Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Navarra 167/2010, de 14 de junio


 RESUMEN:

Representación procesal: Poder «apud acta». Otorgamiento ante el secretario de cualquier oficina judicial.   Recurso de suplicación: Desestimación. Censura jurídica que se sustenta en la modificación de hechos probados interesada y que no ha sido estimada.

PRESIDENTE

ILMA. SRA. D.ª CARMEN ARNEDO DIEZ

ILMO. SR. D. JOSE ANTONIO ALVAREZ CAPEROCHIPI

En la Ciudad de Pamplona/Iruña, a CATORCE DE JUNIO de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen y

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el Recurso de Suplicación interpuesto por DOÑA M.ª LUISA FRANCES CALONGE, en nombre y representación de DON Luis Carlos y DON Juan Alberto, frente a la Sentencia del Juzgado de lo Social N.º 2 de Pamplona/Iruña sobre CANTIDADES, ha sido Ponente la Ilma. Sra. Magistrada DOÑA CARMEN ARNEDO DIEZ, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Ante el Juzgado de lo social n.º Dos de los de Navarra, se presentó demanda por D. Luis Carlos y otro, en la que tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación terminaba suplicando se dicte sentencia por la que estimando íntegramente esta demanda condene a la Empresa demandada a abonar a Don Luis Carlos y ahora reclamada de 8.708,20 € y la cantidad adeudada a Don Juan Alberto y ahora reclamada de 9.103,93 €, más la cantidad que resulte de aplicar a los salarios el interés legal de mora previsto en el artículo 29.3 del Estatuto de los Trabajadores, así como a estar y pasar por tal declaración.

Segundo.-Admitida a trámite la demanda, se celebró el acto del juicio oral en el que la parte actora se ratificó en la misma, oponiéndose la demandada según consta en el acta extendida a tal efecto por el Sr. Secretario. Recibido el juicio a prueba se practicaron las propuestas y declaradas pertinentes.

Tercero.-Por el Juzgado de instancia se dictó sentencia, cuya parte dispositiva dice: "Que, previa desestimación de la excepción de prescripción formulada por la demandada y estimando parcialmente la demanda origen de las presentes actuaciones, promovida por D. Luis Carlos y D. Juan Alberto frente a Alfredo Garcés e Hijos SLL, sobre reclamación de cantidad, debo condenar y condeno a la empresa demandada a que abone a los demandantes las siguientes cantidades: - D. Luis Carlos: 2.004,87 €. - D. Juan Alberto: 1.106,47 €."

Cuarto.-En la anterior sentencia se declararon probados: "PRIMERO.- D. Luis Carlos, con DNI NUM000, presta servicios para la empresa demandada, Alfredo Garcés e Hijos SLL, mediante contrato de trabajo de duración indefinida, dedicada al transporte de mercancías por carretera, con una antigüedad de 13 de junio de 2005 y categoría profesional de conductor (doc. 58 a 60 de la parte actora, folios 118 a 120). SEGUNDO.- 1.- D. Juan Alberto, con DNI NUM001, prestó servicios para la empresa demandada, Alfredo Garcés e Hijos SLL, dedicada al transporte de mercancías por carretera, con una antigüedad de 2 de mayo de 2005 y categoría profesional de conductor (doc. 62 a 65 de la parte actora, folios 122 a 157). 2.- Fue despedido en fecha 20 de febrero de 2009. Por sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Navarra, de fecha 26 de junio de 2009 (Autos 428/2009) se declaró el mismo improcedente (doc. 57, 67 y 68 de la parte actora, folios 117 y 129 a 154). TERCERO.- Los demandantes, al ingresar en la empresa, pactaron con ella, tal y como era lo habitual, la percepción de un salario global neto mensual de 1.800 € y 30 € por pernoctación fuera de domicilio. Los demandantes, al igual que otros trabajadores de la empresa, se comprometían a realizar la jornada y horarios necesarios para dar cumplimiento a los viajes que la empresa les encargara, sin reclamación, en su caso, de exceso de jornada. A finales de 2007 la referida cantidad de 1.800,00 € netos pasó a ser algo superior, alrededor de 1.850,00 € mensuales (testificales de D. Baltasar, D. Carlos y D. Cosme). CUARTO.- Las nóminas, sin embargo, no reflejaban tal realidad, siendo parte de lo percibido cantidades que no se reflejaba en ellas (así se desprende de la testificales de D. Baltasar, D. Carlos y D. Cosme). QUINTO.- En el mes de julio de 2008 el representante legal de la empresa reunió a los trabajadores y les informó que había disminuido el volumen de trabajo y que se iban a reducir las retribuciones, de modo que a partir de entonces percibirían 1.200 € netos más un porcentaje variable (no concretado) por facturación y que ya no habría más conceptos abonables (testificales de D. Baltasar y D. Cosme). SEXTO.- Obran en autos recibos salariales de los demandantes correspondientes a los años 2007 y 2008 y enero de 2009, que se tienen por reproducidas (doc. 2 a 56 de la parte actora, folios 62 a 116 y doc. 1 a 55 de la empresa, folios 176 a 232). SÉPTIMO.- Es de aplicación convenio colectivo del sector del transporte de mercancías de Navarra para los años 2007 y 2008 (BON 10 septiembre 2008) (en autos hay copia del convenio como doc. 1 de la parte actora, folios 56 a 61). OCTAVO.- Se intentó el acto de conciliación ante el Tribunal Laboral de Navarra el 2 de abril de 2009, concluyendo el mismo con el resultado de sin avenencia (doc. adjunto a la demanda, folios 10 y 11)."

Quinto.-Anunciado recurso de Suplicación por la representación letrada de la demandante, se formalizó mediante escrito en el que se consignan tres motivos, el primero al amparo del artículo 191.b) de la Ley de Procedimiento Laboral para revisar los hechos declarados probados, y del segundo al tercero, amparados en el artículo 191.c) del mismo Texto legal, para examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia.

Sexto.-Evacuado traslado del recurso fue impugnado por la parte demandada.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia de instancia, desestimatoria de la demanda deducida por D. Luis Carlos y D. Juan Alberto en reclamación de cantidades, es recurrida en Suplicación por la representación Letrada de los demandantes a través de tres motivos.

En el escrito de impugnación presentado por la empresa se solicita la inadmisión del recurso considerando que se han vulnerado los artículos 218.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, artículo 24 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en relación con el artículo 18 de la Ley de Procedimiento Laboral, habida cuenta que: de una parte, el poder conferido por los demandantes se hizo ante el Juzgado de Paz de Zuera cuando esté sólo podría hacerse ante el Juzgado de lo Social de Navarra ante el que se tramita el Procedimiento, error que estima subsanable, y; de otra, porque a la vista del contenido de la Providencia de 25 de noviembre de 2009 y para no conculcar el derecho a la tutela judicial efectiva, deberían ponerse de manifiesto a esa parte las actuaciones llevadas a cabo por el Juzgado en orden a la comprobación de que el recurso presentado de adverso se hizo en plazo.

El artículo 18 de la Ley de Procedimiento Laboral establece que las partes podrán comparecer por sí mismas o conferir su representación a Procurador, Graduado Social colegiado o a cualquier persona que se encuentre en el pleno ejercicio de sus derechos civiles. Y que la representación podrá conferirse mediante poder otorgado por comparecencia ante el Secretario judicial o por escritura pública.

El artículo 21 que la defensa por abogado tendrá carácter facultativo en la instancia y que si el demandante pretendiese comparecer en el juicio asistido de abogado lo hará constar en la demanda.

Por su parte el artículo 229 del mismo texto legal indica que si el recurso entablado es el de suplicación el nombramiento de Letrado se hará ante el Juzgado en el momento de anunciarlo y que la designación se podrá hacer por comparecencia o por escrito. En este caso, y de no acompañarse poder notarial, no habrá necesidad de ratificarse.

En el supuesto enjuiciado efectivamente consta el apoderamiento otorgado ante el Juzgado de Paz de Zuera (Zaragoza), localidad donde residen los demandantes, cuando el mismo, como efectivamente pone de manifiesto la representación letrada de la empresa demandada, debió haberse otorgado "apud acta" en el Juzgado de lo Social N.º Dos de los de Navarra. Pues bien, constituyendo un defecto subsanable que no impide el conocimiento del recurso, sin embargo no procede acceder a la petición interesada en cuanto el artículo 24 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en la redacción dada al mismo por la Ley 13/2009, permite el apoderamiento el Secretario de cualquier oficina judicial.

E idéntica suerte desestimatoria merece la petición atinente a la posible presentación del recurso fuera de plazo en cuanto la Providencia de 25 de noviembre de 2009 dictada por el Juzgado de lo Social ya resolvió dicha cuestión dando posibilidad a las partes para recurrir la resolución, a través de correspondiente recurso de reposición, adquiriendo firmeza al no ser impugnada por ninguna de las partes.

Segundo.-Entrando en el examen del recurso el mismo se articula a través de tres motivos. En el primero de los cuales, por el cauce del apartado b) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, solicita la revisión de los ordinales cuarto y quinto de la declaración de hechos probados proponiendo como redactado sustitutorio de ambos el siguiente tenor literal: "La cantidad reflejada en la nómina era la correspondiente a los 1.800 euros netos, a través de la estructura salarial del Convenio Colectivo, y el resto, hasta alcanzar los 1800 euros netos mensuales, en diferentes conceptos no establecidos en el Convenio Colectivo, percibiéndose fuera de nómina únicamente las cantidades que pudieran corresponder a los 30 euros por cada pernoctación que se realizaba fuera del domicilio."

Pretensión revisoria que no puede acogerse habida cuenta que de las nóminas de los actores no evidencian la modificación y porque a la prueba testifical no cabe otorgarle eficacia al objeto de conseguir modificar la relación fáctica de la sentencia en sede de suplicación.

Tercero.-Como censuras jurídicas se denuncia infracción de los artículos 4.2 f) del Estatuto de los Trabajadores, 1089 y 1091 del Código Civil, 17, 20, 21, 23 y 30 del Convenio Colectivo de Trabajo del sector de Transporte de Mercancías por Carretera y 82.3 de la Ley Estatutaria, considerando que si las retribuciones que percibían los demandantes obedecían a la aplicación del Convenio Colectivo y al pacto retributivo, tenemos: de un lado, que los cálculos efectuados por la parte demandante a partir de los recibos salariales resultan válidos para reclamar los atrasos y diferencias respecto de los conceptos coincidentes con la estructura salarial del Convenio y las cuantías correspondientes a los conceptos fuera de Convenio, suprimidos o reducidos unilateralmente por la empresa, en aplicación del pacto retributivo, y; de otro, que la aplicación del Convenio resulta ineludible y el salario superior percibido también al ser fruto de un acuerdo que obedece a una especial contraprestación de los trabajadores.

Con carácter subsidiario, previa cita como infringidos de los artículos 7 del Convenio y artículo 82.3 del Estatuto de los Trabajadores, considera que deben mantenerse las situaciones "ad personam", sin posibilidad de absorción o compensación.

Motivo que tampoco puede prosperar en cuanto se sustenta en la rectificación fáctica solicitada en el primer motivo y al no haberse logrado, como ya se expuso, resta incólume la apreciación del juzgador que sirvió de antecedente amparador al basamento jurídico que la sentencia impugnada se preciso y al efecto es reiterada la jurisprudencia del Tribunal Supremo - Sentencias de 6 de diciembre de 1979 y 10 de mayo de 1980 - así como la doctrina del TCT (Sentencias de 25 y 27 de noviembre de 1985) de que no podrá prosperar la revisión en derecho cuando no se hayan alterado los supuestos de hechos que en la resolución se constaten y entre una y otra dimensión de la sentencia exista una íntima correlación de ambos presupuestos circunstancia que concurre en el supuesto de autos lo que incide en consecuencia y en definitiva a la desestimación del motivo.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de Suplicación formulado por la representación Letrada de D. Luis Carlos y D. Juan Alberto, frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social N.º Dos de los de Navarra, en el Procedimiento N.º 193/09, promovido por los recurrentes contra la empresa Alfredo Garcés e Hijos SLL, en reclamación de Cantidades, confirmando la sentencia recurrida.

Notifíquese a las partes y al Ministerio Fiscal la Sentencia dictada, con la advertencia que contra la misma, puede interponerse Recurso de Casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, anunciándolo a través de esta Sala por escrito, dentro de los DIEZ DIAS hábiles siguientes a su notificación.

Firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos al Juzgado de lo social de procedencia con certificación de la misma, dejándose otra certificación en el rollo a archivar por esta Sala.

Así, por nuestra Sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación