Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Baleares 881/2010 de 5 de octubre


 RESUMEN:

IRPF: Devolución de ingresos indebidos. Rendimientos íntegros del trabajo: Se incluyeron en este concepto las cantidades percibidas a raíz del acuerdo de prejubilación, consideradas por el recurrente exentas. Extinción de la relación laboral: Se pactó el abono de una renta mensual en concepto de pensión con la correspondiente retención. Renta irregular: Los importes anuales percibidos no tienen esta consideración pues su situación era similar a la existente cuando se encontraba en activo. Desestimación.

PALMA DE MALLORCA

SENTENCIA: 00881/2010

SENTENCIA

N.º 881

En la ciudad de Palma de Mallorca a cinco de octubre de dos mil diez.

ILMOS SRS.

PRESIDENTE

D. Gabriel Fiol Gomila.

MAGISTRADOS

D. Pablo Delfont Maza.

Dña. Carmen Frigola Castillón.

Vistos por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears los autos N.º 583 de 2008, seguidos entre partes; como demandante, D. Luis Manuel, representado por el Procurador D. Antonio Colom Ferrá, y asistido por la Letrada Dña. Nicole Moll Mertens; y como Administración demandada, la General del Estado, representado y asistido por su Abogado.

El objeto del recurso es la resolución la resolución de la Presidenta del Tribunal Económico-Administrativo Regional en Illes Balears, de 29 de abril de 2008, por la que se desestimaban las reclamaciones acumuladas números 207 a 210 de 2008, presentadas contra acuerdos que desestimaron recursos de reposición frente a denegación de solicitudes de devolución de ingresos indebidos por el concepto impuesto sobre la renta de las personas físicas, ejercicios 2003 a 2006.

La cuantía del recurso se ha fijado en 20.611,47 euros.

Se ha seguido la tramitación correspondiente al procedimiento ordinario.

Ha sido Magistrado Ponente el Ilmo. Sr. D. Pablo Delfont Maza, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El recurso fue interpuesto el 14 de julio de 2008, admitiéndose a trámite por providencia del 5 de septiembre siguiente, reclamándose el expediente administrativo.

Segundo.-La demanda se formalizó el 26 de marzo de 2009, solicitando la estimación del recurso. Interesaba el recibimiento del juicio a prueba.

Tercero.-El Abogado del Estado contestó a la demanda el 16 de octubre de 2009, solicitando la desestimación del recurso y la imposición de las costas. No interesaba el recibimiento del juicio a prueba.

Cuarto.-Mediante Auto de 20 de mayo de 2010, se acordó no recibir el juicio a prueba.

Quinto.-Por providencia de 7 de junio de 2010, se acordó que las partes formularan conclusiones por escrito, verificándolo por su orden e insistiendo ambas en sus anteriores pretensiones.

Quinto.-Por providencia de 24 de septiembre de 2010, se señaló el día 5 de octubre siguiente para la votación y fallo del recurso.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Hemos descrito en el encabezamiento cual es la resolución administrativa contra la que se dirige el presente recurso contencioso.

El 24 de octubre de 2003 el aquí recurrente, D. Luis Manuel, y Banco Santander Central Hispano suscribieron acuerdo de prejubilación en el que se estipulaba, en cuanto puede ahora interesar, lo siguiente:

"Que resultando de interés al empleado/a cesar en el servicio activo en la plantilla del Banco, en el marco del programa de prejubilaciones establecido en el Acuerdo Laboral Colectivo suscrito con fecha 17 de julio de 2003, entre la Dirección de la Empresa y las Centrales Sindicales más representativas, de conformidad con las previsiones establecidas en la Ley 3512002, de 12 de julio, medidas para el establecimiento de un sistema de jubilación gradual y flexible, aceptando en este sentido el ofrecimiento efectuado por la empresa, ambas partes convienen regular dicha situación, en los términos y condiciones que, a continuación, se exponen. PRIMERO. Con efectos al día 31 de octubre de 2003, el empleado/a, causará baja por prejubilación en la plantilla del Banco, situación en la que permanecerá hasta el 25 de noviembre de 2016, fecha en la que pasara a la situación de jubilado. Al inicio de la baja en el servicio activo el empleado/a percibirá una compensación de 10.744,37 euros, en pago único. SEGUNDO.- A partir del día siguiente al de su cese en el servicio activo, el empleado/a, percibirá del Banco una asignación anual en cuantía inicial de 39.315,- euros, prorrateándose por dozavas partes en cada mensualidad natural. Esta asignación es el 90 % del salario pensionable correspondiente al empleado/a en el momento del cese, en cuyo cálculo está provisionalmente incluido, respecto de los conceptos de Convenio Colectivo correspondiente al año 2002, un incremento a cuenta del 2,5%, respecto del que pueda establecerse para el año 2003. Una vez publicado el nuevo Convenio Colectivo y conocido el incremento porcentual definitivo para el año 2003, por el concepto de sueldos establecido en el artículo 13, se procederá al reajuste tanto de la cuantía del salario pensionable como, en consecuencia, de la asignación correspondiente".

Pues bien, el aquí recurrente presentó en su día declaraciones por el concepto tributario impuesto sobre la renta de las personas físicas, ejercicios 2003 a 2006, incluyendo ahí como rendimientos íntegros del trabajo las cantidades percibidas raíz del acuerdo de prejubilación.

Posteriormente, el Sr. Luis Manuel solicitó la rectificación aduciendo que esas cantidades se encontrarían exentas.

Esas solicitudes fueron denegadas. Los recursos de reposición presentados contra esas denegaciones fueron desestimados. Y también fueron desestimadas las reclamaciones presentadas contra las desestimaciones de los recursos de reposición.

Agotada de ese modo la vía administrativa e instalada la controversia en esta sede, en la demanda se aduce, en síntesis, primero, que se trataba de cantidades exentas por ser percepción en concepto indemnizatorio; y, segundo, que las cantidades mensuales percibidas debían calificarse como rentas irregulares en concepto de prejubilación.

Segundo.-El aquí recurrente, empleado del Banco Santander Central Hispano, acordó con éste, en lo que ha de importar, la extinción de la relación laboral, de la que derivó derecho económico no consolidado o generado durante el tiempo que duró la relación laboral sino derecho económico que nacía ex novo del acuerdo para la extinción de la relación laboral.

En efecto, junto a la extinción de la relación laboral se pacta el abono de una renta mensual que se satisface en concepto de pensión y a la que se le practica la retención normativamente impuesta. Los importes anuales que percibió el aquí recurrente no tenían la consideración de renta irregular ya que su situación era similar a la existente cuando se encontraba en activo. Ocurría así que durante el periodo de prejubilación se seguían percibiendo rentas mensuales, con lo que la progresividad de la tarifa del impuesto no operaba sino como lo venía haciendo antes de la prejubilación. Y esos importes anuales percibidos como consecuencia del pacto no pueden ser objeto de la reducción prevista en el artículo 17.2.a. de la Ley 40/98, de manera que, en su integridad, se trataba de rendimiento regular del trabajo. Y así lo ha venido señalando la Sala reiteradamente -por todas, sentencia número 845/04 -.

En ese sentido, la sentencia del Tribunal Supremo de 10 de mayo de 2006 -recurso de casación en interés de ley número 29/2004 - señaló que rendimientos como los del caso, esto es, percibirlos mensualmente y derivados de prejubilaciones, no se encuentran sujetos al régimen de rentas irregulares.

Cumple, pues, la desestimación del recurso.

Tercero.-No concurren méritos para una expresa imposición de las costas del juicio.

En atención a lo expuesto:


FALLAMOS


 
Primero.-Desestimamos el recurso.

Segundo.-Declaramos ser conforme a Derecho la resolución recurrida.

Tercero.-Sin costas.

Contra esta resolución no cabe recurso ordinario.

Así por esta nuestra sentencia de la que quedará testimonio en autos para su notificación, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada que ha sido la anterior sentencia por el Magistrado de esta Sala Ilmo. Sr. D. Pablo Delfont Maza que ha sido ponente en este tramite de Audiencia Pública, doy fe. El Secretario, rubricado.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación