Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Cataluña 613/2000, de 7 de junio


 RESUMEN:

Se declara que la tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas por una unidad familiar debe realizarse en el mismo tipo de régimen, es decir, si uno de los cónyuges decide realizar la declaración individualmente, el otro cónyuge debe presentarla del mismo modo, pero no se admite que uno de los dos opte por tributar conjuntamente con sus hijos y el otro cónyuge presente declaración individual, entonces procederá tributación conjunta de todos los miembros de la unidad familiar.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-La parte recurrente, mediante su representación procesal, interpuso recurso contencioso administrativo contra resolución administrativa de fecha 30 de mayo de 1.996, dictada en reclamación núm. 43/1.549/95, en concepto de I.R.P.F. (ejercicio de 1.993).

Segundo.-Acordada la incoación de los presente autos, se les dio el cauce procesal previsto por la Ley de esta Jurisdicción, habiendo despachado las partes, llegado su momento y por su orden, los trámites conferidos de demanda y contestación, en cuyos escritos respectivos en virtud de los hechos y fundamentos de derecho que constan en ellos, suplicaron respectivamente la anulación de los actos objeto del recurso y la desestimación de éste, en los términos que aparecen en los mismos.

Tercero.-No instado por ningún litigante el recibimiento del precedente pleito a prueba y tras los oportunos trámites que prescribe la Ley Jurisdiccional en sus respectivos artículos, en concordancia con los de la L.E.C., se señaló a efectos de votación y fallo la audiencia del día 7 de junio de 2.000, a la hora señalada.

Cuarto.-En la sustanciación del presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Constituye el objeto del presente recurso determinar la legalidad de la resolución administrativa impugnada que, procedente del TEAR, desestimó la reclamación económico- administrativa interpuesta en materia de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio de 1993.

Segundo.-El recurrente presentó la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio de 1993, en la que se determinaba un derecho a la devolución de 72.661.-ptas., y en la que se hicieron constar los datos del declarante y de sus dos hijas marcando la casilla destinada a optar por la tributación conjunta, firmando en solitario la declaración, y aplicando las tarifas y deducciones correspondientes al mencionado tipo de tributación. A la vista de la declaración la Oficina gestora requirió al demandante para que justificara el haber presentado declaración conjunta cuando su cónyuge había presentado declaración individual. La Oficina gestora al haber presentado la esposa declaración individual de IRPF para el mismo ejercicio, practicó liquidación provisional rectificando él tipo de tributación conjunta a individual, determinando una deuda tributaria a ingresar de 185.911 .-ptas., por entender defectuosamente aplicados los criterios de la declaración de conjunta a la determinación de la deuda tributaria, toda vez que la reclamante debía haber presentado declaración individual conforme al artículo 87 de la LIRPF al haber optado la esposa por dicha declaración individual.

El recurrente presentó reclamación económico-administrativa con fundamento, en primer lugar, en que la Oficina gestora había efectuado liquidación provisional sin mencionar los fundamentos de hecho y de derecho en que se basaba. El TEAR examina esta alegación y después de reconocer que la liquidación impugnada incumple lo dispuesto en la normativa al efecto al no hacer referencia concreta a los hechos y fundamentos de Derecho que han motivado la rectificación concluye que, no obstante, no ha habido indefensión por cuanto el reclamante ha podido conocer con certeza la causa de las rectificaciones al serle puesto de manifiesto el expediente para que efectuara las alegaciones pertinentes a la rectificación practicada, por lo que desestima ese motivo de la reclamación y tras entrar en el fondo del asunto desestima asimismo la cuestión de fondo planteada.

Contra dicha desestimación se interpone el presente recurso contencioso-administrativo alegando en primer lugar que la Resolución del TEAR "ha violado de manera absoluta y flagrante el derecho del recurrente a conocer los concretos motivos de la liquidación provisional confirmada" puesto que aunque el TEAR reconoce la falta de motivación ni ha anulado la liquidación impugnada ordenando una nueva debidamente motivada, ni ha suplido la omisión de la Oficina gestora comunicándole fehacientemente las razones que amparan dicha liquidación y dándole un plazo de quince días para efectuar alegaciones.

Alega la actora que se encuentra en una situación anómala porque es únicamente ahora por medio de la demanda con la que interpone este recurso cuando puede iniciar la discusión sobre los motivos fácticos y jurídicos que no ha conocido y que no le han sido fehacientemente comunicados hasta conocer la Resolución del TEAR. Manifiesta el demandante que, no obstante la anterior alegación, considera que la retroacción de actuaciones en este momento sería contraria a la economía procesal y le resultaría mucho más perjudicial que beneficiosa, por lo que solicita expresamente de la Sala un pronunciamiento sobre el fondo del asunto, "y más concretamente, sobre si puede estimarse conforme a Derecho la decisión de negarle la opción de tributar conjuntamente con su hija menor, por el mero hecho de estar casado y no haber obtenido una sentencia judicial de separación".

Respecto de la cuestión de fondo el recurrente mantiene que la presentación de declaración individual por su esposa no impide que él y sus hijas constituyan una "unidad familiar" con posibilidad de efectuar declaración conjunta. Considera que así se deriva de la lectura e interpretación de los artículos 86, 87 y 88 de la Ley 18/1991 de 6 de Junio, efectuando una serie de alegaciones y consideraciones sobre lo que debe entenderse por unidad familiar, criterios de interpretación de los artículos citados, antecedentes históricos y legislativos, realidad social y espíritu y finalidad de la LIRPF. Alega asimismo discriminación en contra del matrimonio caso de efectuarse una interpretación distinta de la sustentada. Por último cita el artículo 44.1.c) de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional a los efectos prevenidos en dicho precepto de necesidad de haber invocado la posible lesión del principio de igualdad, llevándole todo ello a solicitar se declare la nulidad de la resolución impugnada y se condene a la Administración demandada a la devolución de la cantidad liquidada más intereses y costas, a lo que se opone el Abogado del Estado por entender ajustada a Derecho la Resolución impugnada al haberse infringido los artículos 87 y 88 de la LIRPF .

Tercero.-Respecto de la falta de motivación alegada y aún cuando el recurrente solicita expresamente de la Sala un pronunciamiento sobre el fondo, por entender que la retroacción de actuaciones le sería más perjudicial que beneficiosa, deben efectuarse algunas consideraciones. En primer lugar de la Resolución del TEAR resulta que la rectificación efectuada en la liquidación provisional consiste en que, sobre la base de los datos declarados por el contribuyente, se practicó liquidación individual en lugar de conjunta. Se enumeraban los preceptos aplicables en general a las liquidaciones por IRPF, y no se realizaba otro tipo de consideraciones. Por tanto, señaló el TEAR, que la única modificación consistió en entender que procedía aplicar el tipo de tributación individual y que la deducción por hijos debía ascender a 20.000.-ptas., en lugar de a 40.000.-ptas.. En efecto, de la comparación de la declaración presentada por el recurrente y de la liquidación que le fue notificada por la Oficina gestora - obrantes ambas en el expediente- resulta que, efectivamente, sobre los mismos datos consignados por el demandante en su declaración se ha procedido a aplicar la escala de gravamen correspondiente a la declaración individual y qué la deducción por hijos debía ascender a 20.000.-ptas., en lugar de a 40.000.-ptas.

Con anterioridad a la práctica de la liquidación provisional, se requirió al sujeto pasivo al objeto de que justificara la presentación conjunta de la declaración habiendo presentado su cónyuge declaración individual. Se le comunicó, asimismo, que antes de notificarle la liquidación provisional que se le adjuntaba y puesto que había ejercitado incorrectamente la opción de tributación conforme al artículo 88 de la Ley 18/91 sin que constara que hubiera rectificado el error, se le concedía un plazo de diez días para formular alegaciones y aportar pruebas y se advertía que podía recurrir la liquidación en reposición o ante el TEAR.

Es claro, en consecuencia que, como señala el TEAR, el recurrente ha conocido que el requerimiento se le hacía por haber presentado declaración conjunta cuando la esposa la había presentado individual; que se le puso el expediente de manifiesto al objeto de efectuar alegaciones; que en el único punto de la notificación efectuada se le comunicaba que había ejercitado incorrectamente la tributación conjunta y que en la liquidación notificada la única modificación que se observa es la aplicación del tipo correspondiente a la declaración individual y corrección de la deducción por hijos. De los escritos de alegaciones de la actora se desprende con claridad que conoce el motivo por el que se ha rectificado su declaración, consistente en no admitirse por el órgano gestor que el sujeto pasivo forme una unidad familiar con su hija menor de edad acogiéndose a la declaración conjunta cuando su cónyuge había presentado la declaración individual por el mismo concepto y período por lo que no cabe apreciar que se le haya causado ningún tipo de indefensión resultando, en consecuencia, perfectamente posible entrar a examinar la cuestión de fondo debatida, a lo que cabe añadir que el propio recurrente en su escrito de demanda solicita de la Sala el examen de la cuestión de fondo por entenderlo más beneficioso para sus intereses.

Cuarto.-Respecto de la declaración conjunta presentada no niega ni discute el recurrente que está casado y que el matrimonio tiene dos hijas siendo una de ellas menor de edad en el momento de presentar la declaración. Tampoco niega o discute que su esposa presentó declaración individual para el ejercicio de IRPF de 1993, ni que el demandante presentó otra declaración "conjunta" con sus hijas (una nacida en 1971, y otra en 1979) correspondiente al mismo período impositivo. Considera que por aplicación de los artículos 86 y 87 de la Ley 18/81 la Ley permite que, en supuestos como el suyo, de tener los padres hijos menores "que no vivieren independientemente de ellos, tanto el padre como la madre, pero no ambos simultáneamente, pueden "optar" por una unidad familiar con aquéllos y tributar conjuntamente con ellos. En tal caso el otro cónyuge quedaría al margen de la modalidad de unidad familiar así optativamente constituida y debería tributar forzosamente en el régimen general (individual)".

A pesar de la interpretación que hace el recurrente, de la lectura de los artículos citados es obvio que no es ese el sentido que debe darse. Dichos preceptos deben interpretarse y ponerse en relación con el artículo 88 de la misma Ley, de tal manera que no hay duda alguna de que, conforme a lo establecido por el artículo 88 de la LIRPF, "la opción por la tributación conjunta debe abarcar a la totalidad de los miembros de la unidad familiar" de tal manera que "si uno de ellos presenta declaración individual, los restantes deberán utilizar el mismo régimen", sin que el hecho de haber optado ahora por la individual como consecuencia de haber ejercitado esa opción la esposa, impida que para otros ejercicios pueda optar - la unidad familiar- por la conjunta. Por tanto, habiéndose presentado por la esposa una declaración individual los restantes miembros de la, en principio, unidad familiar ya no podían en el mismo ejercicio presentar declaración conjunta por lo que es claro que habiendo optado el cónyuge del actor por la tributación individual, él mismo está sujeto al mismo tipo de tributación ya que, entenderlo de otro modo, llevaría a considerar que se está integrado en dos unidades familiares al mismo tiempo, lo que aparece expresamente vedado en el último párrafo del artículo 87, de la Ley por lo que procede la confirmación de la resolución impugnada.

Quinto.-Por todo lo cual, es procedente la desestimación de la pretensión de la demanda, sin que existan méritos suficientes para una condena en costas, a los efectos prevenidos en el artículo 131 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, por cuanto no concurren los requisitos exigidos de temeridad o mala fe.

FALLO

En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (Sección Cuarta), ha decidido:

Que DESESTIMAMOS el recurso Contencioso-Administrativo interpuesto por el Procurador de los Tribunales Sr. Jordi Bássedas i Ballús en la representación que ostenta de Don Plácido contra la Resolución del TRIBUNAL ECONÓMICO ADMINISTRATIVO REGIONAL DE CATALUÑA arriba expresada, resolución que confirmamos por ser conforme a Derecho, sin especial pronunciamiento sobre costas.

Notifíquese la presente resolución a las partes.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación