Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Extremadura 505/2010, de 11 de octubre


 RESUMEN:

Despido: Subrogación empresarial. Desestimación. Cosa juzgada.

CACERES

SENTENCIA: 00505/2010

T.S.J.EXTREMADURA SALA SOCIAL

C/PEÑA S/N.º (TFN.º 927 620 236 FAX 927 620 246)CACERES

Tfno: 927 62 02 36-37-42

Fax:927 62 02 46

NIG: 06015 44 4 2008 0100752

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0000320 /2010

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEM: 0000744 /2008 del JDO. DE LO SOCIAL n.º: 001

Recurrente/s: Candido, Eladio, Fructuoso, Jacinto, Melchor

Abogado/a:

Procurador:

Graduado Social:

Recurrido/s: EDIFICIOS BADAJOZ Y SUROESTE, S.L, CONSTRUCCIONES VICARMA.S.L, PROMOCIONES ARMIJO, S.L

, CONSTRUCCIONES Y PROMOCIONES ALNOSSASSA, S.L, VENCASA BADAJOZ,S.L, UNIPROMO PROYECTOS

INMOBILIARIOS, S.A, GRUPO DE EMPRESAS PROYECTOS E INVERSIONES, S.L, FOGASA FOGASA

Abogado/a:

Procurador:

Graduado Social:

Ilmos. Sres.

D. PEDRO BRAVO GUTIÉRREZ

D.ª ALICIA CANO MURILLO

D.ª MANUELA ESLAVA RODRÍGUEZ

En CÁCERES, a once de Octubre de dos mil diez, habiendo visto en recurso de suplicación los presentes autos la Sala de lo Social de este Tribunal Superior de Justicia, compuesta por los Ilmos. Sres. citados, de acuerdo con lo prevenido en el

artículo 117.1 de la Constitución Española,

EN NOMBRE DE S.M. EL REY

Y POR LA AUTORIDAD QUE LE CONFIERE

EL PUEBLO ESPAÑOL

ha dictado la siguiente

SENTENCIA N.º 505

En el RECURSO SUPLICACION 320/2010, formalizado por el Sr. Letrado D. JOSÉ BENÍTEZ- DONOSO LOZANO, en nombre y representación de D. Candido, D. Jacinto, D. Eladio, D. Fructuoso y D. Melchor, contra la sentencia de fecha 3-12-09, dictada por JDO. DE LO SOCIAL N. 1 de BADAJOZ en sus autos número 744/2008, seguidos a instancia de los recurrentes y otros, frente a EDIFICIOS BADAJOZ Y SUROESTE, S.L., representada por el Sr. Letrado D. Marco Antonio Besa Menacho, CONSTRUCCIONES VICARMA, S.L., PROMOCIONES ARMIJO, S.L., CONSTRUCCIONES Y PROMOCIONES ALMOSSASSA, S.L., VENCASA BADAJOZ, S.L., UNIPROMO PROYECTOS INMOBILIARIOS, S.A., GRUPO DE EMPRESAS PROYECTOS E INVERSIONES, S.L., VENTURIA 2000, S.L. y FOGASA, en reclamación por EXTINCION CONTRATO TEMPORAL, siendo Magistrado-Ponente la Ilma. Sra. D.ª ALICIA CANO MURILLO, y deduciéndose de las actuaciones habidas los siguientes,


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Según consta en los autos, se presentó demanda por la citada parte actora contra la mencionada parte demandada, siendo turnada para su conocimiento y enjuiciamiento al señalado Juzgado de lo Social, el cual, tras los pertinentes actos procesales de tramitación y previa celebración de los oportunos actos de juicio oral, en el que quedaron definitivamente configuradas las respectivas posiciones de las partes, dictó la sentencia referenciada anteriormente.

Segundo.-En dicha sentencia recurrida en suplicación se consignaron los siguientes hechos en calidad de expresamente declarados probados:

" PRIMERO: Los actores Juan Pablo y Otros 54 más que se designarán nominativamente en la parte dispositiva de esta resolución, han venido prestando sus servicios en distintas obras que ejercitaba en esta ciudad y su provincia la empresa en primer término demandada, Construcciones Vicarma S.L., por cuenta de las empresas promotoras también demandadas, Grupo de Empresas, Proyectos e Inversiones S.L., Uniprozno Proyectos Inmobiliarios S.A., Construcciones y Promociones Almossassa S.L., Veturia 2000 S.L., Promociones Arrnijo,S.L., Vencasa Badajoz S.L. y Edific5os Badajoz y Suroeste S.L. Posteriormente, los actores desistieron respecto de Veturia 2000.

Segundo.-Las categorías, antigüedades, salarios y demás circunstancias profesionales de los actores, así como las concretas obras en las que ha trabajo y las respectivas empresas promotoras de las mismas, consta en la amplia documentación aportada por las partes, que se tiene especial e íntegramente por reproducida. Los actores, Apolonio, Feliciano y Imanol tienen la condición de representantes de personal.

Tercero.-A finales del mes de Agosto del pasado año, Vicarma S.L. fue paralizando las distintas obras que realizaba y finalmente, el 6 de Agosto comunicó a los actores sus respectivos despidos por finalización de sus contratos. Dichas comunicaciones se tienen igualmente por reproducidas.

Cuarto.-Alguno de los actores se inscribieron en a Oficina correspondiente como demandantes de empleo y otros comenzaron a trabajar en distintas empresas, entre ellas, por cuenta de alguna de las empresas codemandadas que continuaron las obras como empresas constructoras, y con sus propios medios materiales de producción.

Quinto.-Precedidos de los correspondientes actos de conciliación que se celebraron en la UMAC sin resultado alguno, presentaron demanda en el Juzgado de lo Social por despido improcedente.

Sexto.-La empresa principal, Vicarma S.L. ha sido declarada en situación de concurso voluntario por la Jurisdicción Mercantil competente en resolución de 16-01-09 siendo nombrados administradores Nemesio y Urbano, también demandado.

Séptimo.-Ha sido llamado a juicio el Fondo de Garantía Salarial."

Tercero.-En dicha sentencia recurrida en suplicación se emitió el siguiente fallo o parte dispositiva:

"Que ESTIMANDO sustancialmente la demanda interpuesta por Apolonio y OTROS MAS que seguidamente se designarán, sobre despidos, contra las empresas CONSTRUCCIONES VICARMA S.L., y sus Administradores Concursales, Nemesio y Urbano, así corno contra GRUPO DE EMPRESAS PROYECTOS E INVERSIONES S.L.. UNIPROMO PROYECTOS INMOBILIARIOS SA., CONSTRUCCIONES Y PROMOCIONES ALMOSSASSA S.A., PROMOCIONES ARMIJO S.L., VENCASA S.L. Y EDIFICACION BADAJOZ Y SUROESTE, así como contra el FONDO DE GARANTIA SALARIAL, debo declarar y declaro como DESPIDOS IMPROCEDENTES los ceses de los que han sido objeto aquellos por la primera de dichas empresas demandadas, con fecha de 6-08-08, condenando a la misma y a sus administradores, con libre absolución de las restantes, a estar y pasar por la presente declaración, así corno a que opte, en el plazo de CINCO DIAS, entre readmitir a los trabajadores en sus anteriores puestos de trabajo o abono de la indemnización correspondiente, y en todo caso, al pago de los salarios de tramitación permanentes, salvo que en su momento se acredite que alguno de los actores haya tenido alguna otra ocupación. Las indemnizaciones pertinentes y los salarios de tramitación, referidos al 12-11-09, ascienden, respectivamente, a las siguientes cantidades:

Apolonio: 18.442,15 y 17.929,06 Euros;

Juan Pablo: 7.931,14 Y 16.883,30 Euros;

Matías: 8.357,13 y 17.488,59 Euros;

Silvio: 9.517,73 Y 16.787,45 Euros;

Juan María: 2.625,73 y 17.062,63 Euros;

Aquilino: 5.845,53 y 16.784,37 Euros;

Donato: 3.966 y 16.885,15 Euros;

Gustavo: 4.751,73 y 16.762,30 Euros;

Maximiliano: 8.020,61 y 16.704,37 Euros;

Sergio: 7.069,01 Y 16.784,37 Euros;

Luis Francisco: 3.126,68 y 16.784,37 Euros;

Artemio: 9.631,95 Y 17.488,59 Euros;

Eleuterio: 2.691,28 y 17.488,59 Euros;

Ignacio: 2.625,73 y 17.062,63 Euros

Ovidio: 2.311,02 y 16.784,37 Euros;

Virgilio: 2.487,53 Y 17.062,63 Euros;

Apolonio: 13.739,69 y 17.488,59 Euros;

Carlos: 11.522,97 y 19.759,76 Euros;

Francisco: 17.171,91 y 16.826,65 Euros;

Eladio: 8.884,28 y 16.875,58 Euros;

Marino: 5.301,76 y 16.784,37 Euros;

Simón: 10.467,57 y 16.784,37 Euros;

Juan Alberto: 8.469,98 y 17.429,33 Euros;

Arcadio: 18.042,08 y 17.403,09 Euros

Elias: 531,83 y 16.415,82 Euros;

Jacinto: 10.502,92 y 17.062,63 Euros;

Leon: 9.553,27 y 19.024,36 Euros;

Candido: 10.502,92 y 17.062,63 Euros;

Melchor: 11.147,30 y 18.109,47 Euros;

Fructuoso: 10.502,92 y 17.062,63 Euros;

Jose Enrique: 399,72 Y 16.450,85 Euros;

Amador: 4.284,08 y 17.062,63 Euros;

Dimas: 5.224,67 y 16.975,59 Euros;

Horacio: 2.526,19 y 16.415,82 Euros;

Pelayo: 16.855,90 y 17.488,59 Euros;

Carlos Ramón: 25.666,94 y 16.856,44 Euros;

Ambrosio: 426,54 y 17.554,34 Euros

Edmundo 807,53 y 16.617,07 Euros;

Inocencio: 2.701,42 y 17.554,49 Euros;

Porfirio; 2.701,42 y 17.554,49 Euros;

Luis Andrés: 19.291,37 y 17.259,71 Euros;

Adriano: 2.526,19 y 16.415,82 Euros;

Ceferino: 24.788,09 y 17.488,59 Euros;

Genaro: 7.977,45 y 16.415,82 Euros;

Romualdo: 10.917,50 y 17.062,63 Euros;

Jose Francisco: 13.819,63 y 17.062,63 Euros;

Bruno: 20.615,46 y 16.856,44 Euros;

Imanol: 21.530,23 y 17.488,59 Euros;

Héctor: 7.204,95 y 16.784,37 Euros;

Pascual: 16.572,61 y 17.488,59 Euros;

Carlos Alberto: 21.388,58 y 17.488,59 Euros;

Daniel: 849,88 y 17.488,59 Euros;

Hernan: 34.352,98 y 17.241,66 Euros;

Millán: 578,97 y 17.870,87 Euros.

De todas las anteriores cantidades responderá, con carácter subsidiario y dentro de sus límites cuantitativos de cobertura, el codemandado FONDO DE GARANTIA SALARIAL."

Cuarto.-Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por los demandantes D. Candido, D. Jacinto, D. Eladio, D. Fructuoso Y D. Melchor. Tal recurso fue objeto de impugnación por la parte codemandada Edificios Badajoz y Suroeste, S.L..

Quinto.-Elevados por el Juzgado de lo Social de referencia los autos principales, en unión de la pieza separada de recurso de suplicación, a esta Sala de lo Social, tuvieron los mismos entrada en esta en fecha 18-6-10, dictándose las correspondientes y subsiguientes resoluciones para su tramitación en forma.

Sexto.-Nombrado Magistrado-Ponente, se dispuso el pase de los autos al mismo para su conocimiento y estudio, señalándose el día para los actos de votación y fallo.

A la vista de los anteriores antecedentes de hecho, se formulan por esta Sección de Sala los siguientes,


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia de instancia declara despido improcedente la decisión de la empleadora, VICARMA, S.L., para la que prestaban servicios el total de los demandantes, cincuenta y cuatro trabajadores, mediante contrato de trabajo en la modalidad de obra o servicio determinado, que da por concluidas las relaciones laborales por terminación de la obra que constituía su objeto el 6 de agosto de 2008, con las consecuencias legales inherentes a tal declaración, haciendo responsable de las mismas a la empleadora, y absolviendo al resto de las codemandadas, con responsabilidad subsidiaria del FOGASA y dentro de los límites cuantitativos de cobertura. Frente a dicha decisión se alzan únicamente los actores D. Candido, D. Jacinto, D. Eladio, D. Fructuoso Y D. Melchor, interponiendo el presente recurso de suplicación. Y antes de dar respuesta a lo planteado en esta sede hemos de dejar constancia de que tales actores presentaron demanda por despido, que fue turnada al Juzgado de lo Social número 3 de los de Badajoz, frente a VICARMA S.L., contratista, la promotora EDIFICIOS BADAJOZ Y SUROESTE, S.L. y el FOGASA, con sustento en que tras la comunicación de extinción de sus contratos, en la fecha indicada, la promotora, con el objeto de finalizar la obra contratada celebra contratos para obra o servicio determinado con los hoy recurrentes, que se encontraban en situación de desempleo desde el indicado día 6 de agosto, en concreto el 1 de septiembre de 2008, y el 30 de abril de 2009 les comunicó la finalización de sus contratos por realización de la obra que constituía su objeto, considerando tales trabajadores que dicha comunicación había de calificarse como despido improcedente, por cuanto que los mismos, una vez finalizada la relación laboral con Vicarma, S.L., habían continuado prestando servicios en la misma obra por cuenta de la promotora ya indicada constituida en empresa de la construcción. Por sentencia de fecha 30 de diciembre de 2009, les es desestimada dicha demanda, por estimar que la obra había finalizado y que no concurría sucesión de empresa, de Vicarma S.L. a Edificios Badajoz Suroeste, S.L., siendo que dicha sentencia ha sido confirmada por la de esta Sala de 22 de junio de 2010, Recurso de Suplicación número 164/2010, sentencia que es firme.

Segundo.-Sin perder de vista lo anteriormente expuesto, al amparo del apartado b) del artículo 191 de la LPL, interesan los recurrentes la modificación del relato fáctico declarado probado, pretendiendo que en ellos se adiciones un hecho probado cuarto bis del siguiente tenor: "Concretamente los trabajadores Candido, Jacinto, Eladio, Fructuoso y Melchor fueron contratados por EDIFICIOS BADAJOZ Y SUROESTE, S.L., para la continuación de la obra 34 viviendas en C/ Arguello Carvajal, esquina con al C/ San Cristóbal, Barriada de San Fernando (Estación), en las siguientes fechas, respectivamente: 18.8.2008, 1.9.2008, 18.8.2008, 1.9.2008 y 25.8.2008".

A ello podemos acceder, pues tal y como ya razonamos en la sentencia indicada recaída en el recurso 164/2010, dichos datos se desprenden de los documentos que el recurrente cita y que son los tenidos en consideración por el Magistrado de instancia en el hecho probado cuarto, en el que no obstante lo cual lo redacta en los términos genéricos que figuran en los antecedentes de hecho de la presente resolución. Y ello aún cuando la revisión pueda ser intrascendente para el resultado del recurso, como alega la codemandada impugnante, Edificios Badajoz y Suroeste, S.L., pues, tal y como expone el Tribunal Supremo en sentencia de 25 de febrero de 2003, no se puede descartar un motivo de revisión fáctica por el mero hecho de que resulte intrascendente para el órgano jurisdiccional de suplicación, ya que tal juicio de intrascendencia podría no se compartido por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo a la hora de resolver en unificación de doctrina.

Tercero.-En el segundo y último motivo de recurso, los disconformes, al igual que hicieron en el recurso de suplicación ya identificado 164/2010, tal y como hemos hecho constar en el fundamento de derecho primero de la presente resolución, denuncian la infracción del art. 44 del Estatuto de los Trabajadores y de la doctrina contenida en la Sentencia del Tribunal Supremo de 28 de abril de 2009, alegando que, la empresa promotora, que después dió por extinguidos sus contratos por terminación de la obra, se subrogó en los que tenían con la otra demandada, Vicarma, S.L. razón por la que estima que ha de declararse responsable solidaria a la indicada contratista de las consecuencias del despido declarado improcedente. La cuestión que plantea la recurrente carece de asiento legal. Primeramente por cuanto que si los ahora recurrentes continuaron prestando servicios, aún para la promotora, no existiría despido de clase alguna, siguiendo los argumentos que emplea; y en segundo lugar, mal puede subrogarse la promotora en unos contratos que ha extinguido la empleadora. Pero es más, y teniendo en consideración la sentencia ya aludida en el fundamento de derecho primero de la presente resolución, ya firme, asunto al que se refiere el recurrente en el párrafo final del motivo estudiado, la cuestión que ahora plantea la recurrente ha sido resuelta por esta misma Sala, desplegando por ello la sentencia firme indicada el efecto positivo de la cosa juzgada material, ex artículo 222.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, teniendo en consideración dos cuestiones: el carácter de orden público de la cosa juzgada, que permite apreciarla de oficio (STS 6 de junio de 2006), y que es de todo punto irrelevante que la aludida sentencia firme recayera en procedimiento seguido como consecuencia de la extinción del contrato suscrito por los actores con la promotora y que en este procedimiento, además, se haya dirigido la demanda también frente a las empresas que se relacionan en el encabezamiento de la presente resolución, pues esto no implica ninguna clase de consecuencia divergente en cuanto a la apreciación de la cosa juzgada, tal y como se pronuncia la sentencia del Tribunal Supremo de 28 de abril de 2006, RCUD 2969/2004, en un supuesto de enjuiciamiento de responsabilidad solidaria de empresas que conforman un grupo, cuestionado en una acción de despido y en una de reclamación de cantidad. En consecuencia, hemos de remitirnos a lo ya resuelto en la sentencia indicada para desestimar el motivo analizado, en concreto a su fundamento de derecho segundo, en el que ya razonamos, en relación a la cita del artículo 44 del ET y la sentencia del Tribunal Supremo de 28 de abril de 2009:

"No puede prosperar tal alegación porque, como razona la juzgadora de instancia en su sentencia, no puede producirse la sucesión que pretenden los demandantes porque antes de que la empresa se hiciera cargo de la terminación de la obra en la que prestaban servicios y les contratara, fueron despedidos por la anterior, que hasta entonces se había encargado de dicha obra y para la que trabajaban, y, como nos dice la STS de 16 de julio de 2003, "para que opere la garantía que establece el art. 44 del Estatuto de los Trabajadores es necesario, salvo supuestos de fraude acreditado, que los contratos de trabajo continúen en vigor y no se hayan extinguido válidamente (sentencias de 11 de mayo de 1987, 24 de julio de 1995 y 20 de enero de 1997)", doctrina que se sigue también en la sentencia de esta Sala de 8 de noviembre de 2007, en la que se expone:

"es constante en la jurisprudencia la exigencia de que el contrato se halle en vigor para que pueda operar el mecanismo subrogatorio. El efecto de mantenimiento del vínculo requiere lógicamente que éste se encuentre vigente, por ello el art. 3.1 de la Directiva 2001/23 establece que "los derechos y obligaciones que resulten para el cedente de un contrato de trabajo o de una relación laboral, existente en la fecha del traspaso, serán transferidos al cesionario como consecuencia del traspaso" y anteriormente lo disponía la Directiva 77/187/CEE; y el art. 44 del Estatuto de los Trabajadores dispone que el cambio de titular no extinguirá por sí mismo la relación laboral, porque parte de la subsistencia de la misma en el momento de la transmisión, pues sólo así cabe aceptar la existencia de una novación subjetiva, ya que resulta imposible aceptar la modificación de una relación jurídica ya extinguida. La jurisprudencia declara que la garantía de exclusión de la extinción de la relación laboral del art. 44 ET no puede operar si, previamente al cambio de titularidad, ha existido una extinción del contrato de trabajo, respecto de lo cual, si dicha extinción es conforme o no con el ordenamiento jurídico no podemos entrar a conocer por varios motivos: el primero por cuanto que la recurrente se niega a examinar las vicisitudes y responsabilidad de las empresas codemandadas; y segundo lugar por cuanto que, tal y como hemos expuesto, la acción en todo caso para reclamar frente al despido operado por la única empleadora del actor habría caducado, obviamente. Con ello es claro que no concurren las infracciones que el recurrente denuncia, ni del Estatuto ni de las normas paccionadas".

Por ello, en este caso, en que los demandantes habían visto extinguidos sus contratos de trabajo por un despido objetivo, no se ha podido producir el fenómeno que regula el art. 44 ET, que lo que supone es que el cambio de titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma no extingue por sí mismo la relación laboral, pero no hace revivir la que ya se hubiera extinguido. Puede alegarse que ese despido decidido por la anterior empresa de los demandantes está impugnado, pero eso no determina que la extinción no se haya producido. Así, nos dice la STS de 27 de febrero de 2009 que "La doctrina jurisprudencial sobre la extinción del contrato de trabajo derivada del despido practicado por el empleador (artículo 49.1 k) del Estatuto de los Trabajadores se ha decantado desde las sentencias de 7 de diciembre y 21 de diciembre de 1.990 - dictadas en casación ordinaria- por entender que la extinción del contrato se produce en el momento del despido, y no cuando se dicta la sentencia que resuelva sobre su calificación jurídica. Así se dice también en la sentencia de 17 de mayo de 2.000 (recurso 1791/1999)".

En el mismo sentido se pronuncia la posterior STS de 10 de junio de 2009, que nos dice que "Esta doctrina ha sido ratificada por las sentencias posteriores de 1 de julio de 1991, 17 de mayo de 2000 y 21 de octubre de 2004 (rec. 4966/2002). En esta última se añade que: "confirma esta tesis la nueva redacción del artículo 55 del Estatuto de los Trabajadores que en su número 7 dispone que "el despido procedente convalidará la extinción del contrato de trabajo que con aquel se produjo...", lo que a contrario sensu significa que el despido improcedente cuando se ha optado por la readmisión o el despido nulo restablecen o hacen renacer el contrato inicialmente extinguido. Y la reiterada doctrina de esta Sala sobre la naturaleza indemnizatoria, no salarial, de los denominados salarios de tramitación (sentencia de 9 de diciembre de 1999, que sigue otras anteriores) es coherente con el argumento antes expuesto". La misma sentencia advierte que la obligación del empresario de mantener en alta al trabajador en la Seguridad Social durante el tiempo que coincida con los salarios de tramitación, supone simplemente que esa obligación es aplicable a la Seguridad Social publica";.

En definitiva, no cabe sino desestimar el recurso puesto que en él no se contiene alegación ninguna en contra de la causa por la que la juzgadora de instancia ha entendido válidamente extinguidos los contratos de trabajo de los demandantes, la conclusión de la obra que constituía su objeto, en virtud de lo que dispone el art. 49.1.c) ET. Ello determina también que debe confirmarse la sentencia recurrida";.

En consecuencia el recurso ha de ser desestimado y confirmada la sentencia de instancia.


FALLAMOS


 
DESESTIMANDO el recurso de suplicación interpuesto por D. Candido y D. Jacinto, D. Melchor, D. Eladio y D. Fructuoso contra la sentencia dictada el 3 de diciembre de 2009 por el Juzgado de lo Social n.º 1 de Badajoz, en autos seguidos a instancia de los recurrentes frente a EDIFICIOS BADAJOZ Y SUROESTE SL, CONSTRUCCIONES VICARMA SL. y sus Administradores Concursales, Don Nemesio y Don Urbano, GRUPO DE EMPRESAS PROYECTOS E INVESIONES S.L., UNIPROMO PROYECTOS INMOBILIARIOS S.A., CONSTRUCCIONES Y PROMOCIONES ALMOSSASSA, S.A, PROMOCIONES ARMIJO, S.L., VENCASA, S.L. y el FONDO DE GARANTÍA SALARIAL, por DESPIDO, debemos confirmar y confirmamos la sentencia recurrida.

Incorpórese el original de esta sentencia, por su orden, al Libro de Sentencias de esta Sección de Sala.

Expídanse certificaciones de esta sentencia para su unión a la pieza separada o rollo de suplicación, que se archivará en este Tribunal, y a los autos principales.

Notifíquese la presente sentencia a las partes y a la Fiscalía de este Tribunal Superior de Justicia.

MODO DE IMPUGNACIÓN: Se hace saber a las partes que contra esta sentencia cabe interponer recurso de casación para la unificación de doctrina que ha de prepararse mediante escrito presentado ante esta Sala de lo Social dentro del improrrogable plazo de diez días hábiles inmediatos siguientes a la fecha de notificación de esta sentencia. Si el recurrente no tuviere la condición de trabajador o beneficiario del régimen público de seguridad social deberá consignar la cantidad de 300 euros en concepto de depósito para recurrir, en la Cuenta de Consignaciones de esta Sala abierta en GRUPO BANESTO con el n.º 11310000350 320-10 debiendo indicar en el campo concepto, "Recurso" seguida del código "35 Social Casación ". Si el ingreso se hace mediante transferencia bancaria deberá incluir tras la cuenta referida, separados por un espacio, el código "35 Social Casación ". Si efectuare diversos pagos en la misma cuenta deberá especificar un ingreso por cada concepto, incluso si obedecen a otros recursos de la misma o distinta clase indicando en el campo de observaciones la fecha de la resolución recurrida utilizando el formato dd/mm/aaaa. Quedan exentos de su abono en todo caso, el Ministerio Fiscal, el Estado, las Comunidades Autónomas, las Entidades locales y los Organismos Autónomos dependientes de ellos.

Asi por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-

Publicada y leída fue la anterior sentencia en el día de su fecha por el/la Ilmo/a. Sr/a. Magistrado-Ponente en la Sala de Audiencias de este Tribunal. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación