Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 4) de 13 de mayo de 2002


 RESUMEN:

Jurisdicción laboral. Competencia. Reconocimiento de un grado de minusvalía del 65%. Pretensión no vinculada directamente a la petición de una prestación de la Seguridad Social.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-El 12 de julio de 2001 la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia dictó sentencia, en virtud del recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 1 de La Coruña, en los autos núm. 540/2000, seguidos a instancia de dicha recurrente contra la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Andalucía, sobre reconocimiento de minusvalía. La parte dispositiva de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia es del tenor literal siguiente: "Que sin entrar a conocer el recurso formulado por doña Rosario G.M., revocamos la sentencia que con fecha 12 de diciembre de 2000 ha sido dictada en autos tramitados por el Juzgado de lo Social núm. 1 de los de La Coruña y apreciando de oficio la incompetencia de jurisdicción para conocer la cuestión suscitada, dejamos imprejuzgada la acción formulada frente a la Consejería de Sanidad y declaramos que su enjuiciamiento corresponde al orden contencioso-administrativo" .

Segundo.-La sentencia de instancia, de 12 de diciembre de 2000, dictada por el Juzgado de lo Social núm. 1 de La Coruña, contenía los siguientes hechos probados:

"Primero. La actora, doña Rosario G.M., solicitó ante el Organismo demandado reconocimiento de minusvalía, siendo valorado en fecha 3-3-00 con un grado de discapacidad del 34% de los cuales el 32% se corresponde con el grado de discapacidad y el 2% con el factor social.

Segundo. Que disconforme con la anterior resolución la actora interpuso reclamación previa, la cual fue desestimada.

Tercero. Que las dolencias que padece la actora consisten en: enucleación de ojo de derecho por retina blastoma. Psoriasis algia" .

El fallo de dicha sentencia es del tenor literal siguiente: "Que desestimando la demanda interpuesta por doña Rosario G.M., contra la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Galicia, debo absolver y absuelvo a dicho demandado de los pedimentos contenidos en la demanda" .

Tercero.-El Letrado Sr. O.C., en representación de doña Rosario G.M., mediante escrito de 4 de octubre de 0.01, formuló recurso de casación para la unificación de doctrina, en el que:

Primero.-Se alega como sentencia contradictoria con la recurrida la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 11 de octubre de 1999.

Segundo.-Se alega la infracción del artículo 2.b) de la Ley de Procedimiento Laboral y el artículo 9.5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Cuarto.-Por providencia de esta Sala de 9 de octubre de 2001 se tuvo por personado al recurrente y por interpuesto el presente recurso de casación para la unificación de doctrina.

Quinto.-Evacuado el traslado de impugnación, el Ministerio Fiscal emitió informe en el sentido de considerar procedente el recurso, e instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para la votación y fallo el día 7 de mayo actual, en cuya fecha tuvo lugar.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La cuestión que se plantea en el presente recurso consiste en determinar si es el orden social de la jurisdicción el que debe conocer de la pretensión deducida en las actuaciones que solicita el reconocimiento de un grado de minusvalía del 65%. Existe la contradicción que se invoca, porque la sentencia recurrida ha declarado la falta de jurisdicción del orden social porque la mencionada pretensión no está directamente vinculada al reconocimiento de una prestación de la Seguridad Social. La sentencia de contraste que es la de esta Sala de 11 de octubre de 1999 llega a la conclusión contraria, afirmando la jurisdicción social, porque una de las consecuencias posibles de la decisión que se pide afecta a la Seguridad Social y no es conveniente ni razonable dividir la continencia de lacausa.

Segundo.-La doctrina correcta es la de la sentencia de contraste, que ha sido reiterada por las sentencias de 17 de diciembre de 2001 (recurso 2423/2001) y de 24 de diciembre de 2001 (recurso 2123/2001), en las que se establece que:

"Primero. Los órganos judiciales del orden social tienen plena competencia, conforme al artículo 2.b) de la vigente Ley de Procedimiento Laboral y al artículo 9.5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para conocer de las controversias 'en materia de Seguridad Social' , en cuya esfera se incluyen, sin duda, todas las cuestiones relativas al derecho de percibir las pensiones de invalidez permanente, sean contributivas o no contributivas, y

Segundo. 'esta competencia debe extenderse a la determinación del grado de minusvalía, pues carecería de toda lógica que los tribunales laborales pudieran resolver sobre el reconocimiento de las pensiones que tuvieran por substrato una cierta deficiencia psíquica o funcional, y se impidiera examinar lo que constituye el presupuesto fáctico de aplicación de la norma, cual es la determinación del grado de minusvalía' , lo que 'implicaría una división de la continencia de la causa' que provocaría un efecto distorsionador, mediante la separación de las decisiones en dos ordenes jurisdiccionales diferentes: uno para determinar el grado de deficiencia del beneficiario; otro, con la función de reconocer la prestación' .

Tercero.-Procede, por tanto, como propone el Ministerio Fiscal, la estimación del recurso que denuncia la infracción del artículo 9.5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para casar la sentencia recurrida, declarar la jurisdicción del orden social y devolver las actuaciones a la Sala de suplicación para que por la misma, acatando lo que aquí se dispone en orden a la jurisdicción, se entre a conocer del recurso interpuesto por la actora. Todo ello, sin imposición de costas.

FALLO

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por doña Rosario G.M., contra la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, de 12 de julio de 2001, en el recurso de suplicación núm. 659/01, interpuesto frente a la sentencia dictada el 12 de diciembre de 2000 por el Juzgado de lo Social núm. 1 de La Coruña, en los autos núm. 540/2000, seguidos a instancia de dicha recurrente contra la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Andalucía, sobre reconocimiento de minusvalía. Casamos la sentencia recurrida de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, de 12 de julio de 2001, anulando sus pronunciamientos, y declaramos la jurisdicción del orden social para conocer de la pretensión deducida en la demanda y acordamos la devolución de las actuaciones de instancia y del rollo de suplicación a la Sala de lo Social de procedencia, para que por la misma, acatando lo que aquí se dispone en orden a la jurisdicción, se entre a conocer del recurso de suplicación interpuesto por la actora. Sin imposición de costas.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación