Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 3) de 9 de diciembre de 2010


 RESUMEN:

Salud Pública: Autorización sanitaria. Denegación a efectos de inscripción inicial en la actividad de Almacenista de Complementos Alimenticios. El producto que se pretende comercializar contiene aceite de borraja que es tradicionalmente recogido como farmacopea, por lo que no puede ser reconocido como complemento alimenticio. El aceite de borraja no figura entre las vitaminas y minerales que pueden utilizarse para la fabricación de complementos alimenticios. No ha lugar.

En la Villa de Madrid, a nueve de Diciembre de dos mil diez.

Visto por la Sala Tercera, Sección Cuarta, del Tribunal Supremo, el recurso de casación número 1033/2009 que ante la misma pende de resolución, interpuesto por el procurador don Raúl Martínez Ostenero, en nombre y representación de "Laboratorios Tricobell, S.L.", contra la sentencia dictada el dieciséis de diciembre de dos mil ocho en los autos número 770/2006 por la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Habiendo comparecido en calidad de parte recurrida el Letrado de la Comunidad de Madrid en la representación que le es propia.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en los autos número 770/2006 dictó sentencia el día dieciséis de diciembre de dos mil ocho, cuyo fallo dice: "Que DESESTIMAMOS el Recurso Contencioso-Administrativo n.º 770/2006 interpuesto por la representación procesal de LABORATORIOS TRICOBELL, S.L. contra la resolución de fecha 26 de enero de 2006 dictada por la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid que desestima el recurso de alzada interpuesto contra anterior resolución de 6 de julio de 2005 de la Dirección General de Salud Pública y Alimentación por la que se declara que no procede la autorización sanitaria a efectos de Inscripción Inicial en la actividad de Almacenista de Complementos Alimenticios para el establecimiento sito en Camino de la Carrera 9, Polígono Industrial VA-7, nave 1, del municipio 28140 -Fuente el Saz- (Madrid). Sin costas. ";

Segundo.-El representante procesal de Laboratorios Tricobell, S.L., interpuso recurso de casación por escrito de fecha veintiséis de marzo de dos mil nueve.

Tercero.-Mediante providencia dictada el once de diciembre de dos mil nueve por la Sección Primera de esta Sala, se admite el recurso de casación interpuesto y se remiten las actuaciones a esta Sección Cuarta, conforme a las reglas del reparto de asuntos; donde se tienen por recibidas el quince de febrero de dos mil diez, confiriéndose traslado a la parte recurrida para formular oposición.

Cuarto.-El Letrado de la Comunidad de Madrid presentó escrito de oposición el día doce de abril de dos mil diez.

Quinto.-Conclusas las actuaciones se señaló para votación y fallo de este recurso el día veintitrés de noviembre de dos mil diez, fecha en que tuvo lugar habiéndose observado los trámites establecidos por la ley.

Siendo Ponente el Excmo. Sr. D. Enrique Lecumberri Marti,


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Según hemos adelantado en los antecedentes de hecho de ésta, nuestra resolución, se impugna en este recurso de casación la sentencia dictada por la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de fecha dieciséis de diciembre de dos mil ocho que desestimó el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la representación procesal de la entidad mercantil "Laboratorios Tricobell, S.L." contra la resolución de la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid de veintiséis de enero de dos mil seis que desestimó el recurso de alzada formulado contra una anterior resolución de la Dirección General de Salud Pública y Alimentación, de seis de julio de dos mil cinco que denegó la autorización sanitaria a efectos de inscripción inicial en la actividad de Almacenista de Complementos Alimenticios.

Segundo.-La sentencia impugnada mantiene el mismo criterio de la Administración para denegar la autorización solicitada por considerar que el producto que se pretende comercializar contiene aceite de borraja que es tradicionalmente recogido como farmacopea, por lo que no puede ser reconocido como complemento alimenticio, ya que frente al pretendido efecto nutricional, considera que el aceite de borraja no figura entre las vitaminas y minerales que pueden utilizarse para la fabricación de complementos alimenticios.

Así: después de transcribir literalmente el artículo 2 del Real Decreto 1275/2003, de 10 de octubre y en base a su Exposición de Motivos, entiende la Sala que en el anexo I de esta Disposición General se expresan las vitaminas y minerales que pueden utilizarse en la fabricación de complementos alimenticios entre las que nos figura el aceite de borraja, ya que el artículo 3.1 del citado Real Decreto dispone de forma taxativa que " en lo que respecta a vitaminas y minerales, sólo podrán utilizarse en la fabricación de los complementos alimenticios las vitaminas y minerales recogidos en el anexo I y en las formas enumeradas en el anexo II."

Y, también entiende el Tribunal que el complemento alimenticio Tricobell Complex infringe además las normas sobre el etiquetado, presentación y publicidad contenidas en el artículo 6.2 del mismo Real Decreto 1275/2003, dado que el producto en cuestión se denomina complejo industrial y según dispone el artículo 6.2 del Real Decreto 1334/1999, de 25 de agosto, " no podrá ser sustituida la denominación de una venta por una marca comercial o de fábrica o una denominación de fantasía ".

Tercero.-Contra la referida sentencia se aduce al amparo del artículo 88.1.d) un único motivo de casación que se estructura respectivamente en la infracción de los artículos 2 del Real Decreto 1275/2003, de 10 de octubre y 6.2 del Real Decreto 1334/1999, de 25 de agosto.

Estas infracciones se sustentan en la discrepancia con la Sala de instancia al interpretar estos preceptos para desestimar la demanda formulada: el producto Tricobell Complex que se pretende comercializar como principio básico contiene aceite de borraja y no cumple con las normas sobre el etiquetado, presentación y publicidad, especificando su naturaleza, origen, procedencia... con todos los datos obligatorios.

En efecto.

En la articulación de este motivo insiste la recurrente que además de las vitaminas y minerales hay otras sustancias que también se pueden utilizar en la fabricación de complementos alimenticios como el aceite de borraja que aunque no es una vitamina, puede ser utilizado para la fabricación de complementos alimenticios dado que no tiene la consideración de medicamento y además el producto presentado cumple las normas de etiquetado que exige el artículo 6.2 del Real Decreto 1334/1999.

Es claro y preciso el artículo 3.1 del Real Decreto 1725/2003 al señalar que solo podrán utilizarse en la fabricación de los complementos alimenticios las vitaminas y minerales recogidos en el anexo I en las formas enumeradas en el anexo II; de ahí, al contener el producto que se pretende comercializar alguno de los ingredientes como el aceite de borraja, que es recogido tradicionalmente por las farmacopeas como principio activo de medicamentos, no puede ser incluido dentro del ámbito alimentario y por tanto no está recogido en los anexos I y II del mencionado Real Decreto.

Por otra parte, el etiquetado del producto no cumple lo ordenado por el artículo 6.2 del Real Decreto 1334/1999, de 25 de agosto, pues, se comercializa con el nombre "Tricobell Complex" y por tanto no se ajusta, -aunque su fabricante sea el laboratorio Juste- a lo dispuesto en el apartado 5 del citado artículo 6, al no contener tampoco las leyendas o datos que obligatoriamente figurarán en el etiquetado, entre ellos, la advertencia de no superar la dosis expresamente recomendada, ni la debida información sobre la forma química en la que se adicionan los minerales y vitaminas para determinar si se encuentran ante las sustancias autorizadas.

En consecuencia este motivo debe ser desestimado.

Cuarto.-De conformidad con lo establecido por el artículo 139 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativo procede imponer las costas de este recurso de casación a la parte recurrente, si bien la Sala de acuerdo con lo establecido en el apartado tercero del citado precepto limita el importe máximo a percibir por los honorarios del Letrado de la Comunidad de Madrid la cantidad de tres mil euros (3.000€).

Por lo expuesto, en nombre de Su Majestad el Rey, y en ejercicio de la potestad de juzgar que emanada del pueblo español, nos confiere la Constitución,


FALLAMOS


 
No ha lugar al recurso de casación interpuesto por la representación procesal de la entidad mercantil "Laboratorios Tricobell, S.L." contra la sentencia dictada por la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de fecha dieciséis de diciembre de dos mil ocho, recaída en los autos 770/2006; con expresa imposición a la parte recurrente de las costas de este recurso dentro de los límites señalados en el fundamento jurídico cuarto de esta sentencia.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos

Publicación.-Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Magistrado Ponente, Excmo. Sr. Don Enrique Lecumberri Marti, en audiencia pública celebrada en el día de la fecha, de lo que yo, la Secretaria, doy fe.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación