Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.N. 61/2010 de 19 de octubre


 RESUMEN:

Delito de integración en organización terrorista: Requisitos exigidos por la jurisprudencia para su apreciación. Derecho a la presunción de inocencia: Doctrina del TC. Prueba indiciaria: Requisitos para considerarla prueba de cargo según el TC.

MADRID

SENTENCIA: 00061/2010

AUDIENCIA NACIONAL

SALA DE LO PENAL

SECCION SEGUNDA

ROLLO DE SALA: SUMARIO (P.O.) N.º 121/2008

PROCEDIMIENTO DE ORIGEN: SUMARIO (P.O.) N.º 86/2008

ÓRGANO DE ORIGEN: J. C.I. N.º 3

SENTENCIA N.º 61/2010

PRESIDENTE

Ilmo. Sr. D. ANGEL HURTADO ADRIÁN

Ilmos. Sres. MAGISTRADOS:

D. JULIO DE DIEGO LÓPEZ (PONENTE)

D. ENRIQUE LÓPEZ LÓPEZ

En Madrid, a 19 de octubre de dos mil diez.

Visto, en juicio oral y público, ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la causa de referencia, procedente del Juzgado Central de Instrucción n.º 3, por los trámites de Procedimiento Ordinario, con el número 86/2008 del Juzgado, ROLLO DE SALA N.º 121/08, seguido por un delito de integración en organización terrorista del Código Penal, en la que han sido partes, como acusador público, el Ministerio Fiscal, representado por la Ilmo. Sr. D. LUIS BARROSO GONZALEZ y como acusados:

Julio, nacido el 5 de febrero de 1987 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Iñaki y Maria Cristina, D.N.I. n.º NUM000, sin antecedentes penales, con domicilio en la CALLE000 n.º NUM001, NUM002 de San Sebastián. Detenido el 30-10-2007, prisión provisional el 2-11-2007 y en libertad provisional (fianza de 10.000€) desde el 20-03-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por el letrado D. Iñigo Iruin Sanz.

Cristobal, nacido el 27 de octubre de 1985 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Pedro y Maria Jesús Soledad, D.N.I. n.º NUM003, sin antecedentes penales, con domicilio en la AVENIDA000 n.º NUM004, NUM005, de San Sebastián. Detenido el 30-10-2007, prisión provisional el 2-11-2007 y en libertad provisional (fianza de 10.000€) desde el 20-03- 2009. Representado por la procuradora Sra. Lobera Argüelles y defendido por el letrado D. Jose María Elosua Sánchez.

Hilario, nacido el 15 de octubre de 1985 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Mikel Joseba y María Natalia, D.N.I. n.º NUM006, sin antecedentes penales, con domicilio en la CALLE001 n.º NUM007, DIRECCION000, de San Sebastián. Detenido el 30-10-2007, prisión provisional el 2-11-2007 y en libertad provisional (fianza 12.000€) desde el 16-06-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Ainhoa Baglietto Gabilondo.

Ruperto, nacido el 9 de abril de 1987 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Gabriel y Miren Edurne, D.N.I. n.º NUM008, sin antecedentes penales, con domicilio en AVENIDA001 n.º NUM009, NUM002. NUM010, de San Sebastián. Detenido el 30-10-2007, prisión provisional el 2-11-2007 y en libertad provisional (fianza 10.000€) desde el 16-06-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Ainhoa Baglietto Gabilondo.

Alfonso nacido el 21 de marzo de 1988 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Jose y Maria Paz, D.N.I. n.º NUM011, sin antecedentes penales, con domicilio en CALLE002 n.º NUM012, NUM002, de San Sebastián. Detenido el 30-10-2007, prisión provisional el 2-11-2007 y en libertad provisional (fianza 10.000€) desde el 16-06-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Arantxa Aparicio Lopetegui.

Gaspar nacido el 22 de agosto de 1982 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Ignacio y Yolanda, D.N.I. n.º NUM013, sin antecedentes penales, con domicilio en CALLE003 n.º NUM014 - NUM015 de San Sebastián. Detenido el 04-12- 2007, prisión provisional el 5-12-2007 y en libertad provisional (fianza 18.000€) desde el 19-11-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Arantxa Aparicio Lopetegui.

Millán, nacido el 8 de agosto de 1985 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Saturnino y Maria Gema, D.N.I. n.º NUM016, sin antecedentes penales, con domicilio en CALLE000 n.º NUM017, DIRECCION001, de San Sebastián. Detenido el 4-12-2007, prisión provisional el 5-12-2007 y en libertad provisional (fianza 18.000€) desde el 19-11-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Arantxa Aparicio Lopetegui.

Pedro Antonio, nacido el 21 de septiembre de 1983 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Celestino María y Mercedes, D.N.I. n.º NUM018, sin antecedentes penales, con domicilio en CALLE004 n.º NUM014, NUM019 - NUM010, de San Sebastián. Detenido el 04-12-2007, prisión provisional el 5-12-2007 y en libertad provisional (fianza 18.000€) desde el 19-11-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Ainhoa Baglietto Gabilondo.

Ernesto nacido el 1 de agosto de 1985 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Juan María y Maria Beatriz, D.N.I. n.º NUM020, sin antecedentes penales, con domicilio en CALLE005 n.º NUM015, NUM002 - NUM021, de San Sebastián. Detenido el 04-12-2007, prisión provisional el 5-12-2007 y en libertad provisional (fianza 10.000€) desde el 16-06-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por el letrado D. Iñigo Iruin Sanz.

Jose Pedro nacido el 1 de agosto de 1971 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Juan Jose e Isabel, D.N.I. n.º NUM022, sin antecedentes penales, con domicilio en CALLE006 n.º NUM023, DIRECCION002, en San Sebastián. Detenido el 4-12-2007 y en libertad provisional (fianza 6.000€) desde el 7-12-2007. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Ainhoa Baglietto Gabilondo.

Donato nacido el 18 de diciembre de 1986 en Legorreta (Guipúzcoa), hijo de Jose Antonio y Miren Jasone, D.N.I. n.º NUM024, sin antecedentes penales, con domicilio en la PLAZA000 n.º NUM015, DIRECCION003, de San Sebastián. Detenido el 04-12-2007, prisión provisional el 5-12-2007 y en libertad provisional (fianza 12.000€) desde el 16-06-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por el letrado D. Iñigo Iruin Sanz.

Regina nacida el 24 de noviembre de 1983 en San Sebastián (Guipúzcoa), hija de Jose Ángel y Maria Ángeles, D.N.I. n.º NUM025, con antecedentes no computables, y domicilio en la CALLE007 n.º NUM005, NUM005, de San Sebastián. Detenida el 4-12-2007, prisión provisional el 5-12-2007 y en libertad provisional (fianza 12.000€) desde el 16-06-2009. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Arantxa Aparicio Lopetegui.

Sergio nacido el 6 de junio de 1981 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Ángel María y Maria Rosa, D.N.I. n.º NUM026, sin antecedentes penales, con domicilio en el PASEO000 n.º NUM002, NUM019, de San Sebastián. Detenido el 4-12- 2007 y en libertad provisional (fianza 6.000€) desde el 7-12-2007. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Ainhoa Baglietto Gabilondo.

Balbino nacido el 17 de agosto de 1985 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Pacífico y Teresa, D.N.I. n.º NUM027, sin antecedentes penales, con domicilio en la CALLE001 n.º NUM028, escalera NUM029, NUM002 - NUM021, de San Sebastián. Detenido el 4-12-2007 y en libertad provisional (fianza 6.000€) desde el 7-12-2007. Representado por la procuradora Sra. Lobera Argüelles y defendido por el letrado D. Jose María Elosua Sanchez.

Isaac nacido el 3 de abril de 1984 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Patxi y Auskene, D.N.I. n.º NUM030, con antecedentes no computables, y con domicilio en CALLE008 n.º NUM031, NUM005 - NUM021, de San Sebastián. Detenido el 4-12-2007, prisión provisional el 5-12-2007 y en libertad provisional (fianza 10.000€) desde el 20-03-2009. Representado por la procuradora Sra. Lobera Arguelles y defendido por el letrado D.ª Iñigo Iruin Sanz.

Fabio nacido el 14 de octubre de 1982 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Fernando y Maria Carmen, D.N.I. n.º NUM032, sin antecedentes penales, con domicilio en CALLE009 n.º NUM033, NUM034, de San Sebastián. Detenido el 4-12-2007 y en libertad provisional (fianza 6.000€) desde el 7-12-2007. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por el letrado D. Jose María Elosua Sanchez.

Teofilo nacido el 12 de enero de 1985 en San Sebastián (Guipúzcoa), hijo de Jose Antonio y Sagrario, D.N.I. n.º NUM035, sin antecedentes penales, con domicilio en la CALLE010 n.º NUM036, DIRECCION004, de San Sebastián. Detenido el 7-11-2007 y en libertad provisional sin fianza desde el 10-11-2007. Representado por el procurador Sr. Cuevas Rivas y defendido por la letrada D.ª Ainhoa Baglietto Gabilondo.

Ha sido Ponente de esta resolución, el Ilmo. Sr. D. JULIO DE DIEGO LÓPEZ.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El Juzgado Central de Instrucción n.º 3 incoó con fecha 29-10-2007 diligencias previas 337/2007 en el curso de una investigación policial desarrollada por la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior del País Vasco al objeto de esclarecer los ataques de la denominada "Kale Borroka" o lucha callejera que venían desarrollándose principalmente en San Sebastián desde el año 2005 e identificar a los miembros del "Talde Y" de ejecución de la violencia callejera y de apoyo a la estrategia de la banda armada E.T.A. en dicha localidad, a través de las vigilancias y seguimientos efectuados sobre los presuntos integrantes de dicho grupo y de los lugares de reunión del mismo, procediendo a efectuar numerosas detenciones de sus presuntos miembros durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2007, así como efectuar registros de sus domicilios y lugares de reunión, trasformadas en Sumario 86/08 por Auto de 21-11-2008.

Segundo.-El 21 de noviembre de 2008 se dictó auto de procesamiento contra Julio, Cristobal, Hilario, Ruperto, Alfonso, Gaspar, Millán, Pedro Antonio, Ernesto, Jose Pedro, Donato, Regina, Sergio, Balbino, Isaac, Fabio y Teofilo por presunto delito de integración en organización terrorista, siendo declarado concluso por Auto de 27-01-2009.

Recibido el sumario en esta Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, se dictó Auto confirmando la conclusión del Sumario y ordenando la apertura de juicio oral respecto de los procesados, y a continuación, tras los escritos de calificación se resolvió sobre los medios de prueba propuestos por las partes, señalándose para la sesión del juicio oral los días 28, 29 y 30 de junio y 1, 5, 6, 7, y 8 de julio de 2010.

Tercero.-Los días al efecto señalados, salvo el 29 de junio y el 8 de julio, se desarrollaron las sesiones del juicio oral, con el interrogatorio de los acusados, negándose a declarar a las preguntas del M. Fiscal y la práctica de la testifical, pericial y documental propuesta y admitida; tras la cual el M. Fiscal elevó sus conclusiones a definitivas calificando los hechos como constitutivos de:

§ Un delito de integración en organización terrorista de los arts. 515.2.º y 516.2.º del Código Penal, siendo autores materiales los procesados (arts. 27 y 28, párrafo 1.º, del Código Penal).

Sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

Procede imponer, a cada uno de los procesados, las penas de 8 AÑOS DE PRISIÓN, accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena, e inhabilitación especial para el empleo o cargo público por tiempo de 8 años.

Costas en proporción y comiso de los efectos del delito.

Cuarto.-Las Defensas de los acusados en igual trámite, elevaron sus conclusiones a definitivas, solicitando la libre absolución de los mismos, con todos los pronunciamientos favorables.


HECHOS PROBADOSÚnico.-Desde al menos el año 2005 los procesados (Julio, Cristobal, Hilario, Ruperto, Alfonso, Gaspar, Millán, Pedro Antonio, Jose Pedro, Donato, Regina, Sergio, Isaac, Fabio y Teofilo), integraban diferentes "Taldes" en San Sebastián formando parte de la organización SEGI, interviniendo unas veces unos y otras veces otros en diferentes actuaciones propias de violencia callejera (kale borroka) a la que se dedica la organización, como el volcado e incendio de contenedores y autobuses, cortes de tráfico, cortes de vías férreas, enfrentamientos y lanzamientos de objetos contra miembros de la Policía Autónoma Vasca, lanzamiento de objetos contra edificios oficiales, etc, incidiendo con ello en la seguridad ciudadana y creando un clima de amedrantamiento entre la población hasta su detención durante los meses de octubre/noviembre y diciembre de 2007.

En los domicilios de los procesados se intervinieron numerosos efectos y documentación relativa a SEGI así como prendas usadas en las acciones de "kale borroka".

Mediante Sentencia del T.S., n.º 50/2007, de 19 de enero, SEGI fue declarada organización terrorista.

No queda acreditado la pertenencia a la organización SEGI de los procesados Ernesto y Balbino.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Los hechos declarados probados son legalmente constitutivos de:

Un delito de INTEGRACIÓN EN ORGANIZACIÓN TERRORISTA de los arts. 515.2.º y 516.2.º, ambos del Código Penal.

Los requisitos que se requieren para el delito de integración en banda armada, según reiterada jurisprudencia, son los siguientes:

a) SUSTRATO PRIMARIO. La existencia de una banda armada u organización terrorista, que exige pluralidad de personas, existencia de unos vínculos y el establecimiento de relaciones de cierta jerarquía y subordinación. Tal organización tendrá por finalidad la realización de acciones violentas contra personas y cosas, con finalidad de pervertir el orden democrático- constitucional. En definitiva, se pretende actuar criminalmente con finalidad política. Su estructura será compleja, pues sus componentes pueden abarcar diversas facetas o actuaciones (informativas, ejecutivas u operativas en cualquier orden, para la consecución de sus fines, uno de cuyos componentes será la comisión delictiva indiscriminada, con objeto de coaccionar socialmente para la imposición de sus objetivos finales).

b) SUSTRATO SUBJETIVO. Tal pertenencia o integración requiere un carácter más o menos permanente, pero nunca episódico, lo que, a su vez, exige participar en sus fines, aceptar el resultado de sus actos y, eventualmente, realizar actos de colaboración que, por razón de su integración, se convierten en actividades que coadyuvan en la finalidad que persigue el grupo.

c) ELEMENTO MATERIAL U OBJETIVO. Realización o posibilidad de realización o de llevar a cabo actividades de colaboración con la banda, que contribuyan a alcanzar la finalidad que el grupo persigue. (SSTS 1127/2002 de 17-06, 556/2006, de 31-05 y 119/2007 de 16-02).

El delito de pertenencia a banda armada es de naturaleza permanente, por lo que una pluralidad de acciones que se realizan mientras subsiste la vinculación, integran un único delito de pertenencia a banda armada, sin perjuicio de los concursos que surjan con otros delitos que puedan cometerse, no obstante su adscripción a la organización (STS de 22-12-2003), adscripción del sujeto a una banda terrorista que constituye una situación o estado prolongado en el tiempo que es necesario acreditar en el proceso (STS de 27-05-2005).

En definitiva, la pertenencia de esta forma, supone la integración de manera más o menos definitiva, pero superando la mera presencia o intervención episódica, y sin que signifique necesariamente la participación en los actos violentos característicos de esta clase de delincuencia, pues es posible apreciar la pertenencia a la organización como integrante de la misma cuando se desempeñan otras funciones diferentes como consecuencia del reparto de cometidos propio de cualquier organización, a la que no es ajena la de carácter criminal (STS. 603/2010 de 8 de julio); con referencia al caso que nos ocupa la citada jurisprudencia establece que "no todas las personas que, en grupo coordinado o no ejecutan actos de violencia callejera debe reputarse por ello, miembros de SEGI, pues tales actos son cometidos con más o menos frecuencia por miembros de otras organizaciones o colectivos distintos que se crean en el entorno de la llamada izquierda abertzale, de la misma manera que se puede pertenecer a la organización sin ejecutar esa actividad de violencia"; añadiendo que "quien participa en acciones de violencia callejera en cumplimiento de las órdenes que recibe de la organización, no está realizando un acto puntual y voluntario de colaboración, sino que evidencia la integración en el colectivo; un colectivo organizado del que forma parte de manera estable y sometido a la estructura jerárquica del mismo, ejecutando los actos de violencia que se ordenan a través de conductos preestablecidos" (STS. 603/2010, de 8 de julio); cumpliendo la conducta de los procesados mencionados en el "factum" con el canon jurisprudencial mencionado como tendremos ocasión de comprobar.

Segundo.-AUTORÍA Y PARTICIPACIÓN. VALORACIÓN DE LA PRUEBA.

Los hechos anteriormente declarados probados resultan acreditados por las pruebas practicadas en el plenario, complementadas por los documentos unidos a las actuaciones.

Efectivamente, el Tribunal ha entendido dentro del ámbito del art.741 LECr, enervado el derecho constitucional a la presunción de inocencia de los acusados Julio, Cristobal, Hilario, Ruperto, Alfonso, Gaspar, Millán, Pedro Antonio, Jose Pedro, Donato, Regina, Sergio, Isaac, Fabio y Teofilo.

Ya desde la STC 31/1981 de julio, la jurisprudencia constitucional ha configurado el derecho a la presunción de inocencia desde su perspectiva de regla de juicio, como el derecho a no ser condenado sin pruebas de cargo válidas, lo que supone que ha de existir una mínima actividad probatoria realizada con las garantías necesarias, referida a todos los elementos esenciales del tipo delictivo y que de la misma puedan inferirse razonablemente, los hechos y la participación del acusado en los mismos. (SSTC 56/2003 de 24 de marzo, FJ5; 94/2004 de 24 de mayo, FJ2; y 61/2005 de 14 de marzo).

La presunción de inocencia puede desvirtuarse no sólo mediante la prueba directa, sino también por las pruebas circunstanciales, que son aquellas en las que el indicio, que lleva desde un hecho conocido a otro desconocido por su mutua relación entre ambos ha de ser inmediato y necesario, grave y concluyente, o lo que es lo mismo, siempre que, con base en un hecho plenamente demostrado, pueda inferirse la existencia de otro, por haber entre ambos un enlace preciso y directo según las reglas del criterio humano mediante un proceso mental razonado (STC 174/1985, 229/1988, 197/89, 124/1990, 78/1994 y 133/1995).

En efecto, desde la STC 174/1985, de 17 de diciembre, el Tribunal Constitucional ha sostenido que, a falta de prueba directa, la prueba de cargo puede ser indiciaria, siempre que se cumplan los requisitos, que permiten distinguirla de las simples sospechas:

a) que parta de hechos plenamente probados

b) que los hechos constitutivos de delito se deduzcan de esos indicios a través de un proceso mental razonado y acorde con las reglas del criterio humano, explicitado en la sentencia condenatoria.

c) Que sean plurales.

d) Que estén interrelacionados, de modo que se refuercen entre sí.

Del delito de integración en organización terrorista son responsables en concepto de autores (art. 28 CP) los procesados Julio, Cristobal, Hilario, Ruperto, Alfonso, Gaspar, Millán, Pedro Antonio, Jose Pedro, Donato, Regina, Sergio, Isaac, Fabio y Teofilo, por su participación directa material y voluntaria en la organización terrorista SEGI.

El Tribunal ha contado como prueba de cargo de su participación en el mismo:

Julio.

§ Julio reconoció, en comisaría, haber pertenecido a la organización juvenil SEGI en San Sebastián (talde de Loyola), habiendo dejado la organización en enero de 2007 cuando fue declarada organización terrorista -demostrando, sin embargo, los hechos lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar - empezando a ser militante en el año 2002 pegando carteles y asistiendo a reuniones, participando posteriormente en acciones de "kale borroka" como en la quema de un autobús urbano el día de Santo Tomás del año 2006; volcando un contenedor en enero de 2007 con motivo de un acto a favor de los presos de la organización E.T.A.; cortando la vía férrea en dos ocasiones, siendo la primera en el barrio de Loyola, año 2006, y la segunda en el barrio de Amara; cogiendo unas botellas con pintura en su interior y arrojándolas contra el edificio de la Comandancia de Marina con motivo de la festividad de la Virgen del Carmen del año 2007 y enfrentamiento con las fuerzas del orden en una manifestación a favor de los presos de la organización E.T.A. con ocasión de las regatas de la Concha en septiembre de 2007 - acciones, estas dos últimas, cometidas con posterioridad a la declaración de SEGI como organización terrorista -; hechos reconocidos en su declaración policial de 31-10-2007 y ampliatoria de 1-11-2007 en las dependencias de la Comisaría General de información en Canillas(Madrid)(Fs. 3466-3477) informado de sus derechos y con asistencia letrada, efectuada voluntariamente y sin incidencias a tenor de lo manifestado a presencia del Tribunal por los testigos Policías Nacionales n.º NUM037 y n.º NUM038, ratificadas a presencia judicial (Fs. 395 a 399), añadiendo ante el instructor pertenecer a SEGI las personas que le indican realizar actos de "kale borroka" y no apareciendo atisbo de malos tratos físicos o psicológicos a tenor de los informes médicos forenses obrantes en autos (Fs. 152, 153, 155, 333, 343, 344, 355 y 360), que hubieran sido utilizados para arrancar al acusado estas manifestaciones autoinculpatorias, no dando, por tanto, crédito La Sala a la justificación del procesado de haberlas efectuado bajo presión y amenazas, extremos no acreditados.

§ En su domicilio se intervinieron entre otros efectos (Fs. 752-755), una pegatina de E.T.A., un cartel tamaño cuartilla de SEGI, un pañuelo de cuello de SEGI y una hoja de papel manuscrita con anotaciones de una serie de nombres de personas organizadas por barrios para su captación a SEGI (F. 3479), según manifiesta en su declaración (F. 3474), dado que, según declaró ante el instructor, SEGI se distribuye en Taldes en San Sebastián, por barrios, y cada barrio tiene su grupo de SEGI y sus responsables (F. 397).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable"; en este caso el acusado Julio manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Julio a la organización terrorista SEGI en el momento de su detención y puesta a disposición de la autoridad judicial.

Cristobal.

§ Cristobal reconoció, en comisaría, haber acudido a manifestaciones organizadas por SEGI - en su declaración testifical ante el Tribunal el Comisario Jefe de la Brigada Provincial de Información del C.N.P. de San Sebastián (n.º NUM039) afirma la participación de Cristobal, a tenor de las vigilancias realizadas por funcionarios de la Brigada, en numerosos actos de SEGI, adoptando medidas de seguridad en sus reuniones con Julio - simpatizando con sus ideas y haber participado, con posterioridad a ser declarada SEGI organización terrorista por el T.S., en los disturbios ocurridos durante la Semana Grande de San Sebastián en agosto de 2007 lanzando piedras contra un autobús; volcando un contenedor en el casco viejo de la ciudad el 4-10-2007 durante los incidentes ocurridos en los días posteriores a las detenciones de la Mesa Nacional de Batasuna y en los incidentes con motivo de un acto convocado por Falange Española el día de la Hispanidad (12-10-2007)- concretamente cruzando dos contenedores según declaración policial del procesado Ruperto el 1-11-2007 (F. 3534) informado de sus derechos y con asistencia letrada, ratificadas a presencia judicial (Fs. 410 y 411)-; hechos reconocidos en su declaración policial de 31-10-2007 (Fs. 3576-3578) informado de sus derechos y con asistencia letrada, efectuada voluntariamente y sin incidencias a tenor de lo manifestado a presencia del Tribunal por el testigo Policía Nacional n.º NUM040, ratificada a presencia judicial (F. 427), no apareciendo atisbo de malos tratos físicos o psicológicos a tenor de los informes médicos forenses obrantes en autos (Fs. 162, 164, 337, 338, 359 y 360), que hubieran sido utilizados para arrancar al acusado estas manifestaciones autoinculpatorias, no dando, por tanto, crédito La Sala a la justificación del procesado de haberlas efectuado bajo presión y amenazas, extremos no acreditados.

§ En este sentido cobra importancia la declaración policial del imputado Baltasar de 1-11-2007 (Fs. 3350-3352) informado de sus derechos y con asistencia letrada, ratificada a presencia judicial (F.404), afirmando ser Cristobal militante actual en SEGI y haberle comprado dos videos de la citada organización titulados "Gazte Martxa" y "Bildu Erabaki Independentzia Irabazi".

§ En el domicilio de Cristobal se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 192-202), un talonario de boletos para un viaje a Venezuela para dos personas de la organización SEGI con numeración del 21.962 al 22.000, un video de SEGI de la "Gazte Martxa de 2007", dos videos de SEGI de "Gazte Kaiolatik AT" de los meses de marzo y septiembre, una declaración de actuación de conciencia al Euskotren y RENFE colaboradores con el TAV, un póster con la inscripción "Gora Munduko herri zapalduen" firmado por SEGI, un pañuelo gris y azul de SEGI, una camiseta roja de SEGI, una camiseta blanca de "Gazte Martxa" de SEGI, dos pañuelos palestinos y un tirachinas de color negro; cumpliéndose por tanto las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad del coimputado Baltasar (STS. 603/2010, de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable"; en este caso el acusado Cristobal manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Cristobal a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Hilario.

§ Hilario, camarero en el bar "URKAMENDI", sito en la calle Juan de Bilbao n.º 10 de San Sebastián, reconoció, en comisaría, haber pertenecido a la organización juvenil SEGI entre el año 2002 y 2003 - demostrando, sin embargo, los hechos haber continuado perteneciendo a ella como vamos a tener ocasión de comprobar - participando en acciones de "Kale borroka", con posterioridad a ser declarada SEGI organización terrorista por el T.S., como en los disturbios producidos durante las fiestas de la Semana Grande en San Sebastián en agosto de 2007 lanzando varias botellas hacia los miembros de la Policía Autónoma Vasca y propinando una patada en un lateral de una furgoneta policial con motivo de los incidentes por la detención de Jose Luis el 2-10-2007; hechos reconocidos en su declaración policial de 1-11-2007, en Madrid, (Fs. 3394-3397), informado de sus derechos y con asistencia letrada, efectuada voluntariamente y sin incidencias a tenor de lo manifestado a presencia del Tribunal por los testigos Policías Nacionales n.º NUM041 y n.º NUM042, ratificada a presencia judicial (F. 419), no apareciendo atisbo de malos tratos físicos o psicológicos a tenor de los informes médicos forenses obrantes en autos (Fs. 210, 212, 335, 341, 357 y 360), que hubieran sido utilizados para arrancar al acusado esas manifestaciones autoinculpatorias, no dando, por tanto, crédito La Sala a la justificación del procesado de haberlas efectuado bajo presión, extremo no acreditado.

§ El procesado Julio en su declaración policial, ratificada judicialmente, (Fs. 3466-3477), manifiesta haber participado Hilario, en el invierno del año 2005, en un enfrentamiento lanzando piedras contra la Policía Autónoma Vasca en la plaza del Buen Pastor de San Sebastián con motivo de una manifestación; así como haber participado, con ocasión de las regatas de la Concha, en una manifestación a favor de los presos de E.T.A. lanzando piedras y objetos contundentes contra la Policía Autónoma Vasca y teniendo conocimiento que el día de la festividad de la Virgen del Carmen del año 2007 Hilario cogió unas botellas con pintura en su interior y las arrojó contra el edificio de la Comandancia de Marina en unión de otros jóvenes, declarando ante el instructor (F. 397) que Hilario pertenecía al talde del casco viejo - y por tanto a SEGI- dado que, según declaró Julio ante el instructor (F. 397), "SEGI se distribuye en taldes en San Sebastián, por barrios, y cada barrio tiene su grupo de SEGI y sus responsables".

§ El procesado Ruperto en su declaración policial de 31-10-2007 (Fs. 3530-3532) ratificada judicialmente (F. 411), manifiesta haber participado Hilario el día de la hispanidad de 2007 en un enfrentamiento con la Ertzaintza, con motivo de un acto de Falange, cruzando varias vallas en la avenida de la libertad; arrojando botellas llenas de pintura contra la Policía Autónoma Vasca en la acción llevada a cabo en las fiestas de la Semana Grande del año 2004 con motivo de una manifestación; así como, antes de las navidades de 2006 por la zona de la calle Juan de Bilbao, haber participado Hilario en un enfrentamiento contra la Policía Autónoma Vasca arrojando piedras contra la misma; en su declaración ante el instructor (F. 411) afirma que "también Hilario es un dirigente de actos de "Kale borroka", ya que éste está siempre metido en todas o casi todas"; elemento corroborador de la imputación efectuada por Julio de que Hilario formaba parte de SEGI y actuaba en la violencia callejera en tal condición.

§ En el bar "URKAMENDI" donde trabaja de camarero Hilario - local utilizado por los miembros de la organización como lugar de reunión y refugio tras la realización de actos de "Kale Borroka" y demás actividades desarrolladas por la misma, según declaración testifical en la vista oral del Comisario Jefe de la Brigada Provincial de Información del C.N.P. de San Sebastián (n.º NUM039) y declaración judicial del procesado Ruperto (F.411) - se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 279-288), ocho panfletos firmados por SEGI (en euskera); habiendo visionado La Sala, en la vista oral, cinta de video (disco duro reseñado como 12HD1), intervenida al también procesado Pedro Antonio, con quien aparece Hilario participando en un concierto organizado por SEGI gritando ¡Gora E.T.A.! junto a los también procesados Alfonso y Gaspar (informe Fs. 3201-3215 ratificado ante el Tribunal en la vista oral por los peritos del C.N.P. n.º NUM043 y n.º NUM044); cumpliéndose, por tanto, las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Julio y Ruperto (STS. 603/2010, de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Hilario manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Hilario a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Ruperto.

§ Ruperto negó, en comisaría, su pertenencia a la organización SEGI reconociendo haber participado en acciones de "Kale borroka" como en los incidentes ocurridos durante la fiesta de la hispanidad de 2007 con motivo de un acto de Falange y posterior enfrentamiento con las fuerzas del orden cruzando dos contenedores por la zona de Gros; arrojando varios tornillos a furgonetas de la Policía Autónoma Vasca el día de las regatas de la Concha en 2007 en el puente del Kursal; arrojando piedras contra la Policía Autónoma Vasca antes de las navidades de 2006 con motivo de incidentes ocurridos en la calle Juan de Bilbao y prender fuego con un mechero a un contenedor con motivo de una manifestación en el boulevard de San Sebastián; hechos reconocidos en su declaración policial de 31-10-2007 (Fs. 3530- 3532), informado de sus derechos y con asistencia letrada, efectuada voluntariamente y sin incidencias a tenor de lo manifestado a presencia del Tribunal por el testigo Policía Nacional n.º NUM045, ratificada a presencia judicial, añadiendo ante el instructor haber participado, siendo menor de edad, en el mes de agosto de 2004 (fiestas de la Semana Grande), en los disturbios ocurridos con ocasión de una manifestación de SEGI, lanzando botellas de cristal llenas de pintura contra la Policía Autónoma Vasca (Fs. 410 y 411), no apareciendo atisbo de malos tratos físicos y psicológicos - a tenor de los informes médicos forenses obrantes en autos (Fs. 171, 332, 345, 356 y 360) y declaración judicial de Ruperto manifestando haber sido bueno el trato policial (F.410) - que hubieran sido utilizados para arrancar al acusado esas manifestaciones autoinculpatorias, no dando, por tanto, crédito La Sala a la justificación del procesado de haberlas efectuado bajo presión, extremo no acreditado.

§ El procesado Julio, en su declaración ampliatoria policial de 1-11-2007 ya mencionada y ratificada judicialmente, manifiesta que Ruperto, sobre el año 2002-2003, en el barrio de Loyola junto con él y otros procesados (Sergio Y Balbino) se encapucharon volcando dos contenedores y provocando el corte del tráfico rodado; así como, en el invierno del año 2005, Ruperto participó en un enfrentamiento en la plaza del Buen Pastor, lanzando piedras contra la Policía Autónoma Vasca (declaración policial de Julio de 31-10-2007 ratificada judicialmente); por último, Julio en su declaración ante el instructor, ya mencionada, manifiesta que Ruperto pertenecía con él al talde de Loyola - y por tanto a SEGI- dado que, según declaró Julio ante el instructor (F. 397), "SEGI se distribuye en taldes en San Sebastián, por barrios, y cada barrio tiene su grupo de SEGI y sus responsables".

§ En el domicilio de Ruperto se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 767 y 768), un pañuelo azul con el anagrama de SEGI, un pañuelo azul con el anagrama de E.T.A. y referida a Guillerma, una camiseta negra con referencia "Etorkizuna Borrokatu- Loiolano Segi", y dos pegatinas de EHAK; cumpliéndose por tanto las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad del coimputado Julio (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Ruperto manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Ruperto a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Alfonso.

§ Alfonso reconoció, en comisaría, pertenecer al talde de Amara Viejo de la organización SEGI, grupo creado hacía cinco meses, disponiendo de la llave de la sede de la asociación "Mamur AISIALDI TALDEA" local donde se depositaba el material de la organización hasta su utilización (carteles, pancartas, pegatinas y material accesorio), así como el dinero, depositado en una caja, destinado a financiar el gasto de material; recibiendo las directrices que le eran encomendadas al grupo, la mayoría relacionadas con SEGI, a través del responsable del talde; reconociendo igualmente haber mantenido el talde una reunión en la sede de "Mamur" el día 10-10-2007 con la finalidad de realizar alguna acción de protesta al haberse autorizado el día de la hispanidad (12-10-2007) un acto de Falange, llevando a cabo lo acordado el día 11-10-2007, en las inmediaciones de la Catedral del Buen Pastor, cruzando y volcando dos contenedores en medio de la calle; hechos reconocidos en su segunda declaración policial de 1-11-2007 (Fs. 3610-3615) informado de sus derechos y con asistencia letrada, efectuada voluntariamente y sin incidencias a tenor de lo manifestado a presencia del Tribunal por los testigos Policías Nacionales n.º NUM046 y n.º NUM047, no ratificada a presencia judicial negándose a declarar (F. 382); no apareciendo atisbo de malos tratos físicos o psicológicos a tenor de los informes médicos forenses obrantes en autos (Fs. 126, 128, 336, 339, 340, 352 y 360) que hubieran sido utilizados para arrancar al acusado esas manifestaciones autoinculpatorias, no dando, por tanto, crédito La Sala a la justificación del procesado de haberlas efectuado bajo presión y amenazas, extremos no acreditados.

§ El procesado Julio en su declaración policial y ante el instructor (Fs. 3475 y 397) manifiesta haber participado Alfonso dos años atrás, en el barrio de Amara Berri, volcando unos contenedores de basura, provocando el corte de tráfico rodado, sabiendo que es miembro de la agrupación juvenil SEGI y que pertenecía al talde de Amara.

§ El procesado Ruperto, en su declaración ante el instructor (Fs. 410 y 411) manifiesta haber visto participar a Alfonso en actos de "kale borroka", siendo otro de los dirigentes de este tipo de actos; elemento corroborador de la imputación efectuada por Julio de que Alfonso formaba parte de SEGI y actuaba en la violencia callejera en tal condición.

§ En el domicilio de Alfonso se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 756-759), 33 bonos de sorteo con el anagrama de SEGI, dos folletos autoadhesivos de SEGI, tres pegatinas autoadhesivas de SEGI, NUM005 carteles "Bizirik eta betirako", un folleto Narciso con el anagrama ETA "Bietan Jarrai" y un impreso "MAMUR" en euskera y castellano; habiendo visionado La Sala, en la vista oral, cinta de video (disco duro reseñado como 12HD1), intervenida al también procesado Pedro Antonio, con quien aparece Alfonso participando en un concierto organizado por SEGI gritando ¡Gora E.T.A.! junto a los también procesados Hilario y Gaspar (informe Fs. 3201-3215 ratificado ante el Tribunal en la vista oral por los peritos del C.N.P. n.º NUM043 y n.º NUM044); en el local de la asociación "Mamur Aisialdi Taldea", sito en la calle Amara n.º 11 de San Sebastián, se intervino documentación, publicaciones y propaganda firmada por Batasuna, Askatasuna y Jarrai (Fs. 1063-1076); cumpliéndose, por tanto las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Julio y Ruperto (STS. 603/2010, de 8 de julio), y a mayor abundamiento en cuanto a la declaración policial autoinculpatoria de Alfonso.

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Alfonso manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Alfonso a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Gaspar

Gaspar no quiso declarar en comisaría, y en declaración ante el instructor de 5-12-2007 (F. 2.604), negó pertenecer a SEGI y haber participado en hechos de "kale borroka"; sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El procesado Julio en su declaración policial, ratificada judicialmente, (Fs. 3466-3477), manifiesta haber sido invitado por Gaspar del barrio de Gros a participar en los altercados posteriores que iban a tener lugar después de la manifestación con ocasión de la primera Sentencia de la Audiencia Nacional dictada contra SEGI y otras organizaciones juveniles del entorno del M.L. N.V.; propuesta de participación realizada por Gaspar en dos ocasiones más con motivo de sendas manifestaciones, siendo responsable Gaspar del talde del barrio de Gros (F. 3475), afirmando la pertenencia a SEGI de las personas que le indican realizar actos de "kale borroka" (F. 398).

§ Llegados a este punto cobra importancia la declaración policial de Ángel Jesús de 9 noviembre de 2007 (folio 1262), y aunque no la quiso ratificar ante el instructor, en ella reconoce estar integrado Gaspar en el talde del barrio de Gros siendo el responsable de este grupo.

§ El procesado Ruperto en su declaración policial (Fs. 3530-3535), ratificada judicialmente, manifiesta haber participado Gaspar, antes de navidades de 2006, en un enfrentamiento, por la zona de la calle Juan de Bilbao, arrojando piedras contra la Policía Autónoma Vasca; así como quemando un contenedor, en otra ocasión, con motivo de una manifestación en el boulevard de San Sebastián; elemento corroborador de la imputación efectuada por Julio de que Gaspar formaba parte de SEGI y actuaba en la violencia callejera en tal condición.

§ En el domicilio de Gaspar se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 2131-2135), un CD con la inscripción "Zure Borroka" y anagrama de E.T.A., un cuaderno de tapas naranjas con pegatina de E.T.A., un panfleto de Batasuna, un DVD de SEGI de fecha de marzo de 2007 y una agenda verde con la inscripción SEGI; habiendo visionado La Sala, en la vista oral, cinta de video (disco duro reseñado como 12HD1), intervenida al también procesado Pedro Antonio, con quien aparece Gaspar participando en un concierto organizado por SEGI gritando ¡Gora E.T.A.! junto a los también procesados Alfonso y Hilario (informe Fs. 3201-3215 ratificado ante el Tribunal en la vista oral por los peritos del C.N.P. n.º NUM043 y n.º NUM044); cumpliéndose por tanto, las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Julio, Ángel Jesús y Ruperto (STS. 603/2010, de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Gaspar manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Gaspar a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Millán

Millán no quiso declarar en comisaría y en declaración ante el instructor de 5-12-2007 (F. 2599) no quiso responder a ninguna pregunta relacionada con SEGI y su militancia o no en la misma, sabiendo que dicha organización había sido declarada terrorista, negando su participación en hechos de "kale borroka" desde que fue detenido, siendo menor de edad, en 2003; sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El procesado Julio en su declaración policial (F.3467), ratificada judicialmente, manifiesta haberse enterado de la acción que se iba a cometer el día de Santo Tomas del año 2006, a través de Millán del barrio de Alza, el cual había avisado a los participantes con anterioridad, ocurrida en la Avenida del Boulevard, consistente en la quema de un autobús urbano como reivindicación a favor de Simón; añadiendo ante el instructor el 2-11-2007 (Fs.396-398) que Millán también participó en la quema del autobús, fue el que le dijo si quería participar en la acción, como en otras ocasiones, y pertenece a la agrupación juvenil SEGI (talde de Alza), teniendo el cargo de tesorero de esta organización, siendo la finalidad de SEGI trabajar políticamente, aunque parte de sus integrantes realizan actos de "Kale borroka", manifestando asimismo que "las personas que le indican realizar actos de "Kale borroka" son de SEGI".

§ En el domicilio de Millán se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 2091-2093), 4 pegatinas con el anagrama de SEGI, un póster con el anagrama de SEGI, un DVD titulado "Independentzia", una estrella grande con el anagrama de SEGI, un recordatorio de un fallecido con el anagrama de ETA, una entrada con el anagrama de SEGI, un CD titulado "Kaña a España", un pin de SEGI y dos CDs con plantillas para la confección de carteles de contenido amenazante con fotografías de periodistas y de otras personas firmados por SEGI, y la programación de "Jornadas de lucha" y otros eventos convocados por SEGI; cumpliéndose por tanto las exigencias de la corroboración mínima requerida por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad del coimputado Julio (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Millán manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Millán a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Pedro Antonio

Pedro Antonio no quiso declarar en comisaría y ante el instructor el 5-12-2007 (F. 2594) manifestó ser conocido por sus amigos cercanos con el alias de " Cerilla ", trabajar en el bar "URKAMENDI" con el procesado Hilario y no querer declarar sobre SEGI, actividades políticas ni militancia concreta, no habiendo participado nunca en actividades de "kale borroka"; sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El procesado Ruperto en su segunda declaración policial (Fs. 3534-3535) ratificada judicialmente, manifiesta haber participado Pedro Antonio en los incidentes ocurridos el 12-10-2007, con ocasión de un acto de Falange cruzando varias vallas en la Avenida de la Libertad; así como haber participado en una manifestación en el boulevard colocando una pancarta a lo ancho de la calle, cruzando varias personas varios contenedores detrás de la pancarta y aprovechando la ocasión Ruperto para quemar uno de ellos en compañía de Gaspar; añadiendo Ruperto ante el instructor (F. 411) constarle que Pedro Antonio pertenece a SEGI y es un cabecilla de la organización, estando siempre en el bar "URKAMENDI", o en otro de los alrededores, habiendo visto refugiarse en el bar "URKAMENDI" a personas tras actos de "Kale Borroka" de manera habitual.

§ Dato a tener en cuenta en relación con la actividad delictiva de Pedro Antonio, lo encontramos en la declaración policial del imputado Ángel Jesús de 9 noviembre de 2007 (F. 1261), informado de sus derechos y con asistencia letrada, y aunque no la quiso ratificar ante el instructor, en ella reconoce ser Pedro Antonio el responsable del talde de la parte vieja de San Sebastián en el otoño de 2004-otoño de 2005.

§ Otro dato a tener en cuenta en relación con la actividad delictiva de Pedro Antonio, lo encontramos en la segunda declaración policial del procesado Alfonso (F. 3614) y aunque no la quiso ratificar ante el instructor en ella reconoce haber visto a " Cerilla " (Pedro Antonio) participar en los desórdenes públicos; con resultado de daños, que tuvieron lugar durante la festividad de la Semana Grande en agosto de 2007, en unión de otras personas, con el rostro cubierto y portando en la mano piedras y botellas pequeñas de vidrio, reconociéndole por la voz al ir arengando a la gente.

§ En el domicilio de Pedro Antonio se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 2118-2125) un puño de madera con un pañuelo rojo encima donde pone "gasteak euskal herria indarra eta borroka"; un panfleto titulado "Alde Zaharra" que termina con la expresión "Herri batasuna"; un libro titulado "Euskadi eta Askatasuna, euskal herria y la libertad 1998-1999"; un llavero con el símbolo de la amnistía "SEGI"; un CD de "SEGI" titulado "kaiolatik at independentzia"; una postal con una foto de Oiea Errazkin y el emblema de E.T.A.; un DVD de "kaiolatik At" independentzia y dos DVDs de SEGI KAIOLATIK AT; y una CPU marca DATAC con un disco duro marca SEAGATE conteniendo un documento sobre la situación actual de la organización ilegalizada Askatasuna, sus líneas de actividad y gestión de las mismas (Fs. 2995-3007 ratificados ante el Tribunal en la vista oral por los peritos de C.N.P. n.º NUM048 y n.º NUM044); (sin olvidar los ocho panfletos firmados por SEGI en euskera intervenidos en el bar "URKAMENDI"); habiendo visionado La Sala, en la vista oral, cinta de video (disco duro reseñado como 12HD1), intervenida a Pedro Antonio y participando el mismo en un concierto organizado por SEGI gritando ¡Gora E.T.A.! junto a los también procesados Alfonso, Hilario y Gaspar (informe Fs. 3201-3215 ratificado ante el Tribunal en la vista oral por los peritos del C.N.P. n.º NUM043 y n.º NUM044); cumpliéndose por tanto, las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Ruperto, Alfonso y Ángel Jesús (STS. 603/2010, de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Pedro Antonio manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Pedro Antonio a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Jose Pedro.

Jose Pedro no quiso declarar en Comisaría y en declaración ante el instructor de 7-12-2007 (F. 2563) no quiso responder a ninguna pregunta relacionada con SEGI y su integración en la misma, se le conoce por el alias de " Urbano " y negando su participación en hechos de "Kale borroka"; sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El procesado Julio, en su declaración policial ampliatoria (F. 3473), ratificada judicialmente, manifiesta haber participado Jose Pedro, no recordando la fecha, en el corte de la vía férrea ocurrido en el barrio de Amara, mediante la colocación de neumáticos sobre las vías del Euskotren, procediendo posteriormente a su incendio, tras haberlos rociado con gasolina, siendo Jose Pedro quien le propuso realizar tal acción, añadiendo ante el instructor el 2-11- 2007 (F. 397) que Jose Pedro es o era miembro de SEGI (talde de Loyola).

§ El imputado Baltasar en su declaración policial de 1-11-2007 (Fs. 3345-3352), ratificada a presencia judicial (F. 404), manifiesta que Jose Pedro militaba en la organización juvenil SEGI y era una de las personas responsables de SEGI en el barrio de Loyola de San Sebastián.

§ En el domicilio de Jose Pedro se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 2144-2146), llavero de SEGI; una carpeta de tapas rojas con una pegatina con el lema "HITZ, dos hachas en aspa, EGIN" en su interior; un pin de SEGI; dos camisetas de color rojo y naranja con el lema "LOIOLAKO GAZTE ASAMBLADA", una camiseta blanca con el lema "AHT EZ, TAV NO" y una camiseta roja con el lema "HONTZA ELKARTEA"; cumpliéndose por tanto las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Julio y Baltasar (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Jose Pedro manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Jose Pedro a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Donato.

§ Donato no quiso declarar en Comisaría y en declaración ante el instructor de 5-12-2007 (F. 2574), negó pertenecer a SEGI y haber participado en hechos de "Kale borroka"; sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar.

§ El procesado Julio en su declaración policial, ratificada judicialmente (Fs. 3469, 3475 y 398) manifiesta haber participado Donato en los desordenes públicos ocurridos el 14-08-2007 en el Boulevard de San Sebastián, durante los cuales se produjo el incendio de un autobús, diciéndole los días anteriores que estaban reclutando gente para ello, invitando a Julio a participar quien no pudo asistir por motivos deportivos; manifestando igualmente que Donato era el responsable de SEGI del barrio de Amara Berri (nuevo) de San Sebastián.

§ El procesado Alfonso en su segunda declaración policial (Fs. 3610-3615), y aunque no la quiso ratificar ante el instructor, en ella reconoce que pertenece a un talde nuevo de SEGI, creado hace cinco meses, dependiente de Donato, quien les da a los componentes del talde charlas sobre seguridad y propaganda, habiéndole propuesto tres meses antes tomar parte en una acción que consistía en colgar unas ruedas de un puente y prenderlas fuego, a lo que se negó por miedo, manifestando igualmente haber participado Donato en los desordenes públicos con resultado de daños (incendio autobús) durante la festividad de la Semana Grande, en el mes de agosto de 2007, en el Boulevard, portando en la mano piedras y botellas pequeñas de vidrio; así como en los incidentes ocurridos con ocasión de la festividad de la Hispanidad en octubre de 2007 con resultado de daños (volcado y quemado de contenedores), teniendo en ambas ocasiones el rostro cubierto.

§ En el domicilio de Donato se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 2106-2110), una camiseta roja y otra negra con el anagrama de SEGI, una camiseta verde con el anagrama de EKIN, bonos de rifas de EUSKAL HERRIA ASKATASUNA, y 10 carteles convocatoria manifestación; cumpliéndose por tanto las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Julio y Alfonso (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Donato manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Donato a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Regina

Nahikari no quiso declarar en comisaría, y en declaración ante el instructor de 5-12-2007 (F. 2569), negó pertenecer a la organización terrorista SEGI; sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El procesado Julio en su declaración policial ampliatoria (F. 3475) ratificada judicialmente, manifiesta que Regina era la responsable de SEGI en el barrio de Amara Zahara (viejo), añadiendo ante el instructor el 2-11-2007 (F. 398) que "la finalidad de SEGI es trabajar políticamente, aunque parte de sus integrantes realizan actos de "Kale borroka".

§ En el domicilio de Regina se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 2101-2105), diversa documentación relacionada con SEGI, varios tacos de tickets con los anagramas de AIKA, numerosas pegatinas con los anagramas de AIKA, SEGI y ETA, 7 DVDs con el anagrama de SEGI con el precio de 3€ en la parte trasera y un croquis a mano alzada marcando diferentes puntos o localizaciones; cumpliéndose por tanto las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad del coimputado Julio (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Regina manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Regina a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta d disposición de la Autoridad Judicial.

Sergio

§ Sergio no quiso declarar en comisaría y en declaración ante el instructor de 7-12-2007 (F. 2565-2566) no quiso responder a ninguna pregunta sobre su pertenencia a SEGI; negando su participación en hechos de "Kale borroka"; sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El procesado Julio en su declaración policial, ratificada judicialmente (F. 3473), manifiesta haber participado Sergio en el barrio de Loyola, sobre el año 2002- 2003, en los incidentes ocurridos a la salida de la Plaza de Atari- Eder volcando dos contenedores provocando el corte del tráfico rodado, añadiendo ante el instructor el 2-11-2007 (F. 397) que antes de salir de SEGI el máximo responsable del talde del barrio de Loyola era el procesado Sergio y posteriormente el procesado Teofilo.

§ En el domicilio de Sergio se intervinieron, entre otros efectos (F. 2111) una camiseta con la inscripción ¡ZURE BORROKA GURE EREDA! (nuestra lucha), y tres cintas de V.H.S. con el título EUSKAL HERRIA ETA ASKATASUNA de la editorial TXALAPARTA; cumpliéndose, por tanto, las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad del coimputado Julio (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Sergio manifestó su deseo de no declarar.

§ Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Sergio a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Isaac

Isaac no quiso declarar en comisaría, y en declaración ante el instructor de 5-12-2007 (F. 2589), negó pertenecer a SEGI y haber participado en actos de "Kale Borroka"; sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El imputado Ángel Jesús en su declaración policial (F. 1262), informado de sus derechos y asistido de letrado, y aunque no la quiso ratificar ante el instructor, en ella reconoce ser Isaac integrante del talde del barrio de Gros - y por tanto pertenecer a SEGI - dado que según declaró el procesado Julio ante el instructor (F. 397) "SEGI se distribuye en taldes en San Sebastián, por barrios, y cada barrio tiene su grupo de SEGI y sus responsables".

§ El procesado Julio, en su declaración policial, ratificada judicialmente (Fs. 3468 y 3473) manifestó haber participado Isaac en septiembre del año 2007, con motivo de las regatas de la Concha, en manifestación convocada por ASKATASUNA a favor de los presos de la organización E.T.A. lanzando piedras y objetos contundentes contra la Policía Autónoma Vasca; elemento corroborador de la imputación efectuada por Ángel Jesús de que Isaac formaba parte de SEGI y actuaba en la violencia callejera en tal condición.

§ En el domicilio de Isaac se intervinieron, entre otros efectos, un CD de Ikasle Abertzaleak; un cuaderno con la anotación "hiztegia" y la anotación "A. biltzarra" en el anverso y con el anagrama de SEGI en el reverso; un libro con el título "Matxitxako" y la anotación 1. biltzarra en el anverso y con el anagrama de SEGI en el reverso; un pañuelo estampado de tonos grises, y un palestino (Fs. 2084- 2085); cumpliéndose, por tanto, las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Julio e Ángel Jesús (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Isaac manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Isaac a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Fabio

Fabio no quiso declarar en comisaría, y en declaración ante el instructor de 7-12-2007 (F. 2554), negó pertenecer a SEGI; y haber participado en acciones de "Kale borroka" sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El procesado Julio, en su declaración policial (F. 3473), ratificada judicialmente, manifiesta haber participado Fabio, en el barrio de Amara, en la colocación de neumáticos sobre las vías del Euskotren, procediendo posteriormente a su incendio, tras haberlos rociado con gasolina, quedando la línea férrea cortada; añadiendo ante el instructor el 2-11-2007 (F. 397) que Fabio es o era miembro de SEGI (talde de Amara).

§ El imputado Ángel Jesús en su declaración policial de 9-11-2007 (F. 1262), citada con anterioridad, y aunque no la quiso ratificar ante el instructor, en ella reconoce estar integrado Igor en el Talde del barrio de Amara.

§ En el domicilio de Fabio se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 2082-2083), ocho cajas de DVD, con un DVD en su interior en cada una de ellas, teniendo cada disco el anagrama de SEGI; un panfleto explicativo con el slogan "TENEMOS MIL RAZONES PAREMOS EL TAV"; un CD con el título "Askatasuna Oihana"; un panfleto de suscripción con el anagrama de JARRAI; un sobre a su nombre para asistir el 29-11-07 a la asamblea para informar sobre los retos políticos; un listado mecanografiado y/o informático que comienza con "Contabilidad de 2006" y termina en "Guztira 2210.49€, junto con dos recibos de domiciliación bancaria del BBVA constando en uno de ellos como ordenante "Ilunki Kultur Elkartea" y como titular dicho procesado, y un talonario con 50 unidades numeradas del 301 al 350 con el valor de 1€ y con el anagrama de SEGI; en el registro practicado en el local de la Asociación "Ilunki Kulture Elkartea" sito en la calle Olaeta n.º 19- bajo de San Sebastián (Fs. 1037-1062), se intervino numerosa documentación, publicaciones y propaganda de las organizaciones declaradas terroristas BATASUNA, ASKATASUNA, EKIN y SEGI; un pendrive marca "verbatin" sin n.º de serie referenciado como 19USB1, cuyo propietario no se ha podido identificar, conteniendo diversos documentos en los que se define la estructura que debe tener la organización juvenil terrorista SEGI en la provincia de Guipúzcoa, así como la manera de captar miembros, su ideario, su forma de actuación y cuentas (INFORME FS. 3874-4008, ratificado ante el Tribunal en la vista oral por los peritos del C.N.P. n.º NUM043 y n.º NUM044) y la cantidad de 1727,97€ a disposición del procesado para sufragar las actividades propagandistas de SEGI y resto de las organizaciones reseñadas; cumpliéndose, por tanto, las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Julio e Ángel Jesús (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Fabio manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Fabio a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Teofilo

§ Teofilo, en su declaración policial de 8-11-2007 (Fs. 1312-1314) ratificada ante el instructor el 10-11-2007 (F. 1937), manifiesta no pertenecer, ni haber pertenecido a la organización juvenil SEGI, ni haber tenido relación alguna con ella, negando haber participado en acciones de "Kale Borroka", sin embargo los hechos demuestran lo contrario como vamos a tener ocasión de comprobar:

§ El procesado Julio, en declaración policial ampliatoria (F. 3473), ratificada judicialmente, manifiesta haber participado Teofilo, en el barrio de Loyola, colocando sobre las vías del Euskotren unas traviesas viejas, procediendo posteriormente a rociarlas con gasolina y prenderles fuego, provocando el corte de la vía férrea; añadiendo ante el instructor el 2- 11-2007 (F. 397) "que antes de salir de SEGI el máximo responsable del talde del barrio de Loyola era Sergio y posteriormente Teofilo, por tanto el último responsable del talde de Loyola era Teofilo ".

§ En el domicilio de Teofilo se intervinieron, entre otros efectos (Fs. 2077-2078) dos DVDs 20.000 gazte topa eguna 06 y KAIOLATIZ AT! con el anagrama de SEGI que se encontraban con el papel de celo sin abrir; 6 DVDs sin desprecintar con el lema de KAIOLATIZ AT! y el anagrama de SEGI, una bandera con el anagrama "presos a euskalherria" y pegatinas de EHAK; cumpliéndose, por tanto, las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad del coimputado Julio (STS. 603/2010 de 8 de julio).

§ En último término, no cabe olvidar que el silencio del procesado puede y debe valorarse como indicio incriminatorio siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que recogen las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 2000 y de 30 de diciembre de 2004 y del Tribunal Constitucional 137/1998 y 202/2000: "la lícita y necesaria valoración del silencio como corroboración de lo que ya está probado es una situación que reclamará claramente una explicación del acusado en virtud de las pruebas de cargo, de modo que, el sentido común dicta que en consecuencia equivale a que no hay explicación posible y a que en su consecuencia el acusado es culpable". En este caso el acusado Teofilo manifestó su deseo de no declarar.

Medios probatorios que, valorados conjuntamente, acreditan todos ellos con suficiencia la pertenencia de Teofilo a la organización terrorista SEGI hasta el momento de su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

A modo de conclusión, la integración de los acusados mencionados en su "Talde" respectivo formando parte de la organización terrorista SEGI e interviniendo en diferentes actuaciones propias de la violencia callejera a que se dedica la organización, refleja la integración de aquéllos en ésta de manera estable y no episódica, con subordinación a una cierta línea jerárquica que impartía órdenes e instrucciones para ejecutar las acciones de violencia urbana - como ha quedado acreditado - lo que, por otro lado, supone "una disponibilidad con vocación de permanencia ante la organización" (STS. 603/2010, de 8 de julio).

EN CUANTO A LA PARTICIPACIÓN DEL DELITO ESTUDIADO DEL RESTO DE LOS PROCESADOS EL TRIBUNAL HA REALIZADO LA SIGUIENTE VALORACIÓN:

Ernesto.

Ernesto no quiso declarar en Comisaría, y en declaración ante el instructor de 5-12-2007 (F. 2584), negó ser integrante de la organización SEGI y haber participado en hechos de "kale borroka", habiendo manifestado el procesado Julio en su declaración policial ratificada judicialmente (F. 3467), haber participado Ernesto en la quema de un autobús urbano el día de Santo Tomas del año 2006, lanzando en su interior cócteles molotov, como reivindicación a favor de Simón, añadiendo ante el instructor (F. 396) que Ernesto pertenecía al talde de Alza; manifestación ésta última también realizada por el imputado Ángel Jesús en su declaración policial, no ratificada judicialmente, de 9-11-2007 (F. 1263).

§ En el domicilio de Ernesto no se intervino material de la organización terrorista SEGI ni efectos relacionados con la misma ni con actos de "Kale borroka" (Fs. 2112-2113); no cumpliéndose por tanto las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la consistencia de la declaración incriminatoria de los coimputados Julio y Ángel Jesús al ser la única prueba de cargo (STS. 603/2010 de 8 de julio), dado que los informes policiales incriminatorios (Fs. 2375-2409) están basados y elaborados a tenor de las declaraciones de los imputados, así como en el resultado de los registros domiciliarios practicados, según declaró en la vista oral ante el Tribunal el Comisario Jefe de la Brigada Provincial de Información del C.N.P. de San Sebastián (n.º NUM039); por lo que no podemos asegurar con la certeza que requiere un pronunciamiento de condena su integración en la organización terrorista SEGI; no existiendo suficiente prueba de cargo que el Tribunal pueda valorar, imponiéndose en los casos de insuficiencia de prueba la absolución (SSTC 20-02-1989, 15-10-90 y 23-11-91).

Balbino

§ Balbino no quiso declarar en comisaría, y en declaración ante el instructor de 7-12-2007 (F. 2557), negó pertenecer a SEGI y haber participado en actos de "Kale borroka", habiendo manifestado el procesado Julio, en su declaración policial ratificada judicialmente (Fs. 3467, 3468 y 3473), haber participado Balbino en varios actos de "Kale borroka" - año 2007, mes de enero, con motivo de un acto a favor de los presos de E.T.A. en el velódromo de Anoeta; año 2004, Semana Grande, con motivo de una manifestación, arrojando botellas conteniendo en su interior pintura contra la Policía Autónoma Vasca; año 2002- 2003 en el barrio de Loyola, plaza de Atari-Eder, volcando dos contenedores provocando el corte de tráfico rodado; invierno año 2005 con motivo de una manifestación en el Boulevard lanzando piedras contra la Policía Autónoma Vasca en la Plaza del Buen Pastor -; añadiendo ante el instructor el 2-11-2007 (F. 397) que Balbino era del talde de Loyola.

§ El procesado Ruperto en su segunda declaración policial (F. 3536), ratificada ante el instructor, también manifiesta haber participado Balbino en la acción del año 2004 ya mencionada.

§ El imputado Baltasar, en su declaración policial (F. 3347), ratificada judicialmente (F. 404), manifiesta que Balbino militaba en SEGI.

§ En el domicilio de Balbino no se intervino material de la organización terrorista SEGI, ni efectos relacionados con la misma, ni con actos de "Kale borroka" (Fs. 2136-2138), no cumpliéndose, por tanto, las exigencias de la corroboración mínima requeridas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo avalando la credibilidad de los coimputados Julio, Ruperto y Baltasar, al ser las únicas pruebas de cargo (STS. 603/2010 de 8 de julio), dado que los informes policiales incriminatorios (Fs. 2375-2409) están basados y elaborados a tenor de las declaraciones de los imputados y en el resultado de los registros domiciliarios practicados según declaró en la vista oral, ante el Tribunal, el Comisario Jefe de La Brigada Provincial de Información del C.N.P. de San Sebastián (n.º NUM039); por lo que no podemos asegurar con la certeza que requiere un pronunciamiento de condena su participación en este delito, no existiendo suficiente prueba de cargo que el Tribunal pueda valorar, imponiéndose en los casos de insuficiencia de prueba la absolución (SSTC 20-02-1989, 15-10-90 y 23-11-91).

Tercero.-CIRCUNTANCIAS MODIFICATIVAS DE LA RESPONSABILIDAD CRIMINAL

En la realización del expresado delito no concurren en los acusados circunstancias modificativas de la responsabilidad penal.

Cuarto.-INDIVIDUALIZACIÓN DE LA PENA.

En orden a la penalidad (arts 66.1 6.ª y 516. 2.º del C. Penal), La Sala estima que la pena a imponer debe ser la de 6 años de prisión a cada uno, atendiendo el principio de legalidad, considerándola adecuada y proporcional a la conducta de los acusados.

En aplicación del artículo. 56.1. 2.º del C. Penal, se establece asimismo la pena accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena para todos ellos.

En aplicación del artículo. 516. 2.º del C. Penal, se establece asimismo la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de 6 años para todos ellos.

Quinto.-COMISO.

Se declara el comiso de los efectos intervenidos relacionados con el delito estudiado, al amparo de lo dispuesto en el Art. 127 del C. Penal.

Sexto.-COSTAS.

Las costas procesales deber ser impuestas por ministerio de la ley a los criminales responsables de todo delito o falta (art. 123 C. Penal), debiéndose declararse de oficio las correspondientes al delito o delitos del que sean absueltos.

Por lo expuesto, y vistos los artículos citados y demás de general y pendiente aplicación,

EN NOMBRE DE S.M. EL REY,


FALLAMOS


 
Primero.-Que debemos CONDENAR Y CONDENAMOS a Julio, Cristobal, Hilario, Ruperto, Alfonso, Gaspar, Millán, Pedro Antonio, Jose Pedro, Donato, Regina, Sergio, Isaac, Fabio y Teofilo, como autores criminalmente responsables de un delito de integración en organización terrorista, anteriormente definido y sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de SEIS AÑOS DE PRISIÓN a cada uno de ellos con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena e inhabilitación especial para el empleo o cargo público por tiempo de 6 años.

Asimismo, les condenamos al pago de la parte proporcional de las costas del procedimiento.

Segundo.-Que debemos ABSOLVER Y ABSOLVEMOS a Ernesto y a Balbino, del delito de integración en organización terrorista por el que venían siendo acusados por el Ministerio Fiscal, con declaración de oficio de la parte correspondiente de las costas procesales.

Se declara el comiso de los efectos intervenidos relacionados con el delito estudiado.

A los condenados les será abonado el tiempo que hayan estado privados provisionalmente de libertad por esta causa, siempre que no les haya sido ya abonado en otra, lo que se acreditará en ejecución de Sentencia.

Notifíquese esta Sentencia a los acusados, a sus representaciones procesales y al Ministerio Fiscal, haciéndoles saber que contra la misma cabe interponer recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo en el término de CINCO DIAS, a partir de la última notificación.

Así por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo de Sala, definitivamente juzgando, lo acordamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación