Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Murcia 319/2010 de 2 de junio


 RESUMEN:

Laudo arbitral: Desestimación de la acción de anulación contra el laudo arbitral dictado por la Junta Arbitral de Transporte de Murcia, ya que no concurren las causas de anulación alegadas por la actora, ya que sí fue citada en su domicilio social

MURCIA

SENTENCIA: 00319/2010

SENTENCIA N.º 319/10

ILMOS SRES

D. Andrés Pacheco Guevara

Presidente

D.ª M.ª Pilar Alonso Saura

D. Cayetano Blasco Ramón

Magistrados

En la Ciudad de Murcia a dos de junio de dos mil diez.

Se ha visto por la Sección Primera de esta Ilma. Audiencia Provincial de Murcia la demanda de anulación del laudo arbitral interpuesta por la Procuradora Sr.ª Hidalgo Calero, actuando en nombre y representación de Societe Transport Berrada, contra el laudo arbitral dictado por la Junta Arbitral de Transporte de Murcia en fecha 7 de noviembre de 2006.

Ha sido Ponente de esta Sentencia el Ilmo. Sr. Magistrado Don Cayetano Blasco Ramón que expresa la convicción del Tribunal.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Con fecha de registro uno de diciembre del año 2009 se interpuso demanda de anulación contra el laudo arbitral de fecha 7 de noviembre de 2006, dictado por la Junta Arbitral de transporte de Murcia en el que se acordaba: "Estimar la reclamación de Hamburger Versicherungs A.G., debiendo la mercantil Societé Transport Berrada abonar la cantidad de veintinueve mil quinientas ochenta y seis euros con cincuenta céntimos (29.586,50), más el interés legal desde la fecha de interposición de la reclamación el 10 de octubre de 2006.

Segundo.-Admitido a trámite dicho recurso, por providencia de fecha ocho de febrero 2010, se dio traslado del mismo a la parte contraria, Hamburgués Versicherung, para que en el plazo de veinte días pudiera contestar, proponiendo la prueba que estimare necesaria, presentándose escrito de contestación dentro del plazo por el mismo. Practicadas las pruebas que fueron admitidas y celebrada la vista que se señalo para el día 2 de junio de 2010, con el resultado que consta en el acta levantada al efecto, quedaron conclusos los autos para poner la resolución procedente.

Tercero.-En la tramitación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La demandante Societé Transport Berrada solicitó la nulidad del laudo arbitral dictado por la Junta Arbitral de Transportes de Murcia en fecha 7 de noviembre del año 2006, alegando que no fue citada en el domicilio Social que desde el año 2002 es Rue Massenet, Residence Chaimae, R.C., de Tánger, Marruecos, no existiendo prueba alguna de que, por otro lado, se hiciera entrega del envió postal efectuado en la dirección de C/ Moulay Hithan, 1, de Tánger, y cuando se dice entregado, no consta a quien se hizo dicha entrega, afirmando que igual aconteció con la notificación del laudo arbitral, habiendo tenido conocimiento de todo ello a través de la policía de su país cuando ésta ha realizado indagaciones a fin de comunicarle la existencia del procedimiento de ejecución del laudo ante el Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de Murcia, solicitando en base a todo ello la anulación del laudo en su día dictado.

Segundo.-La parte demandada alega, con carácter previo a oponerse al fondo, la extemporaneidad procesal del recurso, debiendo razonar al respecto que ciertamente el art. 41.1 de la Ley de Arbitraje establece un plazo de dos meses, a contar desde el día siguiente a su notificación, para interponer el recurso de anulación, si bien lo cuestionado es precisamente la ausencia de notificación y de efectivo conocimiento, con lo cual, en principio no podríamos partir de fecha fehaciente alguna, razón por la cual, en aplicación del principio de tutela judicial efectiva, consideramos que el mismo se efectuó dentro del plazo legal establecido, y ello con independencia de que se trate, o no, de un plazo de caducidad, aunque es de constatar que el art. 5, b, habla de días naturales, y todo ello sin perjuicio de lo que después se razonará sobre la eficacia, o no, del acto de comunicación efectuado.

Entrando en el conocimiento de las cuestiones en que se basa el recurso de anulación, hemos de decir que el art. 5 de la Ley de Arbitraje establece las normas sobre notificación y comunicación, a salvo el acuerdo de las partes, disponiendo en su apartado a) la corrección del acto de comunicación cuando haya sido entregada personalmente al destinatario o haya sido entregada en su domicilio o residencia habitual, establecimiento o dirección, y en el supuesto enjuiciado si bien la comunicación efectivamente consta que se entregó ("estado entregado"), no se concreta a quien se entregó ya que el documento que recoge que ha sido entregado, abre incluso la posibilidad de que se hiciera al propio remitente, razón por la que, aun cuando claramente se dice entregado, cabría considerar que la comunicación efectuada podría no ser enmarcable en dicho supuesto. Sin embargo, consideramos que es plenamente encuadrable en el supuesto que en dicho apartado a) del art. 5 se contempla al final, y es que cuando no se descubra, tras una indagación razonable, ninguno de esos lugares, se considerará recibida el día en que haya sido entregada o intentada su entrega, por correo certificado, o cualquier otro medio que deje constancia, en el último domicilio, residencia habitual, dirección o establecimiento conocido del destinatario, siendo claro que en el caso que nos ocupa se ha utilizado el servicio "postal Exprés", y si bien no consta a quien se entregó, lo cierto es que cuando menos, se ha intentado su entrega en el domicilio conocido del destinatario, el cual correspondía a la demandante al menos hasta el año 2002, y que es el que figuraba en la documentación del vehículo siniestrado, con lo cual ha de otorgarse, de acuerdo con el precepto antes citado, plena virtualidad y eficacia al acto de comunicación efectuado, estimando cumplidas las exigencias del precepto antes citado, no siendo inteligible que una vez que se cambió el domicilio social no se adoptaran las medidas precisas para cambiar dicho dato en los documentos aseguratarios, o se adoptara de forma diligente la medida de que se redireccionase el correo recibido en la antigua sede social a la dirección de la nueva, razón por la que entendemos que no cabía exigir otras investigaciones al órgano arbitral.

La parte afirma que se ha enterado como consecuencia de las averiguaciones llevadas a cabo por la policía, ya en fase de ejecución, si bien dicho extremo no concuerda con el hecho de que en las citaciones al expediente arbitral, no se hicieran por la policía tales averiguaciones de igual forma, pues no consta que las que tuvieron lugar para ser citado al procedimiento de ejecución se produjeran a instancia judiciales.

Partiendo de lo expuesto con anterioridad, y de la eficacia del acto de comunicación efectuado, decaen los argumentos de la demandante basados en lo dispuesto en el 41.1 letras b y f de la Ley de Arbitraje.

Tercero.-Se imponen a la demandante el pago de las costas procesales.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
Debemos desestimar y desestimamos la acción de anulación formulada por la procuradora Sr.ª Hidalgo Calero, actuando en nombre y representación de Societé Transoport Berrada, contra el laudo arbitral dictado por la Junta Arbitral de Transporte de Murcia en fecha siete de noviembre del año 2006 en el expediente RM 240/06, declarando que no concurren en el mismo las causas de anulación alegadas por la actora, imponiendo a la misma las costas procesales de este procedimiento.

Así por ésta nuestra sentencia, de la que se extenderán los oportunos testimonios lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación