Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 4) de 24 de septiembre de 2001


 RESUMEN:

Audiencia al rebelde. Inadecuación de procedimiento. Procedía el incidente de nulidad de actuaciones por defectos procesales causantes de indefensión.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La empresa demandada y condenada ha planteado el incidente de audiencia al rebelde, ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, radicada en Valladolid, habida cuenta de que el procedimiento de instancia donde recayó la Sentencia firme, contra la que solicitaba la audiencia fue dictada por el Juzgado de lo Social núm. 1 de Salamanca. La Sala dictó su Sentencia de 29 de enero de 2001, en la que, actuando de oficio, declara que el trámite de la audiencia al rebelde es inadecuado, porque vigente la modificación del artículo 240 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, llevada a cabo por la Ley Orgánica núm. 5/1997 de 4 de diciembre, procedía el incidente de nulidad de actuaciones por defectos procesales causantes de indefensión y no el de audiencia al rebelde, que no podía seguirse de modo directo porque no había citación del demandado legalmente eficaz, y señaló como fecha de inicio del plazo legal la de la notificación de la propia Sentencia, entendiendo que otra decisión sería contraria a lo excepcional de la situación.

Segundo.-El recurso de quien era demandante en el procedimiento donde recayó la Sentencia firme frente a la que se promovía el incidente de audiencia al rebelde, denuncia infracción de los artículos 7.a) y 183.4 de la Ley de Procedimiento laboral, que la parte hace consistir en la competencia de la Sala del Tribunal Superior para conocer del incidente de audiencia al rebelde, y en una invocación de las materias en que las Salas de dichos Tribunales Superiores son competentes para conocer en instancia. Como informa el Ministerio Fiscal, en la actualidad y desde que se modificó el artículo 240 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, el incidente de audiencia al rebelde ha quedado reducido a sus justos límites de utilidad procesal, es decir para amparar, en su caso, a quien habiendo sido citado en forma legal, acredita la imposibilidad de haber comparecido al acto procesal para el que fuera convocado, sin culpa suya; pero cuando lo que ha sucedido es que se niega (por el demandado y condenado) la existencia de su citación en forma legal, y se atribuye a la Sentencia el haber sido dictada "inaudita parte", es claro que el supuesto que se configura por la pretensión actuada es uno de los contemplados en el núm. 3 del mencionado artículo 240 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, a saber la concurrencia de un defecto procesal (omisión de citación del demandado), constitutiva de incumplimiento del artículo 82.2 de la Ley de Procedimiento Laboral, que impera la citación en forma del demandado, y con la indefensión consistente en no haber podido comparecer y defenderse en el juicio. Ante esta alegación el cauce procesal es el procedimiento ordinario, según preceptúa el reiterado precepto orgánico, y la competencia funcional corresponde al "mismo Juzgado o Tribunal que dictó la sentencia o resolución que hubiera adquirido firmeza", por lo que es evidente el acierto de la Sala sentenciadora y la inexistencia de las infracciones legales denunciadas lo que impone que el recurso sea desestimado.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación