en el presente caso en donde la parte recurrente omitió totalmente la consignación del importe de la condena limitándose a constituir el depósito, haciéndolo más tarde de forma extemporánea e incompleta. No se trata del supuesto de insuficiencia de consignación previsto en el número 3 del artículo 193 en donde sí que procede subsanar la omisión sino la falta total de consignación. El propio Tribunal Constitucional ha declarado que si bien la subsanación constituye un remedio justo para las irregularidades o defectos en el cumplimiento de las exigencias procesales, ello no puede invocarse ni procede acordarla cuando lo que se ha producido es un incumplimiento frontal y pleno de los requisitos. Consecuentemente cuando, cual aquí sucede, el requisito de la consignación fue incumplido en su totalidad, no puede considerarse susceptible de subsanación, no solo porque así lo viene contemplando el artículo 207.2 L.P.L., sino porque así lo ha interpretado igualmente el Tribunal Constitucional, cual puede apreciarse en su sentencia 343/1993 de 22 de noviembre en la que expresamente ha considerado insubsanable la falta total de consignación argumentando que en estos supuestos en los que "hay inexistencia de actividad consignataria y no sólo insuficiencia, no cabe la subsanación, ya que no puede dejarse al arbitrio de la parte la ampliación del plazo..." previsto en la L.P.L. para recurrir.

Tercero.-En virtud de lo expuesto procede estimar el primer motivo de casación. Ello conduce a casar y anular la sentencia recurrida y a declarar la firmeza de la sentencia de instancia pronunciada por el Juzgado de lo Social, con nulidad de todas las actuaciones practicadas después de su notificación. No ha lugar a devolver la cantidad, consignada extemporáneamente, del importe de la condena, que quedará afecta para el aseguramiento de la ejecución de la sentencia. Devuélvanse el depósito constituido para recurrir en suplicación. Es de señalar, finalmente que la estimación del primer motivo convierte en inútil e imposible el examen del segundo, sólo posible a partir de la concurrencia de los requisitos y presupuestos exigidos para la admisibilidad del recurso de suplicación.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación