Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Navarra 213/2010, de 22 de julio


 RESUMEN:

Categoría profesional: Reclamación de diferencias salariales. Funciones realmente desempeñadas. Confirmación de la sentencia de instancia que estima la damanda.

PRESIDENTE

ILMA. SRA. D.ª CARMEN ARNEDO DIEZ

ILMO. SR. D. JOSE ANTONIO ALVAREZ CAPEROCHIPI

En la Ciudad de Pamplona/Iruña, a VEINTIDOS DE JULIO de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen y

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el Recursos de Suplicación interpuesto por DON Julián, en nombre y representación de COMPUTADORES NAVARRA S A, frente a la Sentencia del Juzgado de lo Social N.º 2 de Pamplona/Iruña sobre CANTIDAD, ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado DON JOSE ANTONIO ALVAREZ CAPEROCHIPI, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Ante el Juzgado de lo Social n.º DOS de los de Navarra, se presentó demanda por DON Paulino, en la que tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminaba suplicando se dictara sentencia por la que se condene a la empresa al abono de 2.802,50 € más el interés por mora establecido en el artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores.

Segundo.-Admitida a trámite la demanda, se celebró el acto del juicio oral en el que la parte actora se ratificó en la misma, oponiéndose la demandada según consta en el acta extendida a tal efecto por el Sr. Secretario. Recibido el juicio a prueba se practicaron las propuestas y declaradas pertinentes.

Tercero.-Por el Juzgado de instancia se dictó sentencia, cuya parte dispositiva dice: "Que, estimando la demanda origen de las presentes actuaciones, promovida por D. Paulino frente a Computadores de Navarra SA, sobre reclamación de cantidad, debo condenar y condeno a la empresa demandada a que abone a la parte actora la cantidad de 2.802,50 € (dos mil ochocientos dos euros con cincuenta céntimos)."

Cuarto.-En la anterior sentencia se declararon probados: "PRIMERO.- D. Paulino, con DNI NUM000, prestó servicios para la empresa demandada, Computadores de Navarra SA, con una antigüedad de 29 de mayo de 2006 y percibiendo un salario bruto mensual de 1.750,00 euros, con prorrata de pagas extras incluida (no controvertido).- SEGUNDO.- La empresa se dedica a la actividad de informática. Se creó en 1982 y comenzó su actividad dedicándose a la venta de ordenadores. A partir de 1999 amplió su actividad a la realización de programas, instalación de programas de otros fabricantes, instalación de redes, etc (interrogatorio de la empresa).- TERCERO.- El nivel de estudios del demandante es el de Formación Profesional (Grado Superior) (doc. 2 de la empresa, folios 111 y 113).- CUARTO.- El demandante comenzó a prestar servicios en la citada fecha de 29 de mayo de 2006 vinculado a la empresa mediante contrato de trabajo en prácticas al estar en posesión del título de técnico superior en desarrollo de aplicaciones informáticas. El 30 de noviembre de 2006 la empresa procedió a la conversión del anterior contrato en ordinario de duración indefinida (doc. 1 y 2 de la parte actora, folios 72 y 73 y doc. 2 de la empresa, folios 111 a 116).- QUINTO.- 1.- Según las nóminas que obran en poder del trabajador, en el periodo de mayo a noviembre de 2006 se indica (unos meses) que la categoría del demandante es la de "Ayudante Técnico" y en otros que "Programador". El salario que se le abona es de 866,67 € mensuales (1.083,33 € con prorrata de pagas extras incluida) (doc. 3 del demandante, folios 34 a 38).- 2.- En las copias del mismo periodo (mayo a octubre de 2006) aportadas por la gestoría que elaboraba las nóminas consta que la categoría era la de "Ayudante técnico" (doc. que obra en folios 174 a 180).- 3.- De diciembre de 2006 a febrero de 2007 se indica en las nóminas que la categoría del actor es la de "Programador" (doc. 4 de la parte actora, folios 39 a 41).- 4.- Desde marzo de 2007 se indica en los recibos salariales que la categoría es de "Ayudante" (doc. 43 de la parte actora, folios 42 a 64).- SEXTO.- Las actividades que ha desarrollado el actor han sido las siguientes: 1.- Desde junio de 2006 hasta febrero de 2008: en el centro de trabajo de Helvetia Seguros, en tareas de mantenimiento y evolutivo de aplicación Ebussines, con el manejo de las herramientas J2EE, Xml, Xslt, SQL, Tomcat, POI y FOP. Siempre trabajó con autonomía técnica (testifical de D. Alejandro).- 2.- Desde febrero a octubre de 2008 prestó servicios de desarrollo informático en las instalaciones de la empresa (en Villaba o Berrioplano)) en proyecto de gestión para talleres carroceros (con manejo de herramientas J2EE, Tomcat, Birt, POI y FOP) y en proyecto de mantenimiento evolutivo de aplicación de gestión del canon de aguas residuales (con manejo de herramientas J2EE, Tomcat, Birt y POI) (no controvertido).- 3.- Desde noviembre de 2008 hasta su despido trabajó en desarrollo informático del cliente Gamesa en proyecto de gestión de órdenes de trabajo (con manejo de herramientas J2EE y JSP) (no controvertido y doc. 6 de la parte actora, folios 67 a 69).- SÉPTIMO.- El demandante fue despedido en fecha 31 de marzo de 2009. La empresa reconoció la improcedencia del despido en la misma carta de despido (doc. 7 y 8 de la parte actora, folios 70 y 71.- OCTAVO.- 1.- En la empresa se aplica el convenio colectivo del comercio del metal de Navarra (interrogatorio de la empresa).- 2.- Consta en autos copia del convenio del sector del comercio del metal de Navarra para los años 2006 a 2008 (BON 27 diciembre 2006). En su cláusula adicional 2.ª se indica que "en el supuesto de no ser sustituida por un convenio marco de relaciones laborales u otra disposición, se mantendrá en nomenclator de categorías de la actual Ordenanza del Comercio, en el supuesto de su derogación" (doc. 10 de la parte actora, folio 82, págs. 1 a 29 y doc. 4 de la empresa, folios 118 a 120).- 3.- Obra en autos copia de la Ordenanza de Trabajo del Comercio (OM 24 julio 1971) (doc. 9 de la parte actora, folios 72 a 81 y doc. 7 de la empresa, folios 162 a 165).- NOVENO.- La empresa adeuda al trabajador la retribución correspondiente a vacaciones no disfrutadas de 2009 (7'5 días) (reconocido por la empresa).- DÉCIMO.- Se intentó el acto de conciliación ante el Tribunal Laboral de Navarra el 11 de mayo de 2009, concluyendo el mismo con el resultado de sin avenencia (doc. adjunto a la demanda)."

Quinto.-Anunciado recurso de Suplicación por la representación letrada de la Empresa demandada, se formalizó mediante escrito en el que se consigna un único motivo al amparo del artículo 191.c) de Ley de Procedimiento Laboral, para examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia, denunciando aplicación indebida de lo dispuesto en el nomenclátor de categorías profesionales de las tablas salariales del Convenio Colectivo de Comercio del Metal de Navarra, en relación a la cláusula adicional segunda del mismo y los Artículos 10 y 15 de la Ordenanza Laboral del Comercio.

Sexto.-Evacuado traslado del recurso fue impugnado por la parte demandante.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-El trabajador demandante prestó su trabajo con contrato laboral a la empresa Computadores de Navarra SA, según titulación de formación profesional (grado superior). El trabajador estuvo vinculado a la empresa demandada desde mayo de 2006, en virtud de un primer contrato en prácticas por estar en posesión del título de técnico en aplicaciones informáticas, luego convertido en noviembre de 2006, en contrato laboral ordinario indefinido. Ejercita en el presente procedimiento una acción interesando las diferencias salariales correspondientes a su categoría profesional de ayudante técnico, según la clasificación de las categorías profesionales del Convenio del comercio del Metal.

La sentencia de instancia tras constatar que en el convenio del metal (que ambas partes entienden aplicable al presente litigio) no existe la categoría de programador, afirma que al actor fue contratado en prácticas como ayudante técnico, abonándosele entonces las retribución propia de dicha categoría, lo que supone un reconocimiento expreso de su categoría. No se puede explicarse una minoración posterior de su categoría, sin que se pueda concluir que para la categoría de ayudante técnico sea necesaria una titulación universitaria; y sin que la categoría simple de ayudante se ajuste a las funciones que se le atribuyen y se tienen por probadas en el hechos sexto.

Segundo.-Y frente a dicha sentencia se interpone por la representación de Computadores Navarra SA el presente recurso de Suplicación, sin que se hayan seguido los trámites especiales de la modalidad procesal de clasificación profesional, al no constar haberse recabado informe de la inspección de trabajo y siendo la reclamación específica de diferencias salariales al haber cesado la relación laboral del actor.

En motivo único al amparo del Art. 191 C) de la Ley de Procedimiento Laboral alega la representación de la empresa que la categoría del grupo primero a la que corresponden los Ayudantes técnicos se refiere a titulación universitaria superior de colectivos agrupados en colegios profesionales que ejercen su profesión sin cursar tarifa oficial por sus servicios. Afirmando que el reconocimiento de categoría en su día ha de considerarse un mero error burocrático.

Tercero.-La ratio decidendi de la sentencia recurrida es valorar los hechos y circunstancias del trabajo efectivamente desarrollado por el trabajador en función de su contrato de trabajo desde su primer día de su contrato en prácticas, y lo mas relevante para la resolución judicial son las tareas o cometidos laborales desempeñados por el demandante lo que se encuentra en inevitable posición de dependencia respecto de la categoría profesional reconocida y declarada en instancia.

En el presente caso las tareas del demandante, según se describen en el hecho sexto, en ningún caso se ajustan a las propias de la categoría de ayudante, que según la clasificación del Convenio estarían por debajo de las de dependiente de 22 a 25 años (folio 65); y es significativo que los salarios devengados en su período en prácticas coincidan con el 60% del salario de ayudante técnico del Convenio del ramo, lo que parece acreditar que ingresó en la empresa con dicha categoría; siendo significativo que la empresa le haya abonado un complemento de convenio que no era legalmente debido; sin que se defina en ningún lugar del Convenio que la categoría de ayudante técnico se reserve a licenciados universitarios, titulares de colegio profesional, lo que no es categórico y se contradice además con el calificativo sustantivizado de ayudante. En cualquier caso tratándose de una valoración primordialmente de funciones, es una cuestión de hecho en la que debe ratificarse el criterio de instancia por no mostrarse erróneo o infundado.


FALLAMOS


 
Que debemos desestimar y desestimamos del recurso de Suplicación interpuesto en nombre y representación de COMPUTADORES NAVARRA, S.A., frente a la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social n.º DOS en el procedimiento seguido a instancia de DON Paulino, frente COMPUTADORES NAVARRA, S.A. en reclamación de CANTIDAD, y en su consecuencia procede declarar confirmar la sentencia de instancia, con expresa condena al pago de las costas a la recurrente, incluidos los honorarios del Letrado del demandante que fijamos en 350 euros.

Notifíquese a las partes y al Ministerio Fiscal la Sentencia dictada, con la advertencia que contra la misma, puede interponerse Recurso de Casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, anunciándolo a través de esta Sala por escrito, dentro de los DIEZ DIAS hábiles siguientes a su notificación debiendo, la parte condenada constituir un depósito de 300 €. en la cuenta corriente que a nombre de la Presidencia de la Sala IV del Tribunal Supremo figura abierta en la oficina del Banco Español de Crédito (Banesto), Calle Barquillo, n.º 49 de Madrid bajo el n.º 2410000066019410 debiendo hacer entrega del resguardo acreditativo en la Secretaría de la Sala al tiempo de personarse en élla.

Firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos al Juzgado de lo social de procedencia con certificación de la misma, dejándose otra certificación en el rollo a archivar por esta Sala.

Así, por nuestra Sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación