Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.N. 70/2010, de 7 de diciembre


 RESUMEN:

Delito de adquisición de moneda falsa para ponerla en circulación y de falsificación de documento oficial: Conformidad de la acusada con los hechos, la calificación jurídica y las penas interesadas. Utilización de billetes inauténticos. Faltas de estafa continuada y de lesiones.

SENTENCIA

En Madrid, a siete de diciembre de dos mil diez.

Vista en juicio oral y público, ante la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la causa procedente del Juzgado Central de Instrucción n.º 6 bajo el n.º 9/10, seguida por el trámite del Procedimiento Abreviado, ante la posible comisión de un DELITO DE FALSIFICACIÓN DE MONEDA, una FALTA DE ESTAFA, una FALTA DE LESIONES y un DELITO DE FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTO OFICIAL, en la que aparece como acusada Agueda, mayor de edad, nacida en Alicante el día 31-8-1986, hija de Antonio Carlos y de Rosario, con Documento Nacional de Identidad n.º NUM000, sin antecedentes penales y en libertad provisional por esta causa, en la que ha estado privada de libertad desde el día 17-12- 2008 hasta el día 18-12-2008, representada por la Procuradora D.ª Adela Gilsanz Madroño y defendida por la Abogada D.ª Aurora Gámez Cartagena.

El Ministerio Fiscal estuvo representado por el Iltmo. Sr. D. Miguel Ángel Carballo Cuervo.

Ha actuado como ponente el Magistrado Iltmo. Sr. Don JUAN FRANCISCO MARTEL RIVERO.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El Ministerio Fiscal calificó de modo provisional los hechos como constitutivos de: un delito de falsificación de moneda del artículo 386 del Código Penal, en su variedad de adquisición a sabiendas de su falsedad con el fin de ponerla en circulación (párrafo segundo del precitado artículo), en concurso real con una falta continuada de estafa de los artículos 74 y 623.4 del Código Penal; una falta de lesiones del artículo 617.1 del Código Penal, y un delito de falsificación de documento oficial del artículo 392 del Código Penal. De dichos delitos y faltas es responsable en concepto de autora la acusada Agueda, como previene el artículo 28 del Código Penal, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal. Procede imponerle las siguientes penas: por el delito de falsificación de moneda, la pena de 3 años de prisión y multa de 2.270 euros, con responsabilidad personal subsidiaria, en caso de impago de la multa, de 3 meses (artículo 53.2.º del Código Penal) y accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena (artículo 56 del Código Penal); por la falta de estafa, la pena de multa de 40 días con cuota diaria de 10 euros y arresto proporcional en caso de impago; por la falta de lesiones, la pena 40 días de multa, con cuota diaria de 10 euros y arresto sustitutorio en caso de impago de 20 días, y por el delito de falsificación documental, la pena de un 1 año y 6 meses de prisión, con las accesorias legales, y multa de 8 meses con cuota diaria de 10 euros y arresto sustitutorio en caso de impago de 8 meses. Además, debe procederse al comiso de todos los efectos intervenidos y al abono de las costas.

Al inicio del juicio oral, celebrado el día 1-12-2010, el Ministerio Fiscal modificó parcialmente sus conclusiones provisionales, manteniendo los hechos, la autoría, la calificación jurídica, el comiso y las costas, y solicitando para la acusada las siguientes penas: por el delito de falsificación de moneda, la pena de 2 años de prisión y multa de 750 euros, con responsabilidad personal subsidiaria, en caso de impago de la multa, de 3 meses (artículo 53.2.º del Código Penal) y la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena (artículo 56 del Código Penal); por la falta de estafa, la pena de multa de 30 días, con cuota diaria de 3 euros y arresto proporcional en caso de impago; por la falta de lesiones, la pena 30 días de multa, con cuota diaria de 3 euros y arresto sustitutorio en caso de impago de 15 días, y por el delito de falsificación documental, la pena de un 6 meses de prisión, con las accesorias legales, y multa de 6 meses con cuota diaria de 3 euros y arresto sustitutorio en caso de impago de 6 meses, si bien la pena de prisión se sustituye por la multa de 12 meses, con cuota diaria de 3 euros, por aplicación del artículo 88.1 del Código Penal.

Segundo.-Concedida la palabra a la acusada, ésta mostró su conformidad con los hechos, con la calificación jurídica y con las penas interesadas por el Ministerio Fiscal, como igualmente lo hace su Abogada, quien aportó en el plenario tres resguardos de ingresos acreditativos de otros tantos abonos parciales de la multa, por importe total de 1.000 euros, pagados los días 12-7-2010 (200 euros), 17-8-2010 (200 euros) y 30-11-2010 (600 euros). Con lo que el juicio quedó pendiente de que se dictase sentencia por conformidad de las partes, quienes expresaron su decisión de no recurrir.

Tercero.-El juicio se celebró durante la audiencia del día 1-12-2010.


HECHOS PROBADOSHa quedado acreditado en autos, por conformidad de las partes, que:

La acusada Agueda, mayor de edad y sin antecedentes penales, en unión de otra persona a la que no afecta esta resolución, decidió con ánimo de lucro poner en circulación billetes inauténticos de 50 euros que había adquirido a sabiendas de su falsedad a personas desconocidas. Así, dicha acusadas, residente en la Comunidad Valenciana, se desplazó hasta la provincia de Vizcaya y en ejecución del plan preconcebido realizó los siguientes hechos:

A) Sobre las 13:24 horas del día 16 de diciembre de 2008, acudió al establecimiento Eroski Center de la localidad de Bermeo, en donde efectuó una compra fraudulenta por importe de 1,95 euros, siéndole ocupado el correspondiente recibo (denunciantes, Susana y Begoña).

B) Sobre las 11:43 horas del día 17 de diciembre de 2008, acudió al establecimiento Atxispe Ibeikoak de la localidad de Mungía, en donde efectuó una compra fraudulenta por importe de 3,02 euros, siéndole ocupado el correspondiente recibo (denunciante, Mariola).

C) Sobre las 12:30 horas del día 17 de diciembre de 2008, acudió al establecimiento Servifruta de Mungía, en donde intentó adquirir productos por importe de 0,90 euros, sin lograr consumar la compra fraudulenta al alertarse la empleada de la posible mendacidad del billete entregado (denunciante, Beatriz).

D) Sobre las 12:38 horas del mismo día 17 de diciembre de 2008, acudió al establecimiento Carnicería Basilio de Mungía, en donde efectuó una compra fraudulenta por importe de 6,94 euros, siéndole ocupado el correspondiente recibo (denunciante, Milagrosa).

E) Sobre las 13:30 horas del día 17 de diciembre de 2008, acudió al establecimiento Orange de Mungía, en donde efectuó una recarga telefónica por importe de 5 euros. Al alertarse Africa, empleada del establecimiento, de la mendacidad del billete entregado, salió tras ella solicitando a la Policía Municipal, en cuya presencia se produjo un enfrentamiento en el que resultó agredida dicha empleada, sin que conste que las lesiones causadas requirieran tratamiento médico, consistentes en leve mácula eritematosa en zona malar izquierda.

No consta suficiente acreditado que la acusada haya participado en otras adquisiciones fraudulentas con billetes falsos cometidas en la zona.

En todas las adquisiciones utilizó billetes inauténticos de 50 euros.

Igualmente, a la acusada en el momento de la detención se le ocuparon 345 euros auténticos productos de su ilícita actividad y un billete falso de 50 euros con número de serie NUM001. En el registro corporal posterior le ocuparon otros seis billetes falsos, dos en su ropa interior y cuatro en una cartera de plástico escondidos tras una licencia de conducir ciclomotores con número NUM002 a nombre de Vicenta, con su foto, la cual, según informe pericial incorporado a la causa, es falaz al haberse sustituido la foto original.

El dinero no auténtico incautado por la fuerza policial actuante fue remitido para su análisis a la Brigada de Investigación del Banco de España, que tras la oportuna pericia, el día 10 de marzo de 2009, emitió un informe donde constataba que los billetes incautados eran billetes falaces, calificando de peligrosa la falsificación. En semejante sentido también informó la Guardia Civil.


FUNDAMENTOS JURÍDICOS


 
Primero.-Vista la conformidad prestada por la inculpada con los hechos por los que viene siendo acusada por el Ministerio Fiscal, según las conclusiones que formuló con carácter de definitivas en el acto del juicio oral, así como con las penas interesadas, y comprobado que aquéllos son legalmente constitutivos de los delitos de adquisición de moneda falsa para ponerla en circulación y de falsificación de documento oficial, respectivamente tipificados en los artículos 386.2.º inciso segundo y 392 del Código Penal, y de las faltas de estafa continuada y de lesiones, respectivamente tipificadas en los artículos 623.4 y 617.1 del Código Penal, y que las penas solicitadas corresponden a las legalmente previstas, procede sin más trámite dictar sentencia condenatoria en los términos interesados por el Ministerio Fiscal y aceptados por la acusada y su defensa, como previene el artículo 787.1 y 4 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Al respecto, debe especificarse que se han ordenado temporalmente los hechos perpetrados y que, por aplicación del artículo 88.1 del Código Penal, la pena de multa sustitutiva de la pena de prisión del delito de falsificación documental tendrá una extensión de 365 cuotas de 3 euros cada una, al computarse cada día de privación de libertad (6 meses) por dos cuotas de multa.

Asimismo, ha de aclararse que será en el período de ejecución de esta resolución cuando la parte interesada podrá solicitar continuar abonando de modo periódico las cifras de multa impuestas, de las que lógicamente se descontarán los 1.000 euros ya abonados.

Segundo.-Las personas criminalmente responsables lo son también civilmente, y las costas procesales se entienden impuestas por ministerio de la ley a los culpables de los delitos, según establecen los artículos 109 y 123 del Código Penal, respectivamente.

Finalmente, como quiera que las partes intervinientes han expresado su decisión de no recurrir esta sentencia, se declarará la firmeza de la misma, como establece el artículo 787.6 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, si bien con las limitaciones previstas en el n.º 7 del referido precepto.

En atención a lo expuesto,


FALLAMOS


 
Que debemos condenar y condenamos a Agueda, como responsable en concepto de autora de un delito de adquisición de billetes falsos para ponerlos en circulación, a las penas de DOS AÑOS DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y MULTA DE 750 EUROS, con responsabilidad personal subsidiaria de tres meses en caso de impago; de una falta continuada de estafa, a la pena de MULTA DE TREINTA DÍAS, con cuota diaria de tres euros y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no abonadas; de una falta de lesiones, a la pena de MULTA DE TREINTA DÍAS, con cuota diaria de tres euros y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no abonadas, y de un delito de falsificación de documento oficial, a las penas de SEIS MESES DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y MULTA DE SEIS MESES, con cuota diaria de tres euros y responsabilidad personal subsidiaria de tres meses en caso de impago, si bien la últimamente mencionada pena privativa de libertad se sustituye por una MULTA DE 365 DÍAS, con cuota diaria de tres euros.

Se decreta el comiso del dinero y los efectos intervenidos, con expresa imposición a la acusada de las costas procesales devengadas.

Para el cumplimiento de las penas se abonará el tiempo que ha estado la acusada privada de libertad por esta causa.

Notifíquese esta sentencia a las partes, haciéndoles saber que la misma es firme, si bien contra esta resolución pueden interponer recurso de casación, por infracción de ley o quebrantamiento de forma, ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que deberá ser anunciado en el plazo de cinco días, a contar desde la última notificación, únicamente si consideran que no se han respetado los requisitos o términos de la conformidad, sin que la acusada pueda impugnar por razones de fondo la conformidad libremente prestada.

Así, por esta nuestra sentencia, de la que se llevará certificación al Rollo de Sala y se anotará en los Registros correspondientes, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Magistrado Iltmo. Sr. D. JUAN FRANCISCO MARTEL RIVERO, estando celebrando audiencia pública el día de su fecha. Doy fe.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación