Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Baleares 905/2010 de 11 de octubre


 RESUMEN:

IVA. Solicitud de devolución por deducciones de cuota y por compensación de ejercicios anteriores. Inicio de la actividad: Comienza en el momento en que se realiza la adquisición de bienes o servicios con el fin de destinarlos al desarrollo de tales actividades. Las operaciones realizadas acreditan dicho comienzo y el destino de las mismas al objeto social: Construcción y explotación de puertos deportivos. Procede la devolución. Estimación.

PALMA DE MALLORCA

SENTENCIA: 00905/2010

SENTENCIA

N.º 905

ILMOS SRS.

PRESIDENTE

D. Gabriel Fiol Gomila.

MAGISTRADOS

D. Fernando Socías Fuster.

D.ª Alicia Esther Ortuño Rodríguez.

En la Ciudad de Palma de Mallorca a 11 de octubre de 2010.

Vistos por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Illes Balears los autos n.º 377/2008, dimanantes del recurso contencioso administrativo seguido a instancias de la entidad "MARINA DE PORTINATX S.A.", representada por el Procurador D. José Luis Nicolau Rullán y asistida del Letrado D. Joaquín Olaguíbel Álvarez.

Es Administración demandada la ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO, representada y asistida de la Sra. Abogada del Estado.

El objeto del recurso es la resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional en Illes Balears, de 28 de febrero de 2008, por la que se desestimaba la reclamación número 138/08, dirigida contra resolución adoptada el 20 de diciembre de 2007 por la Administración en Eivissa-Formentera de la Agencia Tributaria, consistente en la liquidación provisional relativa al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del ejercicio del año 2006, expediente n.º 200639036350328P, en la cual se fijó una cantidad a devolver de 0 euros.

La cuantía del recurso se ha fijado en 27.680,97 euros.

Se ha seguido la tramitación correspondiente al procedimiento ordinario.

Ha sido Magistrada Ponente la Ilma. Sra. D.ª Alicia Esther Ortuño Rodríguez, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Interpuesto el recurso contencioso-administrativo, se le dio traslado procesal adecuado, ordenándose reclamar el expediente administrativo.

Segundo.-Recibido el expediente administrativo, se puso de manifiesto el mismo en Secretaría a la parte recurrente para que formulara su demanda, lo que así hizo en el plazo legal, alegando los hechos y fundamentos de derecho que tuvo por conveniente, suplicando a la Sala que se dictase sentencia estimatoria del mismo, por ser contrario al ordenamiento jurídico, el acto administrativo impugnado.

Tercero.-Dado traslado del escrito de la demanda a la representación de la Administración demandada para que contestara, así lo hizo en tiempo y forma oponiéndose a la misma y suplicando se dictara sentencia confirmatoria de los acuerdos recurridos.

Cuarto.-Habiéndose recibido el proceso a prueba, y practicada la previamente declarada pertinente, se concedió a las partes un término de alegaciones para formular conclusiones escritas y, luego, se ordenó traer los autos a la vista, con citación de las partes para sentencia. Se ha señalado para la votación y fallo del recurso el día 8 de octubre de 2010.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La entidad recurrente, "Marina de Portinatx, S.A.", sociedad mercantil cuyo objeto social -de acuerdo con sus estatutos- es el "negocio de concesión, explotación y prestación de servicios en puertos deportivos", interpone el presente recurso contencioso contra la resolución del TEAR que confirmó la liquidación provisional de 20 de diciembre de 2007 correspondiente al IVA/2006 practicada por la Administración de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria en Eivissa- Formentera, de la cual resulta que no existe cuota de IVA a devolver, en contraste con la declaración del sujeto pasivo del que resultaba el derecho a una devolución por importe de 27.680'97 euros.

La cantidad que la recurrente considera a devolver, de acuerdo con su declaración tributaria obrante al expediente (presentada el 26 de enero de 2007 ante la AEAT), alcanza un total de 27.881,12 euros, procedente de: a) IVA deducible en operaciones interiores, bienes y servicios corrientes, durante el ejercicio, base imponible de 173.874,83 euros y cuota deducible de 27.680,97 euros (casillas 48 y 49); b) IVA a compensar del ejercicio anterior, 200,15 euros (casilla 85).

El concepto y la cuantía mencionados fueron suprimidos por la AEAT con fundamento en lo dispuesto en los artículos 93 Cuatro y 111 Uno de la Ley 37/1992, de 27 de diciembre, reguladora del Impuesto sobre el Valor Añadido (en adelante, LIVA, en la redacción conferida por la Ley 14/2000, de 29 de diciembre), al apreciar que la mercantil reclamante no había acreditado su intención de afectar a la actividad empresarial ni la adquisición de los terrenos ni tampoco el proyecto de construcción de un puerto confeccionado por un Ingeniero de Caminos, facturas cuyo IVA devengado se pretende deducir, mientras que tampoco se podían compensar las cantidades deducibles procedentes de ejercicios anteriores, al incumplir los límites del apartado Cinco del artículo 99 del citado Cuerpo Legal.

El TEAR estima que no concurre el supuesto de deducción por cuotas de IVA soportado en ejercicios anteriores, faltando la acreditación del propósito inicial de la afectación empresarial de los inmuebles adquiridos, ya que no se aprecian elementos objetivos que confirmen la intención de destinarlos a la realización de la actividad empresarial para la cual fueron comprados. En concreto, el TEAR valora que la compra de terrenos adyacentes a la zona donde interesó la concesión para ubicar un puerto deportivo, el proyecto confeccionado por un ingeniero, la solicitud de concesión, la presentación de la declaración censal y de liquidaciones correspondientes al IRPF e ISS constituyen meras formalidades que no demuestran que tales operaciones fueran destinadas efectivamente al desempeño de la actividad empresarial.

La entidad recurrente alega que los inmuebles adquiridos y los gastos acometidos, generadores del IVA a devolver, estaban precisamente destinados a la actividad de construcción y explotación de un puerto deportivo, siendo éste su objeto social, como lo demuestra la inversión acometida de más de 400.000 euros, materializada en un proyecto técnico para la ejecución de las obras destinadas a un puerto, así como la adquisición de unos terrenos colindantes con el espacio portuario.

Segundo.-A los efectos de dilucidar si la sociedad actora tenía o no derecho a deducirse en el año 2006 el IVA soportado durante el mencionado ejercicio por la realización de operaciones corrientes, unido a las cuotas a compensar procedentes de ejercicios anteriores, debemos partir de la premisa previa de que la mercantil "Marina Portinatx S.A." se constituyó mediante escritura pública otorgada el 3 de agosto de 2005, señalándose como objeto social la construcción, concesión y explotación de puertos deportivos.

El 3 de octubre de 2005, estando en situación de constitución (como se colige de la etiqueta fiscal), se interesó mediante declaración censal la asignación de "Número de Identificación Fiscal".

A través de declaración censal de 4 de julio de 2006, solicitó el alta en el epígrafe de actividades n.º 752.7, dedicado a la explotación y mantenimiento de puertos.

En septiembre de 2005 encargó un Proyecto de puerto deportivo en la zona de Portinatx al ingeniero de caminos D. Jose Pablo, pagando por su elaboración dos facturas por importe de 40.000 y 126.795 euros.

El 14 de octubre de 2005 la mercantil adquirió unos terrenos adyacentes al lugar de ubicación del puerto proyectado, por valor de 61.000 euros, interesando la autorización para la concesión de un puerto deportivo el 26 de octubre de 2006 ante el organismo Ports de les Illes Balears, reiterando la solicitud y recabando resolución expresa al respecto en julio del año 2007. Por tanto, se puede considerar que fue en el año 2006 cuando dio inicio a su actividad empresarial.

Debemos partir de la circunstancia de que la citada sociedad ostenta la condición de sujeto pasivo del IVA, en virtud del artículo 5 de la LIVA (tras la Ley 14/2000, de 29 de diciembre), el cual, y en cuanto guarda relación con el asunto aquí examinado, determina que:

"Uno. A los efectos de lo dispuesto en esta Ley, se reputarán empresarios o profesionales:

(...) b) Las sociedades mercantiles, en todo caso.

Dos. Son actividades empresariales o profesionales las que impliquen la ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos o de uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

(...) A efectos de este impuesto, las actividades empresariales o profesionales se considerarán iniciadas desde el momento en que se realice la adquisición de bienes o servicios con la intención, confirmada por elementos objetivos, de destinarlos al desarrollo de tales actividades, incluso en los casos a que se refieren las letras b), c) y d) del apartado anterior. Quienes realicen tales adquisiciones tendrán desde dicho momento la condición de empresarios o profesionales a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido".

Tercero.-Respecto del marco normativo correspondiente a las deducciones, reguladas con carácter general en el artículo 92 LIVA, y, en particular, las de las cuotas de IVA soportado por el sujeto pasivo en ejercicios anteriores, el artículo 99 apartado Cinco LIVA (tras la Ley 55/1999, de 29 de diciembre) establece que:

"Cuando la cuantía de las deducciones procedentes supere el importe de las cuotas devengadas en el mismo período de liquidación, el exceso podrá ser compensado en las declaraciones-liquidaciones posteriores, siempre que no hubiesen transcurrido cuatro años contados a partir de la presentación de la declaración-liquidación en que se origine dicho exceso.

No obstante, el sujeto pasivo podrá optar por la devolución del saldo existente a su favor cuando resulte procedente en virtud de lo dispuesto en el capítulo II de este Título, sin que en tal caso pueda efectuar su compensación en declaraciones-liquidaciones posteriores, cualquiera que sea el período de tiempo transcurrido hasta que dicha devolución se haga efectiva".

El artículo 93 del citado Cuerpo Legal, en los apartados mencionados por la resolución del TEAR a fin de razonar la desestimación de la reclamación económico-administrativa, concernientes a los requisitos subjetivos de la deducción, y en concreto, respecto de las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas antes del inicio de la actividad empresarial o profesional, pero relacionadas con éstas, dispone que:

"Uno. Podrán hacer uso del derecho a deducir los sujetos pasivos del Impuesto que tengan la condición de empresarios o profesionales de conformidad con lo dispuesto en el art. 5 de esta Ley y hayan iniciado la realización habitual de entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a sus actividades empresariales o profesionales.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, las cuotas soportadas o satisfechas con anterioridad al inicio de la realización habitual de entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a sus actividades empresariales o profesionales podrán deducirse con arreglo a lo dispuesto en los arts. 111, 112 y 113 de esta Ley.

(...)

Cuatro. No podrán ser objeto de deducción, en ninguna medida ni cuantía, las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios efectuadas sin la intención de utilizarlos en la realización de actividades empresariales o profesionales, aunque ulteriormente dichos bienes o servicios se afecten total o parcialmente a las citadas actividades".

El artículo 111 Uno LIVA (en la redacción conferida por la Ley 14/2000, de 29 diciembre), precepto al cual se remite el artículo 93 Uno, bajo la rúbrica "Deducciones de las cuotas soportadas o satisfechas con anterioridad al inicio de la realización de entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a actividades empresariales o profesionales", preceptúa que:

"Uno. Quienes no viniesen desarrollando con anterioridad actividades empresariales o profesionales y adquieran la condición de empresario o profesional por efectuar adquisiciones o importaciones de bienes o servicios con la intención, confirmada por elementos objetivos, de destinarlos a la realización de actividades de tal naturaleza, podrán deducir las cuotas que, con ocasión de dichas operaciones, soporten o satisfagan antes del momento en que inicien la realización habitual de las entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a dichas actividades, de acuerdo con lo dispuesto en este artículo y en los arts. 112 y 113 siguientes (...)".

Como desarrollo de esta normativa legal, el artículo 27 del Real Decreto 1624/1992, de 29 diciembre, por el cual se regula el Reglamento de desarrollo de la Ley 37/1992 (redacción conferida por Real Decreto 1082/2001, de 5 octubre), se refiere a las "Deducciones de las cuotas soportadas o satisfechas con anterioridad al inicio de la realización de entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a actividades empresariales o profesionales":

"1. Quienes no viniesen desarrollando con anterioridad actividades empresariales o profesionales, y efectúen adquisiciones o importaciones de bienes o servicios con la intención de destinarlos a la realización de tales actividades, deberán poder acreditar los elementos objetivos que confirmen que en el momento en que efectuaron dichas adquisiciones o importaciones tenían esa intención, pudiendo serles exigida tal acreditación por la Administración tributaria.

2. La acreditación a la que se refiere el apartado anterior podrá ser efectuada por cualquiera de los medios de prueba admitidos en derecho.

A tal fin, podrán tenerse en cuenta, entre otras, las siguientes circunstancias:

a) La naturaleza de los bienes y servicios adquiridos o importados, que habrá de estar en consonancia con la índole de la actividad que se tiene intención de desarrollar.

b) El período transcurrido entre la adquisición o importación de dichos bienes y servicios y la utilización efectiva de los mismos para la realización de las entregas de bienes o prestaciones de servicios que constituyan el objeto de la actividad empresarial o profesional.

c) El cumplimiento de las obligaciones formales, registrales y contables exigidas por la normativa reguladora del Impuesto, por el Código de Comercio o por cualquier otra norma que resulte de aplicación a quienes tienen la condición de empresarios o profesionales.

A este respecto, se tendrá en cuenta en particular el cumplimiento de las siguientes obligaciones:

a') La presentación de la declaración de carácter censal en la que debe comunicarse a la Administración el comienzo de actividades empresariales o profesionales por el hecho de efectuar la adquisición o importación de bienes o servicios con la intención de destinarlos a la realización de tales actividades, a que se refieren el número 1.º del apartado uno del art. 164 de la Ley del Impuesto y el apartado 1 del art. 9 del Real Decreto 1041/1990, de 27 de julio, por el que se regulan las declaraciones censales que han de presentar a efectos fiscales los empresarios, los profesionales y otros obligados tributarios.

b') La llevanza en debida forma de las obligaciones contables exigidas en el Título IX de este Reglamento, y, en concreto, del Libro Registro de facturas recibidas y, en su caso, del Libro Registro de bienes de inversión.

d) Disponer de o haber solicitado las autorizaciones, permisos o licencias administrativas que fuesen necesarias para el desarrollo de la actividad que se tiene intención de realizar.

e) Haber presentado declaraciones tributarias correspondientes a tributos distintos del Impuesto sobre el Valor Añadido y relativas a la referida actividad empresarial o profesional.

3. Si el adquirente o importador de los bienes o servicios a que se refiere el apartado 1 de este artículo no puede acreditar que en el momento en que adquirió o importó dichos bienes o servicios lo hizo con la intención de destinarlos a la realización de actividades empresariales o profesionales, dichas adquisiciones o importaciones no se considerarán efectuadas en condición de empresario o profesional y, por tanto, no podrán ser objeto de deducción las cuotas del Impuesto que soporte o satisfaga con ocasión de dichas operaciones, ni siquiera en el caso en que en un momento posterior a la adquisición o importación de los referidos bienes o servicios decida destinarlos al ejercicio de una actividad empresarial o profesional".

Por consiguiente, la normativa tributaria permite la deducción del IVA soportado por empresarios y profesionales antes del inicio de sus actividades, respecto de entregas de bienes y prestaciones de servicios relacionadas con éstas, deducción a efectuar una vez que hayan comenzado a operar, siempre que, primero, no hayan transcurrido más de cuatro años entre el acto sujeto al impuesto y el principio de las actividades, y segundo, que se demuestre -por datos objetivos- la relación de estas previas o preliminares entregas de bienes y prestaciones de servicios con el objeto de la actividad empresarial.

Cuarto.-Como se desprende de las circunstancias expuestas en el Fundamento Segundo, la sociedad actora que se le deduzca el IVA soportado a lo largo de los trimestres del año 2006, año en el cual inició el ejercicio de su actividad, unido a la compensación de cuotas negativas del año 2005, afirmando que el comienzo de su empresa de carácter inmobiliario se produjo mediante el encargo de la redacción de un proyecto técnico para la construcción de un puerto deportivo en Portinatx, junto a la adquisición de unos terrenos colindantes a la zona de emplazamiento de las futuras instalaciones portuarias.

La mercantil recurrente se constituyó en agosto del año 2005, encargando la redacción de un proyecto técnico al Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos D. Jose Pablo, destinado a la ejecución de unas obras en Portinatx, a fin de instalar un puerto deportivo. Por este encargo profesional satisfizo dos facturas, las cuales ascendieron a un importe global de 166.795 euros (ambas aportadas junto con la demanda y no discutidas de contrario). Por otro lado, adquirió unos terrenos colindantes con la zona portuaria en octubre de 2005, abonando un precio de 61.501 euros.

A través de declaración censal de 4 de julio de 2006, solicitó el alta en el epígrafe de actividades n.º 752.7, dedicado a la explotación y mantenimiento de puertos.

Como se desprende del oficio cumplimentado por la entidad "Ports IB" en fase probatoria, el 26 de octubre de 2006 interesó la concesión de la construcción del puerto deportivo, solicitando se dictase resolución expresa el 6 de julio de 2007.

Teniendo la mercantil recurrente el objeto social consistente en la construcción y explotación de puertos deportivos, para cuyo fin asimismo se dio de alta en el epígrafe correspondiente del IAE en el mes de julio del año 2006, resulta que a partir de su constitución realizó actos tendentes a realizar su empresa, concretamente, el encargo de un proyecto deportivo, la adquisición de unos terrenos, cumplimiento de las formalidades y obligaciones tributarias, unido a la petición de concesión administrativa para poder ejecutar las obras proyectadas.

Por todo ello, esta Sala considera acreditada la intención de destinar las operaciones de intercambio de bienes y prestaciones de servicios a su objeto social o actividad, debiendo ser estimado el presente recurso, al ser procedente la devolución denegada.

Quinto.-No se aprecia ninguno de los motivos que, de conformidad con el art. 139 de la Ley Jurisdiccional, obligue a hacer un expresa imposición de costas procesales, por lo que se estima adecuada su no imposición.

Vistos los preceptos legales mencionados y demás de general y pertinente aplicación,


FALLAMOS


 
1.º) ESTIMAMOS el presente recurso contencioso administrativo.

2.º) DECLARAMOS no conforme con el ordenamiento jurídico el acto administrativo impugnado y, en su consecuencia, lo ANULAMOS.

3.º) SE RECONOCE EL DERECHO DE LA ENTIDAD RECURRENTE A OBTENER LA DEVOLUCIÓN INTERESADA EN CONCEPTO DE IVA DEL EJERCICIO 2006.

4.º) No se hace expresa declaración en cuanto a costas procesales.

Contra la presente sentencia no cabe recurso ordinario alguno.

Así por esta nuestra sentencia de la que quedará testimonio en autos para su notificación, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada que ha sido la anterior sentencia por el Magistrada de esta Sala Ilma. Sra. D.ª Alicia Esther Ortuño Rodríguez que ha sido ponente en este trámite de Audiencia Pública, doy fe. El Secretario, rubricado.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación