Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.N. 66/2010, de 25 de noviembre


 RESUMEN:

Delito de introducción y distribución de moneda falsa en connivencia con el falsificador. Delito de expendición de moneda falsa en connivencia con el introductor. Delito de adquisición de moneda falsa para ponerla en circulación. Definición y análisis de los delitos según el TS. Existencia de prueba: Testifical, documental. Intervenciones telefónicas.

En Madrid, a veinticinco de noviembre de dos mil diez.

Vista en juicio oral y público, ante esta Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la causa procedente del Juzgado Central de Instrucción n.º 5 bajo el n.º 20/10, seguida por el trámite del Sumario ante la posible comisión de un DELITO DE FALSIFICACIÓN DE MONEDA, en el que aparecen como acusados:

1.- Hernan, mayor de edad, nacido el día 7-10-1974 en Accra (Ghana), hijo de Christian y de Nora, de nacionalidad ghanesa, con pasaporte de Ghana n.º NUM000, con Número de Identificación de Extranjero en España NUM001 y con Ordinal de Informática Policial n.º NUM002, sin antecedentes penales y privado de libertad provisionalmente por esta causa desde el día 19-10-2009, representado por la Procuradora D.ª Ana Capilla Montes y defendido por el Abogado D. Francisco Javier Baeza García.

2.- Martin, mayor de edad, nacido el día 10-4-1974 en Monrovia (Liberia), hijo de Kojo y de Eis, de nacionalidad liberiana, con Número de Identificación de Extranjero en España NUM003 y con Ordinal de Informática Policial n.º NUM004, con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia y privado de libertad provisionalmente por esta causa desde el día 20-10-2009, representado por el Procurador D. José Luis Senso Gómez y defendido por el Abogado D. Julián Parro Conde.

3.- Romeo, mayor de edad, nacido el día 8-8-1973 en Monrovia (Liberia), hijo de Joseph y de Marie Sow, de nacionalidad liberiana, con Número de Identificación de Extranjero en España NUM005 y con Ordinal de Informática Policial n.º NUM006, con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia y privado de libertad provisionalmente por esta causa desde el día 20-10-2009, representado por el Procurador D. José Luis Senso Gómez y defendido por el Abogado D. Julián Parro Conde.

4.- Maite, mayor de edad, nacida el día 23-2-1970 en Madrid, hija de Nemesio y de Simona, de nacionalidad española, con Documento Nacional de Identidad n.º NUM007, con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia y en libertad provisional por esta causa, en la que no ha estado privada de libertad preventivamente, representada por la Procuradora D.ª Araceli de la Torre Jusdado y defendida por el Abogado D. Miguel Ángel Sacristán Arenal.

5.- Petra, mayor de edad, nacida el día 16-4-1979 en Madrid, hija de Antonio y de María de los Ángeles, de nacionalidad española, con Documento Nacional de Identidad n.º NUM008, sin antecedentes penales y en libertad provisional por esta causa, en la que no ha estado privada de libertad preventivamente, representada por la Procuradora D.ª Ángela Cristina Santos Erroz y defendida por el Abogado D. Miguel Rivas González. Y

6.- Pedro Jesús, mayor de edad, nacido el día 17-9-1977 en Santo Domingo (República Dominicana), hijo de Hermeregildo y de María, de nacionalidad dominicana, con Número de Identificación de Extranjero en España NUM009, sin antecedentes penales y en libertad provisional por esta causa, en la que no ha estado privado de libertad preventivamente, representado por la Procuradora D.ª Virginia Rosa Lobo Ruiz y defendido por el Abogado D. Miguel Rivas González.

El MINISTERIO FISCAL estuvo representado por el Iltmo. Sr. D. Carlos Miguel Bautista Samaniego.

Ha actuado como ponente el Magistrado Iltmo. Sr. D. JUAN FRANCISCO MARTEL RIVERO, quien expresa el parecer del Tribunal.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El día 11-8-2009 se incoaron las Diligencias Previas n.º 279/09 del Juzgado Central de Instrucción n.º 5, al serle repartidas las Diligencias Previas n.º 1487/09 del Juzgado de Instrucción n.º 4 de Leganés (Madrid), en virtud de la información recabada por la Policía acerca de la actuación de varias personas que se dedicaban a poner en circulación billetes de euros falsos traídos de Italia. Tal investigación desembocó en la detención de los supuestos implicados Hernan, Martin y Romeo, el primero en Gerona el día 19-10-2009 y los otros dos en Madrid al día siguiente, prosiguiéndose los actos de comprobación, que dieron lugar a la averiguación de los restantes supuestos implicados Petra, Pedro Jesús y Maite. Por auto dictado el día 24-3-2010 aquellas Diligencias Previas n.º 279/09 fueron transformadas en el Sumario n.º 20/10. El día 29-3-2010 se dictó auto de procesamiento de los nombrados imputados. El día 31-5-2010 se dictó auto de conclusión del Sumario, que fue remitido a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional el mismo día, siendo repartida la causa para su enjuiciamiento a esta Sección 4.ª, donde se recibió el día 1-6-2010 y donde se formó el rollo n.º 65/10 el mismo día. En dicho procedimiento se dictó el día 29-7-2010 auto de confirmación de la conclusión del Sumario y de apertura del juicio oral, y el día 20-9-2010 auto de admisión e inadmisión de los medios de prueba propuestos por las partes, así como de señalamiento de las sesiones del preceptivo juicio oral, con fechas de celebración los días 10 y 11-11-2010.

Segundo.-El Ministerio Fiscal, en sus conclusiones definitivas, calificó los hechos, por un lado, como constitutivos de un delito de expendición de moneda falsa en connivencia con el falsificador, previsto en el artículo 386 párrafo 1.º n.º 3 del Código Penal, en concurso de normas con un delito de importación de moneda falsa del artículo 386 párrafo 1.º n.º 2, del cual ha de responder como autor el acusado Hernan. Por otro lado, los hechos son también constitutivos de un delito de expendición de moneda falsa en connivencia con el falsificador, previsto en el artículo 386 párrafo 1.º n.º 3 del Código Penal, del cual han de responder como autores los restantes acusados Martin, Romeo, Petra, Pedro Jesús y Maite, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

Interesa que se imponga al primer acusado la pena de 8 años y 6 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multa de 435.000 euros (con 6 meses de responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, para el supuesto de que la pena final resultante sea inferior a los 5 años de prisión). A los restantes acusados interesa que se les imponga la pena de 10 años de prisión, inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena y multa de 435.000 euros (con 6 meses de responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, para el supuesto de que la pena final resultante sea inferior a los 5 años de prisión). Asimismo, solicita que se decrete el comiso y destrucción del dinero y de los objetos intervenidos y la imposición a cada uno de los acusados de la sexta parte de las costas procesales.

Tercero.-La defensa del acusado Hernan, en sus conclusiones definitivas, solicitó la libre absolución de su patrocinado.

Cuarto.-La común defensa de los acusados Martin y Romeo, en sus conclusiones definitivas, solicitó la libre absolución de sus patrocinados.

Quinto.-La común defensa de los acusados Petra y Pedro Jesús, en sus conclusiones también definitivas, solicitó la libre absolución de sus patrocinados.

Sexto.-La defensa de la acusada Maite, en sus conclusiones definitivas, también solicitó la libre absolución de su patrocinada.

Séptimo.-El juicio se celebró durante las audiencias de los días 10 y 11 de noviembre de 2010.


HECHOS PROBADOSHa quedado acreditado en autos que:

Primero.-Sobre las 22:00 horas del lunes día 19 de octubre de 2009, en el aeropuerto de Gerona y por funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, fue detenido el acusado Hernan (también conocido por algunas personas por " Corretejaos ", por " Mangatoros " y por " Zanagollas "), mayor de edad y sin antecedentes penales, el cual había llegado como pasajero en el vuelo de la compañía Ryanair n.º NUM010 procedente de Roma. A la capital italiana había viajado el mismo día desde Nápoles, a donde se había desplazado el viernes día 16 de octubre de 2009 a las 10:05 horas en el vuelo de la compañía Iberia n.º NUM011, con salida desde la terminal 4 del aeropuerto madrileño de Barajas. A esta ciudad italiana era la tercera vez que había acudido, con el mismo designio de comprar a bajo precio considerables cantidades de billetes de euros inauténticos a un ciudadano marroquí conocido como " Triqui ", para traerlos a España y ponerlos en circulación en la zona de Madrid, bien personalmente, bien a través de personas de su confianza, o bien por medio de su venta a terceras personas. Los billetes falaces de 50 euros los compraba a 7 euros y los vendía normalmente a unos 20 euros, en tanto que los billetes falaces de 20 euros los compraba a 3 euros y los vendía normalmente a unos 6 euros.

En la revisión realizada a la bandolera de color azul de la marca West Long que llevaba consigo el referido acusado en el momento de su detención, se halló un pasaporte a su nombre de la República de Ghana y tres teléfonos móviles, dos de la marca Nokia y uno de la marca LG, entre otros objetos. Y entre los efectos personales que contenía la maleta de la marca Valisa de color azul oscuro con adornos verdes, que había facturado en el aeropuerto de origen y que se disponía a recoger cuando fue detenido, fueron encontradas dos carpetas de anillas de tipo porta fotos, una de color blanco y otra de color negro, totalmente envueltas con cinta de embalar, que una vez abiertas albergaban, dispuestos en el interior de las fundas destinadas a las fotos, un total de 3.950 billetes falaces de valor facial 50 euros y un total de 1.010 billetes falaces de valor facial 20 euros, así como un billete de 100 dólares.

Una vez averiguado su domicilio, que resultó estar localizado en la CALLE000 n.º NUM012 piso NUM013 puerta NUM013 de Madrid, con ocasión del registro de dicho inmueble, efectuado en horas de la tarde del día 20 de octubre de 2009, y más concretamente en la habitación ocupada por el referido acusado, que tuvo que ser forzada al estar cerrada con llave, fueron incautados otros 840 billetes inauténticos de valor facial 20 euros, que se hallaban en el interior de otro álbum de fotos que se encontró en un armario. En el mismo mueble, dentro de una bolsa bandolera, se encontraron 490 euros en billetes auténticos de 50, 20, 10 y 5 euros, y en una maleta rígida colocada encima del armario aparecieron otros 1.050 euros en billetes auténticos de 50, 20, 10 y 5 euros, así como un ordenador portátil de la marca Dell con su cable de alimentación.

Segundo.-Momentos antes de comenzar a practicarse el mencionado registro domiciliario, fueron detenidos los acusados Martin y Romeo, ambos mayores de edad y con antecedentes penales que no son computables a efectos de reincidencia, cuando salían de tal inmueble, donde habían pernoctado y donde el segundo habitaba de modo permanente, realizándose a presencia de ambos el registro de la casa y siendo incautado, en la habitación que el segundo de los nombrados ocupaba, un ordenador portátil de la marca Toshiba, que estaba metido en una maleta semirrígida de color azul.

Ambos acusados estaban concertados con el también acusado Hernan, quien les facilitaba billetes apócrifos de 50 y de 20 euros, los cuales vendían a terceras personas a un precio que suponía una ganancia para los tres acusados nombrados, o bien los ponían directamente en el mercado, consiguiendo de esta forma otra ganancia económica, no sólo a través de la obtención de los productos comprados o las prestaciones adquiridas, sino también al lograr con el cambio moneda verdadera.

Tercero.-La compañera sentimental de Martin en la época de los hechos, la acusada Maite, mayor de edad y con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia, contactaba con su novio para obtener billetes falaces de 50 y de 20 euros con el fin de colocarlos directamente en el tráfico mercantil, o bien con objeto de revenderlos a terceras personas, alcanzando una ganancia en estas transacciones. No se ha acreditado suficientemente que tal acusada estuviera concertada con ninguno de los tres acusados nombrados para efectuar dicha actividad. En cambio, se ha constatado que adquirió billetes inauténticos por valor de 4.000 euros.

Cuarto.-También contactaban con el importador y vendedor de los billetes inauténticos de 50 y de 20 euros traídos de Italia, ya mencionado, los acusados Petra y su compañero sentimental Pedro Jesús, mayores de edad y sin antecedentes penales, los cuales adquirían mediante precio los billetes falaces para colocarlos en el mercado mediante su reventa con precio superior a terceras personas. Se ha constatado que cada uno adquirió billetes inauténticos por valor de 1.000 euros.

Quinto.-Los billetes falaces de 50 y 20 euros incautados al acusado Hernan, los traía éste de Nápoles a sabiendas de su inautenticidad y con ánimo de venderlos y traficar con ellos, con ayuda de los acusados Martin y Romeo. Asimismo, eran adquiridos por los acusados Maite, Petra y Pedro Jesús con ese mismo fin y con pleno conocimiento de que no eran verdaderos sino ilegítimos.

Tales billetes fueron reproducidos a través de la tecnología de offset, por lo que presentan al tacto una rugosidad diferente del relieve que las crestas de tinta calcográfica proporcionan al billete legítimo; los tonos de color están bien reproducidos y el papel está bien imitado. Presentan características técnicas discrepantes respecto a las del modelo oficial, pero a simple vista tales billetes pueden ser confundidos con los legítimos, pues la averiguación de las diferencias con los billetes verdaderos requiere un examen detenido y disponer de medios auxiliares.


FUNDAMENTOS JURÍDICOS


 
Primero.-Calificación jurídica de los hechos y acreditación de los mismos.

Por un lado, los hechos declarados probados son constitutivos de un delito de falsificación de moneda del artículo 386 párrafo primero del Código Penal, en sus modalidades de introducción de moneda falsa y su posterior distribución en connivencia con el falsificador, prevista en los números 2.º y 3.º del nombrado tipo penal, del que aparece como responsable en concepto de autor el acusado Hernan, y en su modalidad de expendición de moneda falsa en connivencia con el introductor, prevista en el número 3.º del referido tipo penal, del que aparecen como responsables en concepto de autores los acusados Martin y Romeo, por su directa, material y voluntaria ejecución, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

Por otro lado, los hechos declarados probados son constitutivos de un delito de falsificación de moneda del artículo 386 párrafo segundo del Código Penal, en su modalidad de adquisición a sabiendas de moneda falsa con el fin de ponerla en circulación, prevista en el inciso segundo del nombrado tipo penal, del que aparecen como responsables en concepto de autores los acusados Maite, Petra y Pedro Jesús, por su directa, material y voluntaria ejecución, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

El examen de las figuras delictivas mencionadas y de la concreta participación de los acusados en su comisión se hará en los siguientes apartados.

A) Respecto al primer tipo penal aplicado (artículo 386 párrafo primero números 2.º y 3.º del Código Penal), ha de tenerse en cuenta que la falsificación de moneda en su modalidad básica, es decir, la fabricación de ésta, presupone crear o elaborar moneda o billetes falsos con apariencia de genuidad; la consumación coincide con el momento en que la moneda falsa se halle dispuesta para ser lanzada a la circulación, sin que se precise la efectividad de ésta ni el perjuicio para un sujeto concreto (S.T.S. de 12-11-2008). La introducción consiste en importar moneda falsa con conocimiento de su inautenticidad y con ánimo de ponerla en el mercado. Y respecto a la expendición y la distribución, la S.T.S. de 11-11-2008 expresa que en la doctrina se ha entendido que son expresiones sinónimas que equivalen a puesta en circulación de la moneda; la primera al por menor, a la que se da salida mediante entregas puntuales, y la segunda supone la división de alguna partida entre los encargados de introducirla. En cualquier caso, las modalidades del tipo punitivo ulteriores a la fabricación, alteración, introducción o exportación, es decir, el transporte, expendición o distribución, requiere la connivencia o confabulación con el falsificador, alterador, introductor o exportador de la moneda falsa o alterada.

Los hechos declarados probados que afectan a los acusados Hernan, Martin y Romeo, aparecen acreditados a través de la prueba practicada en el acto del juicio preceptivo, consistente en declaraciones de los tres mencionados acusados, declaración del testigo protegido que dio origen a la formación de la causa, testificales de varios de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que tomaron parte en el seguimiento, vigilancia y detención de los acusados, dictamen pericial no impugnado de los billetes falsos de euros aprehendidos, y documental practicada, con especial relevancia de las conversaciones telefónicas intervenidas.

a) El acusado Hernan declaró en el plenario, como ya lo había efectuado a presencia policial y de Abogado de oficio una vez que fue detenido (folios 77 a 81 del tomo 1 de la causa), que el día 19-11-2009 llegó a Gerona procedente de Roma y antes había estado en Nápoles, a donde había ido, por tercera vez, a comprar billetes falsos de 50 y 20 euros, los que adquiría por 7 y 3 euros, respectivamente, a un ciudadano marroquí conocido por Triqui y luego los vendía en España a mayor precio, no menor de 15 y 6 euros, respectivamente. Tales billetes falsos los distribuía a personas que le llamaban para comprarlos y luego revenderlos, entre las que se encontraban los acusados Martin (también conocido por Cojo), que tiene una novia que se llama Maite, usando aquél el número de teléfono NUM019; Romeo (al que conoce por Romeo o Vicioso), que usaba el número de teléfono NUM014 y vivía en el domicilio del dicente de la CALLE000 n.º NUM012 piso NUM013 puerta NUM013 de Madrid; Petra (a la que conoce por Loca, a la que describe físicamente), que usaba el número de teléfono NUM015, y el novio de ésta Pedro Jesús (al que conoce como Rata, que trabaja en un taller y tiene un hijo en común con Loca, llamado Kevin), que usaba el número de teléfono NUM016. Niega el acusado Hernan que la también acusada Maite le llamara para encargarle billetes falsos. El declarante dice que también le conocen como Mangatoros y Zanagollas, y reconoce que uno de sus teléfonos es el número NUM017, que era el que normalmente utilizaba en España, siendo otro el número NUM018. En su primera declaración como imputado (folios 113 y 114 del tomo 1) se ratificó en las declaraciones policiales, en tanto que en la segunda (folios 230 a 232 del tomo 2) se desdijo de lo anterior y negó los hechos que hasta entonces reconocía, lo que igualmente ocurrió en su indagatoria (folios 184 y 185 del tomo 3). En el plenario, el acusado explicó esta contradicción en su actuar, indicando que cuando se retractó se encontraba nervioso y aturdido, aunque ya hemos dicho que en el juicio oral se mantuvo a sus iniciales declaraciones, que como se irá comprobando resultan del todo acordes con la realidad de lo acontecido y acreditado en estas actuaciones. Debe añadirse que en el registro de la habitación que ocupaba en el referido domicilio madrileño fueron encontrados, precisamente colocados en un álbum de fotos, como los interceptados en el aeropuerto de Gerona, otros 840 billetes falsos de 20 euros de valor facial, así como un total de 1.540 euros en billetes legítimos de 5, 10, 20 y 50 euros, y un ordenador portátil Dell con su cable de alimentación (folios 83 y 84 del tomo 1 de la causa).

Al acto del juicio acudió el testigo protegido cuya declaración policial (folios 7 y 8 del tomo 1 de la causa), luego ratificada a presencia judicial (folio 34 del mismo tomo), sirvió de base para la investigación desplegada, a través de la intervención y observación de las dos líneas telefónicas que facilitó (NUM017 y NUM019, pertenecientes respectivamente a Hernan -al que conocía por Corretejaos - y a Martin -al que conocía por Cojo -), que eran las personas que sabía que en los aledaños de la calle Gutierre de Cetina esquina con la calle Santurce, y en la boca de Metro de Ascao, en la zona de Ciudad Lineal de Madrid, vendían billetes de 50 euros falsos al precio de 20 euros auténticos, pudiendo venderlos a 18 euros si la cantidad transmitida era considerable. Las defensas de los acusados expresaron su extrañeza acerca de que por la Policía y luego por el Magistrado-Juez instructor no se preguntara a dicho testigo por la identidad de sus amigos, de los que manifestó que adquirían a los dos acusados nombrados billetes falsos para después ponerlos en circulación, lo que sin duda tenía visos de constituir un delito que también debió ser objeto de comprobación, lo que desde luego no consta en autos que se haya realizado. Sin embargo, esta omisión para nada empaña las contundentes y creíbles manifestaciones incriminatorias de dicho testigo protegido, que este Tribunal considera del todo verosímiles, como luego se vino a demostrar, y hasta tal punto han sido sinceras que incluso llegó a decir que sus amigos adquirían los billetes falsos a dichos acusados para introducirlos en el tráfico mercantil, en clara declaración incriminatoria que en nada les favorecía.

También declaró en el juicio el funcionario del Cuerpo Nacional de Policía n.º 101.203, que estuvo presente en la interceptación del acusado Hernan en el aeropuerto de Gerona, cuando pretendía introducir en España los 3.950 billetes falsos de 50 euros y los 1.010 billetes falsos de 20 euros que se le incautaron, y quien participó como instructor del acto de su declaración policial, la que efectuó el detenido en idioma español, a presencia de Letrado de oficio y resultando su contenido de las libres, espontáneas y voluntarias manifestaciones del detenido. Asimismo, declararon los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía n.º NUM020 y n.º NUM021, instructor y secretario del atestado en el que constan las observaciones telefónicas y las detenciones de los acusados, ratificando aquéllos las actuaciones policiales llevadas a efecto y aclarando el segundo que Italia es el foco principal de las falsificaciones de billetes que se detectan en España, tratándose de billetes de buena calidad. Esto último lo verificaron los funcionarios del Centro Nacional de Análisis del Banco de España, con números de identificación NUM022 y NUM023, quienes ratificaron los informes periciales que elaboraron y aparecen en los folios 203 a 212 del tomo 3 de la causa. En tales informes, no impugnados, dictaminan que los billetes aprehendidos fueron reproducidos a través de la tecnología de offset y presentan al tacto una rugosidad muy diferente del relieve que las crestas de tinta calcográfica proporcionan al billete legítimo; a simple vista, tales billetes falsos pueden ser confundidos con los legítimos, pues los tonos de color están bien reproducidos, el papel está bien imitado, al igual que el hilo de seguridad y la marca de agua, y utilizan tintas que presentan fluorescencias bajo la luz UV similares a las del billete legítimo; por ello, a simple vista no se nota que sean billetes falsos, por lo que una persona corriente, no experta, podría confundirlos con los verdaderos, tratándose por tanto de una falsificación peligrosa.

Finalmente, en el apartado de prueba documental, debe destacarse que respecto a la audición de conversaciones telefónicas intervenidas en los teléfonos del acusado de que se trata y del siguiente del que se hablará en el próximo apartado, durante el juicio se escucharon las propuestas por el Ministerio Fiscal que fueron grabadas en español, existiendo otras conversaciones de los implicados de raza negra efectuadas en las lenguas nativas "fante" y "twi", cuyas transcripciones en idioma español fueron aportadas por la Policía y han sido ratificadas en el plenario, sin oposición ni reserva de parte personada alguna, por el intérprete de inglés, fante y twi Everardo, con NIE NUM024, quien previamente oyó tales conversaciones y comprobó que las transcripciones en español de las mismas se adecuaban plenamente a lo que realmente conversaban los interlocutores, circunstancia que fue aceptada sin reticencias por las partes personadas. De ahí que este Tribunal las tenga como prueba regularmente obtenida y válida para ser apreciada en este juicio. Por ello, hemos de concluir que, tanto el contenido de las conversaciones oídas en español como el de las conversaciones transcritas del fante y del twi, se corresponden con la literalidad de las transcripciones de tales conversaciones realizadas por la Policía, habiendo podido constatar con inmediación este Tribunal las apreciaciones de los funcionarios policiales encargados acerca de la correspondencia de las conversaciones con hechos protagonizados por los interlocutores, haciendo innecesaria cualquier prueba complementaria de identificación de voces, pues de modo nítido se pudo comprobar que en las conversaciones en español participaban los acusados o alguno de ellos, y en las conversaciones en fante y twi participaban igualmente los usuarios habituales de los teléfonos judicialmente intervenidos, como fue admitido por los acusados.

En cuanto al teléfono n.º NUM017, usado por Hernan, su intervención fue autorizada por auto de 6-10-2009 (folios 38 a 40 del tomo 1 de la causa), y su cese se acordó por auto de fecha 6-11-2009 (folio 152 del tomo 2). Se introdujeron en el plenario diversas conversaciones del acusado de que se trata, todas reconocidas por el mismo, que denotan su doble faceta o actividad como introductor de billetes falsos procedentes de Italia y como distribuidor de los mismos una vez en España. De un lado, como importador de los billetes inauténticos, destacan las siguientes conversaciones: 1.- La mantenida en lengua twi el día 14-10-2009 a las 16:17:12 horas (folios 41 y 42 del tomo 2 de la causa) con el tal Triqui, proveedor que le llama desde Italia y con el que negocia el precio de 300 billetes de 50 euros ("piezas de grandes") y de los 750 billetes de 20 euros ("pequeños") que desea comprarle el acusado en su inminente visita a Nápoles, a donde se trasladaría dos días después, negándose Triqui a aplicar a Hernan el descuento que éste solicitaba, bajo el argumento de que todos los jefes estaban detenidos; 2.- La mantenida en lengua twi el mismo día 14-10-2009 a las 22:12:13 horas (folios 42 y 43 del tomo 2) con un individuo que le proporciona los horarios de vuelos para ir a Italia, diciéndole su interlocutor que podría salir el día 16-10-2009 hacia Roma sobre las 12:35 horas, y desde allí llegaría a Nápoles ("abajo") a las 18:57 horas; 3.- La mantenida en twi el mismo día 14-10-2009 a las 22:36:18 horas (folios 43 y 44 del tomo 2) con el mismo individuo anterior, que le dice que en el vuelo de las 10 horas no hay plazas libres, pero sí a las 14 horas, con tránsito en Milán, desde donde podría coger otro vuelo a "abajo" (a Nápoles) con salida en la terminal 2, de la compañía Alitalia, y 4.- La mantenida en twi el día 15-10-2009 a las 11:43:13 horas (folios 44 y 45 del tomo 2) con el proveedor conocido por Triqui, con quien habla del precio de los billetes falsos y del vuelo que emprenderá al día siguiente, vía Roma. Y de otro lado, como distribuidor de los billetes inauténticos que traía de Italia, destacan las siguientes conversaciones: 1.- La mantenida en español el día 8-10-2009 a las 23:39:53 horas (folios 38 y 39 del tomo 2 de la causa) con la acusada Petra, usuaria del teléfono NUM025, quien llamó a Hernan para pedirle 16 (billetes falsos) de 50 (euros), los cuales necesita para mañana "a 18" (euros), pidiendo Petra a Hernan en la despedida que éste "llame a Rata " (la pareja de ella); 2.- La mantenida en lengua twi el día 9-10-2009 a las 12:39:09 horas (folios 39 y 40 del tomo 2) con un tal Joe, usuario del teléfono 672.800.320, quien llama a Hernan para pedirle 10, pues "necesito 10 para añadir a los 20 para alguien", quedando en encontrarse a las 16 horas, y 3.- La mantenida en twi el día 14-10-2009 a las 16:10:34 horas (folio 40 del tomo 2) con el mismo Joe, quien comenta al acusado que cuando venga traiga más pequeños y le pregunta si le quedan de los grandes, contestando Hernan que "sólo le quedan 2".

El elenco probatorio descrito conforma con plenitud la responsabilidad criminal del acusado de que se trata, no sólo por sus propias manifestaciones auto-incriminatorias, sino por la corroboración de éstas a través de los billetes que se le incautaron, de las testificales practicadas y de las conversaciones detectadas, que igualmente han sido íntegramente reconocidas.

b) El acusado Martin en el juicio manifestó que no estaba de acuerdo con la implicación que de su persona efectuó el anterior acusado Hernan, al que conocía desde hacía 13 años, y a cuyo domicilio admite que ha ido, habiendo sido detenido cuando del mismo salía con su amigo Romeo, negando que hubiera acudido al inmueble a recoger billetes falsos; reconoció que su número de teléfono en octubre de 2009 era el NUM019 y que el de su amigo Romeo era el NUM014; negó que haya dado a la también acusada Maite billetes falsos para ponerlos en circulación, y al ser preguntado acerca de las numerosas conversaciones intervenidas desde su teléfono, en las que se hacen continuas referencias a transacciones comerciales con billetes falsos, unas veces dice que no las recuerda y en otras no ofrece explicaciones sobre su contenido, balbuceando que siempre se trataba de la compraventa copias de DVD y CD. En su declaración como imputado (folios 220 y 221 del tomo 1 de la causa) manifestó que salía del domicilio de Hernan y Romeo cuando fue detenido porque pernoctó en el lugar la noche anterior al quedarse sin dinero para pagar su pensión, añadiendo que no conocía a Said, ni a Miguel, ni a Pedro Jesús el novio de Loca, pero sí a ésta y a Teresa, que era su novia. Esto último contrasta con su interesada respuesta en el plenario, a una pregunta de su Abogado, acerca de que en la época de los hechos mantenía una relación estable con una mujer marroquí, intentando con ello sin éxito desligarse de su vinculación sentimental a la referida acusada Maite.

En cuanto al teléfono n.º NUM019, usado por Martin, su intervención fue autorizada por auto de 6-10-2009 (folios 38 a 40 del tomo 1 de la causa), y su cese se acordó por auto de fecha 6-11-2009 (folio 152 del tomo 2). Se introdujeron en el plenario diversas conversaciones del acusado de que se trata, que reflejan su ilícita actividad como expendedor de billetes falsos en connivencia con el introductor (Hernan). Destacan las siguientes conversaciones: 1.- La mantenida en lengua fante el día 9-10-2009 a la 1:24:56 hora de la madrugada (folios 48 y 49 del tomo 2 de la causa) con el también acusado Romeo, quien llama a Martin desde su teléfono NUM014, comentando Romeo que le quedaba uno nada más, en tanto que Martin dice que a él, de los cinco que le dieron, en ese momento le quedaban cuatro, queriendo más porque "el chico dice que quiere 5"; 2.- La mantenida en español el mismo día 9-10-2009 a las 17:31:04 horas (folios 52 y 53 del tomo 2) con su entonces pareja sentimental, la acusada Maite, la cual desde el teléfono NUM026 comunica a Martin que una persona "quiere 200 billetes y le he dicho que son 8 euros", indicando Martin "8 euros", a lo que Maite responde que "8 por 200 son 1.600", preguntando entonces a su interlocutor si había, respondiendo el acusado que "hay", continuando la coacusada hablando de un problema que tuvo con un taxista, recomendándole Martin que tuviera mucho cuidado; 3.- La mantenida en fante el día 11-10-2009 a las 00:02:01 horas de la madrugada (folio 49 del tomo 2), también con el acusado Romeo, quien llama a Martin desde su teléfono NUM014 para informarle que ha encontrado a un chico y con él irá hacia Sol para ver si obtiene algo de cambio de "los 3", a lo que Martin contesta que "intenta cambiarlo porque tenemos que dar a Mangatoros (Hernan) dinero mañana"; 4.- La mantenida en twi el día 12-10-2009 a las 21:12:03 horas (folio 50 del tomo 2) con un tal Maxwell, a quien el acusado dice que la persona viene a por dinero pero aún no ha llegado y le estaba esperando; 5.- La mantenida en español el día 15-10-2009 a las 15:50:16 horas (folio 50 del tomo 2) con un tal Miguel, quien pregunta al acusado si "tiene de 20", a lo que Martin responde que "sí, pero a 9 euros", lo que hace que Miguel se enfade, puesto que le recrimina que anteriormente le hubiera dicho que eran a 8 euros; 6.- La mantenida en fante el día 16-10-2009 a las 17:49:46 horas (folio 51 del tomo 2) con una persona desconocida, quien le pregunta si ha llamado el chico, respondiendo el acusado que el chico vino por el dinero y lo va a traer más tarde; 7.- La mantenida en español el día 18-10-2009 a las 13:17:16 horas (folio 51 del tomo 2) con el tal Miguel, quien dice al acusado que quiere "20 de 20 y 2 de 50", a lo que Martin responde que "a las 16 horas"; 8.- La mantenida en español el mismo día 18-10-2009 a las 14:52:37 horas (folio 51 del tomo 2) con un tal Said, quien se identifica como amigo de Jorge y dice al acusado que quería "10 de 20 y 6 de 50", a lo que Martin responde que "vale, luego te llamo"; 9.- La mantenida en español el mismo domingo día 18-10-2009 a las 22:12:44 horas (folio 52 del tomo 2 de la causa) con un tal José, quien llama a Martin para quedar al día siguiente con él, contestándole el acusado que "no tiene grandes", pues sólo tiene pequeñas, hasta el próximo martes (o sea, hasta el regreso de Italia de Hernan, que lo hizo el lunes 19 por la noche por Gerona), y 10.- La mantenida en español el día 19-10-2009 a las 20:20:06 horas (folio 52 del tomo 2) con un individuo desconocido, quien le encarga "10 de 50 y 10 de 20 para mañana a las 4".

De tales conversaciones se deduce que las mismas giraron en torno a la compra-venta de billetes de 50 y 20 euros, y no a la adquisición y transmisión de DVD y CD ilegales, como mantuvo el acusado interesadamente en el juicio, sin el menor soporte probatorio. Debe además tenerse en cuenta, para conformar el acervo probatorio del acusado de que se trata, las declaraciones hetero-incriminatorias de Hernan y del testigo protegido, no revestidas de viso alguno de animadversión o enemistad contra el acusado Martin, y menos aún de cualquier ánimo de auto-exculpación. Por lo demás, su íntima vinculación delictiva a Hernan se demuestra por sus propios actos, pues no sólo duerme esporádicamente y frecuenta el domicilio de aquél, sino que conoce sus andanzas, por cuanto sabe cuándo va a regresar de Italia con nuevos billetes falsos, teniendo que dar cuenta al mismo del resultado de sus ventas, pues al común amigo Romeo le insta a concluir transacciones para abonar a Mangatoros (nombre con el que trata a Hernan) cantidades al día siguiente.

c) El acusado Romeo declaró en el juicio que conoce por Mangatoros al acusado Hernan, en cuyo domicilio pernoctaba; admitió el acusado que el número de teléfono que usaba era el NUM014, en tanto que el de su amigo Martin, al que conocía por Cojo, era el NUM019; añade que conoce a Petra porque iba a su casa a comer, no conociendo a su novio Pedro Jesús; niega que tenga algo que ver con el tráfico de billetes falsos, pues sus conversaciones telefónicas trataban sobre su actividad de venta de CDs ilegales. En su declaración como imputado (folios 223 y 224 del tomo 1 de la causa), el acusado de que se trata se manifestó en términos similares, puntualizando que los 840 billetes falsos de 20 euros encontrados en la habitación de Mangatoros (Hernan) eran de éste.

Como ya se ha expresado, al acto del juicio se incorporaron varias conversaciones mantenidas por el acusado de que se trata, grabadas desde uno de los teléfonos judicialmente intervenidos. Así, debemos destacar: 1.- La conversación mantenida en lengua fante el día 9-10-2009 a la 1:24:56 hora de la madrugada (folios 56 y 57 del tomo 2 de la causa) con el también acusado Martin, a quien llama a su teléfono NUM019, comentando Romeo que le quedaba uno nada más, en tanto que Martin dice que a él, de los cinco que le dieron, en ese momento le quedaban cuatro, queriendo más porque "el chico dice que quiere 5", y 2.- La conversación mantenida también en fante el día 11-10-2009 a las 00:02:01 horas de la madrugada (folio 57 del tomo 2), asimismo con el acusado Martin, a quien llama desde su teléfono NUM014 para informarle que ha encontrado a un chico y con él irá hacia Sol para ver si obtiene algo de cambio de "los 3", a lo que Martin contesta que "intenta cambiarlo porque tenemos que dar a Mangatoros (Hernan) dinero mañana".

De ello se deduce que, en las conversaciones interceptadas a los acusados, éstos trataron de la compra-venta de billetes de euros, y no de la adquisición y transmisión de DVD y CD copiados, como mantuvo el acusado interesadamente, sin el menor soporte probatorio. La concertación delictiva entre ambos acusados resulta evidente, y sus estrechos vínculos con Hernan vienen demostrados, no sólo porque así lo reconoce este último, sino también porque aquellos dos acusados frecuentaban la casa de Hernan, hasta el punto que Romeo dormía en una de sus habitaciones. Por lo demás, ambos salían del inmueble referido cuando fueron detenidos, sin que en momento alguno se haya acreditado que se dedicaran a algo distinto de la puesta en circulación de billetes falsos que les suministraba Hernan, como éste reconoce y como aquellos dos acusados admiten, al conversar sobre el dinero que tenían que dar al día siguiente a Mangatoros (que no era otro que Hernan).

B) Respecto al segundo tipo penal aplicado (previsto en el artículo 386 párrafo segundo inciso segundo del Código Penal), ha de tenerse en cuenta que la adquisición de moneda, sabiendo que era falsa, para ponerla en circulación, no exige la tenencia, pues es posible la comisión del delito sin alcanzar la posesión inmediata de la moneda, ni connivencia con los autores, ya que se trata de una conducta autónoma y no de participación en el plan de aquéllos (S.T.S. de 24-2-2004). Dicha resolución especifica que tal inciso segundo, que criminaliza la adquisición de moneda falsa, se diferencia del primero en que no exige la tenencia y se trata de un supuesto de conducta autónoma y no de participación en el plan de los falsificadores, introductores, transportistas y expendedores, mientras que el inciso primero, es decir, la tenencia en connivencia preordenada a su expendición o su distribución, abarca los casos comprendidos en las acciones mencionadas realizados por personas integradas en niveles inferiores respecto de los autores del párrafo primero, abarcando el dolo el conocimiento de la propia tenencia de moneda falsa y de su distribución o expendición como consecuencia del plan trazado por los autores, que se revela en su grado de connivencia con los mismos; en suma, se trata de castigar a los partícipes que conforman los escalones inferiores.

Como establece la S.T.S. de 27-1-1999, después de la modalidad típica constituida por la acción de expender o distribuir moneda falsa en connivencia con los falsificadores o introductores (artículo 386 párrafo primero), el legislador adelanta en su párrafo segundo la barrera penal incriminando lo que serían, respecto a la expendición y distribución, actos de imperfecta ejecución y actos preparatorios: la tenencia, y la adquisición de moneda falsa con el propósito de expenderla o distribuirla. Y lo hace mediante dos tipos penales muy semejantes y equiparados en la penalidad, con la exigencia, en el de tenencia para expender o distribuir (inciso primero), de una connivencia con falsificadores o introductores, que no se precisa en el segundo inciso, integrado éste por la acción de adquirir moneda que se sabe falsa con el fin de ponerla en circulación. Son exigencias de este último tipo penal del artículo 386 párrafo segundo inciso segundo, las siguientes: a) Como elemento negativo, la falta de connivencia por parte del sujeto activo con los autores mencionados en el párrafo primero (falsificador, introductor, expendedor o distribuidor); b) En lo objetivo, la adquisición de moneda falsa, acción comprensiva de cualquier actividad que lleve a alcanzar su posesión, sea a título oneroso o lucrativo, o incluso por medio de conducta delictiva como la receptación (S.T.S. de 25-2-1993); c) Como elemento subjetivo del tipo, el propósito de ponerla en circulación, que se exige como ánimo tendencial del adquirente, sin necesidad de que la puesta en circulación de la moneda se haga efectiva, y d) El dolo precisa conciencia de la falsedad de la moneda adquirida, que en todo caso ha de ser una conciencia concurrente al tiempo de la adquisición. En efecto, de ser una conciencia sobrevenida, que surgiera durante la tenencia subsiguiente a una adquisición de buena fe, la barrera penal se retrasa a los actos efectivos de expendición o distribución conociendo ya la falsedad de la moneda adquirida; modalidad típica que como delito recoge el párrafo tercero del referido artículo 386, si la cantidad supera actualmente los 400 euros y como falta el artículo 629 cuando no se supera ese valor.

Los hechos declarados probados que afectan a los acusados Maite, Petra y Pedro Jesús, aparecen acreditados a través de la prueba practicada en el acto del juicio, consistente en declaraciones de los tres mencionados acusados, testificales de varios de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que intervinieron en el seguimiento, vigilancia y detención de los acusados, dictamen pericial no impugnado de los billetes falsos de euros aprehendidos, y documental practicada, con especial relevancia de las conversaciones telefónicas intervenidas. No se realizará el estudio de la prueba testifical y pericial apuntada para evitar innecesarias reiteraciones, ya que tales medios de prueba se analizaron en el anterior apartado, y sus conclusiones abarca a estos tres acusados.

a) La acusada Maite declaró en el plenario que en octubre de 2009 ella y Martin (Cojo) no eran novios sino amigos, siendo el teléfono de éste el NUM019; negó que ella ayudara a dicho amigo a vender billetes de euros falsos y no recordaba que mantuviera varias conversaciones telefónicas con Martin relativas a transacciones de billetes falsos, mostrándose dubitativa e incoherente a la hora de ofrecer explicaciones a las conversaciones que se oyeron en el juicio, en las que claramente aparece su característica voz ronca. Ya en su declaración como imputada (folios 34 y 35 del tomo 3 de la causa) manifestaba que no le sonaban o no recordaba tales conversaciones.

Precisamente como prueba documental se oyeron varias conversaciones con otros acusados, de las que se deduce la responsabilidad criminal de la acusada de que se trata. Tales conversaciones son las siguientes: 1.- La ya tratada conversación mantenida el día 9-10-2009 a las 17:31:04 horas (folios 58 y 59 del tomo 2 de la causa) con el también acusado Martin, grabada en el teléfono intervenido de éste, número NUM019, donde ella comunica a Martin que una persona "quiere 200 billetes y le he dicho que son 8 euros", indicando Martin "8 euros", a lo que Maite responde que "8 por 200 son 1.600" y preguntando a su interlocutor si había, a lo que responde Martin que "hay", continuando la acusada hablando de un problema que tuvo con un taxista y recomendándole Martin que tuviera mucho cuidado; 2.- La conversación mantenida el día 10-10-2009 a la 1:59:21 hora de la madrugada (folio 60 del tomo 2) con Martin, también grabada en el teléfono intervenido a éste, en la que él pregunta a ella por los niños, manifestando ella en tono de disgusto que "los niños también han llegado a casa, sanos y salvos, ¿tú crees que les puedes montar en un taxi con tres niños y sin nada de dinero bueno?" (en clara alusión al incidente que horas antes había mantenido con un taxista, que rechazó que pagara el recorrido con un billete inauténtico), y 3.- La mantenida el día 11-10-2009 a las 16:14:23 horas (folios 60 a 62 del tomo 2) asimismo con Martin, en la que ella le dice que le quedaban dos billetes y solamente tiene cinco euros, "porque tuve que pagar ocho euros y pico de un taxi, la compra, porque la mujer se dio cuenta", añadiendo que no tenía dinero para ellos y "si lo que queréis es venir y coger dinero, no tengo, podéis venir a comer, pero no tengo dinero"; más adelante, Maite alude a Romeo, como la persona que el día anterior le dejó billetes, y en el curso de una discusión que los interlocutores mantienen, Martin dice a Maite que ella se emborrachaba del dinero que ellos cambian, contestando Maite que será del dinero que él cambiaba, añadiendo Martin que contó el dinero y le faltaban 3 o 4, a lo que ella respondió que no le faltaban 3 o 4 sino todos, porque los cambió todos por la mañana y no tuvo que salir por la tarde.

De lo anterior se infiere nítidamente que la acusada de que se trata está inmersa en la actividad delictiva que se analiza, a pesar de que el principal acusado Hernan la excluyó, lo que parece razonable, porque directamente con el mismo no se aprecia que haya mantenido comunicación o relación para obtener billetes falsos. Lo contrario ocurre respecto de su pareja sentimental Martin, que es la persona que suministraba a Maite los billetes falsos que ella ponía en circulación, según se deduce de las conversaciones telefónicas detectadas. Pero de dicha relación comercial con su compañero sentimental no se desprende la comisión de un delito del artículo 386 párrafo primero del Código Penal, al no deducirse con claridad connivencia alguna con el falsificador, introductor, transportista, expendedor o distribuidor de la moneda falsa, sino simplemente su adquisición para ponerla en circulación.

b) La acusada Petra declaró en el juicio que nunca se ha dedicado a la compraventa y distribución de billetes falsos, admitiendo que tiene un hijo que se llama Kevin, cuyo progenitor es su compañero sentimental, el también acusado Pedro Jesús, y reconociendo que ha efectuado llamadas telefónicas a otros acusados, como a Hernan, al que conoce por Mangatoros, pero siempre lo ha hecho con el propósito de cobrar los servicios de hospedaje de las personas que se alojaban en su casa; asimismo, reconoce que el teléfono NUM025 es usado por ella, y matiza que cuando fue llamada a declarar ante el Juzgado Central de Instrucción n.º 5 lo hizo con el convencimiento que era para aclarar un incidente que en fechas recientes había tenido, en el que erróneamente había abonado una carrera con dinero falsificado. Como imputada (folios 226 y 227 del tomo 2 de la causa) ninguna mención hizo a este supuesto incidente, admitiendo la entonces inculpada que, además del nombrado número telefónico, que también era utilizado por una tal Tamara, a la que curiosamente después no menciona ni propone como testigo, usaba otro con el número NUM015.

Dos conversaciones en las que aparece la voz de la acusada de que se trata, ambas mantenidas con el acusado Hernan, al que llama " Zanagollas ", se oyeron en el juicio. La primera es la ya mencionada al tratar de la acreditación de las responsabilidades del principal acusado, mantenida el día 8-10-2009 a las 23:39:53 horas (folio 67 del tomo 2 de la causa), detectada con motivo de la intervención del teléfono NUM017, en la que ella llama a él para pedirle 16 (billetes falsos) de 50 (euros), los cuales necesita para mañana "a 18" (euros), pidiendo Petra a Hernan en la despedida que éste "llame a Rata " (su pareja). La segunda conversación es la mantenida el día 19-10-2009 a las 12:00:25 horas (folios 66 y 67 del tomo 2), en la que pregunta a Hernan que dónde estaba, contestándose éste que en Badajoz (lo que no era cierto, pues estaba en Italia, desde donde casi nueve horas después llegaría a Gerona, lugar en que sería detenido); Petra, a la que Hernan trata de Loca, pide a su interlocutor "10 de los de 20 para esta tarde", respondiendo Hernan que no podía ser porque llegaba al día siguiente por la mañana, ante lo cual Loca comenta que iba a llamar al chico que se los encargó, diciéndole a Hernan que los llevara mañana a Rata al taller; finalmente, es demostrativo de que en aquellos momentos Petra se hallaba con su novio, Pedro Jesús, la circunstancia atinente a que, antes de colgar el teléfono, quedara grabada la frase "que sí, Rata, que sí".

Todo lo anterior evidencia la participación de la acusada de que se trata en los hechos que se le atribuyen, que viene corroborada por la declaración del también acusado Hernan, sin que en momento alguno se deje entrever que el contenido de las conversaciones por teléfono de la acusada se restringiera a la reclamación del abono por los servicios de alojamiento y comida en su domicilio, como de manera totalmente inverosímil e ineficaz mantuvo en el plenario. Sin embargo, de aquella relación comercial con el principal acusado no se desprende la comisión de un delito del artículo 386 párrafo primero del Código Penal, al no vislumbrarse connivencia alguna con el introductor y distribuidor de la moneda falsa encargada.

c) Por último, el acusado Pedro Jesús declaró en el juicio que no ha tenido contacto con Hernan ni le ha encargado que le provea de billetes falsos, habiendo mantenido las conversaciones telefónicas que se le atribuyen, pero siempre con el objetivo de reclamar las rentas de una habitación que tenía alquilada a un amigo de Hernan, negando que se trataran de encargos de moneda falsa para revenderla; añade que en octubre de 2009 era compañero sentimental de la acusada Petra, con la que tiene un hijo llamado Kevin, el cual muchas veces le cogía el teléfono y le decía que otras personas se lo pedían para usarlo, siendo dicho teléfono el NUM016, cuyo número todavía conserva. En su declaración como imputado, facilitó los dos teléfonos de su pareja Loca y el propio, alegando entonces que un compañero suyo de taller, de origen dominicano y llamado Carlos, también utilizaba su teléfono, no ofreciendo desde entonces más datos de dicha supuesta persona.

Sendas conversaciones, en las que aparece la característica voz con acento sudamericano del acusado de que se trata, ambas mantenidas con el acusado Hernan, al que llama " Mangatoros " y " Zanagollas ", se oyeron en el juicio. La primera es la mantenida el día 9-10-2009 a las 14:20:57 horas (folios 63 y 64 del tomo 2 de la causa), grabada con motivo de la intervención del teléfono NUM017, en la que Pedro Jesús llama a Hernan para solicitarle "16" (billetes falsos) "de 50" (euros), quedando ambos en verse en diez minutos en la boca de Metro de Ciudad Lineal-Pueblo Nuevo. La segunda conversación es la mantenida al día siguiente 10-10-2009 a las 13:58:14 horas (folio 64 del tomo 2), en la que Pedro Jesús pide a " Zanagollas " la cantidad de "10 de 20", quedando en verse inmediatamente en la zona de la Virgen de Lluc, en el lugar donde, en palabras de Pedro Jesús, "nos encontramos el otro día".

Lo anteriormente expuesto delimita la participación del acusado de que se trata en los hechos que se le atribuyen, que viene corroborada por la declaración del también acusado Hernan, sin que en momento alguno se deje entrever que el contenido de las conversaciones del acusado estuvieran relacionadas, ni siquiera mínimamente, con las alegadas y no probadas reclamaciones de rentas o servicios no abonados, como de manera no creíble ni lógica, como en el caso de su novia Petra, ha sido sostenido en el juicio. Por lo demás, tampoco de aquella relación comercial con el principal acusado se desprende la comisión de un delito del artículo 386 párrafo primero del Código Penal, al no haberse probado connivencia alguna del acusado con el introductor y distribuidor de la moneda falsa solicitada.

Segundo.-Determinación de las penas a imponer.

A) Respecto a las penas a imponer por la comisión del delito de falsificación de moneda del artículo 386 párrafo primero del Código Penal, en sus modalidades de introducción de moneda falsa, distribución en connivencia con el falsificador y expendición en connivencia con el introductor, previsto en los números 2.º y 3.º del nombrado tipo penal, inicialmente y en abstracto se sitúan en la privación de libertad con una horquilla que discurre desde los 8 años a los 12 años, así como en la multa del tanto al duplo del valor aparente de la moneda.

En el supuesto de autos, debemos distinguir el caso del introductor y distribuidor de la moneda falsa, en connivencia con el falsificador, donde se enmarca la actividad delictiva del acusado Hernan, y los casos de expendición de moneda falsa, en connivencia con el introductor, donde se encuadra la actividad delictiva de los acusados Martin y Romeo.

Respecto a Hernan, ha de tenerse en cuenta su primariedad delictiva, pero también la relevancia de sus actos y que era la tercera vez que efectuaba la importación de billetes falsos, lo que debe ponderarse con la admisión de hechos que vertió durante el juicio, como ya lo había efectuado en su declaración policial y en su primera declaración como imputado; reconocimiento que no es merecedor de la aplicación de la atenuante muy cualificada de confesión tardía, como pretende su defensa, ante las intencionadas lagunas de que adolece. Sin embargo, esto último no impide que deba dispensársele un trato favorable, dentro de los márgenes permitidos por el artículo 66.1.6.º del Código Penal, tal y como propone el Ministerio Fiscal, al menos en cuanto a la pena privativa de libertad. Por ello, se estima adecuado a sus circunstancias personales y a la gravedad del delito cometido imponerle la pena de 8 años y 6 meses de prisión, cercana al mínimo permitido, además de la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, como establece el artículo 56 del Código Penal, y la multa de 234.500 euros, que equivale al tanto del valor aparente de la moneda apócrifa aprehendida.

Y respecto a Martin y Romeo, no puede obviarse que son individuos que actúan en concierto con Hernan, pero que se sitúan en una escala inferior en importancia, sin que tampoco pueda soslayarse que no son delincuentes primarios. Por ello, se estima adecuado imponerles idéntica pena de prisión, con la correspondiente accesoria, y de multa que al principal acusado, pues resulta un contrasentido difícilmente explicable imponerles un peor trato punitivo que el de la persona que les facilitaba los billetes falsos con los que traficaban.

B) Respecto a las penas a imponer por la comisión del delito de falsificación de moneda del artículo 386 párrafo segundo del Código Penal, en su modalidad de adquisición a sabiendas de moneda falsa con el fin de ponerla en circulación, prevista en el inciso segundo del nombrado tipo penal, inicialmente y en abstracto se sitúan en uno o dos grados por debajo de la pena básica establecida en el tipo previsto en el párrafo primero, ya descrito. Por lo que, de aplicarse la rebaja en un grado, la pena se situaría en la privación de libertad con una horquilla que discurre desde los 4 años y 1 día hasta los 8 años, así como en la multa del medio al tanto del valor aparente de la moneda, mientras que si se aplicara la rebaja en dos grados, la pena se situaría en la privación de libertad con una horquilla que discurre desde los 2 años y 1 día hasta los 4 años, así como en la multa del cuarto al medio del valor aparente de la moneda.

No puede obviarse que el propio legislador establece como módulos individualizadores de la pena a imponer en el tipo aplicable, por remisión de la pena prevista en los casos de tenencia de moneda falsa para su expendición, el valor aparente de la moneda falsa adquirida y el grado de connivencia con los autores de la expendición de tal moneda.

Como en el apartado anterior, debemos distinguir los casos de actividad delictiva de la acusada Maite, que adquiría la moneda de su compañero sentimental Martin, y de actividad delictiva de la pareja de acusados formada por Petra y Pedro Jesús, quienes adquirían los billetes directamente del introductor y distribuidor Hernan. En ambos supuestos, se rebajará la pena a imponer en un solo grado, pues la reiteración de actos llevados a cabo conlleva que los tres acusados no merezcan tal degradación en dos grados. Por otro lado, en la pena pecuniaria se tendrá en cuenta sólo el valor de la moneda que adquirieron, según aparece en los hechos declarados probados, que se han obtenido en este extremo de lo que aparece en las conversaciones telefónicas interceptadas, con aplicación de las directrices marcadas por la S.T.S. de 12-6-2008, en cumplimiento de la decisión adoptada en el Pleno no Jurisdiccional de la Sala 2.ª celebrado el 10-6-2008, en el que se acordó que, ante la ausencia de una regla específica en el artículo 70 del Código Penal para la extensión de la pena de multa proporcional, deberá aplicarse por analogía dicho precepto cuando proceda imponer pena inferior en grado; por lo que se formará partiendo de la cifra mínima señalada, que en el caso de la falsificación de moneda es el tanto del valor aparente de la moneda, y deduciendo de ésta la mitad de su cuantía, constituyendo el resultado de tal deducción su límite mínimo; regla que resulta aplicable en los casos de rebaja de la pena en un grado, como el que nos concierne.

Así, a Maite, que no es delincuente primaria, se le impondrá la pena de 4 años y 6 meses de prisión, cercana a la mínima legalmente posible con las pautas anteriormente marcadas, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, como establece el artículo 56 del Código Penal, y la multa de 2.000 euros, que es la mitad del tanto del dinero falso que adquirió para ponerlo en circulación. Además, de conformidad con el artículo 53.2 y 3 del Código Penal, se establece prudencialmente como responsabilidad personal subsidiaria para el supuesto de no abono voluntario de dicha multa, la privación de libertad durante 20 días, a razón de un día por cada 100 euros no satisfechos.

Y en cuanto a las penas a imponer a Petra y a Pedro Jesús, debido a su primariedad delictiva y a la escasa incidencia de su actuación delictiva, se les impondrá la pena mínima de 4 años y 1 día de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, como establece el artículo 56 del Código Penal, y la multa de 500 euros, que es la mitad del tanto del dinero falso que cada uno adquirió para ponerlo en circulación. Además, de conformidad con el artículo 53.2 y 3 del Código Penal, se establece prudencialmente como responsabilidad personal subsidiaria para el supuesto de no abono voluntario de dicha multa, la privación de libertad durante 5 días, a razón de un día por cada 100 euros no satisfechos.

C) Asimismo, se procederá al comiso y destrucción del dinero inauténtico intervenido, y al comiso del dinero legítimo y de los efectos incautados a los acusados, como previene el artículo 127 del Código Penal, a los que se dará el destino legal.

Tercero.-Costas procesales.

Las costas procesales vienen impuestas legalmente a todo responsable de delito, como preceptúa el artículo 123 del Código Penal. En el caso de autos, cada acusado será condenado al abono de una sexta parte de las costas procesales generadas.

En atención a lo expuesto,


FALLAMOS


 
1.- Que debemos condenar y condenamos a Hernan, como responsable en concepto de autor de un DELITO DE INTRODUCCIÓN Y POSTERIOR DISTRIBUCIÓN DE MONEDA FALSA EN CONNIVENCIA CON EL FALSIFICADOR, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a las penas de OCHO AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y MULTA DE 234.500 EUROS, además del abono de una sexta parte de las costas procesales devengadas.

2.- Que debemos condenar y condenamos a Martin y Romeo, como responsables en concepto de autores de un DELITO DE EXPENDICIÓN DE MONEDA FALSA EN CONNIVENCIA CON EL INTRODUCTOR, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a las penas a cada uno de ellos de OCHO AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y MULTA DE 234.500 EUROS, además del abono por cada uno de una sexta parte de las costas procesales devengadas.

3.- Que debemos condenar y condenamos a Maite, como responsable en concepto de autora de un DELITO DE ADQUISICIÓN DE MONEDA FALSA PARA PONERLA EN CIRCULACIÓN, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a las penas de CUATRO AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y MULTA DE 2.000 EUROS, con responsabilidad personal subsidiaria de 20 días de privación de libertad en caso de impago, además del abono de una sexta parte de las costas procesales devengadas.

4.- Que debemos condenar y condenamos a Petra y Pedro Jesús, como responsables en concepto de autores de un DELITO DE ADQUISICIÓN DE MONEDA FALSA PARA PONERLA EN CIRCULACIÓN, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a las penas a cada uno de ellos de CUATRO AÑOS Y UN DÍA DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y MULTA DE 500 EUROS, con responsabilidad personal subsidiaria de 5 días de privación de libertad en caso de impago, además del abono por cada uno de una sexta parte de las costas procesales devengadas.

5.- Se decreta el comiso y destrucción del dinero falso aprehendido, así como el comiso del dinero legítimo y de los efectos incautados a los acusados, a los que se dará el destino legal.

Para el cumplimiento de las penas se abona a los condenados el tiempo que han estado privados de libertad preventivamente por esta causa, según se expresa en el encabezamiento de esta resolución.

Notifíquese esta sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma pueden interponer recurso de casación, por infracción de ley o quebrantamiento de forma, ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que deberá ser anunciado en el plazo de cinco días, a contar desde la última notificación.

Así, por esta nuestra sentencia, de la que se llevará certificación al Rollo de Sala y se anotará en los Registros correspondientes, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Magistrado Iltmo. Sr. D. JUAN FRANCISCO MARTEL RIVERO, estando celebrando audiencia pública el día de su fecha. Doy fe.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación