Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.C. 99/96, de 10 de junio

 RESUMEN:

Presentación de escritos ante el Juzgado de Guardia. Requisitos. Inadmisión a trámite de recurso de suplicación.

FUNDAMENTOS JURIDICOS

Primero.-Se trata en este caso de resolver si los autos de la Sala de lo Social del T.S.J. de Madrid impugnados han vulnerado el artículo 24.1 de la Constitución, al tener por no admitido a trámite y declarar desierto el recurso de suplicación interpuesto por el solicitante de amparo. Dichas resoluciones entendieron que el recurrente había infringido el artículo 45.1 de la Ley de Procedimiento Laboral, toda vez que el escrito de formalización del recurso de suplicación se presentó ante el Juzgado de Guardia el penúltimo día del plazo legal, siendo así que aquel precepto legal sólo prevé la presentación de escritos en dicho Juzgado "el último día de un plazo", y "en horas en que no se halle abierto el registro de entrada" del Juzgado de lo Social. No habiéndose tampoco cumplido el requisito exigido en el citado precepto legal de dejar constancia de la presentación, en el órgano destinatario del documento, al día siguiente hábil por el medio de comunicación más rápido.

Segundo.-La más reciente doctrina de este Tribunal respecto del artículo 45.1 de la Ley de Procedimiento Laboral ha sido formulada por la STC 48/1995, y concretada en cuanto a sus consecuencias por las SSTC 68/1995, 87/1995 y 2/1996.

En diversas ocasiones anteriores los requisitos del artículo 45.1 de la Ley de Procedimiento Laboral habían sido objeto de sentencias de este Tribunal que contemplaban el derecho a la tutela judicial en supuestos de acceso inicial a la jurisdicción (SSTC 109/1991, 213/1992, 121/1993, y 125/1994), y, sobre todo, en relación con decisiones de inadmisión de recursos (SSTC 3/1986, 185/1987, 175/1988, 210/1989, 113/1990, 129/1990, 83/1991, 117/1991, 179/1991, 115/1993, 343/1993, 44/1994, 68/1995, 87/1995, y 2/1996).

Así, como señala la STC 68/1995, se había venido entendiendo que una aplicación formalista del artículo 45 de la Ley de Procedimiento Laboral hecha al margen de sus finalidades determinaba la vulneración del artículo 24.1 de la Constitución Española. Estas decisiones habían tenido generalmente por objeto revocar resoluciones judiciales que habían inadmitido demandas o recursos en aplicación del artículo 45 de la Ley de Procedimiento Laboral.

Como afirma la STC 87/1995, esta reacción antiformalista alcanza su máximo grado de expresión en la STC 115/1993, de la cual se puede inferir una virtual derogación de la regla en vigor, así como la STC 125/1994, que decidió elevar al Pleno la cuestión de inconstitucionalidad relativa al artículo 45.1 de la Ley de Procedimiento Laboral.

Mas dicha cuestión ha sido resuelta en la citada STC 48/1995, donde se ha establecido la legitimidad de la carga procesal establecida por el artículo 45.1 de la Ley de Procedimiento Laboral y la consiguiente ineficacia de la presentación de documentos en el Juzgado de Guardia cuando no se observa aquella diligencia, sin que esta consecuencia pueda "ser calificada de arbitraria o infundada, sino que enlaza con la naturaleza imperativa, de orden público, de las reglas procesales y también con el carácter excepcional, en favor del justiciable, con que opera el referido artículo 45 de la Ley de Procedimiento Laboral, que lejos de establecer una medida restrictiva del derecho del justiciable al acceso a la jurisdicción, constituye una excepción flexibilizadora de la norma general sobre el lugar de presentación de documentos" (fundamento jurídico cuarto).

Tercero.-De acuerdo con esta doctrina, y como ponen de manifiesto las posteriores SSTC 68/1995, 87/1995 y 2/1996, difícilmente se puede ya imputar a los órganos judiciales una lesión del artículo 24.1 de la Constitución Española, cuando aplican en forma no arbitraria un precepto como el artículo 45 de la Ley de Procedimiento Laboral que no pugna con el referido derecho fundamental.

Así ocurre en el presente caso en el que el recurrente no ha cumplido los requisitos establecidos en el citado artículo 45.1 de la Ley de Procedimiento Laboral, para la válida presentación en el Juzgado de Guardia de escritos dirigidos a órganos de la jurisdicción social. Así, la presentación ante aquél no tuvo lugar el último día del plazo legal, sino el penúltimo; la comunicación al órgano destinatario del escrito no se efectuó el día siguiente de su presentación, sino dos días después. En consecuencia, pues, las resoluciones judiciales impugnadas al considerar fundadamente el recurso como extemporáneo, dando como buena, no la fecha de presentación del escrito en el Juzgado de Guardia sino la de comunicación y recepción del mismo en el Juzgado de lo Social, no hicieron otra cosa que interpretar de forma no arbitraria las exigencias legales y su conclusión no puede reputarse lesiva para el artículo 24.1 de la Constitución.

En virtud de lo expuesto procede desestimar el recurso de amparo.

Fallo: En atención a todo lo expuesto, el Tribunal Constitucional, por la autoridad que le confiere la Constitución de la Nación Española, ha decidido, desestimar el recurso de amparo.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación