Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Navarra 168/2010, de 14 de junio


 RESUMEN:

Accidente de trabajo in itinere: Ocurrido al ir al trabajo desde el lugar de residencia de verano. No rompe la relación de causalidad el hecho de dejar el trabajador a su mujer en su domicilio, dado que el mismo se encuentra en el camino hacia el lugar de trabajo.

PRESIDENTE

ILMA. SRA. D.ª CARMEN ARNEDO DIEZ

ILMO. SR. D. JOSE ANTONIO ALVAREZ CAPEROCHIPI

En la Ciudad de Pamplona/Iruña, a CATORCE DE JUNIO de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen y

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el Recursos de Suplicación interpuesto por DON Hilario, en nombre y representación de MUTUA NAVARRA, frente a la Sentencia del Juzgado de lo Social N.º 4 de Pamplona/Iruña sobre ACCIDENTE DE TRABAJO, ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado DON JOSE ANTONIO ALVAREZ CAPEROCHIPI, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Ante el Juzgado de lo social n.º Cuatro de los de Navarra, se presentó demanda por D.ª Apolonia y 2 más, en la que tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación terminaba suplicando se dicte sentencia por la que se reconozca como accidente de trabajo el fallecimiento de D. Leandro condenando a Mutua Navarra a la asunción de todos y cada uno de los derechos inherentes a tal declaración y al resto de codemandados a estar y pasar por esta declaración dentro de sus respectivas responsabilidades.

Segundo.-Admitida a trámite la demanda, se celebró el acto del juicio oral en el que la parte actora se ratificó en la misma, oponiéndose la demandada según consta en el acta extendida a tal efecto por el Sr. Secretario. Recibido el juicio a prueba se practicaron las propuestas y declaradas pertinentes.

Tercero.-Por el Juzgado de instancia se dictó sentencia, cuya parte dispositiva dice: Que estimando la demanda interpuesta por Apolonia, Estrella, Rogelio, y Francisca frente a Mutua Navarra, Inss, TGss y Cristalería For, S.L. debo declarar y declaro que el accidente litigioso debe ser calilficado como accidente de trabajo por haber ocurrido in itinere, condenando a la MUTUA NAVARRA al pago de las cantidades que se deriven de dicha declaración y al resto de los demandados a estar y pasar por dicha declaración."

Cuarto.-En la anterior sentencia se declararon probados: "PRIMERO.- D. Leandro con NIF NUM000 y N.º de afiliación a la S.S. NUM001 hasta su fallecimiento el día 31 de julio de 2008 venía prestando sus servicios en la mercantil CRISTALERÍA FOR S.L., desde el 6 de mayo de 1976 desempeñando las funciones de encargado de almacén con horario de 6:45 h a 15 h. Asimismo tenía asignada la responsabilidad de la apertura diaria de la empresa por lo que tenia, permanentemente, llave de la puerta, tarea que, sin excepción, realizaba con puntualidad e incluso con una anticipación de cinco o diez minutos. SEGUNDO.- Sobre las 6.30 del 31 de julio de 2008 el trabajador se dirigía a su trabajo desde su domicilio de Falces (Navarra) junto con su esposa, cuando se produjo un accidente de tráfico en el que falleció. El accidente tuvo lugar cuando el otro conductor se saltó los semáforos en rojo. TERCERO.- La finalidad principal y directa del viaje venia determinada por la asistencia al trabajo. CUARTO.- El accidente se produjo en el trayecto habitual que siempre seguía el trabajador para acudir a su lugar de trabajo desde Falces (Navarra). QUINTO.- Su recorrido no se vió alterado por desviaciones o alteraciones temporales anormales. El accidente se produjo un cuarto de hora antes de la hora de entrada a su trabajo. SEXTO.- El trabajador comunicó a la empresa en 2005 la compra de vivienda en el pueblo de su mujer, Falces (Navarra), donde residía la mayoria de los fines de semana del año y de forma permanente en verano. SEPTIMO.- Dentro del recurrido habitual el trabajador realizaba una parada frente a su vivienda de Pamplona para dejar a su esposa sin alterar su recorrido ya que la vivienda se encuentra en dicho trayecto. Desde ese lugar a su puesto de trabajo se tardan escasos minutos. OCTAVO.- Al puesto de trabajo desde Falces puede acudirse siguiendo el trayecto desde la Ronda de Pamplona hasta el Polígono de Landaben calle A, o bien por Avenida Arostegui, C/ Concepción Benitez, y C/ Miluce (ruta elegida por el trabajador) siendo ambas rutas igualmente idóneas. NOVENO.- La base de cotización por accidente de trabajo asciende a la cantidad de 2.590,97 €. DECIMO.- La empresa realizó parte de accidente de trabajo que fue comunicado a la Mutua quien rechazó el siniestro por entender que el trayecto seguido por el trabajador no se corresponde con el domicilio habitual del mismo."

Quinto.-Anunciado recurso de Suplicación por la representación letrada de la Mutua demandada, se formalizó mediante escrito en el que se consigna un único motivo, al amparo del artículo 191.c) de la Ley de Procedimiento Laboral para examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia.

Sexto.-Evacuado traslado del recurso fue impugnado por la parte demandante, no siendo impugnado por las codemandadas.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-El trabajador fallecido en accidente de automóvil el 31 de julio de 2008, trabajaba como encargado de Almacén para la empresa Cristalería For SL. Sus herederos interesan en el presente procedimiento se reconozca el carácter de accidente de trabajo in itinere de su fallecimiento, por suceder el accidente en el trayecto entre su segunda residencia habitual en Falces y su lugar de trabajo, en la inmediatividad de la hora de entrada al trabajo, sobre las 6,30 horas de la mañana, y sin culpabilidad alguna del trabajador, pues la causa acreditada del accidente fue el exceso de velocidad y saltarse dos semáforos en rojo la conductora del vehículo que les golpeó.

La demanda es estimada en instancia. La sentencia, expone en detalle los argumentos de la Mutua para denegar al fallecimiento el carácter de accidente in itinere. La mutua argumenta que el trabajador no venía de su residencia habitual sino de un funeral, y además en la ruta al trabajo ha habido un desvío al tomar la Avda de Arostegui, pues el trayecto mas directo era por Landaben, y se ha tomado dicho desvío para dejar a la esposa en su casa. La sentencia considera acreditado que el matrimonio vivía en verano en su segunda vivienda en Falces, donde durmieron, y no tiene sentido decir que venían de un funeral a las 6,30 de la mañana. El cambio de ruta no es tal pues al trabajo se podía acudir por dos rutas alternativas igualmente idóneas, y aunque el fallecido fuera a dejar a su mujer en su casa, no alteraba su trayectoria habitual, pues justamente su vivienda se sitúa en la ruta a la empresa, como se manifiesta viendo los planos aportados a autos. Y frente a dicha sentencia se interpone el presente recurso de suplicación por la Mutua codemandada.

Segundo.-En motivo único formulado al amparo del Art. 191 c) LPL, la representación procesal de Mutua Navarra, tras aceptar expresamente el relato de hechos probados de instancia, alega la infracción de los Art. 115.2 a) LGSS, interesa se haga constar con carácter previo que la ruta tomada por la Avda de Aróstegui no es la mas idónea, como se puede comprobar con los mapas de Google que fueron aportados por ambas partes, lo que es evidente para cualquiera que conozca Pamplona; y el letrado recurrente hizo el doble recorrido en taxi y tardó cinco minutos por Landaben y 12 minutos por la Avda de Arostegui, con tres semáforos, y es evidente que la ruta escogida es además mucho mas peligrosa.

Tercero.-Y el motivo único debe ser desestimado. Examinado dicho motivo único parece obvio que lo que se discute en el motivo no es la aplicación del Art. 115 LGSS, sino que se debate una cuestión de hecho, la mayor idoneidad de un camino alternativo, que se debió articular por la vía de la modificación de hechos o error en la valoración de la prueba, pues lo único que se alega es la falta de idoneidad de la ruta. El relato de hechos probados dice en el hecho cuarto que el trayecto se produjo en el recorrido habitual, y en el hecho quinto que el recorrido no se vio alterado por desviaciones o alteraciones anormales, y en el hecho séptimo que el recorrido para dejar a su esposa se encuentra el trayecto habitual al trabajo, hechos declarados probados que debieron modificarse por la vía del Art. 191 B LPL. Y el contraste de los mapas de Google, pone de manifiesto que desde el cruce de la A15 y la A12 los dos trayectos referidos son igualmente idóneos y aun el trayecto por la avda de Arostegui parece ligeramente mas corto; por la hora del trafico ambos parecen semejantemente rápidos, y no se constata que la ruta escogida sea mas peligrosa. Y un conocedor del tráfico de esa zona constata que en el trayecto referido como mas idóneo al menos hay un semáforo en la entrada de Wolkwagen, y que a esa hora suele aproximadamente coincidir la salida de uno de los turnos de trabajo en dicha fabrica.

Cuarto.-Como resume la STS Sala 4.ª de 10 diciembre 2009, con cita detallada de la jurisprudencia anterior, el accidente in itinere es una figura de elaboración jurisprudencial sustentada en la idea básica de que "el desplazamiento viene impuesto por la obligación de acudir al trabajo" y que "el accidente no se hubiera producido de no haber ido a trabajar". La noción de accidente "in itinere" se construye a partir de dos términos (el lugar de trabajo y el domicilio del trabajador) y de "la conexión entre ellos a través del trayecto". La ampliación del concepto de accidente se funda en considerar el trayecto al trabajo como parte del trabajo mismo, siempre que carezca de interrupción voluntaria, se lleve a cabo por el itinerario usual y no responda a una causalidad propia ajena al trabajo. En el presente supuesto litigioso, dado el relato de hechos probados, el accidente padecido por el trabajador fallecido parece que se ajusta a la nocion de accidente in itinere.

Quinto.-En efecto, en el presente caso tres cuestiones podrían ser dudosas en la calificación del accidente como in itinere. En primer lugar el trayecto se sitúa desde una segunda vivienda (en Falces) relativamente alejada de su lugar de trabajo (aproximadamente unos 60 Kms). En segundo lugar el trayecto se interrumpe porque alegadamente el interés inmediato era dejar a la esposa en su domicilio particular no ir a trabajar. Y en tercer lugar se realiza por un camino que alegadamente puede considerarse un desvío de su ruta habitual.

Respecto de la primera cuestión la doctrina del TS ha configurado el domicilio de forma amplia Y así, en la sentencia de 29 de septiembre de 1997 se afirma que, "teniendo en cuenta la evolución que se produce en las formas de transporte y en las costumbres sociales, la noción de domicilio se amplía para incluir lugares de residencia o, incluso, de estancia o comida distintos de la residencia principal del trabajador", y la sentencia de 16 de octubre de 1984 considera como accidente in itinere el producido en el trayecto hacia el centro de trabajo desde el domicilio de verano. Si bien, esta ampliación del domicilio habitual a la segunda residencia no es incondicionada. Opera en todo caso "a partir de criterios de normalidad" dentro de los que se produce una conexión también normal entre el desplazamiento y el trabajo, y no puede comprender supuestos en que el accidente se ha producido "a gran distancia del centro de trabajo", porque ello supone una ampliación desmesurada de la cobertura de la compañía aseguradora del accidente y la ruptura de la relación de causalidad entre trabajo y accidente, y por ello no se considera accidente de trabajo el producido por un trabajador que toma un avión en Santiago para dirigirse a embarcar en Canarias (STS 1 de julio de 1982). En el presente caso el segundo domicilio en Falces está sin duda en el límite pero no puede decirse que destruya el vinculo o relación de causalidad entre el trabajo y el accidente, y es un accidente producido en la inmediatividad del lugar y tiempo de trabajo, que sucedido en el trayecto entre domicilio y trabajo parece merece la calificación de accidente in itinere.

Según la jurisprudencia el fin particular en el trayecto o la muerte por causa externa al trabajo rompen la relación de causalidad entre el trayecto y el trabajo, como cuando el accidentado acudía en el trayecto entre el trabajo y su casa a consulta medica, a una gestión tributaria (SSTS 10 de diciembre de 2009, 29 de marzo de 2007), o cuando es asesinado por un compañero de trabajo por causas particulares (STS 20 de febrero de 2006, 27 de diciembre de 1975) o si acudía a recoger los niños al colegio antes de ir a casa (STSJ La Rioja 3 de abril de 2009). Pero en el presente caso dejar a la mujer en el domicilio familiar camino al trabajo no puede considerarse causa de ruptura de la relación de causalidad porque llevar a la esposa a su domicilio es un suceso meramente accidental en el trayecto ordinario al trabajo.

Y respecto del alegado desvío debió de haberse instado previamente la modificación del relato de hechos probados, sin que, como se ha dicho, en el trayecto en que sucedió el accidente se constate la existencia de desvío alguno.


FALLAMOS


 
Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de Suplicación formulado por la representación letrada de MUTUA NAVARRA, frente a la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social n.º CUATRO de los de Navarra, de fecha 26 de mayo de 2009, en el Procedimiento n.º 177/09, seguido a instancia de D.ª Apolonia Y 2 más contra MUTUA NAVARRA, CRISTALERIA FOR, S.L., INSS Y TGSS sobre ACCIDENTE DE TRABAJO confirmando la sentencia recurrida, imponiendo el pago de las costas a la Mutua recurrente, incluidos los honorarios del Letrado de la demandante que fijamos en 350 euros.

Notifíquese a las partes y al Ministerio Fiscal la Sentencia dictada, con la advertencia que contra la misma, puede interponerse Recurso de Casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, anunciándolo a través de esta Sala por escrito, dentro de los DIEZ DIAS hábiles siguientes a su notificación debiendo la Mutua si recurre, ingresar en la Tesorería General de la Seguridad Social correspondiente, el capital importe de la prestación declarada en el fallo, con objeto de abonarla al beneficiario durante la sustanciación del recurso, presentando en esta Sala el oportuno resguardo.

Asimismo deberá constituir un depósito de 300,51 €. en la cuenta corriente que a nombre de la Presidencia de la Sala IV del Tribunal Supremo figura abierta en la oficina del Banco Español de Crédito (Banesto), Calle Barquillo, n.º 49 de Madrid, bajo el n.º 2410000066016110 debiendo hacer entrega del resguardo acreditativo en la Secretaría de la Sala al tiempo de personarse en élla.

Firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos al Juzgado de lo Social de procedencia con certificación de la misma, dejándose otra certificación en el rollo a archivar por esta Sala.

Así, por nuestra Sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación