Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Palma de Mallorca 257/2010 de 24 de junio


 RESUMEN:

Gestión hospitalaria: No entrega de la historia clínica completa a la paciente relativa a su hospitalización por accidente y posterior operación cuando la Clínica donde se produjo la misma pasó a ser explotada por otra sociedad. Documentación clínica: Obligación de archivar y garantizar la conservación de las historias clínicas de los pacientes durante un mínimo de cinco años, plazo que ha transcurrido. Obligaciones: Cumplimiento.

PALMA DE MALLORCA

SENTENCIA: 00257/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE

PALMA DE MALLORCA

Sección 003

Domicilio:

Telf:

Fax:

Modelo: SEN000

N.I.G.: 07040 38 1 2010 0000703

ROLLO: RECURSO DE APELACION (LECN) 0000228 /2010

Juzgado procedencia: JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 9 de PALMA DE MALLORCA

Procedimiento de origen: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0001357 /2007

RECURRENTE: GESTION HOSPITALARIA BALEAR S.L.

Procurador/a: ANTONIO COLOM FERRA

Letrado/a:

RECURRIDO/A: Inmaculada

Procurador/a: MIGUEL FERRAGUT ROSSELLO

Letrado/a:

SENTENCIA NUM 257

ILMOS SRS.

PRESIDENTE:

D. Carlos Gómez Martínez.

MAGISTRADOS:

D. Guillermo Rosselló Llaneras.

Dña. Catalina María Moragues Vidal.

Palma de Mallorca, a veinticuatro de junio de dos mil diez.

VISTOS por la Sección 3.ª de esta Audiencia Provincial, en grado de

apelación, los presentes autos, juicio ordinario, seguidos por el Juzgado de Primera Instancia n.º 9 de Palma, bajo el n.º

1.357/07, Rollo de Sala n.º 228/10, entre partes, de una como demandada - apelante GESTION HOSPITALARIA BALEAR, S.L.,

representadas por el procurador don Antonio Colom Ferrá, y de otra, como actora - apelada Inmaculada,

representada por el procurador don Miguel Ferragut Rosselló, asistidas ambas de sus respectivos letrados don Rafael Nicolau

Frau y don Michael Sönke Schlaich.

ES PONENTE el Ilmo. Sr. Magistrado D. Guillermo Rosselló Llaneras.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Por la Ilma. Sra. Magistrada Jueza del Juzgado de Primera Instancia n.º 9 de Palma, en fecha 22 de diciembre de 2008, se dictó sentencia, cuyo fallo dice: "Estimar la demanda formulada por doña Inmaculada, condenand a Gestión Hospitalaria Balear S.L., a entregar a la actora la historia clínica completa o copia de la misma relativa a su hospitalización en la Clínica Femenía sita en la calle Camilo José Cela n.º 20 de Palma de Mallorca entre los días 10 de junio de 1996 y 3 de julio de 1996.==Con imposición a la condenada de las costas del procedimiento".

Segundo.-Contra la anterior sentencia se interpuso recurso de apelación por la representación de la parte demandada, que fue admitido, y seguido el recurso por sus trámites, se señaló para deliberación, votación y fallo el día 24 de junio del presente año; quedando el presente recurso concluso para sentencia.

Tercero.-En la tramitación de este recurso se han observado las prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Se aceptan los fundamentos jurídicos de la sentencia apelada en lo que no se opongan a los que siguen.

Primero.-Son hechos acreditados en autos y de los que se deberá partir para la adecuada resolución del presente litigio los siguientes:

a) La actora, doña Inmaculada, el día 10 de junio de 1996 sufrió un accidente de circulación hallándose de vacaciones en Mallorca, siendo ingresada de urgencia en el centro hospitalario Clínica Femenía de Palma e intervenida quirúrgicamente de fractura L1 con rotura de pedículos, con posterior infección de la herida quirúrgica, permaneciendo ingresada hasta el día 3 de julio siguiente en que fue trasladada a su pías para seguir tratamiento, siendo titular y gestora del establecimiento hospitalario la mercantil Clínica Femenía, S. A..

b) En el año 1997 la paciente a través del despacho de abogados Lamas&Morales requirió a la Clínica Femenía, S. A para que le entregara la historia médica, sin que conste si se la remitió completa, requerimiento que le fue reproducido el 4 de abril de 2000 por el doctor Ángel Jesús, sin constancia de su resultado.

c) En el mes de abril de 2006 el centro hospitalario Clínica Femenía pasó a ser explotado y gestionado mediante arrendamiento por la mercantil Gestión Hospitalaria Balear, S. L., sin relación alguna con la anterior propietaria y explotadora Clínica Femenía, S. A.

d) En julio y septiembre de 2007 el nuevo letrado de la paciente requirió mediante burofax la entrega de la historia clínica a la actual explotadora Gestión Hospitalaria Balear, S. L., siendo contestado por el director general en el sentido que no existía referencia alguna en los archivos históricos del centro y desconociendo si la anterior gestora y explotadora, Clínica Femenía, S. A., dispone de otra información sobre el paradero de la historia clínica de la Sra. Inmaculada.

En base a los anteriores hechos, doña Inmaculada interpuso demanda de juicio ordinario contra Gestión Hospitalaria Balear, S. L., interesando sentencia por la que se condene a la demandada a entregar a la actora la historia clínica completa o copia de la misma relativa a la hospitalización de la actora en la Clínica Femenía entre los días 10 de junio y 3 de julio de 1996 o a conceder el acceso a dicho historia clínica íntegra.

La mercantil demandada se opuso a las pretensiones articuladas en su contra alegando, en síntesis, que hasta el mes de abril de 2006 el centro sanitario venía siendo explotado y gestionado por la entidad Clínica Femenía, S. A., titular propietaria del inmueble y sus instalaciones, por lo que carecía de legitimación pasiva para soportar la presente litis al ser mera arrendataria actual de centro hospitalario y sin relación alguna con la anterior gestora y propietaria del mismo que prestó sus servicios a la demandante, y, a mayor abundamiento, desde la entrada en vigor de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, el plazo legal de conservación de las historias clínicas de los pacientes es el de cinco años desde la fecha del alta de cada proceso asistencial.

La sentencia que puso fin al anterior grado jurisdiccional rechaza la excepción de falta de legitimación pasiva argumentando que la demandada no ha acreditado como le incumbía ex artículo 217 de la LEC no estar en poder de la historia clínica de la actora y ello debido a la facilidad probatoria dada su proximidad a la fuente de la prueba, y, a mayor abundamiento, añade que en aplicación de conservar la historia no finalizaba hasta el mes de mayo de 2008, fecha en la cual la demandada ya sabía que la actora tenía interés en acceder a ella, por lo decidió estimar la demanda condenando a la demandada a la entrega de la historia clínica y al pago de las costas.

Dicha resolución constituye el objeto del presente recurso de apelación al haber sido recurrida por la parte demandada reiterando su falta de legitimación pasiva, y la infracción del artículo 217 de la LEC al obligarla a acreditar un hecho negativo aferrándose al principio de facilidad probatoria mientras que por vía indiciaria considera acreditados los hechos constitutivos de la pretensión de la parte demandante, así como los artículos 1.184 y 1.272 del Código Civil y jurisprudencia que los ha venido interpretando al no ser responsable la recurrente del cumplimiento de la obligación de dar o hacer, ni de las consecuencias de su eventual incumplimiento dada la absoluta confidencialidad de los datos médicos y de salud del paciente que proclaman la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, (Autonomía del paciente y derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica) y Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, que le impedía acceder a los datos obrantes en los expedientes anteriores a su gestión, por loo que interesó nueva sentencia por la que se le absuelva libremente de las pretensiones articuladas en su contra.

Segundo.-La legitimación "ad causam" pasiva existe cuando resulta de la demanda la afirmación respecto de la persona que se llama al proceso como demandada de una cualidad objetiva, consistente en una posición o condición en relación con el objeto del mismo, que genera la aptitud o idoneidad para ser parte procesal, en cuanto que supone una coherencia o armonía entre dicha cualidad atribuida y las consecuencias jurídicas pretendidas -efecto postulado-; lo que es independiente, por tratarse de un tema preliminar, de si la afirmación es o no fundada, que constituye la cuestión de fondo del asunto. Pues bien, en el caso se llama al proceso como demandada a la entidad Gestión Hospitalaria Balear, S. L., actual explotadora y gestora como arrendataria del centro hospitalario que prestó sus servicios a la actora en el año 1996 e incumplidora de la obligación de entregar la historia clínica de la actora, siendo en aquella fecha gestionado por su propietaria la sociedad anónima Clínica Femenía, ello no implica su falta de legitimación pasiva alegada ya que es el centro hospitalario el obligado a conservar la historia clínica de su paciente y su gestión y explotación le fue transmitida como arrendataria del mismo, por lo que su condición o posición respecto del objeto del proceso es la misma que la anterior gestora y arrendadora la anónima Clínica Femenía, lo que genera la aptitud para ser parte legitima en el presente proceso.

Ahora bien, que la demandada recurrente esté legitimada ad causam el triunfo de la pretensión de dar o hacer actuada en el presente proceso si no se acredita que realmente está en posesión de la historia clínica y vigente su obligación de conservarla, en virtud del principio distributivo de la carga de la prueba que regula el artículo 217 de la LEC, que se dice infringido al atribuirle a la demandada la prueba de un hecho negativo en aplicación de facilidad o proximidad. El citado artículo distribuidor del onus probandi impone al actor la prueba de los hechos constitutivos de su pretensión y al demandado los que impidan, extingan o enerven la eficacia la eficacia jurídica de los anteriores, de manera que, si al momento de dictar sentencia permanecen dudosos unos hechos relevantes para la decisión el tribunal desestimará las pretensiones del actor o del demandado en función a quien incumbía acreditarlos debidamente, lo que en el caso no ha logrado la parte demandante al persistir la duda de si se halla en el centro hospitalario su historia clínica y que la misma no le fue anteriormente entregada.

Pero es que, además, ni la ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, ni la ley 4/1992, de 15 de julio, del Servicio Balear de la Salud, vigentes al ser tratada la actora en el centro hospitalario, regulaban la obligación de guardar las historias clínicas de los pacientes o usuarios, hasta que la vigente ley 41/2002, de 14 de noviembre, reguladora de la autonomía del paciente y de los derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, en la que fundamenta la actora su pretensión, ha venido a imponer a los centros sanitarios la obligación de archivar y garantizar la conservación de las historias clínicas de sus pacientes durante un mínimo de cinco años, plazo que había transcurrido de sobras cuando la actora requirió a la entidad demandada en julio de 2007 para que le hiciera entrega de su historia clínica que ya podía haber sido destruida.

Por todo lo expuesto procede estimar el recurso y revocar la sentencia apelada absolviendo a la entidad demandada.

Tercero.-Que con respecto a las costas y de acuerdo con lo previsto en el artículo 394 de la L.E.C. procede imponer las costas de la primera instancia a la parte actora al rechazarse totalmente sus pretensiones, sin que, con respecto a las de esta alzada, proceda hacer especial pronunciamiento en virtud de lo establecido en el artículo 398 del mismo texto legal, al estimarse el recurso.


FALLAMOS


 
1) ESTIMANDO el RECURSO DE APELACION interpuesto por el procurador don Antonio Colom Ferrá, en nombre y representación de GESTION HOSPITALARIA BALEAR, S. L., contra la sentencia de fecha 22 de diciembre de 2008, dictada por la Ilma. Sra. Magistrada Jueza del Juzgado de Primera Instancia n.º 9 de Palma, en los autos Juicio ordinario, de los que trae causa el presente Rollo, DEBEMOS REVOCARLA y la REVOCAMOS en todos sus extremos, y en su lugar

2) DESESTIMANDO INTEGRAMENTE la demanda interpuesta por el procurador don Miguel Ferragut Rosselló, en nombre y representación de Inmaculada, contra GESTION HOSPITALARIA BALEAR, S. L., DEBEMOS ABSOLVER Y ABSOLVEMOS a este último de todos sus pedimentos, con imposición de las costas de la primera instancia a la parte actora.

No se hace especial pronunciamiento sobre costas en esta alzada.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se llevar certificación al Rollo de la Sala, definitivamente Juzgando, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada que ha sido en audiencia pública la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado D. Guillermo Rosselló Llaneras, Ponente que ha sido en este trámite, en el mismo día de su fecha, de que certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación