Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.N. 51/2010 de 29 de julio


 RESUMEN:

Delito de estragos de carácter terrorista: Demostrada la perpetración del delito. Inexistencia de pruebas de cargo suficientes para considerar responsable a la persona enjuiciada.

SALA DE LO PENAL

SECCIÓN CUARTA

ROLLO DE SALA N.º11/09

SUMARIO N.º4/09

ÓRGANO DE ORIGEN: JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN N.º3

ILMOS. SRES. MAGISTRADOS:

D. JAVIER GÓMEZ BERMÚDEZ (PRESIDENTE)

D.ª ÁNGELA MURILLO BORDALLO (PONENTE)

D. JUAN FRANCISCO MARTEL RIVERO

SENTENCIA N.º51/2010

En Madrid, a veintinueve de julio de 2010.

Vista en juicio oral y público la causa referenciada en el margen izquierdo de esta resolución, seguida por los trámites de procedimiento ordinario por presunto delito de estragos terroristas.

Han sido partes en el procedimiento:

- Como acusador: El Ministerio Fiscal ejercitando la acción pública que ostenta, representado por el Ilmo. Sr. D. Pedro Rubira Nieto.

- como acusada: El procesado Jose Daniel, nacido el 2 de agosto de 1978 en Tolosa (Guipúzcoa), hijo de Pedro María y de María Teresa, con D.N.I. NUM000, en situación de prisión provisional por esta causa desde el 15 de febrero de 2010, representado por el Procurador D. Javier José Cuevas Rivas y defendido por la Letrada D.ª Onintza Ostolaza Arruabarrena.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Por auto de 3 de enero de 2009, el Juzgado Central de Instrucción n.º3 procedió a incoar Sumario Ordinario, registrado con el n.º 4/2009, dimanante de las Diligencias Previas n.º314/2001, en cuyo ámbito se declaró procesado al referido Leovigildo, recibiéndosele la oportuna indagatoria.

Por auto de fecha 3 de marzo de 2009 el Juzgado Instructor declaró concluso el Sumario respecto a Leovigildo, ordenándose que se elevaran las actuaciones a esta Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en cuya Secretaría se recibieron el día siguiente.

Segundo.-El referido Leovigildo, por sentencia dictada por esta misma Sección Cuarta, de fecha 10 de junio de 2009, resultó condenado por los mismos hechos aquí enjuiciados como autor responsable de los mismos.

El fallo de tal resolución era del tenor literal siguiente:

"QUE DEBEMOS CONDENAR Y CONDENAMOS al acusado Leovigildo, como autor responsable de un DELITO DE DAÑOS TERRORISTAS previsto y penado en el artículo 574, en relación con los artículos 263 y 266.1.º, a la pena de TRES AÑOS de prisión, e inhabilitación absoluta por tiempo de diez años.

El condenado deberá hacer efectivas las cantidades que se detallan, a la entidad y personas que a continuación se especifican:

1.- Grandes daños en el inmueble del Instituto Nacional de la Seguridad Social tasados en la suma de 120.818,15 euros.

2.- Daños en el mobiliario del Instituto Nacional de la Seguridad Social tasados en la suma de 7.206,60 euros.

3.- Daños en el vehículo Citroen Xantia, matrícula ZB-....-OB, propiedad de D.ª María, tasados en la suma de 520,69 euros.

4.- Daños en el vehículo Opel Kadett, matrícula ZZ-....-F, propiedad de D. Agustina, tasados en la suma de 510,35 euros.

5.- Daños en el vehículo Opel Omega, matrícula BP-....-EZ, propiedad de D. Baltasar, tasados en la suma de 1.055,92 euros.

6.- Daños causados en el vehículo Opel Astra, matrícula ZO-....-D, propiedad de D.ª Maite, tasados en la suma de 726,20 euros.

Asímismo deberá hacer efectivas las costas procesales causadas".

Tercero.-Respecto a la persona ahora enjuiciada, Jose Daniel, con fecha 3 de febrero de 2010 la Quinta Cámara de Instrucción del Tribunal de Apelación de París concedió la entrega temporal de este procesado por un plazo de tres meses, celebrándose con el mismo el siguiente día 15 la comparecencia prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, a fines de acordar lo procedente de su situación personal.

Tras dicha comparecencia, el Juzgado Central de Instrucción n.º3 acordó la prisión provisional comunicada y sin fianza de Jose Daniel, acordándose la reapertura del Sumario el 1 de marzo de 2010 y decretándose ese mismo día su conclusión, motivo por el cual se elevaron las actuaciones a esta Sección Cuarta para el enjuiciamiento de este procesado.

Cuarto.-Tras evacuarse el trámite de instrucción, se pasó al de calificación provisional de los hechos.

El Ministerio Fiscal consideró que los hechos eran constitutivos de un delito de daños terroristas, previsto y penado en los artículos 263 y 266.1.º, en relación con el artículo 574, todos ellos del Código Penal, y estimando autor responsable, material y directo del mismo al procesado Jose Daniel, sin la concurrencia en el mismo de circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, solicitó se le impusieran las penas de TRES AÑOS de prisión, y conforme a lo dispuesto en el artículo 579.2, también debía imponérsele la pena accesoria de inhabilitación absoluta por tiempo de DIEZ AÑOS, pago de las costas procesales, e indemnización a los perjudicados recogidos en el pliego acusatorio en las cantidades fijadas.

La defensa del acusado, evacuando el mismo trámite negó las correlativas del Ministerio Público, solicitando la libre absolución del mismo.

Quinto.-Por auto de 28 de mayo de 2010 se declararon pertinentes las pruebas propuestas y para la celebración del oportuno juicio oral se señaló el siguiente día 20 de julio.

El acto tuvo lugar y en el transcurso del mismo las partes elevaron sus conclusiones provisionales a definitivas.


HECHOS PROBADOSPrimero.-El condenado por sentencia firme Leovigildo, mayor de edad y sin antecedentes penales, junto con el ahora enjuiciado Jose Daniel, formaban parte del llamado "comando Argala" de la organización terrorista E.T.A., que venía actuando de forma principal en la provincia de Guipúzcoa, ubicada en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Estos hechos son ajenos por completo al presente enjuiciamiento.

El referido condenado Leovigildo, siguiendo puntualmente las consignas a él dirigidas por la cúpula de la mencionada organización, decidió perpetrar un ataque contra la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social de la localidad guipuzcoana de Zarautz, ubicado en el n.º16 de la calle Araba.

Llevando a efecto tal decisión, sobre las 00Z10 horas del día 19 de septiembre de 2001, el condenado Leovigildo procedió a colocar un artefacto explosivo -cuyas características se describirán más tarde- en la referida sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social, consiguiendo su objetivo, pues efectivamente se produjo una deflagración explosiva de considerables dimensiones, productora de cuantiosos desperfectos materiales, si bien, no conllevó daños físicos a las personas, ni peligro para sus vidas.

En los eventos que estamos describiendo, el condenado Leovigildo utilizó un artefacto en el interior de un recipiente metálico, con iniciación eléctrica, y con un detonador industrial eléctrico comercializado en Francia. El artefacto explosivo estaba constituido por unos dos ks. de una sustancia compuesta a base de nitrato amónico.

A consecuencia de la deflagración explosiva se causaron los daños afortunadamente- sólo materiales siguientes:

1.- Grandes daños en el inmueble del Instituto Nacional de la Seguridad Social tasados en la suma de 120.818,15 euros.

2.- Daños en el mobiliario del Instituto Nacional de la Seguridad Social tasados en la suma de 7.206,60 euros.

3.- Daños en el vehículo Citroen Xantia, matrícula ZB-....-OB, propiedad de D.ª María, tasados en la suma de 520,69 euros.

4.- Daños en el vehículo Opel Kadett, matrícula ZZ-....-F, propiedad de D. Agustina, tasados en la suma de 510,35 euros.

5.- Daños en el vehículo Opel Omega, matrícula BP-....-EZ, propiedad de D. Baltasar, tasados en la suma de 1.055,92 euros.

6.- Daños causados en el vehículo Opel Astra, matrícula ZO-....-D, propiedad de D.ª Maite, tasados en la suma de 726,20 euros.

El descrito ataque terrorista fue reivindicado por la organización terrorista E.T.A. en el diario francés "Le Journal du Pais Basque - Euskal Erico Caseta-", el 1 de diciembre de 2001, siendo reproducida esta noticia al día siguiente en el diario vasco denominado "Gara".

Segundo.-El día 26 de noviembre de 2002, agentes de la policía francesa efectuaron un registro en el domicilio que habitaban los miembros de la organización terrorista E.T.A., Cayetano y María Inmaculada, domicilio situado en la DIRECCION000 NUM001, en la calle Valette (Bergerac) de Francia; y en su transcurso se incautó diversa documentación, entre la que se hallaba un manuscrito atribuido a la referida María Inmaculada, en el que figuraba la anotación siguiente: "19 de septiembre seguridad social de Zarauz".

Tercero.-Después de las detenciones de los dos mencionados en el país vecino, el día 19 de diciembre de 2002 el dirigente del aparato militar de la organización terrorista E.T.A., Romualdo " Gotico " y la responsable del denominado "aparato de captación de la misma, Tarsila fueron detenidos, también en Francia descubriéndose después en las localidades de Tarbes, Lourdes, Arcachon y Pau varios pisos utilizados por la organización terrorista E.T.A. para ocultar en ellos documentación diversa.

Entre dicha documentación apareció en un domicilio de Tarbes, un documento redactado en euskera y un croquis manuscrito, recogido con el sello TAR/SA/35, escrito que fue confeccionado por el condenado Leovigildo, y que oportunamente traducido era del siguiente tenor literal:

"Zarauz Septiembre 2001"

"Lugar: Seguridad Social"

"Explosivo: un tuper con reloj"

"Cantidad: 3 Kgs. de Titadine"

"Lugar: En la esquina de la persiana"

Cuarto.-Leovigildo y el procesado Jose Daniel huyeron del territorio español en marzo del año 2002, para retornar a nuestro país en el verano del mismo año. Meses después ambos se desplazaron nuevamente a Francia, ubicándose en el piso situado en la localidad de Bagnères de Luchon, donde fueron detenidos.

El procesado ahora enjuiciado Jose Daniel fue entregado por las autoridades francesas el día 3 de febrero de 2010 en virtud de Orden Europea de Detención y Entrega para ser enjuiciado por el delito de estragos de carácter terrorista previsto y penado en los artículos 236 y 266.1 y 2 en relación con el artículo 574, todos ellos de nuestro Código, por su presunta participación en los hechos delictivos descritos en el relato histórico de esta Sentencia.

No ha resultado probado que el acusado Jose Daniel hubiera participado en los eventos objeto de esta causa.


FUNDAMENTOS JURÍDICOS


 
Primero.-Los hechos que se declaran probados son constitutivos de un delito de estragos de carácter terrorista, previsto y penado en los artículos 574, (en relación con los artículos 263 y 266.1, de nuestro Código Penal, concurriendo todos y cada uno de los requisitos típicos que dan vida a dicha infracción punible, como pasaremos a razonar seguidamente.

Las pruebas de la perpetración de los hechos descritos en el relato fáctico de esta sentencia las obtenemos:

1) De la declaración testifical del funcionario de la Policía Autónoma Vasca, con carnet profesional 63.367, instructor del atestado (la del Ertzaina NUM002, secretario, fue renunciada por el Ministerio Fiscal.

2) De la documentación referida en el relato de Hechos Probados.

- El mencionado funcionario de policía, compareció en el Plenario, dando en este acto cuenta del dantesco escenario ante el que se encontró en el lugar de los hechos.

Manifestó que en dicho lugar, cuando llegó acompañado del secretario del atestado al mismo, se encontraban allí miembros del Cedax, controlando la zona; pero observaron como, a consecuencia de la explosión se produjeron daños materiales de considerables dimensiones: humareda por todos los lados; el inmueble donde se ubicaba la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social con sus techos derribados. Los vehículos que se encontraban estacionados en las proximidades del lugar concreto de la explosión, sensiblemente afectados por los efectos destructivos de la misma, y en cuanto a las viviendas colindantes al inmueble atacado, observó el testigo roturas de cristales y ventanas y nada mas.

La perpetración del delito de estragos queda así demostrado.

Segundo.-Del delito de estragos terrorista no se puede considerar responsable, en concepto alguno, a la persona ahora enjuiciada Jose Daniel, al carecer como carecemos de pruebas de cargo suficientes para poder fundamentar en ellas una sentencia condenatoria, con la seguridad y certeza jurídica que, un pronunciamiento de esta naturaleza, requiere.

Y ello es así por las razones siguientes:

En el juicio celebrado recientemente respecto a Jose Daniel, vinieron a repetirse las mismas pruebas que en el celebrado para Leovigildo.

Mas la diferencia fundamental con el referido Jose Daniel estriba en que, tal material probatorio resultó entones idóneo y sobradamente suficiente para fundamentar la condena de Leovigildo, porque afectaban indefectible y directamente a dicha persona, al ser autora de los textos manuscritos que figuran en el relato de hechos probados, en el que describe: localidad y fecha del luctuoso acontecimiento (Zarauz, septiembre 2001); lugar del mismo, (edificio de la Seguridad Social); clase de explosivo a utilizar, (un tupper con reloj); cantidad de explosivos, (tres kilos de titadine); lugar exacto de colocación (en la esquina de la persiana). Textos que obedecieron finalmente a la realidad de los hechos delictivos, como pudo constatarse en las sesiones del juicio oral celebrado en junio del pasado año: el acometimiento contra el edificio de la Seguridad Social de Zarauz tuvo lugar, a las o hors y 16 minutos, utilizando en semejante ataque un tupper con reloj, que contenía unos tres kilogramos de titadine, colocado en la esquina de una de las persianas del edificio.

Pero no podemos olvidar que dicho texto lo confeccionó el ya condenado por estos hechos por sentencia firme, y así volvió a ponerse de manifiesto en el acto del plenario, recientemente celebrado, tras la declaración del testigo miembro del Cuerpo Nacional de Policía NUM003, y de los peritos pertenecientes a dicho Cuerpo NUM004 y NUM005, y NUM006 y NUM007.

Tercero.-Todos ellos, testigos y peritos se refirieron profusamente a Leovigildo, en cuanto a su participación en los hechos concretos investigados en estas actuaciones, que son los únicos que aquí interesan, evidentemente.

El testigo policía con carnet profesional NUM003, confeccionó un informe exhaustivo acerca de la formación de lo que llaman "COMANDO ARGALA" de la organización terrorista E.T.A., compuesto por el condenado Cayetano y por el acusado Jose Daniel, relatando también que, estos dos individuos, siguiendo puntuales órdenes de dicha organización, se trasladaron a Francia en marzo de 2002, compartiendo ambos el mismo domicilio, permaneciendo en él a la espera de recibir las consignas oportunas de la dirección de la organización terrorista.

Siguió diciendo este testigo que ambos, siguiendo las pautas que ésta les marcó, retornaron a nuestro país en el verano del mismo año, para intervenir en la cadena de acometimientos, que por esas fechas, E.T.A. nos tenía acostumbrados, trasladándose después Leovigildo y Jose Daniel de nuevo a Francia, al mismo domicilio que habitaban, donde, finalmente, fueron detenidos.

El testigo que ahora ocupa nuestra atención continuó relatando en el plenario que, precisamente, de la documentación incautada en la localidad francesa de Tarbes (también se ocuparon ingentes cantidades de documentos en Lourdes, Arcachon y Pau), se hallaba un documento, que contenía el siguiente tenor literal: "Zarautz septiembre 2001; Lugar: Seguridad Social; Explosivo: Un tupper con reloj; Cantidad: 3 kgrs. de titadine; Lugar: En la esquina de la persiana", y una autocrítica.

Y nos decía el testigo que dicho texto, fue manuscrito por el condenado Leovigildo, según pudo constatarse tras la oportuna prueba pericial, así como la redacción de una autocrítica, cuyo autor era esta misma persona.

Dicha documentación, redactada en idioma euskera, aportada mediante la oportuna Comisión Rogatoria, recogida en el Sello TAR/JA/35, y que obra a los folios 1233 a 1257 e las actuaciones sumariales, sirvió al testigo -según él mismo expresó literalmente en el acto del plenario- para relacionar a los dos miembros del "Comando Argala" en la comisión del acometimiento acontecido en la madrugada del 19 de septiembre 2001 en la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social, ubicada en la calle Araba n.º6 de la localidad de Zarautz, pues en definitiva se constató: a) Que el condenado Leovigildo, y el enjuiciado Jose Daniel eran miembros únicos e inseparables del mismo "comando", y por ende participantes en las mismas acciones delictivas; y lógicamente también en las que son objeto de esta causa (deducción particular del testigo).

b) Ambos convivían en el mismo domicilio, ubicado en la localidad francesa de Bagneres de Luchon, por decisión de la organización terrorista E.T.A., donde fueron finalmente detenidos.

c) Los dos se desplazaron a España en el verano del año 2001 para participar en la campaña de atentados que en esas fechas estivales se producían en nuestro país por miembros de la banda terrorista E.T.A.

Pero todas estas explicaciones y deducciones son ajenas a los hechos enjuiciados, que se constriñen a los acontecimientos ocurridos en la madrugada del 19 de septiembre de 2001 en la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social de Zarautz, y de los datos aportados por este testigo no podemos inferir, así y sin más, la participación del ahora enjuiciado en los hechos de autos.

Por su parte, los peritos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía NUM005 y NUM004, por un lado, y peritos NUM006 y NUM007 por otro, que confeccionaron los informes obrantes en las actuaciones a los folios 464 a 451, y 1233 a 1257 respectivamente sobre los textos manuscritos que figuraban en el Sello TAR/JA/35 donde aparecía las anotaciones relativas a los hechos objeto de este procedimiento, volvieron a manifestar que tales textos fueron confeccionados por el condenado Leovigildo, no apareciendo ni una sola palabra, cuya autoría pudiera imputarse a Jose Daniel.

Cuarto.-Ante tal tesitura, resulta en definitiva que no aparece prueba alguna capaz de sustentar la condena del repetido Jose Daniel por los hechos aquí enjuiciados, por lo que se impone su libre absolución, con toda clase de pronunciamientos favorables.

Quinto.-Las costas procesales causadas a instancia de Jose Daniel se declaran de oficio.

Vistos los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación,


FALLAMOS


 
QUE DEBEMOS ABSOLVER Y ABSOLVEMOS libremente a Jose Daniel del delito del que venía siendo acusado por el Ministerio Fiscal, declarando de oficio las costas procesales causadas a su instancia.

Notifíquese esta sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma pueden interponer recurso de casación, por infracción de ley o quebrantamiento de forma, ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que deberá ser anunciado en el plazo de cinco días, a contar desde la última notificación.

Así, por ésta nuestra sentencia, de la que se llevará certificación al Rollo de Sala y se anotará en los Registros correspondientes, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por la Magistrada Ponente Ilma. Sra. D.ª ÁNGELA MURILLO BORDALLO, estando celebrando audiencia pública el día de su fecha. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación