Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Navarra 171/2010, de 18 de junio


 RESUMEN:

Extinción del contrato por causas objetivas: Empresa declarada en concurso de acreedores. Ni el convenio aprobado ni el plan de viabilidad contienen referencia alguna al mantenimiento de los contratos de trabajo. No hay precepto legal que impida que la empresa en concurso no puedan extinguir los contratos de trabajo cuando existan causas económicas, técnicas organizativas o de producción que lo permitan.

PRESIDENTE

ILMA. SRA. D.ª CARMEN ARNEDO DIEZ

ILMO. SR. D. JOSE ANTONIO ALVAREZ CAPEROCHIPI

En la Ciudad de Pamplona/Iruña, a DIECIOCHO DE JUNIO de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen y

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el Recursos de Suplicación interpuesto por DON JOSE M.ª NOVAL GALARRAGA, en nombre y representación de DOÑA Ruth, DOÑA Teodora y DOÑA María Rosa, frente a la Sentencia del Juzgado de lo Social N.º 3 de Pamplona/Iruña sobre DESPIDO, ha sido Ponente la Ilma. Sra. Magistrada DOÑA CARMEN ARNEDO DIEZ, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Ante el Juzgado de lo social n.º Tres de los de Navarra, se presentó demanda por D.ª Ruth y 2 más, en la que tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación terminaba suplicando se dicte sentencia en la que, estimando la presente demanda, se declare improcedente los despidos practicados en las trabajadoras citadas en el encabezamiento con efectos del día 26 de noviembre de 2009, y se condene a la empresa SERCOM ESPAÑA GRUPO CORPORATIVO, S.L. a estar y pasar por tal declaración, con los efectos legales correspondientes a tal declaración.

Segundo.-Admitida a trámite la demanda, se celebró el acto del juicio oral en el que la parte actora se ratificó en la misma, oponiéndose la demandada según consta en el acta extendida a tal efecto por el Sr. Secretario. Recibido el juicio a prueba se practicaron las propuestas y declaradas pertinentes.

Tercero.-Por el Juzgado de instancia se dictó sentencia, cuya parte dispositiva dice: "Que estimando parcialmente la demanda sobre despido improcedente deducida por Dña. Ruth, Dña. Teodora y Dña. María Rosa frente a Sercom España Grupo Corporativo SL y el Fogasa, debo declarar y declaro procedente la extinción contractual comunicada por la empresa demandada a las demandantes y con efectos del 26 de noviembre de 2009, condenando a dicha empresa demandada a abonar a Dña. María Rosa la suma de 10.470 euros en concepto de indemnización y 1.869,60 euros en concepto de falta de preaviso, a Dña. Teodora la suma de 6.420 euros en concepto de indemnización y la suma de 1.719,89 euros en concepto de falta de preaviso y a Dña. Ruth la suma de 9.182 euros en concepto de indemnización y 2.145 euros en concepto de falta de preaviso, desestimando en lo demás las pretensiones ejercitadas en la demanda."

Cuarto.-En la anterior sentencia se declararon probados: "PRIMERO.- La demandante Dña. Ruth viene prestando sus servicios por cuenta de la empresa demandada SERCOM ESPAÑA GRUPO CORPORATIVO SL desde el 10 de mayo de 2004, con la categoría profesional de comercial y salario mensual, con inclusión de la parte proporcional de las pagas extraordinarias, de 1750 euros. La codemandante Dña. Teodora viene prestando sus servicios por cuenta de la empresa demadada desde el 20 de octubre de 2005, con la categoría profesional de jefa de departamento-nivel III, y salario mensual, con inclusión de la parte proporcional de las pagas extraordinarias, de 2051,53 euros. La demandante Dña. María Rosa viene prestando sus servicios por cuenta de la empresa demandada desde el 19 de diciembre de 2003, con la categoría profesional de secretaria de dirección, y salario mensual, con inclusión de la parte proporcional de las pagas extraordinarias, de 2181,20 euros (hecho conforme). SEGUNDO.- Las demandantes no son ni han sido representantes legales o sindicales de trabajadores. TERCERO.- La empresa demandada fue declarada en concurso de acreedores en el procedimiento de concurso n.º 243/2008, tramitado ante el Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de esta ciudad. Con fecha 31 de julio de 2009 la empresa presentó una propuesta de convenio a los acreedores del procedimiento de concurso voluntario n.º 243/2008, celebrándose el acta general de acreedores el 11 de septiembre de 2009, y dictándose el 29 de septiembre de 2009 sentencia por el Juzgado de lo Mercantil n.º 1 en la que se aprueba el convenio propuesto por la entidad Sercom España Grupo Corporativo SL, aceptado por la Junta de Acreedores. En dicho convenio, que obra unido a los autos y que se da aquí por reproducido, se establecía una quita del 50% del importe de los créditos ordinarios y respecto del 50% restante se indica que será satisfecho durante los cinco años naturales siguientes a la firmeza de la resolución judicial aprobando el convenio, durante los plazos y modos que se indican en la estipulación segunda del convenio aprobado. En el convenio no se indicaba obligación alguna respecto del personal laboral. En el concurso de acreedores la empresa demanda presentó un plan de negocio 2010-2014, que obra unido a los autos y que se da aquí por reproducido. En ese plan de negocio o de viabilidad tampoco consta ningún compromiso respecto de la subsistencia de relaciones laborales, si bien la página 41, con referencia a gastos, incluye en la partida de gastos de personal a seis trabajadores (una secretaria, dos de atención a asociados, dos de administración y una de expansión). De esos seis trabajadores tres son las demandantes. CUARTO.- La empresa demandada ha entregado a las trabajadoras carta de despido objetivo por causas económicas, con efectos del 26 de noviembre de 2009, que obran unidas a los autos y que se dan aquí por reproducidas. En las cartas se indicaba la indemnización que les corresponde y el importe por falta de preaviso, señalando también que por las causas económicas que se invocaban y la falta de liquidez no se disponía de saldo para hacer frente al abono de esas cantidades. En el caso de Dña. María Rosa el importe de la indemnización que consta en la carta de despido es de 10.470 euros, y en concepto de salario por falta de preaviso 1.869,60 euros. En el caso de Dña. Teodora el importe de la indemnización es de 6.420 euros y el salario por falta de preaviso 1.719,89 euros. En el caso de la demandante Dña. Ruth el importe de la indemnización es de 9.182 euros, y por falta de preaviso 2.145 euros. En las cartas se indica que la razón del despido realizado al amparo del art. 52 c) del ET son las continuadas pérdidas que viene sufriendo la empresa en los últimos años, y que son de 1.135.168,49 euros en el año 2007; 394.476,20 euros en el año 2008 y 40.753,24 euros en el tiempo transcurrido del año 2009. QUINTO.- En el año 2007 las pérdidas de la empresa han sido de 1.135.000 euros, en el ejercicio 2008 de 453.079,43 euros, y en el ejercicio 2009 las pérdidas alcanzan la cifra de 246.675,41 euros (cuenta de pérdidas y ganancias que obran unidas a los autos y que se dan aquí por reproducidos). El concurso voluntario de la empresa demandada existía un total de créditos concursales reconocidos de 2.426.652,14 euros. SEXTO.- Se celebró el preceptivo acto de conciliación el 29 de diciembre de 2009, instado el 18 de diciembre de 2009, teniéndose por intentado sin efecto por incomparecencia de la empresa demandada."

Quinto.-Anunciado recurso de Suplicación por la representación letrada de la demandante, se formalizó mediante escrito en el que se consigna un motivo, al amparo del artículo 191.c) de la Ley de Procedimiento Laboral para examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia.

Sexto.-Evacuado traslado del recurso fue impugnado por la parte demandada, no siendo impugnado por el FOGASA.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Y ÚNICO.- La sentencia de instancia estimó parcialmente la demanda de despido deducida por Doña Ruth, Doña Teodora y Doña María Rosa frente a la empresa Sercom España Grupo Corporativo SL y el Fondo de Garantía Salarial, declarando procedente las extinciones condenando a dicha empresa a abonar a la Sra. María Rosa 10.470 euros en concepto de indemnización y 1869,60 euros por falta de preaviso, a la Sra. Teodora 6.420 euros de indemnización y 1719,89 por falta de preaviso y a la Sra. Ruth 9.182 euros de indemnización y 2.145 euros por preaviso incumplido, desestimando las demás pretensiones.

Se alzan en Suplicación las demandantes formulando un solo motivo, correctamente amparado en el artículo 191 c) de la Ley de Procedimiento Laboral, donde denuncian infracción, por aplicación indebida, del artículo 52 c) del Estatuto de los Trabajadores, considerando que los ceses merecen ser calificados como improcedentes con los efectos legales que de ello se deriva en orden al abono de las indemnizaciones y salarios de tramitación que fijan en el recurso.

La única cuestión que se suscita es la referida a la posibilidad de si, tras la aprobación de un Convenio en Concurso de Acreedores y formulado un Plan de Viabilidad, puede la empresa, en menos de dos meses, plantear la rescisión de los contratos laborales alegando la misma situación económica negativa que propició la tramitación del Concurso. Considerando las recurrentes que la base del Convenio aprobado era la continuidad de la actividad y que en el Plan de Viabilidad se mantenían los seis puestos de trabajo que quedaban en activo, entre ellos el de las actoras, por lo que la actuación empresarial realizada al margen del procedimiento seguido ante el Juzgado de lo Mercantil determina la improcedencia de los despidos.

Pues bien, partiendo de la situación de pérdidas económicas en la empresa demandada, hecho no cuestionado por las demandantes, para resolver el debate en Suplicación deberemos partir del incombatido relato fáctico de la sentencia del que se desprende que: las demandantes prestaban servicios para la empresa demandada; que ésta fue declarada en concurso de acreedores por el Juzgado de lo Mercantil de Pamplona; el 31 de julio se presentó propuesta de convenio a los acreedores dictándose sentencia el 29 de septiembre de 2009 aprobando el mismo; en el concurso se presentó un plan de negocio para los años 2010-2014; el 26 de noviembre del 2009 la empresa procedió a la extinción de los contratos de las demandantes por causas económicas; la empresa ha sufrido pérdidas de 1.135.000 euros en el año 2007, 453.079,43 euros en el año 2008 y en el ejercicio 2009 está previsto que las pérdidas superaran los 246.000 euros; el total de créditos concursales reconocidos asciende a 2.426.652,14 euros, y; por último, en el Convenio no se indicaba obligación alguna respecto al personal laboral y en el plan de negocio tampoco constaba ningún compromiso respecto a la subsistencia de relaciones laborales incluyéndose sólo en la partida de gastos de personal a los seis trabajadores en activo, entre ellos a las tres demandantes.

Partiendo de las anteriores consideraciones fáctica, que ni siquiera han intentado alterarse a través del oportuno motivo de revisión de hechos (Art. 191 b) L.P.L.), la conclusión que se impone es la desestimación del recurso y la confirmación de la sentencia de instancia habida cuenta que ni el Convenio aprobado por el Juzgado de lo Mercantil, ni siquiera el plan de viabilidad que no forma parte del mismo, contienen ninguna referencia al mantenimiento de la plantilla de la empresa, no existiendo tampoco prohibición legal a la extinción individual o plural de los contratos de trabajo en empresas concursadas cuando, como aquí acontece, concurran las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que así lo permitan. Y, habiéndolo apreciado así el Magistrado de instancia, el recurso debe rechazarse confirmando la sentencia recurrida.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de Suplicación formulado por la representación Letrada de Doña Ruth y dos más, frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social N.º Tres de los de Navarra, en el Procedimiento N.º 17/2010, seguido a instancia de las recurrentes contra la empresa Sercom España Grupo Corporativo S.L. y el Fondo de Garantía Salarial, sobre Despido, confirmando la sentencia recurrida.

Notifíquese a las partes y al Ministerio Fiscal la Sentencia dictada, con la advertencia que contra la misma, puede interponerse Recurso de Casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, anunciándolo a través de esta Sala por escrito, dentro de los DIEZ DIAS hábiles siguientes a su notificación.

Firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos al Juzgado de lo social de procedencia con certificación de la misma, dejándose otra certificación en el rollo a archivar por esta Sala.

Así, por nuestra Sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación